El Observador de la Actualidad

 

Periodismo católico para la familia de hoy

17 de junio de 2001 No. 310

SUMARIO

bullet El Papa pide a México la humildad de llevar a cabo una «purificación de la memoria»
bullet¿CÓMO DIJO? Cuando los medios insisten, hay que consultar a la razón
bulletEL RINCÓN DEL PAPA Sólo a Dios el honor y la gloria
bulletCOMUNICACIÓN Televisión y hogar
bulletEL TEMPLO DE BABEL Animales endemoniados
bulletPICADURA LETRÍSTICA Las minorías, al poder
bulletDILEMAS ÉTICOS A propósito de las graduaciones
bulletREPORTAJE Reducir la población: la «caridad» favorita de los hombres más ricos del mundo.
bulletBob Dylan en su 60 cumpleaños: Forever young
bulletFelicidades a un padre cuyo bebé aún no ha nacido
bulletOPINIÓN Una nueva generación de padres
bulletNuestro pueblo
bulletPINCELADAS Compitieron en virtud

 

SumarioSiguienteInicio

El Papa pide a México la humildad de llevar a cabo una «purificación de la memoria»
Por Jesús Colina / Roma
Juan Pablo II pide al segundo país católico del mundo que realice una purificación de la memoria que lleve a la construcción de un nuevo México, crisol de culturas, en el que se reconozca la dignidad de todo indígena.
La candente cuestión de los derechos de los pueblos indígenas en México se convirtió en el centro del discurso que Juan Pablo II pronunció ante el nuevo embajador de México ante la Santa Sede, diplomático nombrado por el gobierno de Vicente Fox.
En el segundo país con el mayor número de católicos del mundo (el 90% en una población que acaba de superar los cien millones), los indígenas constituyen, según las estadísticas, casi el 10% de la población. Sin embargo, es prácticamente imposible ver un rostro indígena en la vida política, económica, social, o incluso en la televisión.

Las dos tentaciones

Una situación, ésta, por la que Juan Pablo II manifestó públicamente su preocupación el pasado 19 de mayo, cuando el nuevo hombre de Fox en el Vaticano presentó sus cartas credenciales al obispo de Roma. Constató que, ante este panorama, se dan en ocasiones actitudes contrastadas que, «considerando el encuentro de culturas como una desgracia, han preferido una en detrimento de la otra».
«Algunos, con objeto de proteger el indigenismo, han insistido en ideologías basadas en una lectura desenfocada de la historia», aclaró. Estas tesis han dado lugar a experiencias sumamente aisladas que han caído en la tentación de crear una especie de «reducciones» folclóricas, de interés para los turistas, en las que se han tratado incluso de recuperar las religiones precolombinas que dejaron de practicarse hace siglos.
«Otros, por el contrario , han ensalzado los valores aportados desde fuera como lo único válido y genuino», denunció el Papa. Ésta fue la gran tentación de buena parte de los gobiernos del PRI, que veían en la comunidad indígena una bola encadenada a la pierna del progreso económico del país. Por otra parte, se trataba de votos fáciles para ese partido, con una condición: mantenerles alejados de un sistema de educación digno de este nombre.

Purificación de la memoria

«Ante ese panorama —afirmó el Papa— es ineludible llevar a cabo una purificación de la memoria y hacer una valoración de la identidad mestiza, a partir de dos culturas que se fundieron, y que tiene una enorme potencialidad de futuro si está reconciliada consigo misma. De esta forma se podrá alcanzar una identidad saneada que asuma con gozo y con esperanza las dos raíces de su peculiaridad actual».
«Para ello hay que ir madurando, sin ningún tipo de demora, en el aprecio de la dignidad de lo indígena —exigió el Pontífice ante el embajador mexicano en el Vaticano, Fernando Estrada Sámano—. En el conjunto de la pluralidad y de la plurietnicidad de México se encuentra esta raíz que influye en la religiosidad y en la identidad nacional».
«Si se logra conocerse mejor, se reforzará más la conciencia de ser hermanos dentro de la gran familia mexicana», aconsejó el Pontífice, quien aseguró que el futuro de ese país de riquezas humanas y naturales sorprendentes depende de «un diálogo en el que nadie quede excluido y acomune aún más a todos sus habitantes, a los creyentes fieles a su fe en Cristo y a los que están alejados de Él».
«Sólo el diálogo fraterno entre todos dará vigor a los proyectos de futuras reformas, auspiciadas por los ciudadanos de buena voluntad, pertenecientes a todos los credos religiosos y a los diversos sectores políticos y culturales», concluyó.

EL OBSERVADOR 310-1

Sumario Siguiente Inicio
¿CÓMO DIJO?
Cuando los medios insisten, hay que consultar a la razón
(Columna colectiva. Responsable: Jaime Septién)
* Maternidad y trabajo: de enemigos a aliados. * Nace un auténtico movimiento feminista.
La televisión, la radio, los periódicos mexicanos, motivados por una enorme ausencia reflexiva, hablan de un feminismo nuevo, tan viejo y tan parecido al machismo (al revés) que a muy pocas e inocentes mujeres han logrado engañar. Porque el verdadero feminismo estriba en elevar el genio femenino al lugar que le es propio, al lado del hombre, y no enfrentando poderíos y deslealtades. Con sus gestos y sus palabras las mujeres católicas le están diciendo al mundo una verdad magnífica que ya había vislumbrado Chesterton: «Para entrar a la Iglesia es necesario quitarse el sombrero, no la cabeza». Es decir, para ejercer de católico es necesario quitarse los prejuicios, jamás la razón.
¿Puede una mujer desempeñar contemporánea y plenamente el papel de mujer, madre y trabajadora? Esta surgiendo en estos momentos un nuevo movimiento feminista, de orientación ecuménica y de dimensión internacional, que responde afirmativamente sin que esto conlleve la adopción de un modelo de mujer fotocopiado del hombre, como sucedió con algunas propuestas trasnochadas del primer feminismo.
En un congreso organizado por el Ateneo «Regina Apostolorum» de Roma entre el 22 y el 23 de mayo con el título «Mujeres y culturas: en las perspectiva de un nuevo feminismo», las participantes confirmaron el compromiso de llevar adelante un movimiento de emancipación femenina que no cancele las diferencias entre los sexos, sino que esté orientado a la realización del «genio femenino» en todas sus peculiaridades.
Entre las mujeres que subieron al palco para tomar la palabra como relatoras, una era catedrática de política internacional y ex viceministra de Asuntos Exteriores de Noruega. Otra era africana, ministra para la Integración de las Mujeres en Congo-Brazzaville. Había también una princesa de Georgia, una astrofísica, una escritora, una embajadora, la directora de una asociación estadounidense que trabaja en defensa de las madres de barrios pobres, varias catedráticas universitarias... Todas estaban sumamente comprometidas en el mundo cultural, político, civil... y todas estaban orgullosas de ser madres y esposas.
Para Janne Haaland Matlary, madre de cuatro hijos y viceministra de Exteriores de Noruega entre 1997 y 2000, «una vida feliz y realizada para una mujer consiste en tener la posibilidad de compartir su tiempo entre la familia, el trabajo y la política», si bien hay que reconocer que «ser padre o madre es una experiencia muy profunda desde el punto de vista existencial. No es simplemente un papel. Las mujeres son privilegiadas por ser las que transmiten la vida, que es la manera en que los seres humanos más se acercan a la creación. Esta participación en la creación —«durante nueve meses dentro de ti» y después, durante el resto de la vida, «fuera de ti»—, hace que nunca dejes de ser una madre, de modo que tiene una importancia fundamental para la mujer».
La condición de madre, mujer y trabajadora no es propia sólo del mundo avanzado; es más, parece ser más intensa precisamente para las mujeres que viven en los países en vías de desarrollo. También en este caso la realidad es muy diferente a los prejuicios. La mujer africana, por ejemplo, vive con alegría su dimensión de madre, mujer y trabajadora, y no es verdad ni mucho menos que no cuenta nada en la vida política. Marie-Thèrése Avemeka, ministra para la Integración de las mujeres en el desarrollo, en Congo Brazzaville, afirmó con orgullo que «como madre y esposa, la mujer es el pilar de la familia y de ella depende la seguridad alimentaria, la sobrevivencia y el equilibrio social de ésta última».
En la sociedad tradicional africana, de hecho, la mujer tiene la función doble de la producción y la reproducción. En la familia, la mujer, como ama de casa, se encarga de las labores domésticas, de la atención de los hijos, y de la cocina. Desde el punto de vista económico, la mujer es la responsable de la producción agrícola y artesanal, así como de la transformación y venta de los productos manufacturados. Si bien depende de la gestión patriarcal, la tradición reserva a las mujeres la venta y el intercambio de productos agrícolas y artesanales que se convierten, de este modo, en un pequeño comercio, con frecuencia lucrativo.
El redescubrimiento de la maternidad como tarea fundamental para enseñar a los hijos a «ser plenamente humanos» fue subrayado tanto por Enola Aird, fundadora del «The Motherhood Project» del Institute for American Values (EU), como por Emilia Palladino, astrofísica italiana.
La científica insistió en el error de imitar ciegamente al hombre y consideró que también en el ambiente de investigación científica la mujer debe ser plenamente mujer, y si es el caso, madre.
«Allí donde no llega el hombre —por ejemplo, el cuidado del ambiente de trabajo, cuidado en el sentido amplio—, puede llegar la mujer. No sólo tiene las capacidades, sino también la índole adecuada para hacerlo. Por ejemplo, la mujer sufre si el ambiente de trabajo es estrictamente profesional, si no hay comunicación entre las personas, si no se habla de otra cosa que del trabajo. En general, la mujer sufre con más facilidad que el hombre, el hombre se desinteresa más de estas cosas. De este modo, la mujer, al colaborar en la creación de un ambiente de trabajo acogedor, en el que se interesa de las personas y no sólo del trabajo, crea un ambiente mucho más eficaz, más vivo».
El genio de la mujer sorprende no sólo en la familia y en el mundo del comercio, o la ciencia, sino también en el de la cultura. La escritora francesa Elisabeth Bourgois, por ejemplo, al intervenir en el congreso recordó una anécdota: «Estaba en una feria del libro para firmar mis libros. Una muchacha de unos 16 ó 17 años se me acercó: «¿Es usted Elizabeth Bourgois?», me preguntó alzando un dedo acusador. Sorprendida, me quedé mirándola. Se puso a curiosear en una columna de libros y sacó la novela Les chaussons par la fenêtre («Las zapatillas por la ventana»). «Este libro habla del aborto. Se lo di a una amiga que quería abortar y decidió quedarse con el niño. ¡Ciao!». Y se fue. Creo que no se dio cuenta del impacto de sus palabras. En esos segundos comprendí el alcance de mi tarea: una simple historia puede permitir que un niño viva. ¡Es impresionante!».
(Con información y redacción de Zenit)

EL OBSERVADOR 310-2

Sumario Siguiente Inicio

EL RINCÓN DEL PAPA
Sólo a Dios el honor y la gloria
En la audiencia general, Juan Pablo II habló sobre el cántico de alabanza de David recogido en el primer libro de las Crónicas: «Sólo a Dios el honor y la gloria».
El Papa explicó que el cántico refleja la «inmensa alegría» de la comunidad de la Antigua Alianza ante la construcción del templo. «Pero —añadió— se detiene brevemente en la satisfacción humana, para poner en seguida en el centro de la atención la gloria de Dios... David expresa así la profunda verdad de que todo es gracia». Es la restitución «de lo que Israel ha recibido en el inestimable don de la alianza estipulada por Dios con los Padres».
«Todo lo que el hombre experimenta de hermoso y de grande —continuó el Pontífice— debe referirse a Aquél que está en el origen de todas las cosas y que lo gobierna todo. El hombre sabe que todo lo que posee es un don de Dios, como subraya David en el cántico. Esto nos ayuda a conjugar los sentimientos de alabanza y de reconocimiento del cántico con la auténtica espiritualidad 'ofertorial' que la liturgia cristiana nos hace vivir sobre todo en la celebración eucarística».
El Santo Padre señaló que David fue tentado por la riqueza y el poder «mientras preparaba lo necesario para construir el templo. Podía ser una tentación para él mismo la que es una tentación universal: actuar como si fuésemos los árbitros absolutos de lo que poseemos». Sin embargo, «la oración del cántico devuelve al hombre a su dimensión de 'pobre' que todo recibe». (VIS)

EL OBSERVADOR 310-3

Sumario Siguiente Inicio

COMUNICACIÓN
Televisión y hogar *
Por Mons. Joaquín Antonio Peñalosa
Desde que entra un aparato de televisión al hogar, ese hogar se transforma. Como que lo que ha entrado es nada menos que el mundo. El mundo dentro de casa.
Llega la televisión y cambian los horarios tradicionales que hasta entonces regían el hogar; nuevas inquietudes se abren a la fantasía de los niños y a los ideales de los jóvenes; los mismos ancianos encuentran con qué llenar sus horas en blanco; todo un clima nuevo se va dejando sentir dentro de los muros de la casa. Es la familia en torno de un juguete fascinante que refleja y transmite la realidad del mundo exterior.
Si, por la reducción de las distancias y el influjo de los medios de comunicación, cada uno puede decir con verdad que «el mundo es mi hogar», por la televisión que pone al alcance de los ojos cuanto acontece en el planeta puede afirmar certeramente que «mi hogar es el mundo».
Pío XII, en su carta al episcopado italiano sobre la televisión, de enero de 1954, celebraba la llegada de la televisión al hogar como un medio precioso que «ofrece a la familia entera posibilidades de tomar en común un honesto esparcimiento lejos de los peligros de compañías y lugares malsanos».
En medio de la dispersión familiar que causa la vida moderna, la televisión aparece como un punto de atracción, acaso como un excelente refugio para la reunión de los miembros de la familia. Aunque la unión de padres e hijos en torno de la pantalla aparezca tan simple y tan física, pude ser un primer paso para la unión moral de pensamientos y voluntades. Porque si quitamos la televisión del hogar, desaparece también esa pobre, pero necesaria, unión de los miembros de la familia que de otra manera no encontraría donde sustentarse.
La televisión no es un espectáculo público al servicio de las grandes masas, como puede ser el teatro o el deporte. Está hecha para la intimidad, para el pequeño grupo, digámoslo de una vez, la televisión es por naturaleza familiar, la diversión creada a la medida del hogar.
La televisión viene a la casa en plan de visita y como visitante debe comportarse con decoro. La puertas de casa no se abren al desconocido, mucho menos al enemigo. La televisión es como la sala de cine familiar, que puede ser foco de su salud o de su perdición. Se ha dicho que la televisión no es menos eficaz en el terreno espiritual que la bomba atómica en el físico: en ella se encierran fantásticas energías para el bien y el mal.
Resumido de Minicharlas para papá y mamá. Ediciones Paulinas.

EL OBSERVADOR 310-4

Sumario Siguiente Inicio
EL TEMPLO DE BABEL
Animales endemoniadosAnimales endemoniados

Diego García Bayardo
La fe católica sostiene que los seres humanos pueden ser atacados por los demonios de tres maneras: la tentación (que es la vía más ordinaria), la obsesión y la posesión (que son vías relativamente extraordinarias). Lo que quizá no todos saben es que los animales, las plantas y hasta el mundo inanimado pueden sufrir también los embates del demonio.
La acción diabólica sobre animales es conocida sobre todo por el relato bíblico de los demonios a quienes Jesús permitió meterse en una piara de cerdos (cfr. Mt 8, 28-34). Los modernos exorcistas manejan con mucho cuidado del tema de la infestación diabólica de animales, pero afirman que es perfectamente posible. Seguramente los casos más sonados se refieren a la infestación de caballos y yeguas, cuyas crines aparecen cada día anudadas y trenzadas de manera complicadísima sin que nadie se les hubiese acercado, y cuyos síntomas desaparecieron cuando fueron bendecidos.
La infestación sobre plantas es menos conocida o quizá menos frecuente, aunque se sabe de casos de cosechas que se secaron súbitamente o de frutas que se han podrido a una velocidad completamente anormal, bajo el efecto de un maleficio. Por lo que respecta al mundo inanimado, están mucho mejor documentados los casos de infestaciones diabólicas en casas y otros lugares, donde se ven figuras, las puertas y ventanas se abren o cierran solas, se sienten presencias hostiles o se escuchan ruidos de golpes, pisadas, etc.
Un incidente histórico que ha sido considerado por algunos como un caso extraordinario de acción diabólica sobre el mundo animal es el de la Bestia de Gevaudan, acaecido en Francia entre 1764 y 1767. Según las crónicas de la época, un animal gigantesco, parecido a un lobo pero muchísimo más grande y sanguinario, mató a cerca de cien personas e hirió a unas treinta, además de devorar grandes cantidades de ovejas y otros ganados. Las descripciones que hicieron las víctimas supervivientes y los testigos de los ataques coincidían en decir que el animal era casi tan grande como una vaca, pero muy ágil y rápido; de pelaje gris claro con una raya negra en el lomo; dotado con un hocico muy alargado, provisto de dientes desmesurados, y armado también con garras largas y afiladas como navajas (véase en internet: www.cristiandad.org/gevaudan.htm).
Por años, cientos de cazadores trataron sin éxito de matar a la bestia, aunque algunos lograron herirla. Fue un granjero local, reconocido como gran cazador, llamado Jean Chastel, quien logró enfrentarse con el animal. Chastel consideró que una bestia así debía estar poseída por el demonio, así que se preparó con oraciones y ayunos; fundió dos medallas de plata que tenían la imagen de la Santísima Virgen y con este material hizo una bala. Así armado, Chastel logró encontrar a la bestia y la mató con ese único balazo, el cual “traspasó la nuca del animal y arrasó las cuatro primeras vértebras”, según testimonio de los científicos que realizaron la necropsia. El esqueleto de la bestia se conservó por muchos años en el Museo de Ciencias Naturales de París, mas se quemó casi totalmente en el incendio del museo en 1830.

EL OBSERVADOR 310-5

Sumario Siguiente Inicio
PICADURA LETRÍSTICA
Las minorías, al poderLas minorías, al poder
Por J. Jesús García y García
La estupidez es fértil y expansiva. Una vez que arraiga,
sólo cabe esperar su imparable propagación.
IGNACIO SANCHEZ CAMARA

Hoy es el día del padre. No me gusta (cosa mía). Será porque no tuve padre (me explico: murió casi cuatro meses antes de que yo naciera). Pero tampoco me gustan muchos otros «días»: el del trabajo, el del amor y la amistad, el de la secretaria, el del voceador, el de la enfermera, el del médico, el del empleado de limpia, el del trabajador petrolero, el del empleado postal, etcétera. ¡Vaya!, ni siquiera el día de la Bandera, después de que la masonería anatemizó para la eternidad al ex héroe de Iguala, Iturbide. Tampoco el de la Constitución (tan espuria ella, nacida de un sólo bando, el carrancista, excluidos como quedaron del Congreso Constituyente los zapatistas, los villistas, los convencionistas y, desde luego, los católicos). Los días internacionales dictados por la ONU me parecen, en general, inútiles, sobre todo ese día mundial de no fumar (imagínese para qué puede servir un día de no fumar que, además, ningún fumador toma como restrictivo).
Con el mayor gusto admito dos días conmemorativos: el de la madre y el del niño. Pero el primero de estos dos parece que va a ser abolido por los homosexuales, dueños de una privilegiada voz que se hace escuchar hasta lo recóndito. La noticia, menos de un mes de antigua, es bastante explícita: «La hostilidad de algunos elementos de la cultura moderna hacia la familia se pone de relieve en el hecho de que un centro escolar neoyorquino [de alto nivel económico, en el que la matrícula para preescolar cuesta 15 mil dólares y en el que los padres pertenecen a una élite de judíos 'liberales'] ha prohibido la celebración del Día de la Madre, al parecer a petición de parejas de varones homosexuales que temían que sus chicos se sintieran marginados». La excusa de la institución escolar es: «tenemos que garantizar el bienestar emocional de todos los niños de nuestra escuela». La misma excusa que dan los despenalizadores del aborto, los que mandan quitar los crucifijos de las escuelas y que no se rece en las aulas ni en los estadios ni se cuelgue nadie al cuello una cruz o medalla religiosa «que lastimaría los sentimientos de quienes no son creyentes». Les falta quitar el «In God we trust» y el juramento de los presidentes estadounidenses sobre la Biblia, pero al fin desaparecerán esas muestras de aberrante oscurantismo. Mientras tanto, la no celebración del día de la madre en los colegios del mundo (comenzando por los carotes) podría arraigar por la vía de la imitación.
Y estas minorías sí que son tiránicas. Santo y bueno que no conmemoren a la madre esos que no pueden tener algo parecido a ella en el seno de los malditos «hogares» a los que, para su desgracia, quedaron enganchados; pero no que por ellos tenga que renunciar al festejo la inmensa mayoría de normales. Usurpan el poder que, en principio, corresponde a las mayorías.
Como dice el doctor Brambila, «las minorías no son respetables por el mero hecho de ser minorías, sino por la consideración humana, que debe siempre ser respetada y que se da o se puede dar en las minorías, lo mismo que en las mayorías». Y añade: «En el caso de la homosexualidad se combina lo pecaminoso con lo repugnante [...] son en vano todos los alegatos modernos en que se hace la defensa de la homosexualidad alegando que 'así nacieron y no tienen la culpa'. Y así, cuando un hombre de sexualidad normal arde por una hembra que no es suya; arde pero no la toca, se porta como un hombre virtuoso. Y cuando un homosexual arde por otro macho y no lo toca, se porta como hombre virtuoso también él, no obstante la incorrección radical de su tendencia espontánea».
Pero el mal corre. Y lo hace en todas direcciones. Y podría haber, doquiera, alguna Manú, alguna Elenita o algún Carlo prestos a apoyar a los liberales y novedosos que están en minoría, para que se vuelvan sector mandante.

EL OBSERVADOR 310-6

Sumario Siguiente Inicio
DILEMAS ÉTICOS
A propósito de las graduaciones
Por Sergio Ibarra
«Los pensamientos que transitan por el camino del éxito miran hacia el frente, nunca hacia atrás», le decía un maestro al despedir a Juanito y a sus compañeros que se graduaban ese año y estaban, como todo graduado o graduada, con una altísima motivación para alcanzar sus metas, sus propósitos, sus proyectos. La palabra fracaso en ese momento no existía en el vocabulario de los nuevos profesionistas. La vida estaba a sus pies, habían conquistado un título. Habían cumplido con un sueño: terminar la carrera profesional. La vida entonces los estaba esperando para ofrecerles las dulzuras de una madurez feliz: el iniciar en una buena empresa, en un buen puesto y, ¿por qué no?, conseguirse una pareja con quien intentar fundar una familia.
Pasaron diez años cuando Juanito volvió a encontrarse con su maestro en compañía de algunos de sus compañeros en una cena de conmemoración de aquella graduación. Pero, al entrar en el diálogo, Juanito y sus compañeros se dieron cuenta de que más de uno había tenido fracasos. Sobre todo aquel compañero que desechaba el fracaso como parte de su vida. Se había sacado 10 en todo hasta aquella graduación. Era el guapo , el deportista, el de la lana, el divertido. Ciertamente el fracaso no estuvo en su vocabulario, mas sí en su mente. No había confiado en él.
Su vida en esos 10 años se habían envuelto en una serie de decisiones y de acciones acompañadas de resultados negativos. No tenía un buen trabajo, había intentado iniciar varios negocios, mismos que había tenido que cerrar. Luego de un noviazgo se había separado con dos hijos.
No cabe duda que el primer paso hacia el éxito está en lo que cada uno de nosotros guardamos en nuestra mente. La calidad de nuestros pensamientos impulsa nuestra calidad de vida, nuestras acciones y las intenciones con lo que hacemos lo que hacemos cada día de nuestra vidas.
¿Y cuál es el dilema? El saber que cuesta lo mismo, se requiere del mismo esfuerzo, de las mismas energías el que pensemos en nuestro éxito que en nuestro fracaso. El dilema está en tener esa fortaleza que no se alcanza levantando pesas o corriendo diez kilómetros diarios —seguramente el deporte nos ayuda—. El dilema está en tener claro dónde empezamos nosotros solitos el fracaso o el éxito de nuestras propias vidas.
La vida empieza cada día. Cada día es una oportunidad. El dilema está en que le saquemos provecho; el dilema es aventurarse a ello, aun cuando usted nunca se haya graduado.

EL OBSERVADOR 310-7

Sumario Siguiente Inicio
REPORTAJE
Reducir la población:
la «caridad» favorita de los hombres más ricos del mundo.
¿Por qué tres de los hombres con más dinero en el mundo donan millones de dólares al controlismo? ¿Cuáles son sus blancos favoritos? Éstas son algunas de las preguntas que el experto en temas poblacionales Steven Mosher, responde en un completo estudio. Según la investigación, Bill Gates —con una fortuna de 63 mil millones de dólares—, Warren Buffett —28 mil millones— y Ted Turner —9 mil millones—, además de compartir un lugar en la lista de ricos y famosos, coinciden en una desfasada propuesta: la superpoblación es la peor amenaza del mundo en el siglo XXI.
El diario The New York Times del 1 de enero del 2000 enlistó a la superpoblación como uno de los “mitos del siglo XX” y comprobó que la teoría de Thomas Malthus sobre el crecimiento desmedido de la población no sólo había sido derribada, sino que el mundo camina a la subpoblación por las demandas de la vida moderna, los anticonceptivos, el aborto y la esterilización.
Según Mosher, presidente del Population Research Institute, la población del mundo jamás volverá a duplicarse. Por el contrario, alcanzará una cifra máxima de nueve mil millones de personas en el año 2040, y luego comenzará a reducirse.
Aunque el problema a largo plazo, indica Mosher, es que el mundo tendrá pocos niños, los multimillonarios dirigen miles de millones de dólares al control natal y cada uno da sus propias razones.
(Fuente: ACI)
Ted Turner
Ted Turner es conocido por haber fundando la cadena noticiosa más grande del mundo: la CNN. Sin embargo, también es «popular» por sus frecuentes ataques al cristianismo que incluso lo habrían llevado a separarse de su esposa, la ex actriz Jane Fonda.
En 1997 Turner ofreció una donación de mil millones de dólares a la ONU con la condición de que la mayor parte de su dinero fuera destinado a financiar programas de control natal.
En efecto, sus fondos hasta el momento han sido distribuidos para mejorar la «salud reproductiva» —es decir, promover la anticoncepción, esterilización y aborto— en Bangladesh, Honduras y Mozambique.
«Si lo traducimos —aclara Mosher—, tenemos que: las niñas de diez años de Bangladesh recibirán información muy explícita sobre el sexo, las niñas hondureñas serán alentadas a recurrir a la anticoncepción y al aborto, y los jóvenes de Mozambique verán sus creencias culturales y religiosas irse a la basura por la promoción de la homosexualidad y la actividad sexual previa al matrimonio».
Turner ha afirmado que la política del hijo único de China debe ser adoptada por todo el mundo.
La fundación creada con su dinero en la ONU, recientemente ofreció $5.9 millones de dólares al Fondo de las Naciones Unidas para la Población y al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados con el fin de «desarrollar y distribuir información sobre salud reproductiva de emergencia —que incluye métodos abortivos— a los refugiados» en Centroamérica y África.

Warren Buffet

Warren Buffett comenzó su fortuna con una textilera en Nueva Inglaterra y la construyó especulando el mercado. Su compañía es la Berkshire-Hathaway, Inc. Posee acciones de Coca-Cola, Dairy Queen, periódicos y demás.
La Buffett Foundation es conocida por financiar proyectos que otras fundaciones descartaron, como el de la píldora abortiva RU-486. En 1994 Buffet otorgó dos millones de dólares a la Population Council para ensayos clínicos que condujeran a la Food and Drug Administration (FDA) a aprobar la RU-486.
Además, destinó dos millones de dólares al Family Health International para desarrollar la quinacrina hidroclorida, que, con el pretexto de combatir la malaria, desarrolla esterilizaciones químicas en las mujeres que la consumen. Insertadas en la parte superior del útero, las tabletas de quinacrina se disuelven en un poderoso ácido que quema la parte superior del útero y las trompas de falopio.
También financia organismos abiertamente abortistas como la National Abortion Rights Action League, el Center for Reproductive Law and Policy, Pathfinder International y Planned Parenthood. Un biógrafo de Buffett indica que tiene «un temor maltusiano de que la superpoblación agravará los problemas en otras áreas como la alimentación, la vivienda y hasta la supervivencia humana». Como Turner, Buffet también ha desarrollado una férrea antipatía hacia los cristianos.

Bill Gates
Bill Gates parece bastante normal para ser el nerd más famoso del mundo. Está felizmente casado con Melinda French Gates, una devota católica. Su acuerdo prenupcial establece que sus hijos —actualmente tienen dos— crecerían en la fe cristiana.
Sin embargo, Gates parece tener dos mentes cuando se trata del crecimiento poblacional. Dijo en 1996, durante una entrevista con la revista Forbes, que «Julian Simon (economista partidario del crecimiento poblacional) está en lo correcto y Paul Ehrlich (un maltusiano) está equivocado. Creo que el mundo está progresando. Los recursos son más abundantes».
Mosher explica que, tres años después de haber reconocido el progreso humano, el director asociado de la William P. Gates Foundation aseguró que el gurú de las computadoras «tiene una preocupación legítima sobre el crecimiento acelerado de la población mundial», preocupación que se tradujo en varias donaciones:
A la alemana Foundation for World Population para lograr «reducir la tasa de crecimiento poblacional mundial»; a la filial de la International Planned Parenthood Federation (IPPF) en República Dominicana, PROFAMILIA —el arzobispo de Santo Domingo comparó la campaña de esterilización de PROFAMILIA aplicada en las mujeres locales con los operativos de los escuadrones de la muerte—, y al Instituto Peruano de Paternidad Responsable (INPPARES), que colaboró con el gobierno en una polémica campaña de esterilización masiva.
Lo curioso es que Gates también ha aportado $750 millones de dólares para establecer el Fondo Global para las Vacunas Infantiles. Si la campaña prospera, salvará a medio millón de niños por año.
«¿De quién hablamos: del Bill Gates que ve el valor de la vida humana de un niño con polio, o el Bill Gates que financia la esterilización?», concluye Mosher.

EL OBSERVADOR 310-8

Sumario Siguiente Inicio
Bob Dylan en su 60 cumpleaños: Forever young
Muchos mitos han caído desde que en 1963 Robert Allen Zimmerman, que decidió más tarde adoptar el nombre artístico de Bob Dylan, se revelara como uno de los grandes transformadores culturales de nuestra época. Desde entonces, sus canciones se han mantenido llenas de inspiración musical y de profundo contenido poético, han transmitido ilusiones a muchos y han dejado huella.
Ganador este año del Oscar a la mejor canción para una película (Things have changed, tema principal de la película Jóvenes prodigiosos, de Curtis Hanson), propuesto para el Nobel de Literatura por sus letras, Dylan es un personaje complicado y hasta contradictorio. Dylan traduce en música popular ideas que van desde el pacifismo, la crítica del racismo, la rebelión juvenil de los 60 y la contracultura, hasta la ecología y la new age. Todo ello con fuerza y sentimientos auténticos y vitalistas, como cuando fustigaba a los señores de la guerra: «Han introducido el peor terror que puede arrojarse: / el miedo a traer hijos al mundo. / Por amenazar a mi hijo que no ha nacido ni tiene nombre, / no merecen la sangre que corre por las venas de ustedes».
Bob Dylan ha sido a la vez víctima y protagonista de la desorientación de una generación que ha jugado con el marxismo, el mundo psicodélico de las experiencias con drogas, el amor libre, Freud y Nietzche. Una de sus virtudes personales ha sido un sexto sentido para percibir con gran rapidez las contradicciones a las que conducía todo eso y reaccionar contra ellas. Muchos intentaron apresar a Dylan en distintas ideologías, pero él se escabullía sistemáticamente. Sin embargo, tanto Dylan como su generación han denunciado mucho, han revolucionado todo, pero no han terminado de aportar soluciones a casi nada.
Nadie ha logrado que Dylan se estanque y deje de buscar., de ir más allá. Dylan sigue adelante, de modo inconformista, siempre joven.
La sinceridad de Dylan renace en su actuación ante Juan Pablo II en 1997. Ante las dudas y sarcasmos de muchos aparece conmovido al saludar al Papa y lanza al aire en su presencia una de sus canciones más inequívocas Forever young:

«Que Dios te bendiga y te guarde siempre.
Que todos tus deseos se hagan realidad.
Que siempre ayudes a los demás
y dejes que los demás te ayuden.
Que construyas una pendiente hacia las estrellas
y la subas peldaño a peldaño.
Que te mantengas por siempre joven».

(Fuente: Aceprensa, de un artículo de Manuel García de Madariaga)

EL OBSERVADOR 310-9

Sumario Siguiente Inicio
Felicidades a un padre cuyo bebé aún no ha nacido
Por Isele
Dices que vas a ser padre. No es así. Ya eres padre. Aun cuando tu bebé no ha nacido, está ahí; existe desde el momento mismo de su concepción, exactamente el mismo momento en que tú te convertiste en padre. Desde entonces es tu hijo. Él sabe cuánto deseabas que llegara, el amor con que lo engendraste y el enorme gozo que te dio recibir la noticia de su existencia. Con el paso del tiempo, él siente cada vez con mayor claridad cómo es el contacto de tu mano a través del vientre de su madre y reconoce tu voz cuando le hablas. Eres padre.
Me conmueve el modo como te preparas para recibirlo. Vas más allá de la cuna y los pañales: te preparas construyéndote a ti mismo. Y vas a terapia para romper los modelos equivocados que viviste y para aprender a verdaderamente amar. Lees cuanto puedes, te metes en tu interior, te esfuerzas por mantener una buena relación de pareja que le permita al bebé tener un buen ambiente familiar (no es sólo por eso, claro, pero también lo es). Y me imagino que en tus oraciones pides a Dios por ese hijo, por tu familia y por ti, para que te ayude en esta tarea.
Sé que vas a lograrlo. Porque tienes el valor de buscar la conciencia y estás dispuesto a cambiar lo que haya que cambiar. Porque estás decidido a ser un buen padre. Y, sobre todo, porque tienes el corazón bien puesto. Porque eres un hombre fuerte que no le teme a la ternura.
Y porque ya eres padre, te felicito en este día dedicado a ustedes.

EL OBSERVADOR 310-10

Sumario Siguiente Inicio
OPINIÓN
Una nueva generación de padres
Por Yusi Cervantes Leyzaola
Un hombre con su hijo se encuentran en la tienda comprando vegetales. «¿Cómo sé que están maduros?», pregunta el chico. «¿Tú que opinas?», contesta el padre. Y comienzan a hablar del brillo, del color, de la dureza... Al rato, padre e hijo fueron a la escuela a recoger a la hija. Un padre sonriente, afectuoso... Como tantos otros, pero no como muchos hombres de generaciones anteriores que se limitaban a trabajar, a proveer, que dejaron en sus hijos un solo recuerdo: «Casi nunca veía a mi padre, trabajaba mucho». Por supuesto, había magníficos padres. Y es importante conservar sus valores: por ejemplo, la firmeza, la protección, los principios sólidos... Pero siempre —y esa es la ventaja de las nuevas generaciones— podemos enriquecer las experiencias, enmendar errores y ser mejores.
Los padres de hoy siguen trabajando mucho, pero se las arreglan para pasar más tiempo con sus hijos Se les ve cuidando a sus bebés, haciendo las compras, llevando y recogiendo niños al colegio. Asisten a juntas y festivales de la escuela, juegan más, cocinan, revisan tareas... Es una nueva generación de padres, más cercanos, más cariñosos, pero igualmente padres.

EL OBSERVADOR 310-11

Sumario Siguiente Inicio
Nuestro pueblo
Compartimos con ustedes un texto acerca de los indígenas porque nos parece importante recordar en nuestras familias que todos somos parte del mismo pueblo. Debemos siempre cultivar con nuestras acciones y nuestras palabras el respeto y la admiración por los pueblos indígenas no solamente por el respeto que merecen todos los seres humanos sino también porque, aun si no pertenecemos a estos grupos, son nuestro pueblo, nuestra raíz, nuestra historia pero también nuestro presente. En la medida en que rescatemos la riqueza indígena de nuestra identidad nacional, seremos más fuertes y más profundos. Seremos más nosotros mismos.
Somos tashingues
Los pueblos indígenas:
No somos la vergüenza de México,
no somos canastas,
no somos escobetillas,
no somos aventadores,
no somos petates,
no somos estropajos,
no somos espectáculo,
no somos fotografías,
no somos folclor,
no somos lástima.

Somos obra del mismo Dador de la vida,
somos sujetos con las mismas oportunidades,
somos dignidad igual que todos,
somos raíces ancestrales,
somos presente y futuro,
somos costumbres y tradiciones legendarias,
somos fraternidad,
somos mayordomía,
somos flor, copal y canto,
somos cultura en todos los ámbitos,
somos una familia del mundo que se niega a morir,
sí, somos tashingues,
sí, somos tu hermano.

Aristeo Ramírez Moreno.
*Tashingue: no blanco

Los pueblos indígenas:
No somos la vergüenza de México,
no somos canastas,
no somos escobetillas,
no somos aventadores,
no somos petates,
no somos estropajos,
no somos espectáculo,
no somos fotografías,
no somos folclor,
no somos lástima.

Somos obra del mismo Dador de la vida,
somos sujetos con las mismas oportunidades,
somos dignidad igual que todos,
somos raíces ancestrales,
somos presente y futuro,
somos costumbres y tradiciones legendarias,
somos fraternidad,
somos mayordomía,
somos flor, copal y canto,
somos cultura en todos los ámbitos,
somos una familia del mundo que se niega a morir,
sí, somos tashingues,
sí, somos tu hermano.

Aristeo Ramírez Moreno.
*Tashingue: no blanco

EL OBSERVADOR 310-12

Sumario Inicio
PINCELADAS
Compitieron en virtud
Justo López Melús *
El príncipe Omar estaba administrando justicia cuando dos hermanos se presentaron arrastrando a un joven que había matado a su padre. Omar dijo: — Has de morir, pues ha de cumplirse la ley del Talión.
El joven le pidió que le dejara marchar tres días para atender a un sobrino huérfano. Uno de los presentes dijo que respondía por él si no volvía a los tres días. Y Omar le permitió partir. Cuando ya se agotaba el plazo llegó el culpable. Jadeante, bañado en sudor.
— Aquí estoy —dijo— para ser fiel y que no se diga «la buena fe ha desaparecido de entre los hombres».
El que se ofreció para sustituirlo dijo: — Me ofrecí para que no se diga «la generosidad ha desaparecido de los hombres».
Entonces los dos hermanos dijeron: — Le perdonamos para que no se diga «los hombres han olvidado la virtud del perdón».
Se alegró Omar y todos alabaron a Dios. Entre todos debemos salvar la fidelidad, la generosidad y el perdón.

* El autor es Operario Diocesano en San José de Gracia de Querétaro.

(FIN)

EL OBSERVADOR 310-13

Sumario Inicio

 

 
De acuerdo con las normas internacionales de Propiedad Intelectual y Derechos de Autor, podrá reproducir parcial o totalmente la información, pero siempre citando nuestra fuente. La reproducción de los artículos y/o noticias firmados con Zenit.org-El Observador requieren permiso expreso de zenit.org
La publicación de algún artículo no implica compromiso. Los artículos firmados son responsabilidad del autor.
Los artículos publicados en esta Web son una selección de la edición impresa.
D.R. Clip Art de Querétaro, S. de R.L. de C.V. 1995-2006