1.- Disculpa

 

 

. . . .Mis queridos lectores de la página WEB: he tenido un trabajo muy intenso en la dirección del Oratorio Mariano durante estos meses. A esto se suma el trabajo de la Parroquia de Hospital que va ciertamente en aumento. Esto ha hecho que haya tenido que renunciar a la revista María Reina, que implica un trabajo menor, pero también da trabajo, que no alcanzo a terminar.

. . . .Hasta ahora sucedía, que cuando llegaba en la noche a escribir la página WEB no me alcanzaban las fuerzas y me quedaba dormido en el computador y corría el riesgo de gripe o bronquitis y tal vez de pulmonía.

. . . .Lo iba dejando para más adelante. Ahora descubrí que aunque me haya acostado super tarde, puedo levantarme muy temprano y escribir de a poco la página WEB, que siempre podré hacerla así, sin quedarme dormido.

. . . .Espero, queridos hermanos, que esto sea cierto, que lo haga en realidad, uno tiene el anhelo de servir, pero no lo hace en la práctica y la información muy valiosa del pasar de Dios con sus signos y enseñanzas por la historia del Oratorio y de la Parroquia de Hospital, se va perdiendo y no se expresa suficientemente. Perdónenme, por favor, esta grave negligencia de tantos meses sin escribir nada en esta página.