El Observador de la Actualidad

El Observador

Información con valor cristiano

21 de febrero de 1999 No. 189

SUMARIO

bullet Editorial Escenario 2000
bulletSOBRE LA MARCHA
bulletCUADERNO DE NOTAS "Jalar pa'l norte"
bulletDERECHOS HUMANOS Estrategia de muerte
bulletLa New Age y la reencarnación (Opinión de la Iglesia al respecto)
bulletMÉXICO EN LA MIRA Doble nada
bulletHillary y el foro "Cairo + 5"
bulletPINCELADAS La lección de un perro
bulletMEDIOS DE COMUNICACIÓN ¿Derecho a la información, dijo usted?
bulletAÑO DEL PADRE CELESTIAL Dios nuestro Padre Celestial
bulletRecordando el pasado Día del Enfermo
bulletCOMENTARIO A FONDO Cuaresma
bulletA LAS PUERTAS DEL TEMPLO Kieslowski, la ética y el Decálogo
bulletORIENTACION FAMILIAR ¿Conviene una escuela con sistema Montessori?
bulletOPINION Vivir la Cuaresma en familia
bulletVIDA CRISTIANA El don de Dios supera nuestro delito

Editorial

Escenario 2000

Hoy domingo 21 de febrero se celebran en Hidalgo y Quintana Roo elecciones peleadas y discutidas, como parece que van a ser las que restan en el año, en el estado de México y Nayarit (4 de julio) y Coahuila (31 de octubre). La vieja consigna del proceso "ganado" de antemano ha caído por su propio peso. Los recientes resultados de Guerrero y Baja California Sur aseguraron lo anterior. En Guerrero, el candidato del PRI (René Juárez Cisneros) ganó apenas por 17 mil votos (419 mil contra 402 mil) al candidato del PRD (Félix Salgado Macedonio).

Por lo que respecta a Baja California Sur, el fenómeno puede ser visto como una antesala del 2000: el PRI derrotó al PRI. El candidato triunfador viene de las filas del PRI, aunque ganó con las siglas del PRD. Desplazado del proceso interno, Leonel Cota Montaño arrasó en las elecciones gubernamentales. Tres lecciones se desprenden de ese estado: que el peligro máximo del PRI está en su partido; que las coaliciones de la izquierda tienen la posibilidad de hacerse con el poder, y que el PAN está pasando por una crisis muy fuerte.

Se suele decir que las elecciones del estado de México son el "laboratorio" de las presidenciales. El Edomex tiene más de 7 millones de electores y concentra la mayor industria del país. Y allí los tres candidatos tienen muchas posibilidades: Montiel por el PRI, Durán por el PAN, y Martínez por el PRD. En Nayarit podría definirse una opción inexplorada hasta el día de hoy: la alianza PRD-PAN. La planteó Miguel Angel Granados Chapa en Hidalgo, y fracasó. De ahí la importancia de Nayarit, si llega a producirse.

EL OBSERVADOR 189-1

Sumario Inicio

SOBRE LA MARCHA

La fe y la razón son los dos zancos con los cuales el hombre puede elevarse de su condición miserable y encontrar así los caminos del amor, de la comprensión y de la solidaria condición de hijos del mismo Padre. Sin esos dos zancos, o camina chueco o de plano se arrastra por el polvo de los tiempos.
Santiago Norte.

EL OBSERVADOR 189-2

Sumario Inicio

CUADERNO DE NOTAS

"Jalar pa'l norte"

Se llamaba Juan, como tantos juanes mexicanos. Trabajó cuatro años en casa. Velador durante la obra, peón, jardinero, mozo. De todo hacía sin evitar de cuando en cuando mirar al norte. No suspiraba: sólo miraba al norte. Hablaba de sus hermanillos de Houston. Colocaban alfombras. Cinco dólares y medio la hora. Cuarenta o cincuenta diarios: lo de una semana, trabajando el doble aquí. Yo le decía que sí, que tenía razón, pero que allá, del otro lado, estaba la bordel patrol, los controles, los polleros y una estela creciente de muertos. Muchos muertos de sed, otros "venadeados" por la "migra"; de otros, nadie sabía más.La semana pasada me había dicho que si le pagaba su salario por adelantado porque "tenía un compromiso (en San Luis de la Paz, su tierra) el sábado temprano". No volvió. "Jaló pa'l norte", como millones de mexicanos, atraídos por el dólar, cierto; pero también desquiciados por no avanzar en un país que, simplemente, no avanza.

Una historia más, de miles que se producen al día. Siete de cada diez que cruzan la frontera tenían trabajo en México. Pero, ¿qué clase de trabajo? Si 28 millones sobreviven con menos de un dólar al día, ¿les podemos decir que se queden? ¿Les podemos hablar de soberanía, de patriotismo cuando ven a sus hijos malnutridos, enclenques, avitaminados? A nuestra condición de país paridor de exclusiones, debemos agregar la notoria cualidad de ser incubador de exilios. Porque de un exilio se trata; de un destierro: no por razones eminentemente ideológicas, sino por razones evidentemente políticas. ¿Cómo no considerar un rotundo fracaso una política económica que lanza, cada año, al exterior a dos millones, a tres millones de seres humanos?

Hoy son muchos los hipócritas que se rasgan las vestiduras por la insensibilidad de los estadounidenses. ¿Por qué no nos las rasgamos por los nuestros que expulsamos? Cierto: en la Unión Americana los necesitan y no los protegen, los persiguen como animales, los apalean sin piedad, no respetan ni sus derechos ni su cultura. Aunque hay de todo, pero prevalece la ley de la selva. ¿Qué ganamos por desviar la atención sobre nuestras responsabilidades?

Juan quizá vuelva, quizá no. Una vez me dijo que dinero, lo que se dice dinero, es el dólar; no el fatigoso pesito con el que no se compran más que agujeros (en el cinturón). Miraba al norte. Yo, a la punta de mis zapatos. En silencio, con el coraje contenido de no tener nada, ni un buen argumento -salvo los de su tierra, su gente, sus valores- qué decirle. Ganó el dólar. Siempre ganará si no construimos para todos un México medianamente justo. (J.S.C.)

EL OBSERVADOR 189-3

Sumario Inicio

DERECHOS HUMANOS

Estrategia de muerte

Miguel Concha *

American Civil Liberties Union y California Rural Legal Assistance Foundation presentaron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) una petición para que examine a los Estados Unidos de América, ya que el operativo Guardián, que ha significado la muerte de 360 hombres, mujeres y niños desde octubre de 1994, representa una clara violación al deber de los Estados miembros de la OEA de proteger la vida.

Los datos revelados son escalofriantes: el operativo Guardián, diseñado para inhibir la migración de mexicanos y centroamericanos pobres más allá de nuestra frontera norte, pretende hacer imposible el cruce de la frontera entre Baja California y el estado sureño de California. Para ello se han implementado patrullajes y se han instalado, entre otras cosas, mallas, alumbrado, sensores y telescopios de visión nocturna, lo que ha empujado a los migrantes a desplazarse hacia las montañas y el desierto, donde deben caminar por dos días, prácticamente sin agua ni alimentos, con temperaturas diurnas que ascienden hasta 51 grados centígrados. La cifra de 360 migrantes mexicanos muertos por las condiciones que deben afrontar es conservadora, pues es un dato que proviene de los consulados mexicanos de San Diego y Caléxico. Los patrulleros estadounidenses han declarado que aún hace falta hallar cadáveres y que muchas personas han sido encontradas a punto de fallecer.

¿Quién es más culpable?- La dureza del operativo Guardián, que ha aumentado año con año, no ha conseguido sin embargo disminuir el número de ilegales que atraviesan la frontera. ¿Cómo podría hacerlo si ese viaje constituye para muchos la única esperanza de sobrevivencia para ellos y sus familias? Entre 1995 y 1998 el número de detenidos a lo largo de la franja fronteriza entre California y el estado mexicano de Baja California ha disminuido en menos del uno por ciento. No obstante, han aumentado las muertes. De acuerdo con los datos proporcionados por las dos organizaciones civiles peticionarias ante la CIDH, en 1997 murieron 89 personas, mientras que en 1998 las víctimas del clima, la hipotermia, la insolación o el ahogamiento fueron 145, esto es, 63 por ciento más que el año anterior. El operativo Guardián y sus consecuencias representa un claro ejemplo del uso perverso de la policía y de las autoridades migratorias en México y Estados Unidos. Las nuestras se lamentan en medios diplomáticos por la suerte que corren los compatriotas que cruzan la frontera norte, pero continúan empeñadas en implementar a ultranza un modelo económico que los obliga a dejar su lugar de origen en busca de las oportunidades que México les niega. Sólo por mencionar las cifras más elevadas, de los migrantes muertos en los últimos cinco años, incluyendo lo que va de 1999, 32 eran michoacanos, 25 de Oaxaca, 19 de Puebla, 19 de Jalisco y 14 de Guerrero, estados todos ellos con importante presencia indígena y altos niveles de marginación en las zonas rurales.

Unos los rechazan, otros los condenan.- Por otra parte, las autoridades estadounidenses no han procesado penalmente a ninguno de los empleadores de indocumentados en los condados fronterizos de California en los últimos cuatro años, ni han tomado medidas para disminuir el atractivo del trabajo mal remunerado pero pagado en dólares más allá de nuestra frontera. Los Estados Unidos han preferido poner en práctica una estrategia que potencie el aniquilamiento de quienes intentan cruzar ilegalmente su línea, que tomar medidas que afecten a sus propios ciudadanos. La petición ante la CIDH tiene el propósito de que esta instancia condene el operativo Guardián, y recomiende a Estados Unidos implementar estrategias que minimicen el riesgo de los migrantes de perder la vida, de modo que el discurso a favor de los derechos humanos que ha caracterizado a la administración Clinton se vea reflejado en los hechos. Mientras tanto, los 360 muertos en años pasados, y desafortunadamente los que con seguridad vendrán, serán víctimas de un país que los rechaza, el suyo, y de otro país, el "guardián de las libertades", que los condena a muerte.

* El autor es Provincial de los Dominicos y presidente vitalicio del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria.

EL OBSERVADOR 189-4

Sumario Inicio

La New Age y la reencarnación

(Opinión de la Iglesia al respecto)

Entre las ideas básicas de la New Age merece particular atención la de la reencarnación o transmigración del alma, que se encuentra en la mitología religiosa de algunos pueblos y, en especial, en la espiritualidad oriental. La idea de que el "yo" personal del ser humano viva varias existencias en forma cíclica, cambiando sólo de cuerpo, a lo largo de centenares o miles de años hasta lograr su "iluminación definitiva", es algo totalmente irreconciliable con la fe cristiana.

La creencia de la reencarnación afirma que la identidad personal e irrepetible de cada hombre es una ilusión o, por lo menos, que esta identidad es independiente del cuerpo que tiene cada uno. Manifiesta desdén para el sentido profundo de la corporeidad humana y menosprecia el valor de la libertad y de la responsabilidad moral de cada hombre.

Pero lo más preocupante es que la reencarnación es abiertamente contraria la revelación cristiana:

"Si ese fuera el caso, Cristo habría tenido que morir muchas veces desde la creación del mundo. Pero el hecho es que ahora, en el final de los tiempos, Cristo ha aparecido una sola vez y para siempre, ofreciéndose a sí mismo en sacrificio para quitar el pecado. Y así como todos han de morir una sola vez y después vendrá el juicio, así también Cristo ha sido ofrecido en sacrificio una sola vez para quitar los pecados de muchos" (Hebr 9, 26-28).

En la literatura popular de inspiración New Age abundan "testimonios" y relatos que supuestamente comprueban no sólo el hecho de las "encarnaciones previas", sino también la posibilidad de llegar al recuerdo pleno y consciente de ellas. Los nuevos movimientos religiosos de corte New Age frecuentemente reconocen en sus líderes reencarnaciones de otras figuras históricas o míticas que han vuelto a la vida para seguir con la obra de iluminar a la humanidad.

Las terapias alternativas de algunos programas de potencial humano pretenden ayudar a sus clientes a descubrir las raíces de sus problemas presentes en sus "vidas pasadas" a través de la hipnosis y otras técnicas de autosugestión. Todo eso ha logrado sembrar una duda en la mente de no pocos cristianos.

Pero es la verdad histórica y esperanzadora de la resurrección de Jesucristo la que revela el fin último del hombre. No podemos negar la evidencia indiscutible que una y otra vez se presenta a nuestros ojos: la muerte alcanza a todos los hombres como desenlace terminante de su existencia. La vuelta a esta vida no es posible y no se da.

A esta vida sigue una transformación total y eterna de cada individuo, no una sucesión de vidas y muertes sin fin y sin sentido. Cristo venció a la muerte de una vez por todas y somos partícipes de su victoria.

(Tomado de Instrucción pastoral sobre la New Age, del arzobispo primado de México, Norberto Rivera Carrera)

EL OBSERVADOR 189-5

(Opinión de la Iglesia al respecto)

Entre las ideas básicas de la New Age merece particular atención la de la reencarnación o transmigración del alma, que se encuentra en la mitología religiosa de algunos pueblos y, en especial, en la espiritualidad oriental. La idea de que el "yo" personal del ser humano viva varias existencias en forma cíclica, cambiando sólo de cuerpo, a lo largo de centenares o miles de años hasta lograr su "iluminación definitiva", es algo totalmente irreconciliable con la fe cristiana.

La creencia de la reencarnación afirma que la identidad personal e irrepetible de cada hombre es una ilusión o, por lo menos, que esta identidad es independiente del cuerpo que tiene cada uno. Manifiesta desdén para el sentido profundo de la corporeidad humana y menosprecia el valor de la libertad y de la responsabilidad moral de cada hombre.

Pero lo más preocupante es que la reencarnación es abiertamente contraria la revelación cristiana:

"Si ese fuera el caso, Cristo habría tenido que morir muchas veces desde la creación del mundo. Pero el hecho es que ahora, en el final de los tiempos, Cristo ha aparecido una sola vez y para siempre, ofreciéndose a sí mismo en sacrificio para quitar el pecado. Y así como todos han de morir una sola vez y después vendrá el juicio, así también Cristo ha sido ofrecido en sacrificio una sola vez para quitar los pecados de muchos" (Hebr 9, 26-28).

En la literatura popular de inspiración New Age abundan "testimonios" y relatos que supuestamente comprueban no sólo el hecho de las "encarnaciones previas", sino también la posibilidad de llegar al recuerdo pleno y consciente de ellas. Los nuevos movimientos religiosos de corte New Age frecuentemente reconocen en sus líderes reencarnaciones de otras figuras históricas o míticas que han vuelto a la vida para seguir con la obra de iluminar a la humanidad.

Las terapias alternativas de algunos programas de potencial humano pretenden ayudar a sus clientes a descubrir las raíces de sus problemas presentes en sus "vidas pasadas" a través de la hipnosis y otras técnicas de autosugestión. Todo eso ha logrado sembrar una duda en la mente de no pocos cristianos.

Pero es la verdad histórica y esperanzadora de la resurrección de Jesucristo la que revela el fin último del hombre. No podemos negar la evidencia indiscutible que una y otra vez se presenta a nuestros ojos: la muerte alcanza a todos los hombres como desenlace terminante de su existencia. La vuelta a esta vida no es posible y no se da.

A esta vida sigue una transformación total y eterna de cada individuo, no una sucesión de vidas y muertes sin fin y sin sentido. Cristo venció a la muerte de una vez por todas y somos partícipes de su victoria.

(Tomado de Instrucción pastoral sobre la New Age, del arzobispo primado de México, Norberto Rivera Carrera)

EL OBSERVADOR 189-5

Sumario Inicio

MÉXICO EN LA MIRA

Doble nada

El tango argentino Volver, que inmortalizara Carlos Gardel, decía "que 20 años no es nada".

Pues bien, según un reciente estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), México tardaría 40 años en resolver el problema de la pobreza extrema, con la condición de un crecimiento sostenido por persona de tres por ciento anual. Es decir, dos veces nada...

Y habría que revisar las circunstancias familiares para saber si cada año vamos creciendo en nuestras percepciones a ritmo de tres por ciento. Ni de lejos.

Para que este porcentaje de crecimiento personal o familiar se diera, el país entero (toda la economía) debería crecer algo así como siete por ciento cada año. Y hay que recordar que las previsiones optimísticas de este 1999 sitúan el crecimiento de México en... tres por ciento.

La desigualdad en la que ha incurrido nuestro país, producto de décadas de políticas económicas erradas, es hoy impresionante: diez por ciento de las familias concentran casi noventa por ciento de la riqueza nacional.

Imposible creer que con una concentración así pueda darse el crecimiento compartido, que es la única forma de superar la pobreza.

Y está la cuestión del ahorro. Cada vez tenemos menos la oportunidad de ahorrar los mexicanos. Y, por lo mismo, cada día dependemos más de los préstamos externos.

Y no se vislumbra una política real que revierta, con la participación de todos, un cambio de perspectiva...

EL OBSERVADOR 189-6

Doble nada

El tango argentino Volver, que inmortalizara Carlos Gardel, decía "que 20 años no es nada".

Pues bien, según un reciente estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), México tardaría 40 años en resolver el problema de la pobreza extrema, con la condición de un crecimiento sostenido por persona de tres por ciento anual. Es decir, dos veces nada...

Y habría que revisar las circunstancias familiares para saber si cada año vamos creciendo en nuestras percepciones a ritmo de tres por ciento. Ni de lejos.

Para que este porcentaje de crecimiento personal o familiar se diera, el país entero (toda la economía) debería crecer algo así como siete por ciento cada año. Y hay que recordar que las previsiones optimísticas de este 1999 sitúan el crecimiento de México en... tres por ciento.

La desigualdad en la que ha incurrido nuestro país, producto de décadas de políticas económicas erradas, es hoy impresionante: diez por ciento de las familias concentran casi noventa por ciento de la riqueza nacional.

Imposible creer que con una concentración así pueda darse el crecimiento compartido, que es la única forma de superar la pobreza.

Y está la cuestión del ahorro. Cada vez tenemos menos la oportunidad de ahorrar los mexicanos. Y, por lo mismo, cada día dependemos más de los préstamos externos.

Y no se vislumbra una política real que revierta, con la participación de todos, un cambio de perspectiva...

EL OBSERVADOR 189-6

Sumario Inicio

Hillary y el foro "Cairo + 5" *

Paz Fernández Cueto

Esta vez ha sido La Haya, Holanda, el escenario elegido por Naciones Unidas para llevar a cabo el Foro Internacional sobre Población y Desarrollo, también conocido como "Cairo + 5", con el objeto de revisar los compromisos adoptados en materia de control demográfico después de la Conferencia de El Cairo en 1994.

Una vez iniciados los trabajos, finalmente llegó la intervención más esperada por los asistentes a este encuentro: la de Hillary Clinton. La primera dama de los Estados Unidos fue presentada como la primera dama del mundo, ante un auditorio integrado por la representación oficial de distintos países, incluido Rodolfo Tuirán, secretario general de Conasupo, quien encabeza la delegación mexicana. Curiosamente Hillary se presenta como la paladina de los derechos del sexo femenino y ve en la anticoncepción el principal de los derechos humanos, a pesar de que en los países en vías de desarrollo el método anticonceptivo más difundido es la esterilización y de que los programas de salud reproductiva impliquen el recurso al aborto. A cinco años de la Conferencia de El Cairo, la esposa del presidente Clinton, quien no es precisamente una autoridad de relevancia moral en materia demográfica y menos aún en lo que se refiere al tema de educación sexual, no desilusionó las expectativas del Foro y exaltó a su auditorio reclamando el derecho "de todas las mujeres de todas partes del mundo al aborto y a la planificación familiar".

Vale la pena recordar que fue en la Conferencia de El Cairo en donde, después de muy duras negociaciones, se llegó al acuerdo de que el aborto no podría ser admitido como medida de planificación familiar. No obstante, el mensaje de Hillary fue claramente dirigido hacia los países con legislaciones vigentes en donde no está permitido el aborto, y a los que pretenden presionar para que, despenalizándolo, bajen sus índices de natalidad.

Lo anterior nos confirma la estrategia internacionalista que ha prevalecido en las últimas reuniones de la ONU a propósito de este tema: El Cairo, Pekín y Estambul, que consiste en llevar la discusión de causas difíciles de conciliar en el propio ámbito -como es el caso del aborto- a foros alejados del contexto territorial, quedando estas decisiones fuera del control de los ciudadanos; es más fácil convencer a los que no viven cerca de nosotros que a los vecinos de la propia casa. Es necesario estar conscientes de este tipo de imposiciones ideológicas que atentan contra la soberanía nacional, permitiendo llevarse de vuelta a casa como algo ya decidido y comprometedor, lo que en realidad resulta impopular por ser ajeno a las costumbres, a la religión o a la idiosincrasia de los pueblos.

Hillary aprovechó el Foro al condenar las prácticas coercitivas de China para imponer planes de control demográfico, pero la referencia, más que un llamamiento a Pekín, fue una respuesta al Congreso estadounidense. No es secreto para nadie que Estados Unidos apoye en el extranjero planes demográficos coercitivos no sólo en China; basta recordar los recientes casos de esterilizaciones en masa llevados a cabo en Perú y en Brasil. Por otra parte, en el Congreso de los Estados Unidos la mayoría republicana ha venido bloqueando desde hace varios meses el financiamiento a las agencias de la ONU, bloqueo que no piensa levantar hasta que la Casa Blanca se comprometa a no apoyar planes que prevén la difusión del aborto. De este modo la presencia de Clinton en La Haya tenía por objeto suavizar la situación comprometedora de EU en este Foro internacional y tratar de presionar a Washington para que cumpla con sus compromisos con el Fondo de las Naciones Unidas para la Población. La esposa del presidente de los Estados Unidos confirmó en este mismo Foro organizado por la ONU el ofrecimiento de la Casa Blanca de 25 millones de dólares a este Fondo como contribución voluntaria.

Otro de los temas calientes introducidos por Hillary en las mesas de discusiones es el de los "servicios de salud reproductiva para los adolescentes", término que incluye el concepto de aborto para evitar embarazos no deseados. Se trata de un asunto muy delicado, ya que en La Haya, como sucedió también en Pekín, se está presionando para que los padres de familia queden excluidos del proceso de decisiones que afectan a los hijos menores de edad en esta materia. Según una nota aparecida en Reforma, enviada desde La Haya por Ivonne Melgar, fue el representante del Vaticano quien abanderó la postura de que debe reconocerse el derecho de los padres de familia sobre la educación integral de sus hijos: "Monseñor Frank J. Dewane condenó la anticoncepción de emergencia y la idea aquí promovida de dejar en manos del Estado la responsabilidad de la educación sexual".

Después de alabar a algunas de las organizaciones no gubernamentales de Estados Unidos muy activas en este sector, Hillary Clinton tuvo el descaro de afirmar que también grupos católicos colaboran en este proyecto, refiriéndose seguramente al grupo de "Catholics for free Choice", nacido en Estados Unidos y que opera en algunos países de América Latina con el nombre de "Católicas por el derecho a decidir". Inmediatamente Radio Vaticano acusó a la esposa de Clinton de crear una evidente "confusión": en Estados Unidos existen grupos que se autodefinen católicos -explica la emisora del Papa-, pero que no pertenecen ni mucho menos a la Iglesia y su único objetivo es traer la división y la confusión entre los católicos promoviendo el aborto. La postura de la Iglesia católica ha sido muy clara y contundente en cuanto al respeto a la vida desde la concepción hasta la muerte natural. Creo que en México, después de las palabras enérgicas que pronunció Juan Pablo II en el autódromo: "¡Que ningún mexicano se atreva a vulnerar el don precioso y sagrado de la vida en el vientre materno!" no deben quedarnos dudas al menos de cuáles son los criterios de la Iglesia en cuanto a este tipo de principios con los que no se puede transigir y que tienen carácter universal.

En varios países de Europa hubo esta semana pronunciamientos interesantes sobre este tema de parte de representantes de la Iglesia católica: a pocas semanas de que el cardenal Meisner, de Colonia, hiciera declaraciones para condenar la píldora abortiva RU 486, también la Iglesia en Austria se pronunció contra este fármaco abortivo a través de las declaraciones del arzobispo de Viena, el cardenal Schonborn, quien recordó que la Iglesia nunca podrá aceptar la legalización del aborto, ni aun en las primeras semanas de embarazo. En un país vecino, monseñor Andreas Laún, obispo auxiliar de Salzburgo, declaró en televisión que estaba de acuerdo con el cardenal Meisner en que la píldora abortiva es comparable al gas letal usado por los nazis en los campos de exterminio. Hay que hacer notar que Austria, país en donde está legalizado el aborto durante las primeras 12 semanas de embarazo, tiene una de las tasas de nacimiento más bajas del mundo: 10.4 nacimientos por cada mil habitantes.

Están circulando rumores cada vez más insistentes dentro del Foro de las Naciones Unidas para la Población (UNFPA), según los cuales Hillary tomará el lugar de Nafis Sadik como responsable de este influyente organismo de la ONU. El cambio de dirección les resulta imprescindible, ya que el UNFPA está pasando por una fuerte crisis de financiamiento; de hecho, sólo ha recibido el 25% de las aportaciones que habían ofrecido los gobiernos después de los compromisos adquiridos en la Conferencia sobre Población y Desarrollo celebrada en El Cairo en 1994, siendo el déficit más importante el provocado por el Congreso de Estados Unidos al cancelar los 25 millones de dólares anuales que le destinaba.

Quienes apoyan la candidatura de la primera dama están convencidos de que Hillary garantizaría el apoyo a las fundaciones y a las compañías interesadas en la promoción de programas anticonceptivos, a pesar de que cada día son más los especialistas que discuten las bases teóricas de las campañas de control de la natalidad, critican sus métodos y ponen en cuestión sus intenciones.

* Artículo reproducido con permiso de la autora.

EL OBSERVADOR 189-7

Sumario Inicio

PINCELADAS

La lección de un perro

Justo López Melús *

Un maestro sufí explicaba así la fuente de la sabiduría: "Una vez vi a un perro al borde de un estanque de agua. Jadeaba de sed, pero no se atrevía a beber. Al acercarse veía su imagen reflejada; creía que era otro perro que le amenazaba, y huía. Pero la sed apretaba. Volvió y se arrojó al agua, con lo cual desapareció el otro perro, y bebió a gusto hasta saciarse. Entonces entendí que lo que impedía al perro saciar su sed era si propio yo. Cuando éste desapareció, el perro consiguió su objetivo".

Y ésta es la gran lección: lo que te impide avanzar es su propio yo. Hay que hacerlo desaparecer. El más pequeño apego a tu yo no te deja avanzar. Si sientes sed constante de la presencia de Dios, no vuelvas nunca a ti. El que renuncia a su yo encuentra Dios. "Conviene que yo disminuya y que Él crezca" (Jn 3, 30).

* El autor es Operario Diocesano en San José de Gracia de Querétaro.

EL OBSERVADOR 189-8

Sumario Inicio

MEDIOS DE COMUNICACION

¿Derecho a la información, dijo usted?

Santiago Norte

En días pasados el suplemento político de Reforma ("Enfoque"), presentó uno de esos reportajes esclarecedores que de tarde en tarde se producen en el periodismo mexicano. Con la idea de mostrar cómo se las gastan las oficinas de "comunicación social" del gobierno, pidió la redacción a reporteros que hiciesen lo posible por obtener información que debería ser información fluyente, si de veras estuviera reglamentado el derecho que tienen los mexicanos de saber las estadísticas de sus secretarías, los planes y los programas en que están trabajando (con la evaluación correspondiente) y las estadísticas concretas del sector que representan esas secretarías. Las respuestas son hilarantes: "eso lo maneja el señor Secretario"; "eso no se lo puedo decir"; "eso no lo sabemos"; "eso...", etcétera. El resumen del reportaje es que no hay nada más peligroso (ni desgastante ni inútil) que pedir información a los encargados oficiales de dar información al público, a los medios.

Ya en esta columna nos hemos referido en varias ocasiones a la actitud tan mexicana de maquillar la realidad para desviar la atención de lo que no se está haciendo. El gobierno, en sus dependencias de comunicación, alcanza cuotas extraordinarias de mentiras, ocultamientos, razonamientos obtusos para no "dar información" que "pueda comprometer...". ¿De qué se trata? ¿De solapar la ineficiencia? Aunque jamás lo reconozcan, los encargados de cuidar la información a lo que dedican sus esfuerzos es a cuidar de "imagen" del jefazo en turno, con la complicidad y anuencia de éste, claro está. La transparencia procede de la convicción de estar haciendo las cosas bien. Reforma nunca preguntó nada que no pudiera preguntarse -dada el área de trabajo de tal o cual secretaría-; nunca pidió datos sobre cosas extraplanetarias, ni siquiera escabrosas (como podría ser el número de esposas del C. Secretario). En casos como el de la insigne Secretaría de Turismo, que conduce el ex regente capitalino don Oscar Espinosa Villarreal, el dato que se negaron a proporcionar fue -créalo o no el lector- ¡el numero de empleados que ahí trabajan! Y eso que estamos hablando de Reforma...

¿Por qué no hay el menor respeto por el instrumento número uno -la información- de respeto a la ciudadanía? Un país con manejos tan chabacanos de las cifras por parte de su sector gubernamental no puede ni podrá salir adelante. Si no podemos saber el número de empleados de una secretaría, ¿sabremos algún día, por ejemplo, la verdadera dimensión del analfabetismo, la extensión real de la pobreza, el hoyo del desempleo? Lo que no sabemos no lo podemos combatir. El aparato de la comunicación gubernamental se ha estacionado en la peregrina idea de que vale más mentir "piadosamente" que enseñar la verdad desnuda de la incompetencia. El problema es que, en el corto plazo, tal incompetencia nos repercutirá a los que ni la debemos ni la tememos.

Una de las llamadas "asignaturas pendientes", y no la menor, del gobierno que le ha fallado a los mexicanos es la asignatura de la información. El día que nos la dejen de ocultar quizá les creamos algo, no mucho, pero algo sí.

EL OBSERVADOR 189-9

Sumario Inicio

AÑO DEL PADRE CELESTIAL

Dios nuestro Padre Celestial

José Luis Meza*

Al pasar por la adolescencia solemos admirar la figura paterna. Nuestro papá, ante tantos que ya conocíamos, es el mejor de todos. El adolescente idoliza a su padre aunque tenga sus fallas humanas.

Al pasar los años se nos va metiendo el apellido paterno/materno como un apoyo de identidad. Y así, cada vez que nos preguntan por nuestro nombre, agregamos el apellido paterno. Este título familiar servirá para el registro civil, el acta de matrimonio, el pasaporte y cualquier otro documento importante que nos identifica. Pero si este apellido tiene historia genealógica, con mayor fervor lo ponemos en alto y nos gloriamos de llevarlo en la sangre.

Al llegar a la edad adulta podemos agregar todos los títulos académicos que logremos obtener, pero sin suprimir el fundamental que es el de nuestro apellido familiar. Así seamos doctores, licenciados, abogados, ministros y hasta diputados y senadores, el título familiar prevalece ante todos los demás. Los genes familiares nos identifican ante cualquier instancia social y eclesial.

Pero cuando intentamos profundizar en el origen primero de nuestra existencia, necesariamente nos remontamos a la fuente de la paternidad universal, que es Dios. En este fondo misterioso descubrimos que Dios es nuestro Padre. Nuestro Padre porque es el autor de la raza humana, y de Él nacen todas las familias del mundo. En esa doble dimensión masculina y femenina Dios inventó la fórmula perfecta y completa de la existencia. Entre los hijos nacidos de mujer siempre hay dos elementos (papá y mamá). Y por eso la paternidad/maternidad inseparables nos permiten asimismo ser inseparables de Dios Padre. Al confesar que Dios es nuestro Padre, también estamos declarando que nosotros somos sus hijos. Ningún dios ha tenido el atrevimiento de declararse padre ante los hombres y mujeres; tampoco los creyentes en esos dioses se pueden dar el lujo de decirse hijos de sus ídolos. Se podrán llamar vasallos, servidores, pero no hijos. Solamente los marcados con el Bautismo cristiano nos decimos y somos realmente hijos adoptivos de Dios. Este es el milagro inmerecido de la incorporación bautismal. Sería bueno meditar en la enseñanza de san Pablo para darnos mejor cuenta de esta relación de Gracia: "Cuando llegó la plenitud de los tiempos, Dios envió a su Hijo, el cual nació de mujer y fue sometido a la Ley, con el fin de rescatar a los que estaban sometidos a la Ley, para que así llegáramos a ser hijos adoptivos de Dios. Ustedes ahora son hijos; por esta razón Dios mandó a nuestros corazones el Espíritu de su propio Hijo, que clama al padre: ¡Abbá!, o sea, ¡Papito! Así pues, ya no eres esclavo, sino hijo, y tuya es la herencia por gracia de Dios" (Gal 4, 4-7). El texto es tan claro y explícito que ya no necesita de ulteriores explicaciones.

Dios nuestro Padre Celestial fundamenta nuestro apellido humano para que, mediante las relaciones con nuestros padres de la tierra, progresivamente descubramos al Padre Dios. Bienaventurados nosotros que hemos sido elegidos de esa manera. Hay que cambiar hacia ese Padre para recibir la herencia prometida. ¡Bendito seas, Padre nuestro!...

* El autor es presbítero, Director de Comunicación de la Diócesis de León.

EL OBSERVADOR 189-10

Sumario Inicio

Recordando el pasado Día del Enfermo

Jesús García Gómez *

- Fíjese, padre: el domingo fui a Misa y vi un cartel que decía que pronto sería el Día del Enfermo. Pero, ¿por qué? Está bien celebrar el día de la madre, el día del cartero, el día de la enfermera, etc.; son personas que nos hacen el bien. Pero... ¿el enfermo?

- Bueno, es cierto que el enfermo sufre, y nadie quiere estar enfermo. Por eso la Iglesia nos invita a orar y visitar a los enfermos. Este día quiere recordarnos eso, que hay gente enferma, que sufre y espera nuestra oración y compañía.

- ¿Y por qué el día 11 de febrero? Podría ser cualquier otro día.

-En este día celebramos a la Santísima Virgen en su advocación de Nuestra Señora de Lourdes, quien en 1858 se apareció a santa Bernardita, en Lourdes, Francia. En este lugar se hace mucha oración a Dios y se bendice a los enfermos con la Eucaristía y muchos quedan curados del cuerpo, y muchos más de su espíritu; aun incrédulos encuentran ahí la fe y la paz.

- Perdone, padre, ya que me lo encontré de modo y de buenas, ¿qué enseña la Iglesia sobre la enfermedad y el dolor?

-Tu pregunta me recuerda lo que el Papa y los obispos nos enseñan en un libro que se llama Catecismo de la Iglesia Católica. No creas que es un catecismito de preguntas y respuestas nada más. No, es un libro para la gente de ahora, con explicaciones de la Biblia y de la vida.

- Pero ¿qué dice de la enfermedad? Porque es algo muy desesperante y uno no sabe qué decir.

- Calma, calma, a eso voy; dice que "la enfermedad y el sufrimiento es un problema muy grave que hiere la vida humana". También dice que "en la enfermedad el hombre experimenta su impotencia, sus límites y su finitud. Toda enfermedad puede hacernos entrever la muerte" (n. 1500). Y luego nos dice cosas muy humanas y a la vez muy espirituales: "la enfermedad puede conducir a la angustia, al repliegue sobre sí mismo, a veces incluso a la desesperación y a la rebelión contra Dios. Puede también hacer a la persona más madura..." (n. 1501).

- Bueno, padre, pero dígame una palabra de Jesús para decírsela a mis enfermos.

- Lo primero que tenemos que recordar es la actitud misma de Jesús hacia el enfermo, toda amor y a tal punto, que toma como hecho a Él mismo lo que hacemos por los enfermos. Por otra parte, Jesús invita a los enfermos a que crean y confíen en Él; les imponía las manos y oraba por ellos, y desde la cruz nos invita a unir nuestra ofrenda con la suya.

- ¿Y qué me dice de la "Extrema unción"? A muchos, casi a todos, les da mucho miedo.

- Te quiero recordar que la Iglesia ya no le llama así. Ahora le llama "Unción de los Enfermos". Jesús dice a los Apóstoles: sanen a los enfermos, oren sobre ellos; y la Iglesia, siguiendo esta enseñanza y ejemplo de Jesús, ora sobre ellos, les impone las manos y los unge con el óleo bendito.

- Ahora entiendo que el Día del Enfermo es un día no para hacer fiesta, sino para acordarnos de ellos, para orar y visitarlos a fin de que pronto sanen y, al mismo tiempo, maduren en su fe y nosotros en la caridad y el servicio.

- ¡Hasta luego!

* El autor es Misionero del Espíritu Santo, y pertenece a la diócesis de Matehuala.

EL OBSERVADOR 189-11

Sumario Inicio

COMENTARIO A FONDO

Cuaresma

Darío Pedroza Jr. *

¿Qué tal, preparados para vivir la Cuaresma?

Cada grupo, cada sector se está avocando a sus tiempos, a sus candidatos o precandidatos, a sus dignatarios -no sé por qué les llaman así-, como el señor Clinton, tan llevado y traído y procesado por propios y extraños.

En nuestra patria lo mismo dígase, ya que todo el mundo quiere "servir" (?) al pueblo de México en su globalidad o en cualquiera de las entidades federativas, secretarías o demás instancias.

La Iglesia de San Luis, por su parte, espera el relevo de su arzobispo para el próximo 18 de marzo, con la venida y toma de posesión de don Luis.

Por encima de todo, o a la vez con todo, los creyentes de la comunidad universal de la Iglesia católica se ponen en camino hacia la Pascua de Jesús y, como tiempo de preparación para la misma, recuerdan las épocas de los diversos cuarentas, como es el caso de los años de travesía del desierto hacia la libertad, o el diluvio como signo de purificación del pecado del pueblo y de la renovación de la alianza de Yahvé con el hombre. Jesús recupera esos cuarenta días y los pasa en el desierto en comunión con su Padre del Cielo y como manifestación de su fidelidad a Él frente a la historia de la infidelidad de la criatura humana en el orden de la filiación al Señor, de su hermandad con los iguales y de la justa administración de los bienes de la naturaleza al estilo de Jesús.

Sabemos de las prácticas penitenciales a las que Jesucristo es fiel, como costumbres de su pueblo; pero, por otra parte, en su propia persona instituye la ascética cristiana como práctica del hombre en el ejercicio de su dominio y de su ofrenda al Padre.

Toda la vida estamos expuestos a las tentaciones, así vengan del demonio, del mundo, de la carne... Pero la fuerza de Dios está por encima de todo mal. Con frecuencia aparecen grupos y movimientos, aun religiosos, que pretenden que la sociedad está en manos del maligno de todas, todas; y parecería que hay que abaratar los "exorcismos" y las prácticas antidiabólicas, de preferencia fanáticas y puestas en manos de grupos o personas de credibilidad muy dudosa.

Parecería que Jesucristo no ha venido al mundo, ni muerto y resucitado; que vivimos en el Antiguo Testamento; que estamos sometidos a las fuerzas secretas, a los astros, a los adivinos y brujos. Sacamos de las tumbas los esqueletos de aquellas aventuras de horror y miedo que nos hacían de pequeños caminar a media noche, una vez que salíamos de las salas de los cines, a media calle y mirando en todas las direcciones porque se nos aparecerían los "finaditos" a la vuelta de cada esquina, o se cumplirían las amenazas de la abuela o de la madre encabritada porque nos echamos la pinta de la escuela.

Estos tiempos sagrados de la Cuaresma vienen no sólo a recordarnos, sino a celebrar, que es el sentido de la liturgia, actualizar el misterio de la salvación y de la gracia obtenido por Jesús por medio de su muerte y resurrección, y que sigue presente en la vida y acción pastoral de la Iglesia. Hay prácticas sencillas, como el ayuno, que nos invita a reconsiderar nuestra condición de humanos y, por lo mismo, de criaturas débiles y, por lo tanto, necesitadas de mortificación y de negación de nuestros gustos y caprichos. La abstinencia es otra práctica conducente a la Pascua del Señor.

El autor es presbítero, Secretario de Pastoral Penitenciaria del Arzobispado de San Luis Potosí.

EL OBSERVADOR 189-12

Sumario Inicio


A LAS PUERTAS DEL TEMPLO

Kieslowski, la ética y el Decálogo *Kieslowski, la ética y el Decálogo *

Javier Sicilia

Vivimos un mundo roto, es decir, un mundo en el que las verdades sustanciales se han oscurecido. Perdidos los significados trascendentes, los seres humanos navegamos entre los relativismos y los fundamentalismos posmodernos en busca de un ancla. Tal vez por ello este fin de siglo sea una época en la que, como nunca, se habla de la ética y, como nunca, se comprende y se vive poco.

¿Pero qué es la ética? En grandes líneas es aquello que se refiere a las verdades que rigen la conducta humana y que tienen que ver con el bien. Las filosofías univosistas, que se traducen en nuestro días en movimientos fundamentalistas, creen que esas verdades se expresan siempre de la misma forma y son absolutas en su expresión, lo que las lleva a la intolerancia y a la imposición. Para estas filosofías, los que tienen otra manera de expresarse están fuera de la verdad, con lo que en nombre de la ética que defienden terminan por violentarla.

Por su lado, las filosofías equivosistas, que creen que las conductas son relativas y varían no sólo de época en época, sino también de lugar en lugar y, en casos extremos, de persona a persona, terminan por relativizar todo y hacer de la ética un conglomerado de conductas autorreferenciales y solipsistas que, en nombre del respeto a la diferencia, lo toleran todo. Si no hay verdades absolutas que determinan nuestra conducta, entonces, dicen los relativistas posmodernos, todo está permitido y vicio y virtud se confunden. Así, bajo el peso del relativismo, las filosofías equivosistas pueden, en nombre de un confuso respeto a la diferencia, defender el bien y el mal al mismo tiempo.

¿Dónde está, entonces, la ética, es decir, dónde están esos valores de la conducta humana en donde el bien pervive?

Creo que el problema fundamental es que nuestra época desalojó de la filosofía la metafísica, esa ciencia "que -dice Abbagnano- tiene como objeto propio el objeto común de todas las demás, y como principio propio un principio que condiciona la validez de todas las demás", es decir, el ser de Dios que se nos comunica.

Sólo desde la metafísica y su reverso: el arte, el hombre puede reencontrar el verdadero sentido de la ética. Desde ella la ética se mira como un conjunto de valores absolutos que se expresan de diferente forma, pero que siempre son comunes al ser del hombre.

Creo que en nuestra época uno de los artistas que mejor han logrado expresar esta realidad extraviada en las filosofías univosistas y equivosistas es Kristov Kieslowski, particularmente en su Decálogo. En esta obra el director polaco retoma ese código que Dios entregó a Moisés en el monte Sinaí hace treinta y seis siglos y que contiene las leyes éticas que deben regir la conducta humana.

Nadie podrá decir que esos mandamientos no siguen siendo válidos. Son el fundamento de cualquier código religioso o civil. El problema es cómo aplicarlos y vivirlos en un tiempo y un espacio en que las filosofías a las que me he referido los han fracturado.

Kieslowski, esa es su genialidad, logra, a la luz de la experiencia artística y en medio de las circunstancias más cotidianas de nuestra modernidad, recuperar esos valores sustanciales. ¿Qué significa vivir los mandamientos aquí y ahora? Significa habitar en el fundamento de la Ley, no como restricción univosista, mucho menos como apertura relativista, sino como amor que es a veces cruel, a veces tierno, a veces doloroso, pero la sustancia y sus consecuencias son siempre el bien. Ahí la univosidad y la equivosidad se unen: la Ley es absoluta, pero se expresa según las condiciones y las circunstancias de la vida, del tiempo y de la época a través del amor.

En Kieslowski la magnífica frase de san Agustín: "Ama y haz lo que quieras", que tiene su fundamento en la expresión de Cristo: "No he venido a abolir la Ley y los Profetas, sino a darles cumplimiento", porque la Ley se resume en el amor, adquiere una de las expresiones más tradicionales y más modernas a las que me haya enfrentado.

Porque el amor es Dios y su expresión es, en su perennidad, infinita, hay siempre algo de irreductible al univosismo y al puro relativismo en la experiencia de la ética. Cada circunstancia tiene su aplicabilidad, que termina por ser expresión del bien absoluto. Sólo desde el amor, que es sacrificio, no desde la intolerancia del univosismo, ni desde la permisividad del equivosismo, la Ley no se traiciona y pervive como expresión del bien. Desde ahí se ama y se sirve a Dios; no se jura en vano ni se traicionan los pactos; se santifican, es decir, se consagran a Dios, a lo que es nuestra sustancia, las fiestas; se honra a los padres y a lo mejor de su tradición; no se asesina; no se roba; no se adultera; no se codicia y se vive en función de la verdad y del bien que es Dios en el prójimo y en todo lo que vive.

Enfrentarse a los Decálogos, de Kieslowski, es volver a entrar en el misterio que la posmodernidad ha desalojado y meditar en esas verdades sustanciales que están en nuestro corazón y por las que el hombre recupera lo humano de su condición, una presencia de lo divino en los límites que la vida impone.

NOTA; El Decálogo, de Kieslowski, está disponible en los Videocentros. Es parte de la colección de los "Clásicos del cine", que pone a disposición del público usuario esa cadena de renta de películas.

* Artículo resumido. Publicado por convenio expreso con el autor.

EL OBSERVADOR 189-13

Sumario Inicio

ORIENTACION FAMILIAR

¿Conviene una escuela con sistema Montessori?

Yusi Cervantes

Estamos considerando en qué escuela inscribir a nuestra hija. Mi esposa piensa que sería bueno llevarla a una con sistema Montessori. Yo he oído que ahí la educación es libre y que los niños hacen lo que quieren. La verdad, a mí me importa mucho la disciplina. Yo sé por experiencia propia que sin ella no se llega a ninguna parte. ¿Nos puede aconsejar?

El sistema Montessori no es lo mismo que ciertas escuelas abiertas que han dado mala fama a otras alternativas en educación, ni es verdad que ahí los niños hacen lo que quieren sin disciplina alguna. Se valora mucho la libertad, es cierto. Por el tono de su comentario podría creerse que piensa que la libertad es un defecto, pero estoy segura de que si lo piensa mejor podría plantear el asunto de otro modo.

La libertad es un gran valor. Y de ninguna manera se contrapone con la disciplina que, como bien dice, es también un valor importante. La auténtica libertad, lo sabemos, tiene límites. Y en el sistema Montessori están bien marcados esos límites. Hay metas, orden, horarios. Los niños no deben molestar a los demás ni distraerlos de su trabajo. Tampoco pueden estar ociosos. Cuidan las cosas, limpian sus mesas, acomodan sus sillas, guardan cuidadosamente cada material que utilizan. Las escuelas Montessori, además de cumplir con el programa de la SEP, lo enriquecen con un método que toma en cuenta la unidad psíquica de la mente y el cuerpo, los períodos sensibles del aprendizaje (hay un mejor momento para aprender cada materia), el desarrollo de la vida en comunidad y otros aspectos fundamentales en el desarrollo armónico del niño. Respecto a la disciplina, este sistema se enfoca en el desarrollo de la disciplina y la motivación internas. No desde fuera, con amenazas, con castigos, sino desde dentro, a partir del potencial innato del niño.

El sistema Montessori presta especial atención al proceso de la lectura y la escritura, a la comprensión de lo que se lee, a la redacción de las ideas y a la investigación. Otra materia fundamental es la comprensión de las matemáticas: tienen materiales que, literalmente, permiten a los niños ver y palpar, por poner un ejemplo, que 10 por 10 son cien. Ahí tienen, en sus manos, un cubo que han formado con diez cuadros, a su vez formados por diez líneas de diez cuentas cada una. Y una vez que lo pueden ver y palpar, el paso a la abstracción es natural.

La Asociación Montessori Internacional supervisa que el método realmente se aplique en las escuelas afiliadas. Si deciden inscribir a su hija en una escuela Montessori, les aconsejo que verifiquen que pertenezca a dicha asociación. Visiten una escuela Montessori, vean a los niños trabajar, conozcan algún material del que usan, perciban el ambiente... Así podrán tomar una decisión.

(La psicóloga Yusi Cervantes responderá las preguntas que se le envíen a la dirección de EL OBSERVADOR).

EL OBSERVADOR 189-14

Sumario Inicio

OPINION

Vivir la Cuaresma en familia

El examen de la conciencia, la confesión de los pecados y la conversión son asuntos muy íntimos, personales. Pero no solamente. También hay conciencia, arrepentimiento y conversión familiares y sociales.

La Iglesia ha hablado numerosas veces de los pecados sociales, en los cuales las familias participan indiscutiblemente.

Este tiempo de Cuaresma nos invita no sólo a la conversión personal, sino también a la conversión de nuestras familias. Para lograrlo es necesario que, dentro de ellas, cada uno de nosotros dé testimonio de estar viviendo la Cuaresma.

Hay algunos gestos que pueden ayudar en mucho a este vivir la Cuaresma en familia: asistir juntos a Misa, vivir con más austeridad, hacer sacrificios y emplear el dinero ahorrado con éstos para ayudar a quienes más lo necesitan, dedicar más tiempo a la oración, procurar lecturas, programas y películas que nos acerquen a Dios...

Procuremos vivir la Cuaresma en familia: este será un paso más en convertir este mundo en un Reino de Dios.

EL OBSERVADOR 189-15

Sumario Inicio

VIDA CRISTIANA

El don de Dios supera nuestro delito

Isele

"Ahora bien, el don de Dios supera con mucho al delito", dice san Pablo haciendo referencia al pecado de Adán, "pues si por el delito de un solo hombre todos fueron castigados con la muerte, por el don de un solo hombre, Jesucristo, se ha desbordado sobre todos la abundancia de la vida y de la gracia de Dios" (Rom 5, 15).

A veces miramos el mundo con tal pesimismo, enumeramos tantos males de la sociedad moderna, que parece que creemos que en la larga lucha entre el bien y el mal gana el mal. Pero ni el más grande de nuestros pecados puede compararse con la grandeza de la misericordia de Dios, con su don, con su vida y su gracia.

Sin embargo, hace falta abrirnos a esa gracia, a ese don. Hace falta que estemos dispuestos a reconocer nuestros errores y a ponernos en manos de Dios. Ojalá nos demos la oportunidad de verdaderamente vivir esta Cuaresma -tiempo de reconciliación, de conversión y sacrificio- que ahora inicia.

EL OBSERVADOR 189-16

Sumario Inicio

 

 

 
De acuerdo con las normas internacionales de Propiedad Intelectual y Derechos de Autor, podrá reproducir parcial o totalmente la información, pero siempre citando nuestra fuente. La reproducción de los artículos y/o noticias firmados con Zenit.org-El Observador requieren permiso expreso de zenit.org
La publicación de algún artículo no implica compromiso. Los artículos firmados son responsabilidad del autor.
Los artículos publicados en esta Web son una selección de la edición impresa.
D.R. Clip Art de Querétaro, S. de R.L. de C.V. 1995-2006