Novena del 3º Desafío

Día 9 de la Novena Viernes 11

Viernes 11

1.- Lema Motivador: (Col 1,24) Ahora me alegro de lo que sufro por ustedes, porque de esta manera voy completando, en mi propio cuerpo, lo que falta a los sufrimientos de Cristo por la Iglesia, que es su cuerpo.

2.- Canto

3.- Oración inicial

. . . .05Boracini.htm

4.- Lectura eclesiástica

Habla además su muerte en Cruz, esto es, la insondable profundidad de su sufrimiento y de su abandono. La Iglesia no cesa jamás de revivir su muerte en Cruz y su Resurrección, que constituyen el contenido de la vida cotidiana de la Iglesia. En efecto, por mandato del mismo Cristo, su Maestro, la Iglesia celebra incesantemente la Eucaristía, encontrando en ella la «fuente de la vida y de la santidad», el signo eficaz de la gracia y de la reconciliación con Dios, la prenda de la vida eterna. (RedHom 7d)

5.- Lectura bíblica

(2Co 6,3) En nada damos mal ejemplo a nadie, para que nuestro trabajo no caiga en descrédito. (2Co 6,4) Al contrario, en todo damos muestras de que somos siervos de Dios, soportando con mucha paciencia los sufrimientos, las necesidades, las dificultades, (2Co 6,5) los azotes, las prisiones, los alborotos, el trabajo duro, los desvelos y el hambre. (2Co 6,6) También lo demostramos por nuestra pureza de vida, por nuestro conocimiento de la verdad, por nuestra tolerancia y bondad, por la presencia del Espíritu Santo en nosotros, por nuestro amor sincero, (2Co 6,7) por nuestro mensaje de verdad y por el poder de Dios en nosotros. Usamos las armas de la rectitud, tanto para el ataque como para la defensa. (2Co 6,8) Unas veces se nos honra, y otras veces se nos ofende; unas veces se habla bien de nosotros, y otras veces se habla mal. Nos tratan como a mentirosos, a pesar de que decimos la verdad.

6.- Reflexión

En un ambiente de alegría y gozo interior, San Pablo nos enseña a ayudar a salvar a nuestros hermanos. Cristo Jesús es el único salvador, nadie puede salvarse si El no interviene en esa salvación. Pero cuando asumimos el 3 º desafío, entramos en un plan de colaboración más estrecha con el Maestro. Ya María compartió esta colaboración sobre eminente con el Señor, por la libérrima misericordia del Padre. Pero no solamente ella, también toda la Iglesia entra en el mismo plan de salvación y rescate, en el que Jesús nos quiere asociar. San Pablo nos demuestra esta voluntad salvífica del Señor cuando nos enseña, lleno de alegría: "voy completando, en mi propio cuerpo, lo que falta a los sufrimientos de Cristo por la Iglesia, que es su cuerpo". Y no se queda en bonitos planes románticos que nunca se llevan a la práctica: "en todo damos muestras de que somos siervos de Dios, soportando con mucha paciencia los sufrimientos, las necesidades, las dificultades, los azotes, las prisiones, los alborotos, el trabajo duro, los desvelos y el hambre". El 3 º desafío pretende tomar en serio este plan que se injerta en la única salvación de Cristo.

7.- Peticiones

Cuando asumimos el 3 º desafío, entramos en un plan de colaboración más estrecha con el Maestro. Ya María compartió esta colaboración sobre eminente con el Señor, por la libérrima misericordia del Padre.

-Pidamos por los drogadictos y alcoholizados, para que con nuestro ejemplo, cariño y oración puedan alcanzar la dicha de verse libres de ese flagelo

Roguemos

-Con María guiados por el Espíritu Santo vamos a Cristo, único mediador entre Dios y los hombres.

-Pidamos por los países en guerra o azotados por el hambre y la muerte, las pestes y los fenómenos de la naturaleza.

Roguemos

-Con María guiados por el Espíritu Santo vamos a Cristo, único mediador entre Dios y los hombres.

-Pidamos por los sabios y tecnócratas, para que no se dejen llevar por cálculos fríos y despiadados en la visión y conducción de este mundo.

Roguemos

-Con María guiados por el Espíritu Santo vamos a Cristo, único mediador entre Dios y los hombres.

8.- Decena del Santo Rosario

9.- Oración final

. . . .05Boracfin.htm

10.- Canto de despedida