El día de los no natos

. . . . El 25 de marzo se celebra internacionalmente el día de los no natos, los que no llegaron a nacer. En atención al Verbo de Dios que se hizo carne en un día 25 de marzo, nueve meses antes de su nacimiento, el día 25 de diciembre, se ha tomado esta celebración de los que sufrieron la injusticia de no poder tener su oportunidad para vivir en este mundo.

. . Queremos recordar a los niños no nacidos que murieron en el vientre materno, sea por motivos naturales o porque el hombre criminalmente interrumpió su gestación. Muchos dirán que no es un crimen mientras no haya nacido ni esté inscrito en el registro civil. Que antes que nazca, la madre tiene derecho a expulsar de su vientre, como cualquier dueña de casa podría dispararle a un individuo que se encuentra dentro de casa sea como visita no querida o como asaltante.

. . . . Ejemplo: si un delincuente entra a su casa y quiere matarlo, usted, por legítimo derecho puede defenderse de él ┐puede matarlo legítimamente?. Si una visita está en su casa y de pronto se disgusta usted con ella, ┐tiene derecho a dispararle porque está en su propia casa? La lógica nos dice que son dos cosas totalmente distintas. Y por eso una madre, desde el momento en que hay un ser humano en su seno, ya se trata de dos personas con derechos humanos. La madre, ni aun en caso de violación de una tercera persona puede matar al hijo, que no es la que violó, sino otra persona, una persona distinta del que la violó.

. . . . Aunque María llevaba un par de días de la gestación del niño Dios, faltaban nueve meses para el nacimiento de Jesús, al entrar a la casa se Isabel, como Juan Bautista ya estaba en el sexto mes y era un profeta desde el vientre materno saltó. Saltó en el vientre de Isabel, reconociendo a ese pequeñísimo ser humano en estado de cigoto sin implantarse aun en la placenta de María Santísima o a lo sumo recién empezando su implantación...

. . . . Por eso ninguna madre puede con autenticidad interrumpir el proceso de gestación de su hijo, sea el motivo que sea. Siempre será ilegítimo y un gravísimo pecado y delito contra los derechos humanos, matar al no nato.