Editorial de Agosto 2004

 

. . . . El mes de agosto con sus fríos e incertezas respecto a la salud, nos trae sin embargo un motivo de mucha esperanza: el Oratorio celebra el nacimiento de los grupos marianos, que vienen a ser la base social en que se formó nuestro movimiento del Oratorio Mariano, nuestra familia del Oratorio.

. . . . Por eso nos alegramos profundamente que fue precisamente un día 22 de agosto en el año 1969, en una situación de crisis en que el P. Sergio, fundador del Oratorio, estaba cuestionado por los agentes pastorales de la Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores de Carrascal, en ese ambiente se produce la fundación de los grupos marianos, preschoenstattianos primero y después miembros del Oratorio Mariano.

. . . . Arrinconado por los acontecimientos adversos en el ámbito pastoral, se tuvo que abocar a un confrontamiento de caridad y justicia pastoral, con sus jóvenes encomendados por el Consejo de la comunidad. Se trataba de unos jóvenes que necesitaban orientación y al mismo tiempo parecía que el P. Sergio no era la persona más idónea, porque de hecho estaba con muchas dificultades para ejercer esa orientación, sin faltar a la obediencia.

. . . . Finalmente, las cosas de Dios, se abrió una puerta y con los jóvenes se empezó a crear unos grupos marianos que nadie sabía en qué consistían, tampoco el mismo fundador. Se fue entonces dando una solución de vida espiritual de tipo popular, que se iba dando odológicamente.

. . . . Ya desde un principio estaba, creo que esa misma noche del Paso de Pirque, el pensamiento de la odología estaba presente. El tercer grado se iba a constituir en el primer momento de la formación de los muchachos. En el fondo se trataba de editar una especie de movimiento bien estructurado en los mandos medios y altos.

. . . . Entonces se da inicio poco a poco a los grupos marianos con autoeducación; se pone en práctica algo similar al compromiso que sellan los miembros del catecumenado, para que esos jóvenes que tenían formas culturales, no coincidentes con grupos comprometidos de la Iglesia, pudieran tener acceso a la plenitud de la vida espiritual, como ellos lo querían. íLa misión era ser como un "Faro en el horizonte"!

. . . . Después vendría el segundo grado, donde ya ellos iban a tomar en serio su bautismo, su condición de hombres que son de Dios, y que son, por medio de la Santísima Virgen, miembros de Jesucristo, y que tienen las realidades que expresa el crisma: vale decir, el sacerdocio de los fieles, la profecía de Cristo profeta que profetiza en el mundo laical y el reinado o ser representantes del Buen Pastor, llamados a ser reyes dentro del mundo laical, jefes, directivos, asesores, ayudantes que salvan la vida cristiana en el lugar donde les corresponde vivir, eso era en un inicio lo ocurrido en el mes de agosto. Los grupos marianos tienen que llegar a ser como una torre, que se alza como manos implorantes en oración.

. . . . Han pasado los años y el Oratorio se encuentra ahora con situaciones dramáticas donde la humanidad se va alejando a pasos agigantados de las formas de vida cristiana, que conforman asimismo modelos culturales, que nos ha dejado el Señor.

. . . . El parlamento europeo se ha negado últimamente a que haya cualquier referencia a la vida cristiana en sus constituciones, lo que desdice sus orígenes, que no se pueden entender históricamente sin el cristianismo; el nacimiento de Europa es un nacimiento bajo el alero de los monjes, de los evangelizadores, de los obispos que dieron a luz en medio de los bárbaros una cultura nueva que fue la cultura europea. Se les olvidó muy pronto que eran como un paisaje nevado, donde el calor de hogar por más de mil años, lo dio la Iglesia.

. . . . El Oratorio quiere llegar al pueblo, ese pueblo que está alejado, ese pueblo que produce satanismo, que produce música metálica, que produce altos grados de sexualidad torcida, males como la pornografía, como el divorcio, como las uniones libres, sin compromiso, que desdicen completamente la realidad del ser humano en su plenitud, en su autenticidad, una humanidad donde se practica la violencia en un grado tan elevado como el asesinato de un sacerdote en la Catedral porque sí, por honrar a Satanás, el príncipe de la muerte y la mentira. Y la Madre lo hace llegar con un rostro alegre y juvenil.

. . . . El Oratorio cumple también el 22 de agosto un aniversario más de la coronación de María como Reina del Oratorio, en el lugar María Reina. Allí se coronó ese día 22 de agosto a la Madre Santísima como Reina de todas las piedras fundacionales del Oratorio. Por supuesto que de todas las piedras fundacionales que había hasta ese entonces, ahora pues, en agosto, nuestra familia del oratorio Mariano se regocija con una historia santa, una historia de amor, una historia dignificadora, que la Madre fue gestando desde el nacimiento lejano ya del año 1969 de los grupos marianos de autoeducación popular.

. . . . Miramos hacia el futuro con mucha esperanza en este año sacerdotal, así como este año precisamente Dios permite que muera un sacerdote en la Catedral, pedimos para que en este año el sacerdocio se acreciente en nuestra familia, que haya vocaciones, que nuestro fundador, el Padre Sergio, junto a todos los sacerdotes del Oratorio Mariano, siga adelante santificándose con la gracia de Dios y ayudando a que toda la familia sea una familia que se dirige profundamente hacia la santidad.

. . . . Será también año de la Eucaristía, donde la coronación de María como Reina nos ayuda a sacar adelante la vida cristiana. Este mes de agosto en este año 2004, nos recuerda al Beato Alberto Hurtado, en el mes de la solidaridad. Nos enseña a ser buenos con los pobres, a compartir, a dar hasta que duela el bolsillo; es el mes en que murió el Padre Hurtado y ahora es el último mes seguramente antes de su canonización, siendo todavía beato de la Iglesia. Nos llama a asumir en serio la vida cristiana, tomar muy en serio nuestro bautismo, muy en serio nuestros grados, nuestra confirmación, muy en serio la vida cristiana en la búsqueda de la santidad.