El Observador de la Actualidad

 

Periodismo católico para la familia de hoy

8 de julio de 2001 No. 313

SUMARIO

bullet

¿CÓMO DIJO? Las cifras reales

bullet

¿USTED QUÉ OPINA? ¡Casinos no!

bullet

PROTAGONISTAS

bullet

La Iglesia católica y la ortodoxia rusa tras la visita del Papa a Ucrania

bullet

PICADURA LETRÍSTICA Azares de la verdad

bullet

DILEMAS ÉTICOS ¿Cómo de que no eras así?

bullet

DESDE EL CENTRO DE AMÉRICA Un día como cualquiera

bullet

REPORTAJE Cómo se organiza el poder contra la Iglesia

bullet

FAMILIA Emotivos Anónimos, una alternativa ante los problemas emocionales

bullet

PINCELADAS La báscula no funcionaba

 

Sumario Siguiente Inicio
¿CÓMO DIJO?
Las cifras reales
(Columna colectiva. Responsable: Jaime Septién)
* Las mujeres que quieren abortar: ¿víctimas de violación? * Nos endilgan la etiqueta cavernícolas, pero resulta al revés. * Las «glorias» de la libertad sexual y del «sexo segurísimo».
Muchas de las cosas que nos «informan» los medios
basan su efectividad en las cifras. Los periódicos y la televisión, las revistas y la radio, dan estadísticas al por mayor, y todas las creemos. Por ejemplo, que la mayoría de las mujeres que quieren abortar han sido víctimas de una violación. Sin embargo, los resultados trimestrales (enero a marzo de 2001) de los Centros de Ayuda para la Mujer demuestran exactamente lo contrario: que el porcentaje menor de mujeres que desean abortar está en los casos de violación.
Durante el primer trimestre de 2001 los Centros de Ayuda para la Mujer que están localizados en Aguascalientes, Celaya, Ciudad Neza, Ciudad Obregón, Ciudad Victoria, Cuautitlán, Cuautla, Cuernavaca, Culiacán, Guadalajara, Hermosillo, León, Distrito Federal, Monterrey, Mérida, Puebla, Saltillo, San Luis Potosí, Tehuacán, Torreón, Tuxtla Gutiérrez y Veracruz atendieron a mil 58 mujeres que querían abortar y se les orientó en sentido contrario, alcanzando un total acumulado desde agosto de 1989 a la fecha de 26 mil 967 casos en esta misma idea: la de darles a los bebés un destino diferente que el asesinato.
Y si miramos las razones que indujeron a las mujeres a pensar en el aborto, un porcentaje muy bajo (ver tabla) lo fue por causa de violación. Conste que no estamos defendiendo la violación: nos parece un crimen de lesa humanidad que debería ser castigado con el rigor máximo de la ley. Lo que defendemos es la vida en todas sus manifestaciones, desde el origen hasta su fin natural; lo que defendemos es al bebé, al ser humano inocente que se encuentra en el vientre de la madre. Y mucho leemos en los medios de que los católicos somos retrógrados por no querer darnos cuenta de que «el mayor porcentaje de las mujeres que quieren abortar corresponde a las que han sido víctimas de una violación». Vamos a hablar con la verdad. Y las cifras que nosotros poseemos nos indican lo contrario. Sin que esto exonere a los estúpidos violadores ni nos quite la compasión por sus víctimas.
Otro tema que se nos echa en cara es el asunto del SIDA. Dicen los medios que nosotros decimos: «Eso les pasa por promiscuos», Y de paso le cuelgan a Su Santidad Juan Pablo II y a los consejos pontificios el apodo de «oscurantistas» por no permitir la libertad sexual y el llamado «sexo seguro». Será el sereno, pero en su reciente intervención en la XXVI Sesión Especial de la Asamblea general de las Naciones Unidas sobre el SIDA, el arzobispo mexicano don Javier Lozano Barragán, presidente del Consejo Pontificio de la Pastoral para la Salud, dejó muy claro un asunto: de los 36.1 millones de personas que en el mundo han contraído el SIDA 25% de ellos y ellas, señores y señoras, niños y ancianos, han sido y son atendidos por católicos.
Si nos vamos a las cifras, somos 6 mil millones de personas en el mundo, de las cuales mil millones somos católicas, es decir, una sexta parte. Sin embargo, la cuarta parte de las personas que asisten a los sidosos en el mundo son católicos. Somos —en palabras de monseñor Lozano Barragán— «el mayor sostén de los Estados en la lucha contra el SIDA». ¿De dónde rayos sale el rumor de que somos insensibles, intolerantes, cavernícolas? Por cierto, víctimas de esta pandemia ya han muerto 21.8 millones de personas. Sigamos alimentando —a partir de los medios— la gloria del «sexo seguro».

¿Cómo dijo? Es una columna colectiva. El responsable de la misma es el director de EL OBSERVADOR. Agradecemos nos haga llegar sus comentarios con el soporte argumental suficiente para incluirlos en esta columna, bajo el tratamiento periodístico que determine el equipo de redacción. Se trata de polemizar contra aquellos materiales difundidos por los medios masivos de comunicación que —a nuestro criterio— contengan una visión dolosa, burlona o errada de nuestra fe católica. Teléfono: (4) 2-14-18-42. Fax: (4) 2-24-14-54. Correo electrónico: observador2000@terra.com.mx. Dirección: Reforma 48, centro histórico. CP 76000. Santiago de Querétaro, Qro. México.

EL OBSERVADOR 313-1

Sumario Siguiente Inicio
¿USTED QUÉ OPINA?
¡Casinos no!
Por Genaro Alamilla Arteaga
Sólo los invidentes morales no ven que el país se hunde por el desquebrajamiento moral en que ha caído. La decadencia está a la orden del día, pero no la ven y quieren que se instalen en México los desplumaderos llamados casinos.
Nosotros —y qué bueno que muchos más—, tiempo ha que repudiamos la instalación de esos antros en nuestra patria, exponiendo válidas reflexiones que hasta la fecha nadie ha repudiado, que sepamos. Y hemos asegurado que si el Congreso —en mala hora— llegara a aprobarlos, seguro que se le haría un grave daño al país, aunque sólo se establecieran en zonas turísticas.
A la bancarrota moral existente los casinos la aumentarían, e iríamos de mal en peor. En torno a ellos la corrupción se incrementa.
Lamentablemente, todo mal, todo vicio, toda adicción inmoral tiene su raíz en el mismo ser humano; mas todo ese mal, todo pecado es provocado e inducido por la corrupción organizada, y a veces convertida en instituciones por las mafias que viven de eso. Pensemos en la pornografía, corrupción de menores, burdeles y prensa, radio y televisión, que se convierten en vehículos de corrupción.
Bueno, en tantas partes del mundo donde los casinos están instalados se convierten en punto de atracción para instalarse otros medios de corrupción. Pensamos que éste es uno de los males que provocan los casinos; son creadores de esos «negocios» anitsociales y antihumanos.
El desarrollo integral de la sociedad no es auténtico si se descuida el crecimiento ético, y peor si se propicia la decadencia moral de los ciudadanos proporcionándoles medios de corrupción, como es en el caso de los casinos. Por eso no es válido el argumento que algunos invocan: que con los casinos se incrementará el ingreso de divisas, lo que no siempre es verdad porque la tajada más grande del pastel se la lleva la mafia internacional, que está atrás, en medio o adelante de esos «negocios». Por eso nos permitimos sugerir a quienes tengan medios económicos suficientes que piensen en invertirlos en negocios honestos y de verdadero servicio social aquí, en México.
Por el bien del país, ¡casinos no! ¿Usted qué opina?

EL OBSERVADOR 313-2

Sumario Siguiente Inicio

PROTAGONISTAS
«Los hijos son un espléndido don del Creador, en los que la paternidad de Dios se encuentra con el amor del matrimonio en la generación de la persona humana. La responsabilidad en la transmisión de la vida es una misión entregada por Dios al matrimonio de la que la sociedad entera no puede prescindir, y de la que la Iglesia se enriquece y adorna. Se trata de vencer, mediante un esfuerzo tenaz, movido por la gracia de Dios, y mediante el testimonio de la santidad doméstica, toda una cultura de la muerte que, en su prepotencia, está gravada por la onerosa responsabilidad de tantos abortos de personas humanas inocentes en el seno de sus madres».
Cardenal Alfonso López Trujillo, presidente del
Pontificio Consejo para la Familia.

«Frente al mal del SIDA, son dos las acciones que se exigen: prevenirlo y curarlo. Las dos son de suma importancia, pero vale más prevenir que remediar. En cuanto al SIDA que se transmite sexualmente la prevención más profunda y a la vez más eficaz es la formación en los auténticos valores de la vida, el amor y el sexo. No se escapa a nadie que las libertades sexuales aumentan el peligro de contagio. En este contexto se entienden los valores de la fidelidad matrimonial y de la castidad. Así, la prevención y la información que conlleva, se realizan respetando la dignidad del hombre y su destino trascendente, excluyendo campañas que impliquen modelos de comportamiento que destruyan la vida y favorezcan la extensión del mal.
«Para una mayor efectividad en la lucha contra el SIDA la Santa Sede sugiere dedicar presupuestos suficientes para combatir este flagelo; incrementar la educación escolar y extra escolar de los valores de la vida, del amor y del sexo, así como insistir en la igualdad del hombre y la mujer; eliminar toda forma de discriminación de los enfermos de SIDA; apoyarlos espiritualmente».

Arzobispo Javier Lozano Barragán, presidente del Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud, jefe de la delegación de la Santa Sede en la XXVI Sesión Especial de la Asamblea general de la ONU.

(Selección de Rogelio Hernández Murillo)

EL OBSERVADOR 313-3

Sumario Siguiente Inicio
«Los muros que nos separan no llegan hasta el cielo»
La Iglesia católica y la ortodoxia rusa tras la visita del Papa a Ucrania
Por Jesús Colina
«Los muros que nos separan no llegan hasta el cielo». Lo dijo un metropolitano ortodoxo a finales del siglo XIX, y hoy lo repite, con gran optimismo, Kostantin Sigov, de 40 años, filósofo y teólogo, director del Instituto de Ciencias Humanas en la Academia Mohyla de Kiev.
Sigov, que pertenece a la Iglesia Ortodoxa Ucrania del Patriarcado de Moscú, participó en la Misa que celebró el Pontífice en Kiev. No era el único fiel ortodoxo que participaba en el rito de los greco-católicos, había muchísimos, reconoce él mismo. Cristianos de las dos confesiones se unieron para orar y esto ya es un pequeño milagro, dice.
Profesor Sigov, ¿cómo se le ocurrió ir a una misa del Papa? Yo creo que la visita del obispo de Roma a Kiev es un acontecimiento extraordinario que dejará una profunda marca en esta parte del mundo. No pienso que en Kiev haya llegado el espíritu absoluto en «papamóvil», pero estoy convencido de que algo grande se ha producido.
El Papa, en Kiev, ¿aumenta las divisiones o abre camino a la reconciliación? El sentido profundo de este viaje, no hay duda, está en el diálogo y en la reconciliación. Hemos escuchado juntos el pasaje de la carta de san Pablo a los Efesios sobre el vínculo de la paz.
Juan Pablo II ha vuelto a pedir y a ofrecer perdón a la Iglesia ortodoxa. ¿Y ustedes como responden? Es el método más adecuado para reencontrar la unidad. Recientemente el obispo Kalistos Ware de Oxford, del Patriarcado de Constantinopla, ha pedido perdón a los greco-católicos por el pseudo-sínodo de Lvov de 1946, con el que Stalin puso fuera de la ley a los uniatas. Algo se mueve.
Y entonces, ¿cómo explica la cerrazón total del patriarcado de Moscú a la visita del Papa en Ucrania? Los verdaderos motivos hay que buscarlos en la confrontación con los católicos. Hay una profunda analogía entre la situación actual de la Iglesia ortodoxa y la vivida por el catolicismo al acabar el Vaticano II. Así como entre los católicos había integristas que se resistían al cambio, también entre nosotros hoy, tras la caída del comunismo y la libertad reencontrada, existe el peligro de un cisma. Por esto se alza el tono de la polémica contra el exterior, en especial contra los católicos, con el objetivo de cerrar filas entre los ortodoxos.
¿Seguirá un periodo de hielo ecuménico entre el Vaticano y el patriarcado de Moscú? Yo no excluyo una reanudación del diálogo, quizá sobre bases más consistentes.

EL OBSERVADOR 313-4

Sumario Siguiente Inicio
PICADURA LETRÍSTICA
Azares de la verdad
Por J. Jesús García y García
La verdad es un cuchillo afilado, la verdad es una
llaga incurable, la verdad es un ácido corrosivo.
MIKA WALTARI
Hay la «onda» de que todos andamos en la verdad, pero que ésta es muy relativa (yo tengo mi verdad, tú tienes la tuya, él tiene la suya, y los tres defendemos lo nuestro). O sea que no habría una verdad única (para nosotros los católicos, sí, y ella sólo radica en Dios), sino multitud de verdades apoyadas en sus propios argumentos, y éstos normalmente avalados y difundidos por quienes, viéndose dueños de cierto poder para hacerlo, pretenden relativizar la verdad con el fin de hacer lo que ellos quieren sin el «estorbo» de una moral basada en el orden natural y el sobrenatural.
Ahora bien, hay, entre otros, dos caminos —tan cercanos entre sí que a veces de los dos se hace uno solo— por los que solemos discurrir en nuestra lucha contra la verdad: el manipuleo de las palabras y la «regla» de lo políticamente correcto. Del manipuleo lingüístico tenemos claros ejemplos en términos tales como uniones de hecho, interrupción voluntaria del embarazo, regulación de la menstruación, preembrión, hemocitoblasto y otros de cuño más o menos reciente. Con el primero quiere disfrazarse el adulterio o la fornicación, y con los demás el aborto en sí o algunas añagazas en torno a él.
Me parece aborrecible el espíritu de lo políticamente correcto. Tiene un aspecto bueno, consistente en todo lo que lo emparenta con la urbanidad, con el respeto humano. Tiene de malo cuanto implica falsa prudencia, renuncia a convicciones propias para simular que se está de acuerdo con los demás, aunque estén en el error... o aunque uno esté en posesión de la verdad, no de verdades relativas y circunstanciales.
El lenguaje respectivo, propagado mundialmente por los pueblos sajones, refleja la mediocridad de estar siempre de acuerdo con los otros y ser blandamente respetuoso de sus opiniones, no tener ideas demasiado seguras y, sobre todo, no sostener que existe una única verdad. En suma, se guarda respeto a todo tipo de realidades, opiniones y opciones... menos (muchas veces) a las católicas.
Lo políticamente correcto lleva a los conferenciantes y a los impartidores de cursos a advertir, inicialmente: «No soy semántico». A uno se le antoja decir: «Mejor séalo, ¿no? O intente serlo. Mayor luz haremos así en nuestros debates».
¿Recuerda usted la aparición de la Biblia Políticamente Correcta? EL OBSERVADOR daba cuenta de ello en su ya muy lejano número 12 (1/10/95): «Al ponerse a la venta en los Estados Unidos la primera Biblia 'políticamente correcta', para los seguidores de esa tendencia el Padre Nuestro ha queda sustituido por el Padre-Madre Nuestro(a) que estás en los cielos... La nueva versión de la Biblia, que hace poco publicó la Oxford University Press, elimina lo que el traductor consideró 'viejos términos inaceptables' y nos presenta, para empezar, a un Dios con sexo neutro. Además, el término 'Señor' queda proscrito porque denota una forma excesiva de jerarquía, ya que ahora los hijos no deben 'obedecer' sino 'atender' a sus padres, de la misma manera que las esposas dejan de estar 'sometidas' a sus maridos [...] han sido eliminados todos los pronombres Él referidos al Todopoderoso.- Lo que algunos han considerado exageración, quisquillosidad, llega al punto de negar que la diestra de Dios sea el lugar preferente, pues de ese modo se discrimina a los zurdos; que la oscuridad sea sinónimo del infierno, porque no es lícito que demos un sentido negativo al color negro. No se debe decir 'esclavo', sino 'ser sometido a la esclavitud'; ni 'ciego', sino 'falto de visión'; ni hay ya paralíticos, sino personas 'con habilidades diferentes' [...]». Según esto la regla indica que hay que irse por las ramas y que aquello de «al pan, pan, y al vino, vino» es improcedente.
Hablando no sólo dentro sino también fuera de la Biblia, ¿se imagina usted a un san Pablo políticamente correcto? ¿O a un Dante Alighieri? ¿O a un Chesterton? ¿O a un José Vasconcelos? O a muchísimos más. Su dialéctica era aplastante, si se quiere violenta, pues eran radicales, intransigentes en los campos del virtuoso y recto pensamiento. Fieles, pues, a la verdad.

EL OBSERVADOR 313-5

Sumario Siguiente Inicio
DILEMAS ÉTICOS
¿Cómo de que no eras así?
Por Sergio Ibarra
Pues resulta que Juanito, andando sin chamba, se acerca a un buen amigo y le pide que le ayude. El amigo, funcionario importante, le brinda su ayuda dándole la oportunidad de trabajar como su mano derecha, su hombre de confianza. Juanito acepta.
Bien, el jefe de Juanito tiene un problema mayor, lo que pone en peligro el trabajo de sí mismo. Le solicita a Juanito que busque alguna alternativa, ya que las reducciones de presupuestos lo obligan a tomar esta decisión. Pero Juanito, hábil para eso de las relaciones públicas, se “mueve” y, a costillas del presupuesto que se le asignaría a su jefe y a los demás compañeros, “salva el pellejo”, acomodándose dentro de la misma organización, pero además generando mas problemas para quien era su amigo, mal hablando de él y creando todo un ambiente negativo, lo que agrava más aún la situación contra su jefe Su amigo se percata de ello, le llama, le pide que permanezca al lado de él, y Juanito, le dice: “Oye, amigo, no te preocupes, ¡ahora, que tenga mi nueva posición hasta podemos hacer equipo!”.
Días después su amigo es víctima de un complot, de las “patadas por debajo de la mesa”, preguntándose, “ ¿ Cómo de que Juanito no era así?
¡Que Juanito tan oportunista y tan utilitarista!
Aquí hay un dilema ético: cuando alguien te tiende la mano, ¿se vale ir en su contra? Aun cuando vaya de por medio tu bienestar, la amistad va primero, o al menos debería. Un trabajo pasa y se acaba. Los amigos duran toda la vida. ¿Qué ganó Juanito? Tener “la chuleta” asegurada y estar relativamente tranquilo. Total, se dice Juanito a sí mismo, “amigo, amigo, amigo, así lo que se dice un amigo, no lo era; teníamos una buena relación y nada más. Yo, en cambio, tengo todo un futuro, tengo mi propia estrellita y ahora la voy a hacer brillar”.
Pero, ¿qué perdió Juanito? Un amigo. Se manifestó como un ser utilitarista. Quizá valdría profundizar un poco en ello. Este concepto se refiere a conductas que se presentan en las relaciones humanas, en donde las personas confunden lo que esta bien con lo que les conviene, como dice Serrat. Y viven como auténticos usadores del prójimo. ¿Me sirves? Eres mi cuate, te invito al dominó, a las cartas, estamos en el club. Sí, en tanto me sirvas y pueda usarte para lo que me convienes.
¿Honramos la virtud de la amistad u honramos nuestra conveniencia?

EL OBSERVADOR 313-6

Sumario Siguiente Inicio
DESDE EL CENTRO DE AMÉRICA
Un día como cualquiera
Por Claudio de Castro S.
Éste parece que fue un día como otro. Temprano nos despertamos. Se inicia la batalla del baño. El primero que entra tiene siempre la ventaja. Los demás a esperar. Enciendo la radio para escuchar las noticias. Cuando me toca, llevo la radio conmigo. Antes del desayuno saludo a la Virgencita y a su hijo Jesús. Sé que siempre se alegran de que les tengamos en cuenta. Nos despedimos y cada cual toma un camino diferente. Yo hacia el trabajo, los niños a la escuela y mi esposa al supermercado. Luego ella busca a su mamá y van a Misa. Le encanta esta Misa porque el sacerdote les explica con cariño y siempre es algo de provecho espiritual.
Camino al trabajo tengo dos opciones. La que más me gusta es ésta: descubrí que el trayecto que lleva a la oficina dura justo el tiempo necesario para rezar un rosario. Estacionándome en la empresa voy rezando el último Avemaría.
El guardia de seguridad me entrega los diarios, luego entro, doy los buenos días y me sirvo un café. Empieza así un día agitado de trabajo. Hay de todo. A las 9:30 a.m.. me telefonea mi esposa para contarme lo que el Padre les dijo durante su homilía.
Al medio día salgo hacia mi casa. Almuerzo y regreso a la empresa.
En ocasiones me preocupan las historias terribles que publican los periódicos. ¿Cómo han publicado algo así?, me digo. Pero todo se me pasa cuando llego a casa y mis hijos me saludan y hacemos planes para pasear o comernos unos helados.
Ya son las 8:29 p.m., ¿ves? El día se ha ido. El más pequeño de mis hijos salta sobre mi cama, el mayor prepara su maleta con los útiles escolares. Mi hija acaba de llegar del ballet y descansa en su cuarto. Yo estoy frente al computador, pensando y escribiendo. veces me desanimo. ¿Quién no lo hace? Pero luego me digo: «¡Debo luchar!, seguir adelante, encontrar en todo los designios del buen Dios. Él siempre ve más allá y sabe por qué ocurren las cosas. No me queda, pues, más que confiar.
Hay algo que he aprendido: cuando no puedo solucionar un problema, cuando no puedo hacer más, entonces le digo a Dios: «¡Ayúdame!».Y Él siempre, de una forma u otra, termina solucionándolo todo. No me preguntes cómo lo hace. No lo sé. Sólo sé que siempre lo hace. Bueno, éste ha sido mi día. El pequeñín se ha recostado sobre mi almohada. En cualquier momento caerá rendido. Iré a conversar un ratito con él. Y luego, todos a dormir. Sólo me resta pedirle al buen Dios que cuide a nuestros hijos. Y a las familias.
Si rezas esta noche, acuérdate de nosotros y pídele también a Dios que nos ayude. Yo, a cambio, pediré por ti y los tuyos. El buen Dios te bendiga.

EL OBSERVADOR 313-7

Sumario Siguiente Inicio
REPORTAJE
Cómo se organiza el poder contra la Iglesia
El gobierno de Cuba organiza un proyecto secreto contra el crecimiento religioso.

Según un informe de El Nuevo Herald, el gobierno cubano ha puesto en práctica en los últimos meses —de acuerdo con un documento oculto del Partido Comunista de Cuba (PCC)— un amplio y secreto programa para combatir los diferentes aspectos del notorio crecimiento religioso en la Isla, sobre todo en la capital.
El documento del PCC afirma con preocupación que «las organizaciones religiosas en la capital han ampliado su capacidad de actuación en la sociedad; realizan proselitismo directo, algunas emplean el método de visitar los hogares, y otras prácticas novedosas con el fin último de captar nuevos adeptos».
El informe —denominado «Análisis político acerca del fenómeno religioso en la capital»— destaca que «las iglesias cristianas han incursionado en actividades de asistencia social con carácter caritativo» y participado en proyectos sociales «con el apoyo de fundaciones y organizaciones no gubernamentales extranjeras».
Además, el documento señala que las instituciones religiosas —que incluyen otros cultos además de la Iglesia católica—, «para reforzar su labor proselitista, tratan de ocupar un papel protagónico en la solución de determinadas necesidades a individuos y grupos específicos... e incursionan con ese propósito en actividades que forman parte de las conquistas de la Revolución».
«Las referidas actividades... las han realizado representantes de esas instituciones, según se ha valorado, violando, en ocasiones, leyes o regulaciones y aprovechando, al parecer, fallas administrativas causadas por lentitud, pasividad o falta de vigilancia para hacer cumplir lo establecido», afirma el Partido.
Según el documento, la Iglesia católica ha incrementado sus publicaciones con altas tiradas de ejemplares, y promueve constantemente a laicos para cargos de responsabilidad en instituciones estatales, en particular en las educacionales y culturales, con mayor énfasis en el sector de la salud.
«La iniciación en Cuba, en esos cultos, de extranjeros de la comunidad cubana radicada en Estados Unidos y ciudadanos de otros países, abre espacio a la actividad enemiga, influencia foránea e ilegalidad organizada; por ello se requiere prioridad, en el tratamiento a esos grupos», subrayó el informe.
La preocupación mostrada por el Partido demuestra que el gobierno castrista persiste en su interés por enfrentar las creencias religiosas, según afirmó una fuente eclesiástica cubana que pidió no ser identificada. «Esto contradice rotundamente la afirmación de que el Estado cubano es un Estado laico. No es cierto. Es un Estado identificado con un gobierno comunista y antirreligioso, porque es totalizante en su ideología», agregó la fuente.
El documento del PCC hace una pormenorizada reseña crítica de las actividades de todos los grupos religiosos de la capital donde «están presentes casi todas las manifestaciones religiosas existentes en el país», con la finalidad de tomar medidas contra ellos.

¿De qué se acusa a la Iglesia católica?

Entre las actividades de los grupos religiosos, el documento menciona sistemáticamente las siguientes:
        Repasos de las asignaturas de español, matemáticas e inglés y clases de computación en templos católicos.
        Aumento gradual de adquisición de viviendas, usando el testamento, por instituciones religiosas, mediante el asentamiento, en casas particulares, de representantes de órdenes femeninas.
        Atención a familiares de niños con síndrome de Down, aprovechando insuficiencias y falta de sistematicidad en la atención que prestan las instituciones de salud pública.
        Casos de médicos que, ante la falta de medicina, sugieren o remiten a las iglesias a los pacientes para conseguir los medicamentos.
        Atención material y recreativa a los ancianos en algunas parroquias.
(Fuente: ACI)

¿Qué hará el gobierno cubano para detener el avance de la religión?

Para contrarrestar esa «influencia», las autoridades de Ciudad Habana instruyeron a las diferentes Direcciones Provinciales a tomar, entre otras, las siguientes medidas:
1. Salud:
· Delimitar el suministro de insumos a las instituciones religiosas.
· Controlar la entrega de medicamentos por parte de los médicos.
· Elevar la exigencia en las inspecciones sanitarias a las viviendas que se dedican al cuidado de niños, detectando las que no tengan licencia.
· Detectar las viviendas ilegalmente dedicadas al cuidado de ancianos y prohibir su funcionamiento.
2. Trabajo y seguridad social:
· Tener como prioridad la ubicación laboral de las madres cuyos hijos en edad escolar son atendidos en instituciones de la Iglesia católica, en La Habana Vieja.
· Continuar ejecutando el programa de atención social, con mayor calidad, dirigido a los ancianos, madres solteras y discapacitados, con la participación de las demás instituciones que actúan.
3. Vivienda:
· Detectar y solicitar se sancione, en coordinación con las entidades que corresponda, a los que utilizan las viviendas para fines no previstos, ni autorizados legalmente, como casas de culto, cuidado de niños, ancianos y otros.
4. Justicia:
· Participar en las reuniones del Grupo de Atención a los Asuntos Religiosos, y asesorar según lo establecido en la Ley de Asociaciones.
· Visitar las casas de culto detectadas y explicar a los moradores de la vivienda la ilegalidad de utilizarla en esa función, sin la debida legalización jurídica.
· Verificar rigurosamente las solicitudes que se presenten ante las notarías para las Escrituras Públicas de adjudicación de herencia testada que benefician a representantes de órdenes religiosas.
5. Educación:
· Intensificar la labor del Grupo Técnico del programa «Educa a tu hijo» y del Consejo de Atención a Menores.
· Brindar atención priorizada al aprovechamiento de las capacidades de los Círculos Infantiles de La Habana Vieja, para aumentar la matrícula de los niños de las madres que se vinculen laboralmente.
· Estudiar las alternativas posibles para realizar acciones complementarias de ayuda a los alumnos que lo requieran.
6. Cultura:
· Incrementar las actividades culturales dirigidas a niños, adolescentes y jóvenes, en días de receso escolar y con mayor presencia en las zonas que lo requieran.
· Realizar presentaciones y debates de filmes y libros que aborden desde una concepción científica y materialista el tema religioso.
7. Deportes:
· Realizar actividades recreativas para niños y jóvenes los fines de semana en las zonas y lugares que han de recibir debida prioridad.
· Organizar minimaratones con salidas y metas en zonas de conveniencia, para motivar la participación de niños y jóvenes.

EL OBSERVADOR 313-8

Sumario Siguiente Inicio
FAMILIA
Para contrarrestar esa «influencia», las autoridades de Ciudad Habana instruyeron a las diferentes Direcciones Provinciales a tomar, entre otras, las siguientes medidas:
1. Salud:
· Delimitar el suministro de insumos a las instituciones religiosas.
· Controlar la entrega de medicamentos por parte de los médicos.
· Elevar la exigencia en las inspecciones sanitarias a las viviendas que se dedican al cuidado de niños, detectando las que no tengan licencia.
· Detectar las viviendas ilegalmente dedicadas al cuidado de ancianos y prohibir su funcionamiento.
2. Trabajo y seguridad social:
· Tener como prioridad la ubicación laboral de las madres cuyos hijos en edad escolar son atendidos en instituciones de la Iglesia católica, en La Habana Vieja.
· Continuar ejecutando el programa de atención social, con mayor calidad, dirigido a los ancianos, madres solteras y discapacitados, con la participación de las demás instituciones que actúan.
3. Vivienda:
· Detectar y solicitar se sancione, en coordinación con las entidades que corresponda, a los que utilizan las viviendas para fines no previstos, ni autorizados legalmente, como casas de culto, cuidado de niños, ancianos y otros.
4. Justicia:
· Participar en las reuniones del Grupo de Atención a los Asuntos Religiosos, y asesorar según lo establecido en la Ley de Asociaciones.
· Visitar las casas de culto detectadas y explicar a los moradores de la vivienda la ilegalidad de utilizarla en esa función, sin la debida legalización jurídica.
· Verificar rigurosamente las solicitudes que se presenten ante las notarías para las Escrituras Públicas de adjudicación de herencia testada que benefician a representantes de órdenes religiosas.
5. Educación:
· Intensificar la labor del Grupo Técnico del programa «Educa a tu hijo» y del Consejo de Atención a Menores.
· Brindar atención priorizada al aprovechamiento de las capacidades de los Círculos Infantiles de La Habana Vieja, para aumentar la matrícula de los niños de las madres que se vinculen laboralmente.
· Estudiar las alternativas posibles para realizar acciones complementarias de ayuda a los alumnos que lo requieran.
6. Cultura:
· Incrementar las actividades culturales dirigidas a niños, adolescentes y jóvenes, en días de receso escolar y con mayor presencia en las zonas que lo requieran.
· Realizar presentaciones y debates de filmes y libros que aborden desde una concepción científica y materialista el tema religioso.
7. Deportes:
· Realizar actividades recreativas para niños y jóvenes los fines de semana en las zonas y lugares que han de recibir debida prioridad.
· Organizar minimaratones con salidas y metas en zonas de conveniencia, para motivar la participación de niños y jóvenes.

EL OBSERVADOR 313-8

Sumario Siguiente Inicio
FAMILIA
Emotivos Anónimos, una alternativa ante los problemas emocionales
Por Yusi Cervantes Leyzaola
La de Emotivos Anónimos es una asociación hecha con amor para personas que necesitan apoyo y orientación a causa de sus problemas emocionales. Ofrece una ayuda confiable, con una metodología que logra resultados en un corto plazo a partir del apoyo personal y la autoayuda con base en el programa de Alcohólicos Anónimos. Hace mucho énfasis en el compromiso personal de recuperación.
Emotivos Anónimos (EA) tiene una metodología propia, que incluye una etapa de inducción, para que el nuevo miembro se relacione con los demás, entre en contacto con el programa de recuperación y sienta confianza. En esta etapa se le asigna una persona con experiencia para que le dé un apoyo personal y le ayude a descongestionar su mente, desde lo inmediato hacia atrás, abordando cosas positivas y negativas. Se pretende que tenga una visión completa donde pueda ver lo negativo desde varios puntos de vista, buscando alternativas y respuestas. Esta visión reduce el impacto negativo de las experiencias. El objetivo es que la persona logre reconocer que ha sido afectada, que tiene problemas, para que entonces pida ayuda.
Durante la inducción se comienza a leer con la persona el folleto Hechos, de EA, para que vaya entendiendo el origen de su enfermedad, la forma de curarse y cómo buscar ayuda y aceptarla. Se le ofrece una forma de estar frente a las emociones dándose por vencido, y, por lo tanto, poder descansar de la presión emocional y aprender a no generar más emociones. Esto tiene fundamento en el programa desarrollado con éxito por Alcohólicos Anónimos. En el caso de EA, los primeros pasos dicen:
1.- Admitimos que éramos impotentes ante nuestras emociones y que ya era imposible manejar nuestras propias vidas.
2.- Llegamos al convencimiento de que solo un Poder Superior a nosotros mismos podría devolvernos el sano juicio.
3.- Decidimos poner nuestras voluntades y nuestras vidas al cuidado de Dios, tal como nosotros lo concebimos.
Los enfermos emocionales normalmente tiene dificultades en el campo espiritual. Es necesario buscar el sentido, la esencia de Dios mismo. Es su esencia lo que el enfermo es capaz de permitir que penetre libremente al núcleo de su afectación. Pero nuestras ideas equivocadas respecto a Dios dificultan con frecuencia el poder abandonarnos en sus manos. Es, por tanto, muy importante sanar la imagen de Dios.
EA tiene sesiones de curación y de estudio.
En las sesiones de curación, los miembros comparten con el grupo sus experiencias, logrando con frecuencia una catarsis. Pero el desahogo no es suficiente. En una segunda parte, otros miembros que han pasado por situaciones similares comparten su experiencia de recuperación con base en el programa para que, en una tercera parte de la sesión, la persona que compartió en primer término su experiencia logre posiblemente una mejor ubicación de su problema y un compromiso de cambio de acuerdo con las experiencias que ha escuchado.
La ubicación se refiere a tener una más amplia visión del problema, saber qué pasó desde diferentes ángulos, descubrir cuáles fueron los descuidos, por qué actuó así, qué envolvió la situación. Lograr esta ubicación contrarresta los efectos negativos que pudiera tener sacar a la luz estas experiencias dolorosas.
En las sesiones de estudio, el grupo lee un párrafo o un concepto de su literatura. Todos participan diciendo lo que entienden con base en su experiencia y en el beneficio que se logra con la práctica.
La asociación de Emotivos Anónimos tiene apenas cinco años, pero va creciendo rápidamente. Hay grupos en Querétaro, San Luis de la Paz, Celaya y San José Iturbide. En el extranjero, están en Costa Rica, El Salvador, Honduras y próximamente en Estados Unidos. La oficina central, donde se pueden pedir informes, está en Prol. Corregidora Sur No. 37, 2° piso, C.P. 76040, Col Villas del Sur, Santiago de Querétaro, Qro. Teléfonos (4)2- 14-11-28 y (fax) (4)2-14-18-06.

EL OBSERVADOR 313-9

Sumario Inicio
PINCELADAS
La báscula no funcionaba
Justo López Melús *
La realidad se presta a muchas interpretaciones. Un mismo hecho histórico parece totalmente distinto según el historiador que lo comenta. Es verdad que los hechos son tozudos, pero es también obstinada la resistencia que oponemos para afrontarlos. Un biógrafo resalta las facetas que le gustan y nos ofrece un personaje a su gusto. Nuestra situación la leemos desde el lado que nos favorece.
Como aquella señora gordísima que, tras descender de la báscula, en vez de decir: «Me sobran quince kilos», sentenció: «Según la tabla, yo tendría que medir quince centímetros más». Y aquella otra mujer que, después de muchos intentos por adelgazar, al fin consiguió hacer algo en relación con su peso: decidió no volver a subirse a una báscula porque todas funcionaban mal. No hay peor ciego que el que no quiere ver, ni hay peor sordo que el que no quiere oír.

* El autor es Operario Diocesano en San José de Gracia de Querétaro.
(FIN)

EL OBSERVADOR 313-10

Sumario Inicio

 

 
De acuerdo con las normas internacionales de Propiedad Intelectual y Derechos de Autor, podrá reproducir parcial o totalmente la información, pero siempre citando nuestra fuente. La reproducción de los artículos y/o noticias firmados con Zenit.org-El Observador requieren permiso expreso de zenit.org
La publicación de algún artículo no implica compromiso. Los artículos firmados son responsabilidad del autor.
Los artículos publicados en esta Web son una selección de la edición impresa.
D.R. Clip Art de Querétaro, S. de R.L. de C.V. 1995-2006