3.- Guión 7 piedra fundacional

. . . .

Celebración de la 7 piedra fundacional

18 de mayo de 2003

1.- Motivación inicial.

Guionista:

Un(a) lector(a) nos introducirá en la motivación de esta celebración.

Lector n 1:

La 7 Piedra Fundacional nos ubica vitalmente en la voluntad de querer superar tensiones y divisiones dentro de la Familia. El Crucifijo de la Familia nos manifiesta la unión inquebrantable de Cristo y María. Es un sacramental que nos ayuda a significar el programa de vida de toda la Familia hasta el fin de los tiempos de permanecer unidos. En primer lugar manifiesta esa unión entre Jesús y María, y secundariamente manifiesta la unión entre los miembros de nuestra Familia. No podemos aceptar divisiones que siempre tienden a boicotear nuestra unidad.

Guionista:

Cantemos alegrándonos con el don de nuestra unidad. Hermanos del Oratorio Canc. n 23

Un matrimonio:

Oremos llenos de espíritu mariano, unidos con nuestra Madre en el misterio de la Santísima Trinidad: "Te adoramos, Santísima Trinidad, en esta celebración de la séptima Piedra Fundacional. Qué lindo es estar unidos en una familia que con su testimonio de vida, su oración y sus sacrificios se hace vertiente de gracia!, Qué lindo es adorarte Dios nuestro, cuando estamos los hermanos unidos! Ciertamente es una obra de la gracia, que nuestra Madre Santísima nos ha obtenido con su intercesión. Amén.

Guionista:

Un matrimonio trae el Cristo de la familia y lo pone sobre el altar, en el lugar central preparado de manera que pueda quedar a la vista y presencia de todos, entre flores y velas encendidas.

 

2.- Explicación histórica de la piedra fundacional.

Guionista:

Un(a) lector(a) nos va a explicar un poco la historia de esta piedra fundacional.

Lector n 2:

En 1994 cuando partíamos a Argentina con el grupo de misioneros, ese 18 de mayo, estábamos en la perspectiva vital de salvar la unidad de la Familia. Esta podría llegar a ser una familia capaz de ser vertiente de gracia, siempre y cuando se obtuviera el don de la unidad. Había en el fondo, un gran anhelo de poder ser eficazmente una familia unida y misionera.

Lector n 1:

Claro, se trataba de llegar a ser familia misionera, capaz de inculturarse respetuosamente en las diversas culturas, buscando la unidad, bajo la gran bandera de la unidad de Cristo Jesús en la Cruz. Esto nos lo deja en claro el crucifijo de la unidad, históricamente un poco anterior al crucifijo de la unidad de Schoenstatt, que acentúa para ellos, la profunda unidad amorosa, íntima, (sin caer en intimismos) entre Jesús y María en el Calvario, y que tiene un contenido práctico para estar siempre en combate espiritual para obtener la unidad, dejando de lado las rencillas que van socavando la vocación comunitaria, provocando cismas, divisiones y debilitamiento de la vertiente de gracia que tiene que ser la familia, sobre todo a partir de esta vocación que recibió nuestro Oratorio con esta piedra fundacional.

Guionista:

Cantemos llenos de entusiasmo, esta gran epopeya que se está construyendo, la familia misionera unida, vertiente de gracia. Mientras el sacerdote se acerca al altar para iniciar la Santa Misa: Vamos subiendo la montaña, n 134.

Celebrante:

Desde la perspectiva de la unidad, que procura esta fiesta de la 7 piedra fundacional, pongamos la señal de la cruz en nuestro propio cuerpo. En el nombre del Padre, + y del Hijo y del Espíritu Santo.

3.- Lecturas bíblicas.

Guionista:

En esta primera lectura tomada de los Hechos de los Apóstoles, la liturgia de este domingo 5 de Pascua, nos señala la dificultad tan grande para superar sospechas y desuniones, que tuvo que enfrentar San Pablo, perseguido por los judíos, los falsos hermanos y no aceptado por la primera comunidad.

 

 

Antífona: Donde hay unión ahí está Dios. Sal 133

Vean qué bueno y agradable es

que los hermanos vivan unidos!

Es como el buen perfume

que corre por la cabeza de los sacerdotes

y baja por su barba

hasta el cuello de su ropaje.

Es como el rocío del monte Hermón,

que cae sobre los montes de Sión.

Allí es donde el Señor envía

la bendición de una larga vida.

Guionista:

En la segunda lectura San Juan nos recomienda para la vida comunitaria de la Iglesia, que no amemos de palabra sino en los hechos concretos, para permanecer en el amor del Señor, junto a nuestra Madre Santísima.

Guionista:

En el Evangelio, tomado del capítulo 15 de San Juan, Jesús nos muestra que para permanecer unidos en la vid, y dar mucho fruto, hay que amar, hay que cumplir el mandamiento del Señor. Cuando respetamos la unidad de la familia del Oratorio, estamos amando en los hechos y no en meras palabras que se lleva el viento.

4.- Homilía

a) Por qué habrá querido nuestro fundador, darle tanta importancia a la unidad?

b) Por qué constatamos que la familia cuando reza unida permanece unida?

c) Qué relación hay entre misión y unidad de la familia?

d) Cuáles son las vertientes en el oratorio?

e) Cual fue la motivación que llevó a nuestro fundador a pedir el don de la unidad, en su

familia misionera?

f) Por qué fue elegido el Cristo de nuestra familia como símbolo de la 7 piedra

fundacional?

g) Cómo pueden las críticas de unos contra otros destruir la paz de nuestra familia?

h) Está de hecho en nosotros la tendencia a las críticas y murmuraciones?

i) Por qué andar juzgando a otros trae desunión?

j) Qué propósito podríamos tomar hoy para vivir más plenamente la unidad de nuestra

familia misionera, vertiente de gracia?

5.- Presentación del Cristo de la familia.

Antes de la presentación de las ofrendas

Guionista:

Estamos en un momento culminante de esta celebración de la 7 piedra fundacional. El Cristo de nuestra familia nos marca el contenido espiritual de esta fiesta. Cantemos tres veces, para conquistar el corazón de nuestra Madre...

Guionista:

Un par de lectores nos van a explicar el contenido histórico y espiritual de esta cruz.

Lector n 1:

El séptimo símbolo de nuestro Oratorio es la cruz de la Familia. Esta cruz de la Familia le fue dada al Oratorio hace muchos, muchos años. Se puede datar una fecha aproximada al año 1962 por ahí o 63 o 1960 posiblemente. Fue dada al Padre Sergio por un compañero seminarista brasileño, en Santa María, Río Grande do Sul. Confeccionó esa cruz paralelamente a cuando se hizo la cruz de la unidad de los Padre de Schoenstatt. Es una cruz un poco anterior a la de los Padre de Schoenstatt; tal vez un mes antes estuvo terminada, la cruz de la familia, y después la cruz preciosa de Schoenstatt.

Lector n 2:

Nos recuerda nuestro Padre fundador: Quien empezó con esta idea fue el Padre Angel Vicente Cerró, de Schoenstatt. Al mismo tiempo un frater pallotino, Loadi Stefanello, seminarista brasileño elaboró, nuestra cruz y cuando la tuvo lista, no recuerdo por qué motivo, me la regaló a mí; creo que es un caso neto de una obra de la Divina Providencia. Yo inmediatamente supe como intuición que esa cruz tenía mucha importancia para mí, pero ignoraba el contexto.

Tuve la intuición que algo iba a decir esa cruz en mi vida. Ahora se nota que comienza a desvelarse su contenido, recién el año 1994, al principio veladamente. Posteriormente en el año 1995, posiblemente ahí ya queda claro que la cruz de la Familia estaba unida a la Séptima Piedra fundacional es decir, prácticamente 35 años después que la cruz fuera regalada.

La cruz estaba hecha de tierra, de terracota, no recuerdo si estaba cocida o no; esa cruz se quebró en un brazo, y hubo que unirla con pegamento. En un principio esa cruz no estaba pintada pero después fue policromada por un grupo de personas conocidas de la Srta. María Ayleen Vila.

Lector n 1:

Entonces esa cruz significa el hecho fundacional del año 1994, el 18 de mayo, cuando partíamos a Argentina. En ese acto durante la Santa Misa en el Oratorio Central, la Familia partía a Argentina; había una Familia unida que permanecía unida entre sí. Se nos manifestaba como parte de nuestro Patrimonio, que la Familia misma era fuente de gracia, una vertiente de gracias en la Iglesia y que actuaba como una familia unida; y en la medida que era Familia unida se transformaba en misionera.

Entonces la cruz de la Familia se constituyó en el símbolo de esta Familia; es un Cruz que muestra una intimidad fuerte y profunda de María y Jesús en la Cruz.

Lector n 2:

En el hecho que la Cruz de nuestra Familia se quebró, varios años antes había estado quebrada, y hubo que unirla con pegamento, sacamos una lección: hay que estar uniéndola, porque es frágil, puede quebrarse; está hecha de tierra y hay que estar constantemente parchando los puntos donde se puede desunir la Familia. Para hacerla una Familia misionera, una Familia que esté hecha para iluminar al mundo, para ayudar en la Iglesia, una familia activa popular que va a ayudarle a la Iglesia, a atraer las masas obreras, junto a otros movimientos.

Se trata de ayudar a la Iglesia, para que el pueblo, que estaba separado, que andaba en tinieblas, pudiera llegar a ver la gran luz. Y este es el significado de la cruz de la familia. La unión íntima de Jesús y de María debe ser la unión íntima de los distintos miembros de la obra en su función misionera.

Guionista:

Cantemos para la presentación de las ofrendas: Jesús Señor, te invitamos ven, canc. n 12.

Al finalizar la Santa Misa:

Guionista:

Cantemos el Himno del Oratorio para finalizar nuestra celebración de la 7 piedra fundacional de nuestra familia unida, vertiente de gracia y misionera...