8.- El símbolo de la llave en los 30 años

. . . .Treinta años ya pasaron, cuando Renán Astengo, un joven mariano del barrio del Oratorio Central vino a dejar la llave con que íbamos a simbolizar premeditadamente un nuevo desafío en el Oratorio, el Desafío de la santidad. Esa llave aún se conserva en el Oratorio Central.

. . . .Cuando se quiere hacer una definición de algo que sea profunda yno se quede en ser una mera descripción de de circunstancias más o menos accidentales, que pueden estar o no estar, sin que con eso se altera la realidad de la cosa, es necesario recurrir al género al que pertenece esa cosa.

. . . .La llave pertenece al género de instrumentos o de objetos útiles al hombre. Es un instrumento y los instrumentos se definen por aquello que determina para qué son útiles. La llave es útil para abrir y cerrar con una fórmula más o menos privada, que solo puede tenerla el usuario de eso que puede abrirse y cerrarse a voluntad.

. . . .Cuando le entregamos la llave de nuestra vida a María Santísima, la Reina de nuestro Oratorio, le estamos entregando el poder de abrir y cerrar conductas que pueden sernos más o menos parte de nuestra identidad.

. . . .Poder abrir las puertas de nuestra vida y también poder cerrarlas nos indica que Ella, siempre va a establecer aquello que es conforme al evangelio de su Hijo y nunca en contra de él. Esto llevado al heroísmo significa santidad.

. . . .Bernardita Correa renunció por dos veces consecutivasa hacerse un aborto terapéutico, como querían los doctores en España, mientras su esposo estudiaba allá con una beca, como un curso de postgrado. Ella le entregó plenamente las llaves a María Santísima y por supuesto que la Madre no iba a estar conforme con quitarle la vida a un ser humano que ya está empezando su desarrollo de toda una vida, aunque aun no haya nacido.

. . . .Eso significa cumplir heroicamente con la entrega de la llave. Treinta años después habrá gente en el Oratorio que esté entregando la llave, heroicamente, sin preguntas, sin quejas, sin correrse cuando se abran caminos crucificados. El tiempo nos indicará cómo ha sido esta generación actual.