3. El Papa Juan Pablo II para el Oratorio

 

. . . .Todos los papas son motivo de especial inspiración para el Oratorio, porque ellos presiden la Iglesia de Pedro, en la que el Señor quiso por libre voluntad suya edificar su Iglesia.

. . . .El Oratorio ha empezado a nacer con el Papa Pío XII, con quien el Señor nos dio el dogma de la Asunción de María al cielo, y enseñó desde la infancia del P. Sergio, muchas cosas que influyeron desde la niñez del fundador.

. . . .Después vino Juan XXIII, que abrió el Concilio Vaticano II, antes de que el fundador fuera sacerdote. Posteriormente vino la crisis que ya venía larvada desde años atrás, con el proceso de fuerte rebeldía de algunos sacerdotes... a esta crisis tuvo que hacer frente ese gran mártir de la Iglesia, que ha sido Pablo VI. Cerró el Concilio Vaticano II, dejándonos un material riquísimo de los tiempos modernos, los decretos conciliares que son un documento valiosísimo del magisterio de los últimos tiempos.

. . . .Juan Pablo I quiso con su nombre perpetuar la memoria del Papa Juan XXIII y del Papa Pablo VI.

. . . .El Papa Pablo VI tuvo la delicadeza de conciencia de publicar la encíclica Humanae Vitae, que como todas las cosas proféticas provocó una gran crisis de rebeldía, sobre todo en grupo de sacerdotes que se opusieron a esta encíclica por motivos "pastorales". Nos enseñó que no era lícito oponerse a la vida, incluso que no era legítimo atentar contra la procreación con métodos anovulatorios y otros; resultaron después ser de doble efecto, ser micro abortivos.

. . . .El Papa Juan Pablo II es el Papa recordman que aplicó como un buen pastor por excelencia, los principios del Vaticano II. El núcleo y corazón del Oratorio, la parte de los consagrados, nació bajo su pontificado; los Padres y Hermanos, las Hermanas de distinto signo, son contemporáneos a este Papa, bajo quien se dio la erección canónica de las Asociaciones Públicas de Fieles, que están marcadas dentro de la espiritualidad de la Iglesia, que se ha creado en este pontificado.

. . . .Muchas de sus expresiones han sido recogidas en la predicación del Oratorio, desde luego el Totus Tuus, la Mujer Eucarística, su ejemplo de constancia y dedicación contínua en la predicación, capacidad de conducir la Iglesia, siempre motivándola, siempre en acción.

Su humildad y el perdón a Alí Agkha, el pistolero que había ido a la basílica de San Pedro a matarlo.

. . . .Durante años todo lo que captábamos que iba diciendo el Santo Padre era motivo fundamental para nuestras cartas a la familia. Los modelos de año iban siguiendo continuamente las directrices que nos daba el Papa. Por eso podemos decir que el Papa Juan Pablo II ha tenido una influencia muy grande sobre la plasmación de la espiritualidad del Oratorio, sin haber perdido en nada los carismas fundacionales propios del Oratorio. Todo se lo hemos ido leyendo con odología y autenticidad.

 

 

. . . .Con razón se puede decir que no es imposible que la historia lo llame: "Juan Pablo Magno". Los contemporáneos del Papa León Magno decían con ocasión del Concilio de Calcedonia (451) "Pedro ha hablado por la boca de León", se podría parafrasear de modo similar "Pedro ha hablado por la boca de Juan Pablo II".