6. La Santísima Virgen del Carmen

en la Historia Patria

 

. . . .Jesús enseña en su Iglesia a interpretar los signos de Dios; dijo que éramos unos hipócritas si sabíamos interpretar cuando iba a llover (el viento que venía del mar mediterráneo), o cuando iba a estar caluroso (el viento que venía del desierto de Arabia).

. . . .El Señor le ha dado a Chile un signo: la maternal protección de su Madre, la Virgen del Carmen. En el último domingo de septiembre se celebra la fiesta externa de la Virgen del Carmen, haciendo las diversas rogativas y procesiones, que sirven para manifestar la devoción y piedad del pueblo católico santiaguino.

. . . .En realidad la Madre Santísima ha estado en la historia de nuestra nación, en un lugar destacado. Hay diversos momentos en que este signo se ha hecho más patente: por ejemplo, Pedro de Valdivia viaja a Chile como conquistador y a principio de la evangelización que se respalda con la espada, los conquistadores de América traen la ambición de conquistar honor y riqueza para llevar a España de regreso y tener así un buen pasar posterior.

. . . .Indirectamente, también vinieron misioneros. Bueno, en esa pequeña osada aventura, como laico y soldado, trae en el arzón de su montura la estatuita de madera de la Virgen María, es la Virgen del Socorro. Es una estatua de madera que se conserva aún en la Iglesia de San Francisco en la Alameda.

. . . .Los criollos durante la Colonia, fueron tomándole particular devoción a la Carmelita. Y por eso, los patriotas que crearon y afianzaron la independencia de Chile, se encomendaron a la Virgen del Carmen. El voto de O´Higgins fue un grito y señal muy importante. La Virgen le dio y afianzó la independencia de los chilenos en su conflicto con la metrópolis española.

. . . .Otro signo especial de la presencia de María en nuestra Patria de Chile, lo vemos en el hecho siguiente: la Virgen del Carmen en una muy curiosa situación se fue a establecer entre los grupos marginales de aquella época en el barrio Independencia, lo que hoy es la Parroquia de la Estampa. Fue una lámina de la Virgen del Carmen que fue arrebatada por un extraño viento arremolinado, que "se escapó" de la mano posiblemente de un comprador. Fue volando desde la plaza de Armas, pasó el río Mapocho, siguió volando varias cuadras por el barrio de la calle Independencia, hasta llegar a lo que hoy se llama la Iglesia de la Estampa. Ese hecho motivó a la construcción de un templo en el mismo lugar donde fue a posar la lámina bendita...

. . . .Los chilenos de la época de la guerra del Pacífico llevaban la Imagen de la Virgen del Carmen y su santo escapulario. Arturo Pratt no fue una excepción de este sentir patriótico, también llevaba en la Esmeralda una Imagen de la Virgen del Carmen, una estatuita que le había proporcionado una tía. Llevaba asimismo en su cuerpo el Escapulario.

. . . .Es una constatación especial el hecho que la Virgen del Carmen sea tan honrada en el norte de Chile, sobre todo, en la práctica de la devoción de los bailes nortinos, tanto en la Tirana como en Andacollo.

. . . .Es otra de las tantas formas de la religiosidad popular que ha mantenido unida a la Iglesia, a muchos que carecían del cuidado del pastor.