Eres jardín cercado,

eres fuente sellada.

 

. . . . Desde toda eternidad, te escogió el Señor; rodeaba tu existencia de un muro alto e imposible de franquear. Eres un picacho inaccesible, donde el demonio con sus secuaces nunca tuvieron ni tendrán acceso para lograr fascinarte con sus obras de tentación. Eva siendo pura e inmaculada en su origen virginal, se dejó tentar por la astuta serpiente y cayó en sus engañosas redes. El, con su soberbia consabida se estrellaba inútilmente sin encontrar salida alguna para echar abajo los muros sólidos de la fe, esperanza y caridad, que el Señor, por su infinita misericordia había edificado en ti.

. . . . El Señor te ha hecho fuente sellada, donde jamás puede entrar contaminación alguna. Todo lo que brota, brotó o brotará en el futuro, de ti, suave y grandiosa Reina de los cielos, es puro, purísimo, realmente en ti nunca hubo algo que pudiera desdecir. Libremente en la autenticidad total de tu entrega, sin mentiras ni medias tintas, has empezado a grabar, por la transoperancia divina, como una senda o ruta inalterable de los hontanares más puros, de donde mana la vida tuya, cristalina y sosegada de jardín cercado, amurallado y hasta atrincherado, porque el enemigo no puede tocarte; ni un solo pecado personal ha habido en ti. Jamás ha ocurrido ni la más mínima sombra de pecado.

. . . . Todo lo que en ti encontró cumplimiento de las promesas, en parte fue profetizado por medio de Judit, en el libro sagrado que lleva su nombre. La expresión, bendita entre todas las mujeres, se encuentra ya en este libro mencionado. Eres, María Santísima, poso y fuente sellada, aguas perfumadas, dulces aguas cristalinas, que el mismo Señor protege y no deja tocar por nada al príncipe de la mentira y el homicidio. Oh María, suavísimo murmullo del manantial de Dios.

. . . . Madre Santísima, eres toda de Dios y nada hay que en ti no sea de El; eres como un redil almenado de Dios. con miles de arqueros apostados en sus almenas, para que nada ni nadie pueda tocar tu gracia inquebrantable, oh Reina de los Angeles.