6.- Ordenación diaconal Hno. Tránsito

 

. . . .El sábado 3 de mayo, en la Catedral de Puerto Montt, se celebró la Ordenación Diaconal del Hno. Tránsito Pérez Concha, hermano del Oratorio.

. . . .Lo acompañaban los Padres de la comunidad, el Padre Sergio como Fundador de la Asociación, sentado al lado izquierdo del Arzobispo, Mons. Cristian Caro, que ordenó al Hno Tránsito; estaba asimismo el Padre Martín, que como presidente de la Asociación, presentó ante el Arzobispo al Hno. Tránsito, para que fuera ordenado como miembro de esta Asociación; también ayudó junto al Padre Sergio, Fundador, al nuevo Diácono a revestirse de sus ornamentos, estola y dalmática, que trajeron al presbiterio dos hermanos de la familia del Hno. Tránsito.

. . . .Estaba también el P. Daniel, sentado a la derecha del Arzobispo, en su calidad de Vicario General de Puerto Montt. Estaba también el P. José Miguel, ayudante de la formación de los Padres y Hermanos, También estaba presente de San José de la Mariquina el Párroco, P. Clobert Suazo y su vicario, el P. Patricio Vera.

. . . .De Brasil, el P. Raimundo de María viajó a acompañar al Hno Tránsito, en este paso tan importante y anhelado por tantos años. También estaban los hermanos de la formación y otros hermanos que habían venido a la ceremonia. Había algunos sacerdotes de la Arquidiócesis de Puerto Montt que acompañaron al Hno Tránsito y también había algunos diáconos permanentes de la Arquidiócesis.

. . . .Asistieron sus hermanos y parientes en un número bastante considerable, lo que le dio un realce especial a la fiesta; algunos llegaron desde Santiago, viajando para ello toda la noche. Venían delegaciones de Santiago, San José de la Mariquina, Lastarria y Quitratúe y de la Parroquia de la Madre del Pueblo de Dios, en Puerto Montt.

. . . .El cóctel fue en la casa de Nazaret en Puerto Montt, bien servido. Aunque no toda la gente pudo asistir, solamente los sacerdotes, religiosos y religiosas, junto a los familiares del Hno. Tránsito. El Arzobispo estuvo todo el almuerzo con el nuevo diácono y después de los postres se retiró para prepararse para sus actividades pastorales que le aguardaban.

. . . .En la ceremonia de la ordenación, dos hermanos llevaron la imagen de la Madre del Oratorio, ante la cual el Hno. Tránsito leyó una oración sentida y sencilla en que le consagraba su diaconado a la Madre del Pueblo de Dios.

 

{{{{{