1.- Editorial

 

. . . .Nuestra página WEB parece que se va poniendo al día poco a poco. Ha sido una verdadera revolución haber salido del sistema geocities.com, debido a que había demasiado bombardeo de propaganda que tornaba molesta la lectura.

. . . .Este mes de agosto de 2002 se nos presenta lleno de esperanza, los aromos en flor, son como un indicio de esta belleza primaveral que se viene acercando.

. . . .Agosto nos mueve a adorar al Señor, como lo hacía nuestra Madre Santísima en la sinagoga de Nazaret y en todo lugar donde se encontraba. ¡Qué bellas y grandes son tus obras, Señor! El sol y la luna te alaban Señor; los cerros y el pasto verde, después de las lluvias de julio y agosto, en María Reina te alaban oh Dios. Los pájaros de pecho rojo y los negros tordos te alaban Señor, la nieve blanca de las montañas te alaban Dios mío y sobre todo, los seres humanos, grandes y pequeños, te alaban Señor... que todo el mundo reconozca que eres maravilloso, Señor.

. . . .Agosto nos recuerda el nacimiento de los grupos marianos, que fueron la cuna modesta y popular, en que se originaron los grupos actuales, ramas y asociaciones de nuestro movimiento y del oratorio en definitiva.

. . . .El origen de estos grupos fue modesto, hasta desde el punto de vista geográfico: fueron creados en la calles "Oscar Chanck", que en aquella época, agosto de 1969. Era una calle polvorienta y llena de ripio suelto. Fue todo como en un ambiente provinciano, como esas calles soñolientas, casi aletargadas, de poco tránsito, de esos pequeños pueblecitos alejados de las ciudades. Allí se decidió que debíamos sacrificarnos entregándonos con coherencia por el pueblo, para que este tuviera grupos de espiritualidad católica, pese a las propias deficiencias e incapacidades. Los obstáculos se mostraron en seguida y fueron ocasión de creatividad apostólica para poder ir saliendo adelante. Si los grupos populares del Padre Sergio, sus métodos odológicos de aceptar jóvenes y formarlos, hubiesen sido aceptados, no se habrían fundado los grupos marianos y por lo tanto tampoco el Oratorio Mariano.

. . . .Agosto nos recuerda también la coronación que hemos hecho a la Imagen de nuestra Madre y de su divino Hijo, pastor amoroso de su pueblo. La coronación significa que le damos todo el dominio sobre nosotros mismos, nuestras vidas, nuestros grupos, ramas, círculos, asociaciones y movimiento del Oratorio Mariano en general. Ella se encargará del cumplimiento responsable y firme de cada una de nuestras piedras fundacionales. Es el gran paso que nos provocó la 8ª piedra fundacional: no podíamos nombrarla Reina del ecumenismo, si antes no la coronábamos rimiento del 1º, 2º y 3º desafío, sin coronarla con anterioridad como Reina del envío, de la radicación, cáliz del Padre y unidad de la familia.

. . . .Era evidente desde el punto de vista de la odología y de la autenticidad: no podíamos aceptar un salto incoherente de coronarla como Reina del ecumenismo, que era el contenido de la 8ª piedra fundacional, si no procedíamos también a coronarla en las demás piedras fundacionales.

. . . .El Oratorio celebra en comunión y participación con la Iglesia chilena, el hecho del fallecimiento hace 50 años del Beato Padre Alberto Hurtado. Creemos que un sacerdote que vivió en esa altura su vida sacerdotal, como religioso jesuita, entregado hasta el heroísmo por los pobres. No se quedó en denunciar las injusticias sociales en Chile, no se quedó en provocar una lucha de clases, y sembrando en consecuencia, el odio. El beato Alberto Hurtado guiado por el Espíritu Santo se dio cuenta que había que sanar en la raíz, el desprecio y el odio entre hermanos. Nos desafía a remar mar adentro; nos encamina a emprender la ruta de la santidad. Agosto viene, como se puede ver, lleno de valores espirituales.