Novena del Paso de Pirque

4.- Día 18

a) Lema motivador

4. En la soledad y reflexión, lejos de la conversación de amigos y compañeros, se dio el Paso de Pirque.

b) Oración inicial para todos los días

Ver al final de la Novena. . . .05doracinicial.htm

c) Texto Bíblico

1R 19,9-14 En el monte Horeb, Elías entró en la cueva, y pasó en ella la noche. Le fue dirigida la palabra del Señor, que le dijo: « ¿Qué haces aquí Elías? » El dijo: « Ardo en celo por el Señor, Dios de los ejércitos, porque los israelitas han abandonado tu alianza, han derribado tus altares y han pasado a espada a tus profetas; quedo yo solo y buscan mi vida para quitármela. » Le dijo: « Sal y ponte en el monte ante Yahveh. » Y he aquí que Yahveh pasaba. Hubo un huracán tan violento que hendía las montañas y quebrantaba las rocas ante Yahveh; pero no estaba Yahveh en el huracán. Después del huracán, un temblor de tierra; pero no estaba Yahveh en el temblor. Después del temblor, fuego, pero no estaba Yahveh en el fuego. Después del fuego, el susurro de una brisa suave. Al oírlo Elías, cubrió su rostro con el manto, salió y se puso a la entrada de la cueva. Le fue dirigida una voz que le dijo: « ¿Qué haces aquí, Elías? » El respondió: « Ardo en celo por el Señor, Dios de los ejércitos, porque los israelitas han abandonado tu alianza, han derribado tus altares y han pasado a espada a tus profetas; quedo yo solo y buscan mi vida para quitármela.

d) Pequeña reflexión

4. En la soledad y reflexión, lejos de la conversación de amigos y compañeros, se dio el Paso de Pirque.

El Espíritu Santo se lleva normalmente a sus elegidos al desierto, a la soledad, porque en ella, aunque también el diablo interviene, como fue en las tentaciones de Jesús, le da sus gracias, llamadas y fuerzas internas que van modelando la vida y conducta de ellos.

No siempre en conversaciones de pasillo habla el Señor; puede ocurrir que se dé la masificación, donde se suele cerrar los caminos de la gracia. Por eso es una experiencia buena de autoeducación tener un momento de soledad, la escuela de jefes itinerantes tiene esta experiencia de tener un tiempo de soledad de los muchachos para reflexionar firme sobre la propia vida de cada uno. La misma experiencia tienen muchos laicos del Oratorio que han estado en los campamentos de señoras, jóvenes, niños, niñas, lo importante que es tener un momento de soledad, de reflexión, donde el espíritu se aquieta en un diálogo creativo en que uno está solo con Dios.

e) Texto del Magisterio

Discurso "vuestra presencia aquí" de Juan Pablo II, del 30 de Noviembre de 1999, a la Conferencia Episcopal de Portugal con motivo de su visita "Ad Limina".

.... cultura muchas veces cerradas a la trascendencia, ahogadas por comportamientos consumistas, esclavas de antiguas y nuevas idolatrías, redescubramos con asombro el sentido del misterio; renovemos nuestras celebraciones litúrgicas para que sean signos más elocuentes de la presencia de nuestro Señor Jesucristo; aseguremos nuevos espacios al silencio, a la oración y a la contemplación" (Mensaje final, 5: L'Osservatore Romano, edición en lengua española, 29 de octubre de 1999, p. 11). Por tanto, hay que evitar los escollos del activismo, donde naufragan los mejores planes pastorales y numerosas vidas comprometidas hasta el extremo de sus fuerzas, y del secularismo, en el que Dios no tiene voz ni lugar.

f) Oración final

Ver al final de la Novena. . . . 05doracfinal.htm

Oración inicial para la novena del paso de Pirque.

Querida Madre, Reina y Soberana de nuestras vidas, aunque tiemble la tierra y se desencajen los cimientos de nuestras cosas y organizaciones, nosotros ponemos nuestra confianza en Ti y en Tu Hijo, por quien podemos tener acceso a nuestra salvación. Nuestra familia del Oratorio, desde sus inicios experimentó momentos difíciles en que se nos vino abajo el grupo en quien confiábamos, como si fueran nuestros propias manos, pies y ojos. Pero tú, Madre Santísima no nos dejaste solos y por el Paso de Pirque preparaste la fundación de los grupos marianos y a la misma familia del Oratorio con todas sus piedras fundacionales. Aunque tiemble la tierra y se sacudan los montes, nosotros confiamos en ti, la mediadora que nos traes a Jesús, en Él confiamos y nos va sacando adelante como ocurrió en el Paso de Pirque, que vino a resultar un gran regalo de Dios aunque costó mucho discernir sus caminos. Amén

Oración final.

Ciñe tu espada valiente y cabalga, muévete y anda hasta las últimas consecuencias, siendo en todo consecuente en los dictámenes de la conciencia, aunque nunca fuera la Iglesia. Quien tiene el timón de la historia es el Señor. Por eso no tememos ningún mal, sobre todo que el Señor nos ha regalado tu compañía Madre, Patrona y Reina Santísima, ven con nosotros en esta gran campaña de ir hasta las últimas consecuencias contigo, teniendo en claro el parámetro "nunca fuera de la Iglesia", ya que a San Pedro, Jesús le prometió que las puertas del infierno no podrían contra su Iglesia.