% Revista María Reina %

N° 13 / Enero 2002

Publicación del Oratorio Mariano

Director Responsable: P. Sergio Mena G.

Fecha: Sábado 12 de enero de 2002

Propiedad: Fundación de Promoción, Pers.Juríd. 1005 de 1975

Dirección: Consejo de la Familia del Oratorio Mariano

Revi2ene.htm

Home index.html

Editorial enero 2002

Pronto empiezan las grandes actividades del año autoeducativo; padres y hermanos incorporados, dan inicio los primeros días de enero a su retiro anual en Pelchuquín. Las hermanas apostólicas, misioneras, contemplativas y seculares también estarán abocadas a sus retiros para intensificar la vida de oración, volver a encontrarse en forma más profunda con esa tierra madre donde emerge el sentido de la vida como consagradas a las ramas de jóvenes, niñas y a la agrupación de niñas misioneras. Tienen el inicio de sus campamentos y misiones que significan la máxima intensificación de su autoeducación. Toda la familia del Oratorio quiere ponerse en campaña de oración y sacrificio por estos padres, hermanos y hermanas que van a entrar a una etapa de fuerte remodelación de la vida interior.

El ambiente de la Iglesia y de nuestras actividades de enero nos hacen recordar con énfasis el primer aniversario de la encíclica del Sto. Padre, Novo Millennio Ineunte, donde el Papa Juan Pablo II escribió sobre el modelo de la Iglesia para el comienzo del tercer milenio. Rema mar adentro. No con tristeza y repugnancia, como reprimiendo por seguir el camino estrecho y empinado de la autoeducación o autoevangelización; leer en profundidad la palabra de Dios y dejarse cuestionar e incluso atrapar por la conciencia interpelada en las escrituras, que siempre está en la raíz de la tipología de los santos.

No a regañadientes sino alegremente buscando la santidad, como nos indica el modelo del año aún vigente.

En este mes de enero celebramos un aniversario más (4º) de la octava piedra fundacional, que ocasionó en el Oratorio el dinamismo de las coronaciones (13/14 enero 1998). El Oratorio Mariano para llegar a coronar a la Madre como Reina del ecumenismo tiene que coronarla primero Reina de cada una de las piedras fundacionales. Después sí que nos explayamos con planes audaces y llenos de fe ardiente con el nuevo ardor que el Sto. Padre nos ha señalado. Ser santos en la línea de Beata María Gabriela de la unidad.

Ecumenismo en el Oratorio Mariano

El trabajo firme con el diálogo sabio, respetuoso que evita con santa diplomacia los quiebres y debilitamiento en vínculos de amistad con los hermanos separados en la fe, tiene que ser uno de nuestros leitmotiv que emergen de la 4° piedra fundacional, el envío a ir a evangelizar a todos los pueblos. No se trata de caer en el extremo del irenismo y agnosticismo, de pensar, creer y actuar pensando que no hay ninguna Iglesia de Jesucristo, que todas dan lo mismo, que no sabemos si hay Dios o no lo hay.

Se trata de ir sobre la base que se va buscando la verdad, que nos entrega Jesús en su Iglesia, en la que El prometió que las puertas del infierno no podrían prevalecer contra ella. Esto nos lleva a una actitud de diálogo respetuoso y lleno de cariño con nuestros hermanos separados en la fe.

Hasta el presente en donde se ha dado la presencia de grupos religiosos no católicos, hemos tenido una actitud realmente cariñosa y de diálogo fraternal. Esto ha ocurrido sobre todo después y desde la 8° piedra fundacional.

En donde se ha dado de modo especial es en Santa María, donde nuestros hermanos han tenido una actitud ecuménica exitosa, carente de irenismo e indiferentismo agnóstico. Se han realizado actividades ecuménicas concretas, que nos hacen expresar en lo concreto parte de la 8° piedra fundacional.

En realidad se trata nuestro ecumenismo en lo más radical estar siempre coronando a María Santísima, la Madre del Pueblo como Reina del ecumenismo.

 

Cristo es nuestra paz.

Cristo es nuestra paz; ha hecho de los dos pueblos una sola cosa" (Ef 2, 14). En el alba del nuevo milenio, comenzado con tantas esperanzas, pero ahora amenazado por nubes tenebrosas de violencia y de guerra, las palabras del apóstol Pablo que escuchamos esta Navidad son un rayo de luz penetrante, un clamor de confianza y optimismo. El divino Niño nacido en Belén lleva en sus pequeñas manos, como un don, el secreto de la paz para la humanidad. Como los pastores, acudamos a Belén, quedémonos en adoración ante la gruta, fijando la mirada en el Redentor recién nacido. En Él podemos reconocer los rasgos de cada pequeño ser humano que viene a la luz, sea cual fuere su raza o nación: es el pequeño palestino y el pequeño israelí; es el bebé estadounidense y el afgano; es el hijo del hutu y el hijo del tutsi... es el niño cualquiera, que es alguien para Cristo. Hoy pienso en todos los pequeños del mundo: muchos, demasiados, son los niños que nacen ya condenados a sufrir, sin culpa, las consecuencias de conflictos inhumanos. ¡Salvemos a los niños, para salvar la esperanza de la humanidad! Nos lo pide hoy con fuerza aquel Niño nacido en Belén, el Dios que se hizo hombre, para devolvernos el derecho de esperar. Supliquemos a Cristo el don de la paz para cuantos sufren a causa de conflictos, antiguos y nuevos. Todos los días siento en mi corazón los dramáticos problemas de Tierra Santa; cada día pienso con preocupación en cuantos mueren de hambre y de frío; día tras día me llega, angustiado, el grito de quien, en tantas partes del mundo, invoca una distribución más ecuánime de los recursos y un trabajo dignamente retribuido para todos. ¡Que nadie deje de esperar en el poder del amor de Dios! Que Cristo sea luz y sustento de quien, a veces contracorriente, cree y actúa en favor del encuentro, del diálogo, de la cooperación entre las culturas y las religiones. Que Cristo guíe en la paz los pasos de quien se afana incansablemente por el progreso de la ciencia y la técnica. Que nunca se usen estos grandes dones de Dios contra el respeto y la promoción de la dignidad humana. ¡Que jamás se utilice el nombre santo de Dios para corroborar el odio! ¡Que jamás se haga de Él motivo de intolerancia y violencia! Que el dulce rostro del Niño de Belén recuerde a todos que tenemos un único Padre. Y Tú, adorado Niño de Belén, lleva la paz a cada familia y ciudad, a cada nación y continente. ¡Ven, Dios hecho hombre! ¡Ven a ser el corazón del mundo renovado por el amor! ¡Ven especialmente allí donde más peligra la suerte de la humanidad! ¡Ven, y no tardes! ¡Tú eres "nuestra paz"! (Efe 2,14). 25 de diciembre, 2001 Juan Pablo II

Octava piedra fundacional

Las Piedras Fundacionles son obras de la transoperancia divina. Para acercarnos al misterio del obrar de Dios, hay que compararlo con las criaturas en su actuar. Hay una imagen que nos puede ayudar a descubrir esta penetración misteriosa del actuar de Dios en medio de nosotros, en este caso mediante las piedras fundacionales.

Hay un punto de penetración de lo alto; como un orificio en el postigo cerrado deja pasar un haz de luz en la habitación a oscuras, dibujándose en las particulares de polvo que nunca faltan, como montones de galaxias flotando en el universo de nuestra pieza.

Las piedras fundacionales son siempre inauditas; desafían el desarrollo puramente natural del grupo humano donde se ha efectuados y a los que las siguen. Coronar a la Madre como Reina del ecumenismo provenía de la unidad que había provocado la séptima piedra fundacional, llamando por medio de la unidad de la familia a convertirnos en vertiente de gracia. Había una cierta lógica de continuidad; pero al coronarla como Reina del ecumenismo, que constituye la substancia de esta piedra fundacional, no se había dado de ninguna manera. Esto nos hizo recuperar la corriente de coronación que está inserta en la Iglesia, y que no habíamos podido asumir en el plano de la autenticidad.

Las coronaciones no las sentíamos nuestras; nos parecía que ofendían de alguna manera el carácter popular y pobre del Oratorio. Como un haz de luz penetrando ha venido a elevar nuestra devoción mariana en todas las piedras fundacionales que han recibido la nueva luz multiplicadora de la coronación.

Sin embargo la coronación de la Madre y Reina del ecumenismo es un gran desafío para nuestro Oratorio; sin dejar de ser marianos, con toda la intensidad que el plan de la devoción mariana se esconde en frases del magisterio que valen para todos los católicos, como "elemento cualificador e intrínseco de la genuina piedad de la Iglesia", o "la Iglesia la venera como Madre amantísima" o "no se puede hablar de la Iglesia, si no está presente María"; todas estas son expresiones genuinas del magisterio de la Iglesia.

A nosotros nos corresponde buscar canales para que toda la Iglesia llegue a coronarla como Reina del ecumenismo. Que un día no tan remoto el Sto. Padre llegue a coronarla como Reina del ecumenismo y después cada Iglesia local puede asumir en sí esta que posteriormente los hermanos ortodoxos comiencen poco a poco a coronarla Reina del ecumenismo. Que los hermanos provenientes de la reforma protestante lleguen asimismo a esta coronación... realmente se trata de un haz de luz por medio de la oscuridad de un cuarto con los postigos entornados, que se escurre en un pequeño orificio de la madera.

Un texto sobre la 8ª Piedra Fundacional.

"Membralidad de esta piedra fundacional con respecto a la anterior:

En la 7ª Piedra Fundacional, se promulga la unidad de la familia misionera, evangelizadora y vertiente de gracia como parte constituyente de la familia. La 8ª Piedra Fundacional significa continuar y ahondar más aún el mismo contenido: esta vez alcanza incluso a los movimientos fuera del nuestro que están en la Iglesia, y asimismo a los grupos religiosos no católicos, sea cristianos como los no cristianos. Se nota efectivamente que no hay saltos históricos, sino continuidad y prolongación de algo que ya estaba básicamente contenido aunque no explícitamente. El ecumenismo es la prolongación del espíritu de unidad de la Familia, (cf 8ª Piedra Fundacional: María Reina del Ecumenismo n° 6).

 

Miles de jóvenes darán grito pro-vida

Esto ocurrirá en EE UU por aniversario del aborto legal. WASHINGTON DC, 6 Ene. 02 (ACI).- Miles de jóvenes pro-vida llegarán este mes a la ciudad de Washington para participar de una marcha que rechaza la decisión del caso Roe v. Wade -que legalizó el aborto en EE UU-, en su 29º aniversario, y asistir también a los conciertos de Rock for Life, una vigilia de oración y música que se llevará a cabo el próximo sábado 19. El Dr. Nigel Cameron, vocero del Wilberforce Forum, afirmó que los jóvenes están mostrando actualmente más madurez que nunca. "Pienso que es estupendo que estén tomando el liderazgo para anunciar que el aborto está mal", afirmó. El doctor explicó que "escuchar a mi hija de 17 años llamada Miriam hablar sobre estos temas es muy edificante, pues está absolutamente claro para ella que ésta no es una manera para resolver los problemas humanos... matando a los bebés".

Desde los cerros de Chena.

El ocho de diciembre pasado por primera vez, el movimiento del Oratorio mariano se hizo presente en la organización de la celebración de la Inmaculada en los cerros de Chena. El obispo fundador de la diócesis de San Bernardo, proclamó en su homilía que ese santuario se entregaba al Oratorio Mariano para su dirección y animación pastoral. Había ahí presente un grupo de sacerdotes seculares antiguos que acompañaron a Mons. Orozimbo Fuenzalida desde la primera hora de su pontificado en San Bernardo y que escucharon esas disposiciones de Monseñor.

Ya está entregada la propiedad que la Iglesia posee en Chena a la asociación clerical del Oratorio, una parte en contrato comodato y otra como donación definitiva; esta última donde se está construyendo la casa de la formación de los hermanos.

Sin lugar a dudas que esto constituya una gran responsabilidad para el Oratorio Mariano; ojalá que no arruguemos dejándonos estar. Hay que responder generosamente a nuestra Madre que quiere que lleguen sus hijos en multitudes a su santuario de Chena. Es un desafío que no podemos desestimar. La primera respuesta está en la línea de la fe en el poder de la oración. Debemos orar para que el Santuario de Chena se transforme en un gran centro mariano de piedad popular y de educación de las masas populares para dejarse guiar por la ley de Cristo que autentifica.

Uno de los signos de ese día fue la fiesta ocasionada por los bailes religiosos, que en un emocionado festejo algo bullicioso fue acompañando el Santísima Sacramento por las colinas y quebradas del cerro, hasta llegar abajo en procesión y cruzar la Ruta nº 5, atestada de vehículos; era como esa multitud que acompañaba a Jesús en Palestina.

Otro signo fue la bajada de cintas multicolores que descendían desde el manto de la imagen monumental de Chena. Era un pueblo ávido que cortaba pedazos de cintas para llevar de recuerdo a sus casas. Una señora preguntó cuál era el significado de esa cinta, y se contestó sola, como seguramente todos los que cortaban esos pedacitos: "son como un rayito de luz de María Santísima que le está llegando a cada uno de los hijos de nuestra Santísima Madre".

"Santísima Virgen que miras/ desde los Cerros de Chena/ sobre la loma hoy suspiras/ aliviando nuestras penas." (Himno del Santuario de Chena)

Hacia la celebración de los treinta años del 2º desafío

Lo esencial del 2º desafío es que la Madre forme santos en el Oratorio. La Iglesia tendrá que pronunciarse sobre esta vida de santidad que se da realmente en el Oratorio, desde sus comienzos, sobre todo desde sus inicios, sobre todo después de su 2ª piedra fundacional, hace treinta años atrás, hasta el fin del mundo. La Madre y Reina Santísima como omnipotencia suplicante conseguirá de Jesús, lo que es imposible para nosotros, la santidad. Que nos hagamos santos... Lo que Ella pide para esta forma especial de presencia dentro del Oratorio es que por lo menos haya una persona que quiera y busque sinceramente ser santo.

Hasta ahora, el Oratorio Mariano ha recibido indicios de santidad en varios de sus miembros que ya pasaron de esta vida. La Iglesia católica chilena ha destacado a dos miembros del Oratorio: Rubén Cárcamo y la

Sra. Marta Labra; lo ha documentado en un librito titulado "Cristianos Ejemplares en Chile".

Humor en serio:

Un concurso internacional para expertos

Había un concurso entre un brasileño, un argentino y un chileno, para ver quien era más experto conocedor de geografía. La prueba consistía en un viaje en avión sin ventanas; tenían que sacar la mano por un agujero que había en el suelo y con el puro tacto identificar qué país estaban sobrevolando. El primer turno le correspondió al brasileño. Sacó la mano para afuera y después de un rato dijo "vamus passando por el paíz mais grande do mundo" Ohhhhh, todo el público admirado le preguntó cómo había adivinado, y dijo, "cuando saqué la maniño para afueriña, toqué la cima del Pan de Azúcar, de Brasil" Ohhhh, se llevó el aplauso de todos los presentes. Al siguiente turno concursó el argentino; sacó la mano por el agujero y dijo: "Ché, vamos pasando por el país de los gauchos y del mate"; vamos por la Argentina porque saqué la mano y toqué la punta del Obelisco, viste... Todos estaban impresionados con lo experto que eran los concursantes. Le tocó su turno al chileno, sacó la mano, la entró y dijo "vamos pasando por mi Chile querido". Ohhhh, todos le preguntaron cómo lo había adivinado, dijo: "fácil, cuando saqué la mano tenía mi reloj puesto y ahora que la entré ya no lo tengo". ¡Exijo una explicación!

hh

El alumno aventajado:

Un papá mentiroso pretendía enseñar a mentir a su hijo. Como primera lección dice, mirando allá, lejos, más allá de la esquina de la calle, Mira, allá, más allá de la esquina, y el puente que está detrás, veo que se pelean dos mosquitos... Papá, la verdad es que no veo nada pero sí escucho los golpes terribles que se dan.

Visita mi página WEB en http://www.geocities.com/mariadepirque/

Home index.html