8. El movimiento en Santa María.

. . . .Está marchando con la asesoría del Padre Raimundo y la ayuda del Hno Carlos, en la parte masculina y con la valiosísima colaboración de las Hnas Apostólicas, Hna María de Jesús, que está haciendo su externado simple y de la Hna María Carla. El Oratorio de Maringá y de la Montaña se mantienen con mucho entusiasmo.

. . . .Se conversa bastante de la compra del terreno para el futuro Oratorio Central, después de varias opciones, finalmente se va polarizando en el terreno que han ofrecido los lecheros (Don Valdecir); con esto las hermanas van a poder tener poco a poco su casa y el Oratorio Central Brasileño, que ha de crecer bajo su especial cuidado.

. . . .Es sin lugar a dudas un excelente plan con futuro, con una radicación consecuente en un plazo relativamente breve. En Maringá se había tornado imposible porque el terreno de las hermanas fue entregado a la prefectura municipal de Santa María y con eso se perdió definitivamente la posibilidad de tener una radicación en ese terreno.

. . . .Los grupos siguen funcionando dentro de una armonía relativa, tanto con juventud, señoras, niños y el grupo de matrimonios se mantiene. Hay un joven de Santa María, Rogerio, buenazo para el fútbol, que estaba pensando con cierta seriedad poder ingresar a la comunidad de padres y hermanos de nuestra familia. Ojalá que resulte.

. . . .También hay tres jóvenes del norte de Brasil, que se están definiendo por la Comunidad de Padres y Hermanos del Oratorio, así como Rogerio. Veremos si resulta. Estamos en el campo del milagro. Pronto va a viajar el P. Raimundo al norte, son varios días de viaje para entrevistarse con ellos.