Novena para la Celebración Externa

del Oratorio Mariano

1º Día de la Novena.-

 

a) Lema motivador:

Celebrar el 3 de noviembre es descubrir nuestra verdadera identidad

b) Canto:

04Kd1celextomc.htm

Yo me consagro a María

(Hoja nº 1)

c) Oración preparatoria:

Madre muy querida: todos se preguntan por su propia identidad, ¿quién soy yo?, ¿para qué estoy en este mundo?, ¿a dónde voy? En nuestro Oratorio, nos has enseñado que es necesario aspirar a la santidad, que Jesús nos va a dar, por más pecadores que seamos, si lo aceptamos; ayúdanos Madre muy amada. Amén.

d) Lectura Bíblica:

Lectura tomada del Profeta Isaías

(Is 12, 1-5)

En ese tiempo dirás: "Te doy gracias, Señor, porque aunque estuviste enojado conmigo, tu ira ya pasó y me has devuelto la paz. Dios es quien me salva; tengo confianza, no temo. El Señor es mi refugio y mi fuerza, él es mi salvador." También ustedes podrán ir a beber con alegría en esa fuente de salvación, y entonces dirán: "Den gracias e invoquen al Señor, cuenten a las naciones las cosas que ha hecho, recuérdenles que él está por encima de todo. Canten al Señor, porque ha hecho algo grandioso que debe conocerse en toda la tierra.

e) Reflexión:

El carisma de la autenticidad nos lleva en el Oratorio Mariano a buscar siempre nuestra propia identidad; siempre estará latente las preguntas existenciales ¿quién soy yo?, ¿para qué estoy acá?, ¿a dónde voy a ir a parar? La Madre desde esta 8ª Piedra Fundacional nos enseña que nosotros podemos sacar desde el yo profundo, asumido como un torbellino de amor por la gracia del Espíritu Santo, nuestro mejor yo. Podemos sacar aguas de la fuente de la salvación, del rescate y de la plenitud de vida: ser santos desde nuestro mismo yo y sus circunstancias, que el Señor modifica maravillosamente como la transformación en vino, en las bodas de Caná.

f) Oración del Desafío:

04Kd1celextomd.htm

 

g) Canto final:

04Kd1celextomp.htm (Hoja nº 10; se recomienda que se vayan cambiando las estrofas cada día)