Halloween en Hospital

 

 

 

. . . .El 31 de octubre es la víspera de todos los Santos y los diabólicos y los brujos han querido introducir un neopaganismo subrepticiamente en los niños. Bajo el pretexto de disfrazarse y reeditar la fiesta de la primavera, con el incentivo de conseguir caramelos sin que se les reconozca, gracias al disfraz, los niños se visten de demonios y brujos, sin darse cuenta que poco a poco el demonio puede ir obteniendo vínculos que más adelante puede usar astutamente desde la adolescencia y después durante la juventud.

. . . .Al Hno César se le ocurrió hacer una víspera de todos los Santos, ofreciendo una alternativa altruista y generosa asumiendo lo de los disfraces, salir a golpear las puertas, también pedir lo que quieren dar y obtener la solidaridad entre los niños, que hacen un fondo común con los caramelos y golosinas recogidas en esta fiesta católica de los niños, con el fin de superar el Halloween pagano.

. . . .La gente este año valoró la iniciativa del Hno César y tuvo mejor resultado que el año anterior.

. . . .El Hno César dijo que esta fiesta se la había encomendado a un angelito de la Parroquia, la Catita Santander, que murió pocos días después de su bautizo, uno o dos días después de una operación al corazón.