SANTO ROSARIO

Misterios tradicionales para el rezo del Santo Rosario

Misterios de Dolor-Alegría en la vida cristiana de nuestra Santa Madre.

 

EL ROSARIO

S.S.Juan Pablo II, rezando el rosario. "El Rosario es mi oración preferida. Oración maravillosa en su sencillez y en su profundidad. En esta oración repetimos muchas veces las palabras que la Virgen María escuchó de boca del ángel y de su prima Isabel. A estas palabras se asocia toda la Iglesia.

Se puede decir que el Rosario es, en cierto modo, una oración-comentario del último capítulo de la Constitución "Lumen Gentium" del Vaticano II, capítulo que trata de la admirable presencia de la Madre de Dios en el misterio de Cristo y de la Iglesia.

Sobre el fondo de las palabras "Dios te salve, María", pasan ante los ojos del que las reza los principales episodios de la vida de Cristo, con sus misterios gozosos, dolorosos y gloriosos, que nos hacen entrar en comunión con Cristo, podríamos decir, a través del corazón de su Madre.

Nuestro corazón puede encerrar en estas decenas del Rosario todos los hechos que componen la vida de cada individuo, de cada familia, de cada nación, de la Iglesia y de la humanidad: los acontecimientos personales y los del prójimo y, de modo particular, de los que más queremos. Así, la sencilla oración del Rosario late al ritmo de la vida humana".

S.S. Juan Pablo II

 

   

 

MISTERIOS TRADICIONALES PARA EL REZO DEL SANTO ROSARIO



MISTERIOS GOZOSOS
(lunes y jueves)

Primer Misterio de Gozo
La Encarnación del Hijo de Dios en el seno purísimo de María Virgen.
(Lc 1, 26ss)

Segundo Misterio de Gozo
La Visitación de Santa María a su prima Isabel.
(Lc 1, 39-41)

Tercer Misterio de Gozo
El Nacimiento del Señor Jesús en Belén.
(Lc 2, 1ss)

Cuarto Misterio de Gozo
La Presentación del Señor Jesús en el Templo.
(Lc 2, 22ss)

Quinto Misterio de Gozo
El hallazgo del Señor Jesús en el Templo después de tres días.
(Lc 2, 43-46)


MISTERIOS DOLOROSOS
(martes y viernes)

Primer Misterio de Dolor
La Oración y Agonía del Señor Jesús en el Huerto de Getsemaní.
(Lc 22, 39-44)

Segundo Misterio de Dolor
La Flagelación.
(Jn 19, 1)

Tercer Misterio de Dolor
La Coronación de Espinas.
(Jn 19, 2)

Cuarto Misterio de Dolor
El Camino al Calvario llevando la Cruz.
Jn 19, 16-18

Quinto Misterio de Dolor
La Crucifixión y Muerte del Señor Jesús.
(Jn 19, 25-27; Mc 15, 24-27)

MISTERIOS GLORIOSOS
(miércoles, sábado y domingo)

Primer Misterio de Gloria
La Resurrección del Señor Jesús.
(Lc 24, 1ss)

Segundo Misterio de Gloria
La Ascensión del Señor Jesús.
(Lc 24, 50)

Tercer Misterio de Gloria
La Venida del Espíritu Santo sobre Santa María y los Apóstoles.
(Hech 2, 1ss)

Cuarto Misterio de Gloria
La Asunción de la Virgen María.
(Jn 14, 3)

Quinto Misterio de Gloria
La Coronación de Santa María.
(Ap 12, 1)

[Regresar]


MISTERIOS DE DOLOR-ALEGRÍA
EN LA VIDA CRISTIANA
DE NUESTRA SANTA MADRE


Primer Misterio
La Anunciación - Encarnación
Santa María percibe el dolor que suscitará la incomprensión ante la magnitud del misterio con el que es bendecida y, al mismo tiempo, la inmensidad de la alegría de la llegada del Salvador esperado a su seno virginal.

Segundo Misterio
Peregrinaje natal a Belén
El largo y penoso camino, el rechazo de tantos que le niegan posada, el refugio de animales en el que habrá de dar a luz son trascendidos absolutamente por la alegría inconmensurable del nacimiento del Reconciliador, y del reconocimiento de los pobres pastores y de los reyes gentiles.

Tercer Misterio
Los encuentros en el Templo en la
Presentación del Niño Jesús

Las profecías en el Templo portan la señal del dolor-alegría. He aquí al Mesías, el liberador esperado, Aquel que nos trae la reconciliación. Pero también la seguridad de las pruebas y del camino de la Cruz.

Cuarto Misterio
La Muerte y Resurrección del Señor Jesús
La Madre junto a la Cruz, experimentando en sufrimientos inenarrables el dolor de su Hijo, que le prepara su propio corazón, guarda por la experiencia de la fe una singular alegría paralela: El que así muere redimiendo la antigua deuda, resucitará como primicia de todo el género humano.

Quinto Misterio
La espera en el Cenáculo
También traiciones y desaliento, la debilidad de los discípulos más cercanos, las dudas de algunos, el dolor de la separación, la espera larga de los días interminables se ilumina a la luz de la oración que culmina con el júbilo de la venida del Espíritu de vida, de paz, de amor.

[Regresar]

 

Los textos han sido tomados de Con María en oración, ©1996 Fondo Editorial, FE.
La versión electrónica de estos textos ha sido realizada por el Movimiento de Vida Cristiana.