14. Remar mar adentro como familia con fuerza y entusiasmo

 

. . . .Ya llevamos tres años consecutivos con el modelo de remar mar adentro, que propuso en enero del 2000 el Santo Padre, a toda la Iglesia. Remar mar adentro tiene mucho que ver con el carisma de autenticidad.

. . . .Y la Madre nos hace sentir muy en casa con esta llamada que Jesús nos hace. Fueron los jóvenes, la rama de jóvenes, la que pidió como anhelo impactante para toda la familia, propuesta por ellos, que debería ponerle esos calificativos a la calidad de nuestro remar mar adentro: "con fuerza y entusiasmo".

. . . .Fuerza masculina, diríamos, sin pretender caer en machismos. Santa Teresa de Ávila decía que la mujer para ser verdaderamente madura tiene que superarse: "remar mar adentro" pero con fuerza inaudita, que ciertamente viene del Señor, de la cercanía habitual con Él, sobre todo de la Sagrada Eucaristía, vivida ojalá diariamente.

. . . .También remar mar adentro con entusiasmo significa esa fuerza de la juventud que es capaz de apasionarse firmemente por grandes ideales.

. . . .La Madre anda buscando hijitos regalones, que estén dispuestos a abrazar con firmeza y entusiasmo grandes ideales, que yo quiero, puedo y voy a asumir con la gracia de Dios, que promueve e inicia este proceso de autenticidad.