12. Adriana, la primera joven vocacional de Brasil.

 

 

 

 

. . . .Nuestro Oratorio se ve bendecido en la visita de la Madre Santísima que nos ha hecho, al atraer a una joven brasileña, que ha dejado su tierra, y todo cuanto tenía en su ciudad natal, para venir a Chile a hacer el proceso de su formación.

. . . .Hace un tiempo que venía interrogándose por qué ella no podría entregar más a nuestra Madre del Oratorio. Y así fue como se le empezó a producir una inquietud vocacional. Participó en una jornada en que se hizo un video para enviarle al Hno César, que había roto muchos corazones en su estadía en Santa María (mil firmas corroboraron la verdad de esto: los mil firmantes pedían a la comunidad de Padres que no les sacaran de Santa María al Hno César porque lo querían mucho).

o h o

 

. . . .En ese video que se le grabó al Hno César, como una broma, Adriana se transformó en una actriz que asumía la vocación religiosa. Muchas personas han hecho algo similar y no por eso han descubierto la vocación a la vida consagrada.

. . . .A ella sin embargo se le produjo una gran inquietud, no de un día o de una pasada, sino que se fue ahondando, llegando a una plenitud a un sí definitivo a entregarse como hermana apostólica del Oratorio.

. . . .En su viaje a Brasil, el P. Sergio le preguntó si quería entregarse más pronto o esperar un año o más tiempo para ingresar. Ella estaba completamente decidida y no había por qué esperar más tiempo. Pero la posibilidad de entrar en marzo del 2004 ya estaba prácticamente cerrada, porque es el 3 de septiembre la fecha para empezar el candidatado en las Hnas Apostólicas.

. . . .Si quería empezar en marzo, habría de llamar por teléfono a Chile, preguntar si estaban dispuestas a recibirla o si debía esperar más tiempo y si contestaban positivamente debería viajar a principios de octubre, junto con el P. Sergio en su regreso a Chile.

 

. . . .Ella tomó esa decisión y la llamada a Chile por teléfono arrojó luz verde. Así que Adriana tomó una decisión que será un ejemplo para los que vengan de Brasil, una firmeza, radicalismo y generosidad total para ir a lo desconocido sin quejas ni reclamos.

 

 

 

 

 

 

kkk