El Observador de la Actualidad

 

Periodismo católico para la familia de hoy

2 de Julio de 2000 No. 260

SUMARIO

bullet «No es ético lucrar con la miseria»
bullet¡Por fin!, el tercer secreto de Fátima
bulletAL ALBA DEL MILENIO Con México en el corazón
bulletEL RINCÓN DEL PAPA Eucaristía: acontecimiento misionero
bullet¿USTED QUÉ OPINA? Que triunfe México
bullet¿Por un nuevo feminismo?
bulletSe habla mucho de sexualidad y casi nada de violencia contra las mujeres
bulletPANTALLA CHICA Abusan de la libertad de expresión
bulletPERDER POR DEFAULT Maestros antimexicanos
bulletMedidas de protección al libre ejercicio del sufragio
bulletVotar hoy a favor de la vida, invitan a los electores mexicanos
bulletOPINIÓN Día de elecciones
bulletPINCELADAS Gulliver y los liliputienses
bulletORIENTACIÓN FAMILIAR Afectamos a nuestros hijos. Ahora, ¿qué hacemos?
bullet¿Podremos ser fieles toda la vida?

Sumario Inicio
«No es ético lucrar con la miseria»:
arzobispos Sandri y Morales
* México, pueblo maduro para decidir por sí mismo a quién elige.
* Los candidatos presidenciales no deben olvidarse de los pobres cuando asuman el poder.
El nuncio apostólico en México, monseñor Leonardo Sandri, declaró, al clausurar el tercer Congreso Eucarístico Diocesano en la ciudad de México, que «es necesario que exista solidaridad y reparto de la riqueza entre los pobres», ya que «detrás de la explosión demográfica se esconde un imperialismo alejado de la solidaridad».
En relación con las elecciones del día de hoy, el Nuncio afirmó que «los mexicanos son un pueblo maduro que tiene que decidir por sí sólo por quien votar», y exhortó a los electores a votar por quien consideran la persona más adecuada. «Todo lo que pedimos es votar por México», subrayó.
Por su parte, monseñor Luis Morales Reyes, arzobispo de San Luis Potosí y presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), pidió a los candidatos presidenciales no olvidarse de los pobres cuando asuman el poder, ya que ellos son una realidad relevante en la cultura de la democracia. «Los pobres —aseguró— no son una minoría que se deba tratar bajo condiciones de excepción, sino una gran porción de nuestro pueblo que anhela y requiere condiciones dignas para su subsistencia y desarrollo». E hizo un llamado a las personas que caritativamente ayudan a los pobres a «no confundir su acción con el voluntarismo, ya que muchas veces no lo hacen como signo de consagración y seguimiento a Cristo sino por vanidad propia.
Monseñor Morales hizo un balance de los estragos ocasionados por la pobreza en el país, y explicó que millones de mexicanos se encuentran en un estado en el que algunos están atentando contra su dignidad humana y contra la voluntad de Dios, que desea una vida plena para todos. «La pobreza existe en el país principalmente por la falta de oportunidades reales que estimulen el desarrollo integral de las personas», subrayó.

EL OBSERVADOR 260-1

Sumario Inicio
¡Por fin!, el tercer secreto de Fátima

Ofrecemos la traducción del texto original en portugués de la tercera parte del secreto de Fátima, revelado el 13 de julio de 1917 a los tres pastorcillos en la Cueva de Iria-Fátima y transcrito por sor Lucía el 3 de enero de 1944:
«Después de las dos partes que ya he expuesto, hemos visto al lado izquierdo de Nuestra Señora, un poco más en lo alto, a un Angel con una espada de fuego en la mano izquierda; centelleando emitía llamas que parecía iban a incendiar el mundo; pero se apagaban al contacto con el esplendor que Nuestra Señora irradiaba con su mano derecha dirigida hacia él; el Angel señalando la tierra con su mano derecha, dijo con fuerte voz: «¡Penitencia, penitencia, penitencia!» Y vimos en una inmensa luz qué es Dios: 'algo semejante a como se ven las personas en un espejo cuando pasan ante él', a un Obispo vestido de Blanco; 'hemos tenido el presentimiento de que fuera el Santo Padre'. También a otros obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas subir una montaña empinada, en cuya cumbre había una gran Cruz de maderos toscos, como si fueran de alcornoque con la corteza; el Santo Padre, antes de llegar a ella, atravesó una gran ciudad medio en ruinas y, medio tembloroso, con paso vacilante, apesadumbrado de dolor y pena, rezando por las almas de los cadáveres que encontraba por el camino; llegado a la cima del monte, postrado de rodillas a los pies de la gran Cruz, fue muerto por un grupo de soldados que le dispararon varios tiros de arma de fuego y flechas; y del mismo modo murieron unos tras otros los obispos sacerdotes, religiosos y religiosas y diversas personas seglares, hombres y mujeres de diversas clases y posiciones. Bajo los dos brazos de la Cruz había dos ángeles, cada uno de ellos con una jarra de cristal en la mano, en las cuales recogían la sangre de los mártires y regaban con ella las almas que se acercaban a Dios».

EL OBSERVADOR 260-2

Sumario Inicio

AL ALBA DEL MILENIO
Con México en el corazón
La democracia que queremos para México no se salda hoy, 2 de julio. Se extiende a lo largo del tiempo hasta convertirse —Dios así lo quiera— en una forma de ser de los mexicanos. Sin ánimo de que esto se convierta en «decálogo», quiero exponer una serie de indicativos de reflexión para los laicos, en la hora por la que atravesamos:
1. Practicar la democracia no sólo como política (que lo es y, según la Iglesia, la más perfecta de las imperfectas formas de gobierno de la humanidad), sino como forma de vida.
2. Creer en la democracia como un esquema de acuerdos mínimos (los mínimos que nos unen en un proyecto superior a cada uno de nosotros), que se generan en común y que se cumplen.
3. Participar en la observancia del estado de derecho, que es la condición básica de la democracia y del bien común. Entendido el estado de derecho como el imperio de la ley para todos, sin distingos.
4. Recordar que el catolicismo es, básicamente, polémica, que no se arredra ante los argumentos del mundo y que combate el mal donde quiera que se presente.
5. Luchar junto con la Iglesia para que el Estado reconozca y proteja la libertad religiosa como derecho humano fundamental, y cumpla con dar las condiciones necesarias para que la Iglesia pueda desarrollar su misión en el mundo.
6. Ser un militante de la verdad, no de su imposición violenta. Si la verdad no mueve por su propia fuerza es que no había materia posible qué mover ni testimonio para lograrlo.
7. Tener siempre en cuenta que la sociedad humana es plural, y ser consecuente con esa pluralidad.
8. Asumir la libertad que otorga Dios a los hombres como don y misterio. Libertad que implica capacidad de elegir caminos divergentes.
9. Entender que hay continuidad entre la vida religiosa y la vida social: que el periodismo o es conforme a los valores trascendentes del hombre o es palabrería inútil; que la política o respeta a la vida desde la concepción hasta la muerte natural o es regresión autoritaria a la época de las cavernas; que el comercio o es moral o es un robo; el culto o involucra al sacrifico o es una ilusión vergonzosa...
10. En fin, saberse parte de la historia de la salvación, saberse amado por el Señor de la Historia y saberse llamado a irradiar la luz del perdón, la comunión y la vida eterna. (J. S. C.)

EL OBSERVADOR 260-3

Sumario Inicio
EL RINCÓN DEL PAPA
Eucaristía: acontecimiento misionero
En la audiencia general celebrada en la plaza de San Pedro durante la semana del Congreso Eucarístico Internacional, el Papa continuó, esta vez ante 40 mil peregrinos, su enseñanza sobre «Jesucristo, único Salvador del mundo, pan para una vida nueva». El tema de la catequesis semanal fue «La Eucaristía, fuente del compromiso misionero de la Iglesia».
«La celebración de la Eucaristía, sacramento de la Pascua del Señor, es, en sí misma, un acontecimiento misionero que introduce en el mundo el germen fecundo de la nueva vida», dijo Su Santidad. Y agregó: «Cada Misa concluye con el mandato misionero 'id', que invita a los fieles a llevar el anuncio del Señor resucitado a las familias, a los ambientes de trabajo y de la sociedad, al mundo entero».
Subrayó: «Hoy es especialmente necesario que de la celebración eucarística cada comunidad cristiana obtenga la convicción interior y la fuerza espiritual para salir de sí y abrirse a otras comunidades más pobres y necesitadas de ayuda en el campo de la evangelización y de la cooperación misionera, favoreciendo aquel intercambio fecundo de dones recíprocos que enriquece a toda la Iglesia. También es muy importante discernir, a partir de la Eucaristía, las vocaciones y los ministerios misioneros».
La Eucaristía, dijo el vicario de Cristo, «es, además, una escuela permanente de caridad, de justicia y de paz, para renovar en Cristo el mundo». Y se refirió a los mártires, cuyas reliquias, situadas bajo el altar, «constituyen un signo claro del vigor que emana del sacrificio de Cristo».

EL OBSERVADOR 260-4

Sumario Inicio

¿USTED QUÉ OPINA?
Que triunfe México
Genaro Alamilla Arteaga

        Estamos en el momento terminal del proceso electoral que, a decir verdad, pasará a la historia como el más libre, el más participado, el más discutido —se diría, en lenguaje popular, el más peleado— , en el que contendieron al final tres distinguidos candidatos —también en lenguaje popular, tres gallones con espolones para vencer—, y (¿por qué no decirlo?) con más signos democráticos.
        Esto no quita que haya habido nubarrones que afearon el proceso. Combates, es decir, debates que no dejaron de ser, por los insultos personales y familiares, golpes bajos y negativos. Se echó de menos la presencia objetiva, serena, clara de plataformas políticas, programas para gobernar, y no sólo enumeración de problemas y crisis sino, como se pretendía, darles solución. También se dejaron ver presiones, amenazas para lograr votos, y compra de los mismos, así como muchos más ilícitos.
        De todas formas llegamos al final de la campaña y entramos a la jornada final, definitiva, en la que brillará la verdad, la voluntad democrática del pueblo. Ahora corresponde al gobierno estar atento para que no se altere la voluntad de los votantes y el proceso sea limpio hasta el final, sin sombra de fraude alguno. Éste es un deber que deben cumplir todos: autoridades, candidatos, partidos y ciudadanos, cada quien según sus funciones propias para que triunfe México sobre cualquier interés.
        Dos reflexiones más queremos presentar: el cambio que todos anhelamos hacia una plena democracia participativa y representativa, y una alternancia del poder, lo que implica que todos los ciudadanos con edad de votar ejerzan este derecho y cumplan con este deber. Se puede decir que ahora está en manos de estos ciudadanos responsables lograr el cambio con su voto, que no sea fruto de presiones, dádivas económicas o de puestos, ni corporativo. Urgen ciudadanos que vayan a votar con la alegría de hacerlo libremente porque no aceptaron presiones, ni dádivas, ni amenazas, ni nada que pudiera convertir su voto en un voto cautivo. Siempre habrá que denunciar a los corruptos que intentan corromper el voto de los ciudadanos. Así se puedan molestar o enojar los malosos de cualquier categoría, no hay que intimidarse y tener el valor de denunciar a los corruptores electorales.
        La noble institución que es la Iglesia católica, ya ha lanzado su exhortación para que las elecciones sean libres y honestas, así como ha pedido a sus fieles que no se vayan a abstener de votar porque sería un pecado social. Pero no faltan los torpes que por eso acusan a la Iglesia de meterse en política. Claro que se mete, pero no en la partidista. ¿Usted qué opina?

Ahora corresponde a las autoridades velar para que el proceso de hoy sea limpio hasta el final, sin sombra de fraude alguno.

EL OBSERVADOR 260-5

Sumario Inicio
¿Por un nuevo feminismo?
Jesús Colina / Roma
Las mujeres que han representado a la Santa Sede en las conferencias internacionales de la ONU están hablando ahora de un nuevo feminismo. La pregunta es: si el viejo feminismo causó tantos daños a la sociedad, ¿es coherente invocar uno nuevo? ¿La inciativa será la solución a los problemas o el inicio de un caos mayor?

Mary Ann Glendon, la catedrática de Derecho en la Universidad de Harvard que representara a Juan Pablo II en la Conferencia Mundial de la Mujer, organizada por la ONU en Pekín (1995), ha hablado de promover un nuevo feminismo. Pero, ¿de qué se trata? ¿De otra corriente de mujeres exaltadas? No. Lo que se pretende es dialogar precisamente con esas mujeres que, durante décadas, han gastado sus energías y vida al servicio del ideal feminista. Lo que esta iniciativa pretende es presentar un nuevo feminismo que, más que gritar o denunciar, lo que busca es ponerse al servicio de la mujer, de toda mujer, y de todas sus dimensiones, para defender su dignidad, así como la vida humana, en especial la de los más débiles.
El antiguo feminismo, dice, por su parte, la hermana Lucienne Sallé, del Consejo Pontificio para los Laicos, aunque ha sido una fuerza importante para desarrollar las oportunidades de formación y de acción de la mujeres, hoy día ya no responde a sus expectativas, al enfrentarlas con el amor a su marido y la atención a sus hijos. Y la inmensa mayoría de las mujeres quieren ser esposas y madres.
La maternidad física y espiritual es la primera expresión de una maternidad que asume múltiples formas y es capaz de generar riqueza. Es lo que hace la religiosa Sallé, de Burkina Faso, capaz de dirigir un ambulatorio: todas las mañanas se forma una fila de enfermos ante su ambulatorio, la mayoría de las veces le faltan las medicinas necesarias; sin embargo, todos aquellos que vienen a encontrarse con ella se van felices. De la nada, esta hermana es capaz de crear una inmensa riqueza. De ese mismo modo, en todo el mundo, hay mujeres que encuentran la manera de dar de comer a su familia en condiciones de gran pobreza. Algunos bancos sólo conceden préstamos a las mujeres porque saben que el dinero depositado en ellas rendirá mucho.

Un manifiesto para un nuevo feminismo

Ya se habla de elaborar un manifiesto del nuevo feminismo. La inciativa pertenece básicamente a Jo Croissant, francesa, esposa del fundador de la nueva Comunidad de las Bienaventuranzas. Ella dice: «Uno de los errores de las reivindicaciones de antiguas feministas consiste en situar la liberación de la mujer únicamente en su relación con el hombre, y el de ofrecerle como única alternativa la de someterse o dominarle. La única manera para no entrar en esta relación de fuerzas es la de plantear de manera adecuada su relación con el hombre, es decir, planteando la relación de la mujer con Dios».
Para que la mujer pueda redescubrir su profunda identidad de mujer, Croissant consideró que la mujer debe recorrer un propio itinerario para descubrirse como hija de Dios, esposa después, y, por último, madre. Al querer imponer a la mujer modelos machistas se acaba amputando gravemente en la mujer las dimensiones más inconscientes de su ser.
Croissant propuso el redescubrimiento de la relación entre el hombre y la mujer, por la que ésta ya no estará bajo la dominación del hombre, sino que será como él. La unión de los dos tendrá una fecundidad que dará origen a un Pentecostés de amor sobre el mundo.

Modelo del nuevo feminismo

Un atrayente modelo de mujer como símbolo de este nuevo feminismo es santa Edith Stein, judía y mártir, designada por Juan Pablo II co-Patrona de Europa.
Stein (1891-1942), nacida en el seno de una familia judía, tras haberse doctorado en filosofía —mujer pionera en el mundo universitario–, se convirtió en asistente del célebre fenomenólogo Edmund Husserl, en Friburgo. Tras leer la biografía de Teresa de Ávila se convirtió al cristianismo. Continuó enseñando filosofía hasta que, en 1933, entró en el Carmelo de Colonia, donde tomó el nombre de Teresa Benedicta de la Cruz. El 2 de agosto de 1942 fue arrestada por la Gestapo, y deportada a Auschwitz el 7 de agosto. Dos días después murió en la cámara de gas.
Juan Pablo II ha pedido que se evalúe la posibilidad de que Edith Stein se convierta en la cuarta doctora de la Iglesia. Stein ha sido una de las mujeres más ilustres del siglo XX, conocidas por su pensamiento creativo, por su talento filosófico y su atención a la cuestión de la mujer.

EL OBSERVADOR 260-6

Sumario Inicio
Se habla mucho de sexualidad y casi nada de violencia contra las mujeres
Kathryn Hoomkwap, la madre de familia nigeriana que formó parte de la delegación de la Santa Sede en la cumbre de Beijing +5, señaló su insatisfacción por el excesivo tiempo que la conferencia dedicó a temas sexuales.
«El documento aprobado finalmente presta excesiva atención a asuntos de sexualidad y reproducción», dijo Hoomkwap; quien también lamentó que la reunión «no prestara mayor atención a temas como la violencia contra las mujeres, derechos económicos, compromiso político, acceso a servicios sociales, educación, salud y nutrición».
Y tiene razón: a pesar de que se constata que no pocos países han legislado contra la violencia doméstica, que los tribunales internacionales consideran la violación sexual en los conflictos bélicos como crimen de guerra, y que la práctica de las mutilaciones genitales de niñas, extendida sobre todo en diez países africanos, ha retrocedido en varias zonas, si bien todavía la sufren millones de mujeres, en algunos lugares, como India y China, la violencia y la discriminación hacia las mujeres desde antes del nacimiento de ellas está en pleno auge. El aborto selectivo es una práctica tan difundida —los padres prefieren hijos en lugar de hijas— que sólo en China hay 200 millones más de hombres que de mujeres. Cuando los progenitores se enteran de que han concebido a una niña, enseguida la abortan, o, si ésta llega a nacer, la abandonan.
A pesar de esta terrible y discriminatoria realidad, los grupos feministas radicales siguen empeñados en promover el aborto disfrazándolo de «derecho» de la mujer, y contribuyendo de este modo a que más niñas en estado de gestación sean asesinadas por el sólo delito de ser mujeres.

EL OBSERVADOR 260-7

Sumario Inicio
PANTALLA CHICA
Abusan de la libertad de expresión
Grupo Inter Mirifica
Si el trabajo de los legisladores consiste en la elaboración y revisión de leyes que favorecen el bien común, el orden y la paz social, resulta absurdo que no se considere tema prioritario la legislación de la televisión en cuanto al contenido de ideas nocivas para el individuo, la familia y la sociedad.
La televisión, señores legisladores, es un tema actual, real y es pan de todo los días en todas las familias mexicanas, sin distinción de ideologías, religiones o clases sociales.
Con el pretexto de la libertad de expresión (artículo 6o. de la Constitución), las telenovelas han hecho un mercadeo de ideas negativas y en contra de los valores humanos. Existe, por supuesto, libertad de expresión en nuestro país, siempre y cuando ésta no afecte el orden y la moral social. Definitivamente esta condición la evaden las televisoras. ¿No afectan a millones de niños los ejemplos inmorales, violentos y degradantes del ser humano que se promueven en los talk shows? ¿No afectan a millones de familias las trilladas telenovelas con sugestivas ideas en favor de la infidelidad conyugal y las rupturas matrimoniales? ¿No afectan a millones de jóvenes mexicanos las constantes sugerencias de criminalidad y drogadicción que se infunden con las continuas alusiones a estos temas?
El abuso que las telenovelas están haciendo de la libertad de expresión está dañando diariamente la dignidad del individuo; está mermando la capacidad de lucha por ideales nobles y la unidad familiar. Esto debe ser motivo de sanciones por la gravedad de los daños morales.
El próximo gobierno debe dejar de ser subordinado de los fuertes intereses económicos de las televisoras y luchar por el respeto a la dignidad y los valores de la sociedad mexicana, dando normatividad y haciendo que se cumplan las leyes que al respecto se formulen.

EL OBSERVADOR 260-8

Sumario Inicio
PERDER POR DEFAULT
Maestros antimexicanos
Diego García Bayardo

        Muchos maestros de escuela se han tomado en serio aquello de que la educación debe ser nacionalista, patriótica, pero hay muchos otros que parecen confabulados para que los niños y jóvenes mexicanos acaben suicidando al país. Tanto a nivel primaria como en secundaria, y a veces hasta en preparatoria, algunos profesores se dedican a distorsionar la historia patria y enseñan a las jóvenes generaciones una anti-historia vergonzante que deja a cualquiera con la idea de que México es un país indigno donde todo se ha hecho mal, donde nadie ha sido nunca capaz de hacer algo bien, mucho menos algo auténticamente heroico, y donde la cotidianeidad es una capa espesa de la que nadie ha sobresalido. No sé si será por ignorancia (aunque algunos maestros que conozco son un auténtico mar de incultura), por un complejo de inferioridad que tratan de extrapolar de su nivel personal a otro, nacional (aunque conozco a algunos bastante traumaditos), o tal vez por consigna llegada desde arriba (recuérdese el intento zedillista de borrar a los Niños Héroes y minimizar el intervencionismo gringo), pero es un hecho que una gran parte de los niños del país están recibiendo constantemente de parte de sus maestros el mensaje de que México es una porquería y ser mexicano, una vergüenza. No es por nada que los jóvenes acaban adorando todo lo yanqui. Fueron obligados.
        Los problemas surgen principalmente al estudiar los momentos en que México se enfrentó a otras naciones. Ya comenté en otro Default lo mal que se enseña la historia prehispánica, de la conquista y del virreinato. Ahora bien, al abordar el tema del movimiento de Independencia entra en escena otro elemento ideológico: el malinchismo. Pareciera que logramos la Independencia por puro churro, y con tal de «desmitificar» a los héroes, los maestros de ahora se dedican mejor a comentar los deslices carnales del cura Hidalgo, a manipular jocosamente la leyenda de Doña Josefa alertando a Ignacio Pérez sobre el fracaso de la conspiración, etc. que a hablar de sus hazañas. Hasta niegan con entusiasmo la heroicidad de «El Pípila» en la toma de la Alhóndiga de Granaditas (otra pifia del Sr. Zedillo), cuando actos de heroísmo de ese tipo son la cosa más natural y común en nuestro pasado y en el de todo el mundo, desde las guerras de Esparta y Atenas hasta la Segunda Guerra Mundial, desde Lepanto o Waterloo hasta Stalingrado o Sarajevo.
        Luego, al hablar de las invasiones extranjeras durante los primeros años del México independiente, la ignorancia y los complejos de los maestros alcanzan su grado máximo. Muchos niños creen que la Guerra de los Pasteles fue... ¡una guerra de pastelazos! ¡Porque sus profesores así se lo dijeron! En la guerra de Texas, por ejemplo, la batalla de El Alamo, en la cual el ejército mexicano derrotó a los invasores gringos, no es relatada por nuestros maestros y libros de texto según la versión mexicana, sino siguiendo el punto de vista estadounidense; según éste, Santa Anna ordenó fusilar a los prisioneros yanquis, lo cual se considera un acto de barbarie, pero todo eso es falso: no se fusiló a ningún prisionero, pues no hubo prisioneros. Los invasores se negaron a rendirse, aunque se les invitó varias veces a hacerlo, y murieron luchando hasta el último hombre. Pero además, si el ejército mexicano hubiera fusilado a algún superviviente eso no habría sido una salvajada, sino un acto perfectamente legal y justo según las leyes de la época y de todas las naciones, las cuales condenaban a muerte al filibustero.
        La guerra de Intervención Norteamericana (1846-48) fue un desastre para México, sin duda, pero los maestros deben saber que miles de mexicanos lucharon con entereza y valentía por defender a su patria, que aunque nuestros generales fueron todos unos incompetentes y muchos de ellos fueron traidores, el ejército mexicano en general luchó bien y fue alabado por los oficiales estadounidenses, quienes reconocieron el valor del soldado mexicano y hasta aceptaron que en ciertas batallas estuvieron al borde del desastre. El ejército estadounidense tuvo alrededor de 25,000 muertos en total durante la guerra con México, así que nuestra defensa se desempeñó bastante bien. Entonces no hay razón para acomplejarse y creer que los estadounidenses son «superiores» a nosotros, como más de un profesor trata de hacer creer a sus pobres alumnos. El ridículo intento de borrar de la historia a los Niños Héroes o de, por lo menos, ridiculizarlos, es la obra maestra de esos maestros ignorantes que, por no saber nada de nada, creen que si dudan de todo van a parecer muy agudos o ingeniosos. La incredulidad es mal sucedáneo de la cultura. El «nuevo mito» de unos Niños Héroes borrachos que se agarran de la bandera nacional para no caerse de la cima del castillo es una porquería tal, una vileza tal, que bien se merece un Default aparte.
        Finalmente, varios maestros llegan a la «brillante» conclusión de que lo mejor que puede pasarle a México es que Estados Unidos lo absorba, al fin que «ya hace mucho que dependemos de EUA». Una conclusión tan simplista e irracional sólo refleja el escaso amor que esos maestros tienen por sus alumnos y por su patria -que bien les da de comer-, y demuestra que cuando se es ignorante y acomplejado no hay argumento que valga. Esos tales no necesitan razones para sostener sus nefastas ideas, tan fáciles de refutar, pues el origen de éstas no es otro que su profundo complejo de inferioridad y su invencible trauma de gente morena que se siente inferior a cualquier «güerito» que se les ponga enfrente, aunque sea un burro.

EL OBSERVADOR 260-9

Sumario Inicio
Medidas de protección al libre ejercicio del sufragio *
+ Luis Reynoso Cervantes / Obispo de Cuernavaca

        Siendo libre y secreto el voto, debe garantizarse la confidencialidad de sus datos personales, el derecho exclusivo sobre su credencial de elector. Por lo mismo serán sancionados quienes hagan uso indebido de los documentos relativos al Registro Federal de Electores y también quienes recojan credenciales de elector sin causa prevista por la ley (Código Penal para el Distrito Federal en Materia de Fuero Común y para toda la República en Materia del Fuero Federal, arts. 405, 1 y 403, 5).
        El día de la elección nadie deberá tratar de orientar el sentido del voto mediante propaganda, pago o promesas de dinero o de otra recompensa, ni por compromiso escrito acerca de la intención o del sentido del voto (cfr. El ciudadano y sus derechos. Folletos de Divulgación de la Cultura Democrática, Instituto Federal Electoral, n. 13). Quienes incurran en estos ilícitos sufrirán sanción económica y encarcelamiento (Código Penal, arts. 403, 3, 6 y 9, y 406, 2).
        Nadie puede presionar u obligar al ciudadano a votar por un partido o candidato, ni tampoco para que se abstenga de votar (COFIPE, art. 4, 3).
        Los funcionarios públicos que obliguen a sus subordinados a votar en favor de tal o cual partido o candidato, lo mismo que condicionen la prestación de un servicio o la realización de obras públicas a la emisión de un sufragio en cierto sentido, o destinen recursos materiales o humanos en beneficio de un partido, serán severamente sancionados (Código Penal, art. 407).
        Asimismo, los ministros de culto que induzcan al electorado a votar en favor o en contra de un candidato o partido político, o a la abstención, o bien que realicen aportaciones económicas a un partido político o candidato, serán sancionados (COFIPE, art. 341, 1, a, b, y Código Penal, art. 404).
        Como ciudadano solamente se tiene derecho a votar una sola vez en la misma jornada electoral. Quien vote más de una vez, introduzca o sustraiga boletas de las urnas o altere los documentos electorales será sancionado con multa y cárcel; lo mismo quienes obstruyan de cualquier forma el funcionamiento normal de las casillas electorales, serán sancionados (Código Penal, arts. 403, 2, 9, 10; 406, 4).
        Para que el proceso electoral se realice en forma transparente, justa e imparcial se requiere que el Instituto Federal Electoral actualice el padrón electoral y facilite el acceso a la información sobre éste, permitiendo la participación de los partidos políticos. Asimismo resguarde los formatos de credencial.
        El Instituto Federal Electoral debe brindar la oportunidad objetiva a todos los ciudadanos para obtener su nueva credencial; debe movilizar a la sociedad en su conjunto y generar una gran participación ciudadana a nivel nacional; debe asegurar que la credencial sea prácticamente infalsificable.
        Finalmente, una recomendación muy importante a los partidos políticos: que verdaderamente trabajen por el bien común, por el bien de la comunidad y no exclusivamente por el interés personal y egoísta o al margen del bien de la nación; y a los ciudadanos, que destierren la pasividad, la negligencia y el desinterés por la vida pública y que venzan el abstencionismo.
        Se requiere por parte de los ciudadanos, principalmente de los católicos, autenticidad de vida, testimonio en materia de justicia social. La caridad no suple las deficiencias de la justicia ni justifica la injusticia de un orden establecido. Esto solamente se logrará cumpliendo con responsabilidad las obligaciones ciudadanas, entre las que destaca el votar con responsabilidad eligiendo a los mejores ciudadanos que ocupen los puestos de mando, que hagan posibles las debidas transformaciones económicas y políticas para superar las injustas desigualdades sociales en nuestra patria, originadas por la corrupción, la inseguridad y la ineptitud.
        
* Parte selecta del Código Moral del Proceso Electoral, compilado por el señor obispo.

EL OBSERVADOR 260-10

Sumario Inicio
Votar hoy a favor de la vida,
invitan a los electores mexicanos
* Un pro-abortista como presidente de la república sería una tragedia mayor que el terremoto del 85, que las inundaciones y demás calamidades de los últimos años.
* Algunos candidatos presidenciales, lamentablemente ambiguos en materia de aborto y familia.

El Comité Nacional Pro-Vida de México est&`acute; haciendo campaña para sensibilizar a los mexicanos (cristianos o no) acerca de la necesidad de conceder el voto el día 2 de julio a candidatos que realmente sean partidarios de los derechos de la familia. La intención es educar a los votantes en las opciones a favor de la vida.
La campaña se está haciendo mediante la distribución de 90 mil carteles y calcomanías en las que Pro-Vida invita a sufragar por los candidatos que apoyen los derechos humanos, fundamentalmente el de la vida.
El Comité, por boca de su dirigente, Jorge Serrano Limón, ha lamentado que candidatos como Francisco Labastida Ochoa, Manuel Camacho Solís y Jesús Silva Herzog mantengan una posición ambigua sobre temas tan trascendentales como la familia, el aborto y la mujer. «Estas posiciones —dice Serrano Limón—, tanto de aquellos que están a favor del aborto como de los que mantienen una posición ambigua, son muy preocupantes en una sociedad que históricamente ha practicado una cultura de la vida».
Ya desde 1978 el Comité Nacional Pro-Vida siempre se ha encargado de difundir la postura que tienen sobre el respeto a la vida humana en todas sus fases los diversos candidatos a puestos de elección popular. Y advierte que «sería una verdadera tragedia que quedara como gobernante un pro-abortista. Esto sería peor que el terremoto del 85, que las inundaciones y las calamidades que hemos tenido en los últimos años».

EL OBSERVADOR 260-11

Sumario Inicio

OPINIÓN
Día de elecciones
Después de un largo y constante bombardeo de mensajes políticos de diferente signo y de una permanente presencia de propaganda donde la mercadotecnia tuvo muchas veces más peso que los contenidos; desgastados por una contienda que inició hace unos tres años, cuando Fox comenzó su campaña, por fin hemos llegado al final del camino.
Hoy son las elecciones.
Éste es el momento de dejar las pasiones a un lado y de ejercer con serenidad el derecho u la obligación de votar. Y, después, aceptar los resultados, aunque no resulten favorables a nuestro candidato.
Lo hemos hecho mal. Ninguna posición política nos da derecho a insultar, calumniar o degradar a los contrarios. Hemos creado un clima de discordia que se refleja en los niños. Ellos también discuten y ofenden. Ahora hemos llegado al punto crítico. Son preocupantes las declaraciones en el sentido de que no se va a aceptar la derrota si ésta ocurre, o de que si el otro gana significa que no hay democracia. Es decir, si la mayoría tiene una opinión diferente a la nuestra, ¿no es válida? ¿La descalificamos de entrada?
Hoy son las elecciones. Por el bien de México, de nuestras comunidades y de nuestras familias, recuperemos el sentido común, actuemos con dignidad y alejémonos de la violencia.

EL OBSERVADOR 260-12

Sumario Inicio
PINCELADAS
Gulliver y los liliputienses
Justo López Melús *
Justo López Melús *
        Los pedagogos, los padres responsables, cuidan de corregir las malas inclinaciones de los niños. Recientemente los técnicos destruyeron un satélite artificial apenas salió despedido de su base, porque unos milímetros de desvío al principio suponían muchos kilómetros al final. Los santos ponían mucho interés en evitar los más pequeños defectos, que luego paralizan todo afán de superación. Dice san Juan de la Cruz que un hilo fino impide volar a un pájaro, igual o más que una gruesa cadena.
        Es conocido el caso de Gulliver. Cuando llegó al país de los liliputienses parecía un gigante entre ellos. Sin embargo, éstos le jugaron una mala pasada: no tenían cuerda bastante resistente para retener a Gulliver, pero lo ataron al suelo con miles y miles de hilos delgados, y todos juntos formaron como una maroma, y Gulliver no la pudo romper.
        El lema del principado de Andorra estaba en latín: Virtus unita fortior, la unión hace la fuerza.

EL OBSERVADOR 260-13

Sumario Inicio

ORIENTACIÓN FAMILIAR
Afectamos a nuestros hijos.
Ahora, ¿qué hacemos?
Yusi Cervantes Leyzaola
Yusi Cervantes Leyzaola
Mi esposo y yo pasamos por una crisis muy grave, de la que, gracias a Dios, prácticamente ya salimos. Aún estamos vulnerables; pero, como pareja y como seres humanos, estamos mejor que antes de la crisis. Nos conocemos más, crecimos, somos más capaces de dialogar, tenemos mejor definidos nuestros límites individuales, nuestros derechos y nuestros proyectos. Somos más fuertes y hemos encontrado mejores formas de compartir nuestras vidas.
Y ahora que nos estamos recuperando, quienes me preocupan son nuestros hijos. Han vivido meses de mucha tensión; nos han visto deprimidos, enojados y confundidos. Les hemos dedicado menos tiempo y menos atención. Y lo están reflejando, cada uno a su manera. ¿Qué podemos hacer?


Así como la crisis fue motivo para que ustedes, los padres, aprendieran acerca de ustedes mismos como personas y como pareja, puede ser también motivo para que sus hijos crezcan, para que avancen en su madurez. Ésta es una oportunidad para conocer cómo reacciona cada uno de ellos ante situaciones difíciles y por dónde es que hay que ayudarlos.
Lo que ahora tienen que hacer es estar muy atentos a sus hijos y acercarse a cada uno de ellos en lo particular. Hablen con ellos con toda honestidad sobre la crisis que vivieron. No se trata de revelar intimidades, ni de confesarse ante ellos. No se acusen uno al otro ni den detalles. Pero sí planteen claramente que vivieron una crisis, que la están superando y que están preocupados por la forma en que esto afectó a cada hijo.
Yo no sé cómo les afectó ni cómo pueden ayudarles. Esto es algo que tienen que descubrir con cada uno de sus hijos. Pero si sé que algo necesario en todos los casos es la comprensión, la confianza, ofrecer un ambiente seguro y buscar por todos los medios una buena comunicación.
Es muy importante que los hijos sepan, sin sombra de dudas, que el problema fue entre ustedes, que ellos no tuvieron que ver y mucho menos, son culpables de nada. Ustedes tampoco deben sentirse culpables más allá de sus auténticas culpas. Ustedes afectaron a sus hijos no con la intención de hacerlo, sino como consecuencia de un problema grave que tuvieron, del que incluso seguramente no tenían todos los hilos en las manos. Tienen que asumir sus responsabilidades, pero, si se sienten más culpables de lo que les corresponde, pueden perder la claridad y la seguridad en la relación con sus hijos. Hace falta que ellos los vean serenos, llenos de confianza y dispuestos a afrontar cualquier situación.
Tampoco crean que todo les toca a ustedes, como padres. Los hijos, desde muy pequeños, también toman decisiones. Ellos eligen formas de comunicarse y formas de comportamiento. Por supuesto, la influencia de los padres es fundamental, pero ellos son personas, individuos diferentes a ustedes. Si un hijo, por ejemplo, se encierra en sí mismo y no habla de lo que le pasa, es su decisión. Es obvio que habrá que acercarse a él, invitarlo a abrirse sin presiones, con oído atento; proponerle alternativas para comunicarse... Y respetar si no lo hace. Estar ahí, acompañándolo en su camino; si es necesario, en silencio. Pero que él sepa que están ahí, al alcance de su mano y cerca del corazón.
Si lograron superar una crisis grave de manera positiva, estoy segura de que también lograrán tener una mejor relación con sus hijos que les permita ayudarles a superar los efectos de esto que han vivido. Pónganlos en manos de Dios, tengan paciencia y confíen en ellos y en ustedes mismos.

EL OBSERVADOR 260-14

Sumario Inicio
¿Podremos ser fieles toda la vida?
No se trata de saber si el día de mi boda estoy seguro/a de que seré feliz toda mi vida, sino más bien de preguntarse si estoy convencido/a de que el hombre o la mujer de mi vida es el/la que he elegido. Estamos llamados a renovar cada día el compromiso asumido en la Iglesia el día de nuestra boda, cada día debemos decir: “Sí, me entrego a ti y te tomo libremente”. Ser fiel es hacer crecer juntos esta entrega mutua que comenzó el día de nuestra boda y que no dejará de crecer durante los años que pasemos juntos. Hace falta tiempo para crecer, para construirse. Se trata de un proyecto que tenemos que diseñar juntos. Amar es poderle decir al otro: “Pase lo que pase, estaré contigo, en la alegría o en la tristeza”.
No obstante, quien es fiel no está libre de tentaciones. Al ser la fidelidad un camino, una construcción, es necesario establecer marcas que nos ayuden a seguir siendo fiel. Mostrarse indiferente con nuestra pareja destruye la felicidad. Decir “no tengo tiempo”, “mi carrera, realizarme, el deporte, la música... es lo primero”, o bien, anteponer amigos y relaciones sociales; querer preservar la propia libertad, reservar los espacios propios de libertad, etc., hace que poco a poco la comunicación deje de existir. Cada uno vive su vida, en lugar de compartirla y es entonces cuando, insatisfecho y frente a las múltiples tentaciones de la vida, se puede caer en la tentación de romper la promesa de fidelidad.
Debemos mantenernos “en guardia”, estar atentos a lo que sentimos, a lo que miramos, a lo que decimos para preservar nuestra fidelidad como se guarda un preciado tesoro. Las tentaciones del mundo son fuertes: pornografía por doquier, transformación del acto sexual en algo banal, búsqueda del placer por el placer, modas provocativas, películas que predican la infidelidad sexual, etc.
Son tantos los desórdenes que pueden afectar nuestra fidelidad... Prometerse fidelidad se convierte en una audacia, la fidelidad corre un riesgo por el que sólo Dios, eternamente fiel, puede responder. Cuanto más amemos a Dios, mayor será nuestra fidelidad.

* Tomado de la revista Il est Vivant!, número especial 90-91.
(FIN)

EL OBSERVADOR 260-15


 

 
De acuerdo con las normas internacionales de Propiedad Intelectual y Derechos de Autor, podrá reproducir parcial o totalmente la información, pero siempre citando nuestra fuente. La reproducción de los artículos y/o noticias firmados con Zenit.org-El Observador requieren permiso expreso de zenit.org
La publicación de algún artículo no implica compromiso. Los artículos firmados son responsabilidad del autor.
Los artículos publicados en esta Web son una selección de la edición impresa.
D.R. Clip Art de Querétaro, S. de R.L. de C.V. 1995-2006