Novena del Paso de Pirque

5.- Día 19

a) Lema motivador

5. Mientras pisaba la alfombra de hojas otoñales, en su ir y venir, sus pensamientos buscaban discernir por qué había cooperado en esa exoneración.

b) Oración inicial para todos los días

Ver al final de la Novena. . . .05doracinicial.htm

c) Texto Bíblico

Jn 12,35-40 Jesús les dijo: Todavía, por un poco de tiempo, está la luz entre ustedes. Caminen mientras tienen la luz, para que no los sorprendan las tinieblas; el que camina en tinieblas, no sabe a dónde va. Mientras tienen la luz, crean en la luz, para que sean hijos de la luz. Dicho esto, se fue Jesús y se ocultó de ellos. Aunque había realizado tan grandes señales delante de ellos, no creían en él; para que se cumpliera el oráculo pronunciado por el profeta Isaías: Señor, quién dio crédito a nuestras palabras? Y el brazo del Señor, a quién se le reveló? No podían creer, porque también había dicho Isaías: Ha cegado sus ojos, ha endurecido su corazón; para que no vean con los ojos, ni comprendan con su corazón, ni se conviertan, ni yo los sane.

d) Pequeña reflexión

5. Mientras pisaba la alfombra de hojas otoñales, en su ir y venir, los pensamientos buscaban discernir, cómo había llegado a colaborar con esa exoneración de la que también lo culpaban.

La autoeducación tiene una parte fundamental que es la parte de la toma de conciencia de lo que le ocurre a uno. El hombre masa le tiene mucho miedo y angustia a la posibilidad de quedarse solo. El hombre de los grupos marianos sabe que las grandes cosas maduran en la soledad y el silencio consiguiente. La autocomprensión, el conocerse a sí mismo, lo descubrieron hasta los griegos. Sócrates en su filosofía no enseñaba sobre cosmología y otras esferas de la filosofía incursionados por los filósofos anteriores. Él quería preguntarse por el hombre y su realidad, por eso es famoso su lema "conócete a ti mismo". Nuestro fundador tenía que tener claridad qué había ocurrido con esa exoneración, qué culpa, qué deficiencia había llevado a esa inocente colaboración.

e) Texto del Magisterio

Constitución Apostólica Haerent Animo de Pio X, del 4 de Agosto de 1908, Sobre la Santidad del Clero.

Para la virtud cristiana este ejercicio, pruébanlo los maestros de la vida espiritual con admirables avisos y exhortaciones. Citemos a propósito aquellas palabras de San Bernardo: Como investigador diligente de la pureza de tu alma, investiga tu vida con el examen de cada día, averigua con cuidado qué has ganado y qué has perdido... Aplícate a conocerte a ti mismo... Pon todas tus faltas delante de tus ojos. Ponte frente a ti mismo, como delante de otro; y luego llora de ti mismo (SS.San Pío X, Haerent Animo, n 16)

f) Oración final

Ver al final de la Novena. . . . 05doracfinal.htm

Oración inicial para la novena del paso de Pirque.

Querida Madre, Reina y Soberana de nuestras vidas, aunque tiemble la tierra y se desencajen los cimientos de nuestras cosas y organizaciones, nosotros ponemos nuestra confianza en Ti y en Tu Hijo, por quien podemos tener acceso a nuestra salvación. Nuestra familia del Oratorio, desde sus inicios experimentó momentos difíciles en que se nos vino abajo el grupo en quien confiábamos, como si fueran nuestros propias manos, pies y ojos. Pero tú, Madre Santísima no nos dejaste solos y por el Paso de Pirque preparaste la fundación de los grupos marianos y a la misma familia del Oratorio con todas sus piedras fundacionales. Aunque tiemble la tierra y se sacudan los montes, nosotros confiamos en ti, la mediadora que nos traes a Jesús, en Él confiamos y nos va sacando adelante como ocurrió en el Paso de Pirque, que vino a resultar un gran regalo de Dios aunque costó mucho discernir sus caminos. Amén

Oración final.

Ciñe tu espada valiente y cabalga, muévete y anda hasta las últimas consecuencias, siendo en todo consecuente en los dictámenes de la conciencia, aunque nunca fuera la Iglesia. Quien tiene el timón de la historia es el Señor. Por eso no tememos ningún mal, sobre todo que el Señor nos ha regalado tu compañía Madre, Patrona y Reina Santísima, ven con nosotros en esta gran campaña de ir hasta las últimas consecuencias contigo, teniendo en claro el parámetro "nunca fuera de la Iglesia", ya que a San Pedro, Jesús le prometió que las puertas del infierno no podrían contra su Iglesia.