8.- Finalmente filósofos y teólogos en Chena.

 

. . . . Siguiendo la tradición de la mayoría de las casas de formación y seminarios, la filosofía y teología de la Asociación Clerical debían estar juntas aunque no en la misma casa, según la decisión del Consejo de la Comunidad. Lo más urgente fue la casa de los filósofos, que se terminó primero y con el empeño del ayudante de la formación, el Padre José Miguel, se obtuvo con éxito la instalación de los hermanos filósofos en su casa, que les hizo más viable sus estudios en el Seminario San Pedro Apóstol, en la ciudad de San Bernardo, donde efectúan sus estudios.

. . . . Ahora los dos hermanos juniores que terminaron la filosofía tienen su casa juntos, también está en esa casa el hermano César, el único teólogo de la comunidad, hermano definitivamente incorporado. Ahí tienen que llevar régimen de vida de seminarista como teólogos, mientras se preparan con las famosas 33 tesis para ir a la teología. Es de esperar que el aislamiento del lugar los ayude a no distraerse en nada y la Virgencita de Chena les ayude a cada uno a rendir como auténticos hermanos juniores, seminaristas del Oratorio.

Subiendo la ladera del monte, diríase como quien asciende por el Manto de la Virgen de Chena, transcurre la vida de estos hermanos. De mucha importancia es la cercanía física del ayudante de la formación, el P. José Miguel, como quiere la iglesia que sea la formación de los futuros sacerdotes. Esperamos que los hermanos de la casa de teología irán prosperando y alcanzarán la plena confianza de la comunidad y de la iglesia para poder obtener ordenaciones diaconales y presbiterales en un tiempo más.

Nos hacen falta muchas vocaciones sacerdotales y religiosas en esta asociación clerical. Los pedidos y necesidades apostólicas son cada vez más y más, y no tenemos ninguna posibilidad de cubrir esas necesidades urgentes, con la actual dotación de esta asociación.