Novena para la Celebración Externa

del Oratorio Mariano

7 Día de la Novena.-

 

a) Lema motivador:

Sabemos que la vida auténtica y dichosa, sin fin después de la muerte, es para los santos.

b) Canto:

04Kd1celextomc.htm

María, eres la más bendita

(Hoja n 7)

c) Oración preparatoria:

Madre y Reina Santísima, tú nos prometes que por cumplir la vida de santidad, autoeducándonos heroicamente en la fe, la esperanza y la caridad, nos espera un premio que está fuera de toda posibilidad de apreciación: la dicha y la gloria inson dable de Dios. Ayúdanos a aspirar heroicamente a ella. Amén.

d) Lectura Bíblica:

Lectura tomada del libro de los Salmos

(Sal 23, 4-6)

Aunque pase por el más oscuro de los valles,

no temeré peligro alguno,

porque tú, Señor, estás conmigo;

tu vara y tu bastón me inspiran confianza.

Me has preparado un banquete

ante los ojos de mis enemigos;

has vertido perfume en mi cabeza,

y has llenado mi copa a rebosar.

Tu bondad y tu amor me acompañan

a lo largo de mis días,

y en tu casa, oh Señor, por siempre viviré.

 

e) Reflexión:

La santidad de vida es la tarjeta de identidad para poder entrar al Reino de los cielos. Los santos son muchos; son miles y miles, incontables más que las estrellas del cielo y las arenas del mar..., como le dijo el Señor a Abrahan. "Vi una multitud incontable", dice el Apocalipsis. Nosotros también podemos ser santos y el vivir con Dios, en Dios y para Dios nos irá preparando para estar eternamente con Dios, con el gozo de su dicha eterna, que nunca cansa ni aburre, como ocurre con todas las cosas de acá en este mundo.

f) Oración del Desafío:

04Kd1celextomd.htm

 

g) Canto final:

04Kd1celextomp.htm (Hoja n 10; se recomienda que se vayan cambiando las estrofas cada día)