El Observador de la Actualidad

 

Periodismo católico para la familia de hoy

16 de septiembre de 2001 No. 323

SUMARIO

bullet Conmoción por los “inhumanos ataques terroristas” en EE.UU.*
bullet Papa: dolor y condena por la tragedia en EE.UU.*
bullet L'Osservatore Romano: “mentes diabólicas” han perpetrado el atentado*
bullet Contribuye a promover a los mártires mexicanos a la santidad
bullet MATRIMONIOS CATÓLICOS DEL SIGLO XXI La comunicación en la vida afectiva de la pareja: Los suegros
bullet REPORTAJE Que los preservativos no protegen de las enfermedades
bullet PICADURA LETRÍSTICA Hidalgo, la independencia y la historia
bullet ¿USTED QUÉ OPINA? Le diremos a qué partido no debe pertenecer
bullet DILEMAS ÉTICOS ¡Cuidado con las intenciones!
bullet PENSAMIENTO A FONDO Juan el Evangelista
bullet ORIENTACIÓN FAMILIAR Arranques de capricho a los cinco años
bullet ORIENTACIÓN FAMILIAR Ella es 20 años menor
bullet PINCELADAS Los tres juanes

* Estas notas no aparecen en la versión impresa.

[SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]


Conmoción por los “inhumanos ataques terroristas” en EE.UU.

CIUDAD DEL VATICANO, 12 SEP 2001 (VIS).-Sigue el texto del telegrama enviado ayer por la tarde (11 de septiembre) por Juan Pablo II al presidente de Estados Unidos, George W. Bush, tras los atentados terroristas que tuvieron lugar en Washington D.C. y en Nueva York y que provocaron un impresionante número de víctimas y daños incalculables:

"Impresionado por el horror impronunciable de los ataques terroristas inhumanos efectuados contra personas inocentes en diversos lugares de Estados Unidos, me urge expresar a Ud. y a sus compatriotas mi profundo dolor y mi cercanía en la plegaria a la nación en este oscuro y trágico momento. Encomiendo las víctimas a la misericordia de Dios Todopoderoso e imploro que dé fuerzas a todos cuantos se dedican a las operaciones de rescate y al cuidado de los supervivientes. Pido que Dios le sostenga, así como a todos los americanos en esta hora de sufrimiento y dura prueba".

El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Joaquín Navarro-Valls, realizó ayer (11 de septiembre) por la tarde la siguiente declaración relativa a las noticias de la tragedia en Estados Unidos:

"El Santo Padre ha estado constantemente informado de los acontecimientos de esta enorme tragedia. Desde el primer momento ha dirigido a Dios su oración para que conceda el eterno descanso a las numerosas víctimas y valor y consuelo a sus familias.

"El Santo Padre ha enviado de inmediato un mensaje al presidente de los Estados Unidos de América para expresarle, así como a todo el pueblo americano su cercanía y la de toda la Iglesia en estos momentos de sufrimiento y dura prueba.

"El Santo Padre expresa su viva condena ante esta violencia que nada construye".

EL OBSERVADOR 323-1

[SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]


Papa: dolor y condena por la tragedia en EE.UU.

CIUDAD DEL VATICANO, 12 SEP 2001 (VIS).-El Papa dedicó la audiencia general de este miércoles, celebrada en la Plaza de San Pedro, a la tragedia de ayer en Estados Unidos, expresando su más viva condena y asegurando su cercanía espiritual a los heridos y a las familias de las víctimas.

Ofrecemos a continuación gran parte del texto leído por el Santo Padre, que sustituyó a la tradicional catequesis de la audiencia general:

"No puedo iniciar esta audiencia sin expresar profundo dolor por los ataques terroristas que en la jornada de ayer han ensangrentado América, causando miles de víctimas y numerosísimos heridos. Expreso mi más vivo pésame al presidente de los Estados Unidos y a todos los ciudadanos americanos. Ante eventos tan horribles no se puede sino permanecer profundamente afligidos. Me uno a los que en estas horas han expresado su condena indignada, reafirmando con fuerza que las vías de la violencia nunca conducen a verdaderas soluciones de los problemas de la humanidad.

"Ayer fue un día oscuro en la historia de la humanidad, una terrible afrenta a la dignidad del hombre. Apenas recibida la noticia, seguí intensamente el desarrollo de la situación, elevando al Señor mi urgente oración. ¿Cómo se pueden verificar episodios de tan salvaje crueldad? El corazón del hombre es un abismo del que emergen a veces designios de ferocidad inaudita, capaces de trastornar en un momento la vida serena y laboriosa de un pueblo. Pero la fe viene a nuestro encuentro en estos momentos en los que cualquier comentario es inadecuado. La palabra de Cristo es la única que puede dar una respuesta a los interrogantes que se agitan en nuestro ánimo. Si la fuerza de las tinieblas parece prevalecer, el creyente sabe que el mal y la muerte no tienen la última palabra. Aquí descansa la esperanza cristiana; aquí se alimenta, en este momento, nuestra oración confiada.

"Me dirijo con afecto al amado pueblo de los Estados Unidos en esta hora de angustia y de espanto, en el que se pone a dura prueba la valentía de tantos hombres y mujeres de buena voluntad".

Antes de terminar la audiencia se rezó por las Iglesias de Oriente y de Occidente, y en particular, por la Iglesia en los Estados Unidos y por los responsables de las naciones "para que no se dejen dominar por el odio y por el espíritu de retorsión, hagan todo lo posible por evitar que las armas de destrucción siembren nuevo odio y nueva muerte y se esfuercen por iluminar la oscuridad de las vicisitudes humanas con obras de paz".

EL OBSERVADOR 323-2

[SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]


L'Osservatore Romano: “mentes diabólicas” han perpetrado el atentado

VATICANO, 11 Set. 01 (ACI).- La edición cotidiana del periódico de la Santa Sede, L'Osservatore Romano, cambió sorpresivamente la primera plana de su edición anticipada del 12 de setiembre para incluir una enérgica condena a los perpetradores del atentado terrorista contra Nueva York y Washington.

La primera plana del cotidiano presentó un artículo titulado “Criminal secuencia de ataques terroristas contra los Estados Unidos de América” y con el elocuente subtítulo de “la locura del terror”, en el que se destacó “la hora de horror, tragedia, angustia atenazaron a toda la comunidad internacional”.

Según el diario, fueron “mentes diabólicas” las que “han actuado y están perpetrando crímenes monstruosos que sumergen a la humanidad en un inimaginable clima de guerra”.

EL OBSERVADOR 323-3

[SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]


Contribuye a promover a los mártires mexicanos a la santidad

«Es necesario que las Iglesias locales hagan todo lo posible por conservar la memoria de cuantos han sufrido el martirio y que recaben la documentación necesaria al respecto».
(Juan Pablo II)

El próximo mes de noviembre se llevará a cabo la Jornada de la Santidad en México. Así lo anuncia la Comisión Episcopal para la Introducción de las Causas de los Santos, presidida por monseñor Arturo Szymanski Ramírez, arzobispo emérito de San Luis Potosí. En dicha Jornada se promoverá la oración de acción de gracias y de petición y se tratará de dar un pequeño paso más hacia la identificación de nuestros mártires

EL OBSERVADOR quiere contribuir al conocimiento de estos testigos de sangre, muchos de los cuales pueden ser promovidos a la santidad. Por tal motivo hace un llamado a sus lectores para que entre esta fecha y el mes de noviembre nos hagan llegar, para que nosotros los turnemos a la Comisión mencionada, toda la información que pueda conducir a la identificación de aquellos mexicanos que fueron asesinados por odio a la fe, de los cuales se presume que la Iglesia no tiene conocimiento, a fin de que se emprendan las averiguaciones y se integren los expedientes para promover la beatificación y posteriormente la canonización de los héroes de Cristo.

Los datos necesarios para poder conservar la memoria de nuestros mártires serían, preferentemente, reseñas biográficas y relato de su martirio (dónde, cuando y cómo murió, a manos y por orden de quién).

«Es necesario que las Iglesias locales hagan todo lo posible por conservar la memoria de cuantos han sufrido el martirio y que recaben la documentación necesaria al respecto».
(Juan Pablo II)

El próximo mes de noviembre se llevará a cabo la Jornada de la Santidad en México. Así lo anuncia la Comisión Episcopal para la Introducción de las Causas de los Santos, presidida por monseñor Arturo Szymanski Ramírez, arzobispo emérito de San Luis Potosí. En dicha Jornada se promoverá la oración de acción de gracias y de petición y se tratará de dar un pequeño paso más hacia la identificación de nuestros mártires

EL OBSERVADOR quiere contribuir al conocimiento de estos testigos de sangre, muchos de los cuales pueden ser promovidos a la santidad. Por tal motivo hace un llamado a sus lectores para que entre esta fecha y el mes de noviembre nos hagan llegar, para que nosotros los turnemos a la Comisión mencionada, toda la información que pueda conducir a la identificación de aquellos mexicanos que fueron asesinados por odio a la fe, de los cuales se presume que la Iglesia no tiene conocimiento, a fin de que se emprendan las averiguaciones y se integren los expedientes para promover la beatificación y posteriormente la canonización de los héroes de Cristo.

Los datos necesarios para poder conservar la memoria de nuestros mártires serían, preferentemente, reseñas biográficas y relato de su martirio (dónde, cuando y cómo murió, a manos y por orden de quién).


«Es necesario que las Iglesias locales hagan todo lo posible por conservar la memoria de cuantos han sufrido el martirio y que recaben la documentación necesaria al respecto».
(Juan Pablo II)

El próximo mes de noviembre se llevará a cabo la Jornada de la Santidad en México. Así lo anuncia la Comisión Episcopal para la Introducción de las Causas de los Santos, presidida por monseñor Arturo Szymanski Ramírez, arzobispo emérito de San Luis Potosí. En dicha Jornada se promoverá la oración de acción de gracias y de petición y se tratará de dar un pequeño paso más hacia la identificación de nuestros mártires

EL OBSERVADOR quiere contribuir al conocimiento de estos testigos de sangre, muchos de los cuales pueden ser promovidos a la santidad. Por tal motivo hace un llamado a sus lectores para que entre esta fecha y el mes de noviembre nos hagan llegar, para que nosotros los turnemos a la Comisión mencionada, toda la información que pueda conducir a la identificación de aquellos mexicanos que fueron asesinados por odio a la fe, de los cuales se presume que la Iglesia no tiene conocimiento, a fin de que se emprendan las averiguaciones y se integren los expedientes para promover la beatificación y posteriormente la canonización de los héroes de Cristo.

Los datos necesarios para poder conservar la memoria de nuestros mártires serían, preferentemente, reseñas biográficas y relato de su martirio (dónde, cuando y cómo murió, a manos y por orden de quién).

Los mártires manifiestan con su testimonio que la vida del hombre no se agota en lo que el hombre ve


Éste es un capítulo de la conferencia que impartió nuestro colaborador Rodrigo Guerra López en el simposio «Justicia social, estado de derecho y democracia: un desafío para América Latina», organizado por la Konrad Adenauer Stiftung Adveniat y el CELAM, del 2 al 5 de septiembre de 2001 en la sede de la Con-ferencia del Episcopado Mexicano en Lago de Guadalupe, Edo. de México.

Consideremos que la finalidad de la ejecución de un sacerdote inocente como el P. Miguel Agustín Pro, S.J., por orden directa del Presidente de la República posee un importante significado antropológico: intenta mostrar que no existen valores humanos auténticos en nombre de los cuales sea justo desafiar al poder, porque el hombre no es más que un “medio para…” que puede ser determinado a través de la fuerza a cualquier fin, incluso a su muerte. Si, por consiguiente, no hay en el hombre ni verdad, ni bien, ni justicia, si éstas no son más que palabras vanas, entonces cae de raíz toda oposición de principio al poder autoritario.

Sin embargo, minutos antes de morir, en estado de total indefensión, el P. Miguel Agustín Pro S.J. realiza algo incomprensible para algunos: perdona a sus verdugos. Desde el punto de vista de la racionalidad del poder este es un gesto sin valor, sin utilidad práctica. Los cristianos están siendo aplastados en términos de fuerza y eso es lo importante: ¡que escarmienten!

Pero desde el punto de vista del significado último de la vida humana, el gesto del perdón vence a los asesinos en otro plano al trascender la lógica que los mueve y al manifestar que es posible vivir y morir de un modo diverso. ¿Por qué? Porque si bien es cierto que el oprimido, el marginado, el apresado injustamente puede y debe combatir a favor de la dignidad humana con las armas de esta tierra, la verdadera victoria se presenta cuando recobra y reconstruye la verdad del hombre en sí y en los otros a través del perdón. Sólo manteniendo la mirada fija en esta victoria es posible evitar, en los enfrentamientos del mundo, el pasarse insensiblemente al lado de la injusticia al perder de vista las razones humanas que hacen digna y noble esta lucha.

Los mártires de la cristiada, y de otros momentos posteriores, manifiestan con su testimonio que la vida del hombre no se agota en lo que el hombre ve, en lo que el hombre hace, en lo que el hombre puede. Más aún, evidencian que existe una Presencia dentro de la historia que les ofrece un horizonte que le da significado aun a la propia muerte.

Por ello, para evitar que el poder atente contra el hombre y lo destruya mancillando su dignidad es preciso, pues, mostrar que el poder tiene límites aun en los momentos en que más abusa y más se impone. Esta es una primera contribución que podemos descubrir de los cristianos a la democracia actual en México: el martirio es fuente del ethos que la democracia requiere para no suicidarse (evidentemente el significado del martirio es principalmente sobrenatural y de ninguna manera se agota en la dimensión que subrayamos en este texto).

En efecto, la democracia que México necesita hoy no es la democracia en la que el fundamento de la vida social descansa en el solo consenso, en el solo intercambio dialogal, en la mera confrontación de ideas y de opiniones en el Congreso, sino en la verdad sobre el hombre, en especial, en la verdad que se manifiesta en el marginado, en el olvidado o en el inocente injustamente tratado. La democracia que implícitamente afirma el P. Pro al perdonar a sus enemigos es la democracia que no es fin de sí misma, es la democracia que se finca en una realidad meta-democrática, es la democracia fundada en la inalienable dignidad humana y en los derechos que de ella se derivan.

EL OBSERVADOR 323-4

[SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]


MATRIMONIOS CATÓLICOS DEL SIGLO XXI


La comunicación en la vida afectiva de la pareja
Primera parte: Los suegros
Por Por el P. Ignacio Díaz de León, M. Sp. S.

En la vida de la familia hay que señalar distintos campos para la comunicación: la vida afectiva de la pareja, lo administrativo, la formación de los hijos, los parientes políticos y otros.


Hablemos primero de los suegros

La relación más delicada y quebradiza es la que deben sostener las nueras y los yernos con sus respectivas suegras. Esto es fácil de explicar dada la psicología de las suegras: piensan que “su hijo” al casarse, y antes de eso, fue seducido, hipnotizado y secuestrado por esa mujer intrusa, medio vampiresa. Piensan en su hijo como en “su niño” de hace tantos años, que no va a recibir de la nuera las atenciones que ella le brindaba. Es decir, siguen pensando en el esposo de su nuera como «en su hijo», del que no han acabado de desprenderse; al que no acaban de considerar como un adulto que tiene ya derecho y hasta obligación de casarse y formar su propia familia, todo lo cual matiza la relación suegra-nuera de celotipia y rivalidad.

No todas las suegras son así con sus respectivas nueras. Las hay llenas de madurez y de discreción; las hay santas, pero no abundan.

Los suegros son más tranquilos porque son más indiferentes a la realidad de los hijos que se casan; su psicología es muy distinta a la de las suegras.

Jean Parvin, analiza las dificultades más comunes en la comunicación con los suegros, y la forma de superarlas.

La segregación

Cuando Lorenzo y su esposa, Maricela, estaban recién casados, los padres de ella no sólo se entrometían en los asuntos de la joven pareja, sino que desairaban a Lorenzo cuando se reunían los cuatro.

Me siento un intruso, le dijo Lorenzo a Maricela, cierto día, poco antes de una visita a la casa de los suegros. Necesito saber que cuento con tu apoyo.

Este fue un parteaguas en su vida matrimonial. Desde entonces, Maricela procuró que a Lorenzo se le diera su lugar en todas las conversaciones y actividades familiares. Poco a poco los padres de Maricela empezaron a aceptar a su yerno y a respetar el derecho de la pareja de tomar sus propias decisiones.

Las repetidas experiencias en las relaciones de las parejas jóvenes con los suegros fundan las siguientes condiciones para una buena interrelacion:

1.        Apoyarse los cónyuges recíprocamente. Si presentan un frente unido, posiblemente se disipen las inquietudes de sus suegros. Si les demuestran que se aman de verdad y son felices, ellos se darán cuenta de que también deberán querer a su hijo o hija político.

2.        Libérense de ataduras. Si desean llevarse bien con sus suegros, independícense en los aspectos económicos. Así mismo no recurran a ellos para que se ocupen de cuidar a diario a sus hijos. Esto puede resultar cómodo y barato, pero propiciara discusiones sobre la mejor manera de educar a los hijos.

3.        Establecer relaciones amistosas. El primer paso para forjar una amistad con los suegros es decidir como vas a dirigirte a ellos. Esto es crucial. Durante los primeros años de matrimonio, muchas personas evitan llamar a sus suegros por su nombre, lo cual puede ocasionar tensiones. Antes de la boda, opta por nombres que sean aceptables para todos los nombres de pila, “mamá” y “papá” o señor y señora Jiménez y úsalos con frecuencia. Dedica tiempo a tus suegros e interésate en sus trabajos, sus aficiones y experiencias. Esta es una buena estrategia para granjeártelos; va en la línea esencial de la comunicación, entendida en su sentido amplio, no como un simple dialogar o cambiar impresiones.

Si deseas comunicarte con el P. Díaz de León, lo puedes hacer por medio de la siguiente dirección de Internet: “Ignacio Díaz de León” “Ignacio Díaz de León”
rodobooks@yahoo.com

EL OBSERVADOR 323-5

[SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]


REPORTAJE

Que los preservativos no protegen de las enfermedades
Estados Unidos ha hablado; quizá el mundo ahora sí escuche
Por Diana García Bayardo.



Es muy triste pero cierto: en materia de ciencia y tecnología hace falta que los gobiernos de las naciones poderosas hablen —por muy obvias que sean sus revelaciones— para que los infortunados tercermundistas tomen cartas en el asunto. Por algo los grandes cerebros se desplazan de Iberoamérica hacia Europa o Estados Unidos, porque aquí nadie les hace caso. En cambio, cuando allá se revela algo, el mundo se transforma. Ojalá tal suceda ahora que Estados Unidos objetó la efectividad del preservativo.

Inventado a finales del siglo XIX por William Condom —de ahí que se le suela llamar «condón»—, el preservativo es un sistema anticonceptivo de barrera con una efectividad aproximada de 82.3%. Sin embargo, la ONU (Organización de las Naciones Unidas), la OMS (Organización Mundial de la Salud) y otras instituciones —algunas con muy turbias intenciones— han invertido millones de dólares para propagar por el mundo la idea de que el condón es también un efectivo método para evitar el SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual.

Pero los estudios demuestran lo contrario: así como los espermatozoides pueden pasar por los agujeros microscópicos de los preservativos (que miden 5 micras), igualmente pueden atravesarlo el virus del herpes, la espiroqueta que causa la sífilis y, por supuesto, el virus del SIDA, 450 veces más pequeño que el espermatozoide.

Hasta el ONUSIDA, principal difusor de los preservativos para «combatir» el SIDA, declaró en su boletín de 1998 que a «los preservativos distribuidos o vendidos por número de personas que reciben material educativo... no se les imputan variaciones en la seroprevalencia del VIH (virus de inmunodeficiencia humana) en la población», (cfr. ONUSIDA, Análisis de la eficacia del costo y VIH/SIDA: Actualización técnica del ONUSIDA, agosto de 1998, p. 5), lo que quiere decir que el reparto de preservativos no disminuye la cantidad de infectados por más que se regalen preservativos a la población sexualmente activa. A pesar de ello, la ONU continúa presionando a los gobiernos del Tercer Mundo para que difundan el condón como medio anti-SIDA.

Habla el gobierno de Estados Unidos

  Las estadísticas demuestran que, a pesar de los preservativos —o, mejor dicho, por la falsa seguridad que su uso provoca—, en el mundo un promedio de once personas se contagian con el VIH cada minuto.

Hace algunas semanas las instituciones sanitarias estadounidenses publicaron un estudio de 30 páginas realizado por órdenes del Congreso. La conclusión fue contundente: la ciencia no puede confirmar que los preservativos bloqueen el contagio de la mayoría de enfermedades de transmisión sexual. Tom Coburn, el médico que demandó el estudio en junio del 2000 cuando era diputado por Oklahoma, indicó que, «por décadas, el gobierno federal ha gastado cientos de millones de dólares para promover una demanda sin fundamentos: que la promiscuidad puede ser segura. Todos sabemos ahora, por un hecho fáctico, que eso es mentira».

Después de niño ahogado... ¡abstinencia!

No resulta descabellado decir que el preservativo ha sido factor determinante para la extensión del SIDA en el planeta. África es claro ejemplo de ello; pero la idiosincrasia continental no favorece la abstención sexual.

Sin embargo, algunas naciones se dieron cuenta ya de que había que romper los esquemas si se quería salvar a su gente. En Kenia, por ejemplo, donde 2.2 millones de sus 30 millones de habitantes están infectados por el VIH, y cada día mueren 700 personas de SIDA, su presidente, Arap Moi, acaba de hacer una petición insólita: pidió dos años de abstención sexual para frenar la enfermedad. Sin embargo, aún se acogió al «milagroso» preservativo, anunciando que su gobierno importará 300 millones de condones.

También decidió que se aplique la pena de muerte a quienes, sabiendo que tienen SIDA, lo contagian a otras personas.

La culpa, ¿de quién es la culpa?

Detrás de todo este problema no hay más culpable que el hombre mismo. Sus pasiones desordenadas, con o sin preservativo, están matando a millones. Sin embargo, no es sólo un problema de inmoralidad sexual: también es culpable la manipulación genética.

Cuando se dio a conocer que el SIDA había sido transmitido al hombre a partir del simio, la bestialidad (relaciones sexuales de animales con seres humanos) es lo primero que le pasó por la mente a la mayoría. Mas ése no fue el mecanismo de transmisión. En la reciente Cumbre Mundial sobre el SIDA se puso nuevamente en evidencia que el origen de la enfermedad está en la manipulación genética de los chimpancés. En los años cincuenta, en Estados Unidos, Europa y, principalmente, África, se administraron vacunas contra la polio que habían sido elaboradas a partir de riñones de chimpancé. Las localidades de los tres continentes donde esas dosis fueron administradas coinciden con los sitios donde por primera vez se detectó el virus.

«¿Será capaz la clase médica —se pregunta monseñor Lozano Barragán, presidente del Pontificio Consejo para los Agentes Sanitarios— de admitir que sus arriesgadas acciones han podido provocar la más devastadora enfermedad infecciosa de la historia?».

En México el Sector Salud sigue difundiendo la peligrosa mentira


Publicado por el Instituto Mexicano del Seguro Social para la orientación del derechohabiente, este folleto, enfocado a la prevención del SIDA, dice en su página 2:

«¿Como protegernos? La forma más segura de protegernos [del SIDA] es: usar condón si tenemos relaciones con alguna persona a la que no conocemos lo suficiente para saber con quién más ha tenido relaciones, o sospechamos que ha tenido relaciones con otras personas además de nosotros».

«¿Como protegernos? La forma más segura de protegernos [del SIDA] es: usar condón si tenemos relaciones con alguna persona a la que no conocemos lo suficiente para saber con quién más ha tenido relaciones, o sospechamos que ha tenido relaciones con otras personas además de nosotros».

Si el condón detuviera el VIH, sus investigadores usarían guantes de látexSi el condón detuviera el VIH, sus investigadores usarían guantes de látex

En los laboratorios que investigan el virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), causante del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), el personal manipula el virus a través de cazoletas de cerámica y porcelana, que mueven con unas pinzas en una urna de cristal : ¡No utilizan guantes de caucho directamente!, y menos el material tan débil del preservativo, el látex, que, por el proceso de fábrica, puede sufrir pequeños defectos de material que aumenten su porosidad.

EL OBSERVADOR 323-6

[SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]


PICADURA LETRÍSTICA

Hidalgo, la independencia y la historia
Por J. Jesús García y García

Hidalgo, la independencia y la historia
Por J. Jesús García y García


Poinsett [el ministro yanqui] se fue de México en enero de 1830,
pero dejó una herencia difícil de ignorar. Después de él,
el demócrata mexicano tuvo que ser anticatólico y antiespañol.
No creo que pueda imaginarse una herencia más abominable.
JOSÉ FUENTES MARES



Fue en términos de lo que hoy es la región eclesiástica del Bajío —recordémoslo— donde se gestó el movimiento independentista de México, concreta y principalmente en la ciudad de Querétaro, después de otros planes frustrados de emancipación, el más importante de los cuales acaso haya sido el de 1808, entre cuyos dirigentes se encontraba el licenciado don Francisco Primo de Verdad y Ramos, pero en el cual estaba en buena medida inodado el propio virrey don José de Iturrigaray. Los planes libertarios, tanto en la Nueva España como en otros lugares de América, fueron favorecidos por la circunstancia de que España se encontraba invadida por la Francia de Napoleón.

La conspiración de Querétaro — repasemos nuestros manuales— empezó con la formación de una junta a la que se dio la apariencia de academia literaria, que funcionaba bajo la protección del corregidor don Miguel Domínguez y con la involucración total de la señora corregidora doña Josefa Ortiz de Domínguez. Usualmente las reuniones tenían lugar en la casa del presbítero don José María Sánchez y a ellas concurrían asiduamente los licenciados Parra, Laso y Altamirano, los militares Arias y Lanzagorta y los hermanos Emeterio y Epigmenio González. Solían asistir igualmente, desplazándose desde San Miguel, los también militares Allende y Aldama, y todos los conspiradores tenían estrecha vinculación con el cura de Dolores, don Miguel Hidalgo y Costilla quien, por consenso, fue nombrado jefe del movimiento.

La sublevación fue programada originalmente para el primero de diciembre del mismo 1810, pero luego se convino en adelantarla para el 2 de octubre. Las denuncias de Arias (protervo traidor) en Querétaro y de Juan Garrido en Guanajuato precipitaron los acontecimientos y, tras de la decisiva actuación de doña Josefa y la hazañosa carrera del alcaide don Ignacio Pérez, en la madrugada del 16 de septiembre, en su propia sede del pueblo de Dolores don Miguel Hidalgo dio su famoso grito, en el cual expuso los siguientes pronunciamientos iniciales, al decir de don Pedro García:

«Mis amigos y compatriotas: no existen ya para nosotros ni el rey ni los tributos; esta gabela vergonzosa, que sólo conviene a los esclavos, la hemos sobrellevado hace tres siglos como signo de tiranía y servidumbre, terrible mancha que sabremos lavar con nuestros esfuerzos. Llegó el momento de nuestra emancipación: ha sonado la hora de nuestra libertad, y si conocéis su gran valor, me ayudaréis a defenderla de la garra ambiciosa de los tiranos».

Lo que de allí siguió es muy conocido y no hay lugar para detallarlo: Hidalgo levantó en armas a sus feligreses y abanderó a su improvisado ejército en Atotonilco con el estandarte de la Virgen de Guadalupe. Vendrían sus escasos triunfos y sus muy estrepitosas derrotas, culminando todo con la captura y sacrificio del rebelde en Chihuahua, el 30 de julio de 1811. Justo es rendir un emocionado homenaje a este personaje toral de nuestros fastos.

Ahora bien: yo creo que México es un caso único en el que se celebra entusiastamente la iniciación de un movimiento verdaderamente capital, pero prácticamente se olvida la exitosa consumación del mismo, ocurrida el 27 de septiembre de 1821. Todo porque en la fase final fue factor decisivo un personaje —discutible, ciertamente— que no era del agrado de una facción que se irguió vencedora en 1824 y escribió esta historia patria tendenciosa que se nos vino imponiendo.

Ya que aquellos vencedores de antaño últimamente han tenido que insertarse en un contexto más genuinamente democrático, estamos —así lo deseo y así lo han insinuado algunos, pero sin que se avizore aún la acción conducente— en la coyuntura para buscar algún grado de verosimilitud y de congruencia en nuestro relato historial.

EL OBSERVADOR 323-7

[SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]


¿USTED QUÉ OPINA?


Le diremos a qué partido no debe pertenecer
Por Genaro Alamilla Arteaga

Tarde o temprano llegará el momento en que tienen que organizarse los actos electorales para que los ciudadanos elijan a los mejores hombres para que funjan como funcionarios para servir al pueblo. Son momentos de vida social de los pueblos.

De la certera elección dependerá en gran parte el desarrollo integral de la sociedad. Organizar estos actos con una legislación justa, honesta y de acuerdo con la Constitución es competencia de las autoridades respectivas.

En una sociedad democrática se organizan grupos de ciudadanos que, con principios básicos y comunes, se forman para tener elementos suficientemente capaces y así presentarlos como dignos candidatos para las diversas funciones de gobierno. Son los llamados partidos políticos.

Los ciudadanos que anhelan ser políticos activos para trabajar por México sirviéndolo en alguna función pública de elección o no, con razón quieren pertenecer a algún partido político para formarse debidamente.

Para algunos éste es el problema: ¿en cuál de los partidos existentes me inscribiré? En este mismo espacio alguna vez nos permitimos dar nuestra opinión diciéndoles que pueden dar su nombre al partido que por lo menos tenga estos tres elementos básicos:

* Principios verdaderamente democráticos.
* Válida legislación para promover y defender los derechos de la persona humana.
* La debida legislación para que, en el caso, los procesos sean auténticamente libres, profundamente honestos y nítidamente transparentes.

Si urgiéramos mucho el tema diríamos que un mexicano no debe pertenecer a ningún partido —de izquierda o de ultra derecha, o de centro izquierda o derecha— que no sea auténticamente democrático porque así lo establece la Constitución en el artículo 40: «Es voluntad del pueblo mexicano constituirse en una república representativa, democrática, federal...».

Viniendo a nuestro caso, tenemos en México un partido, el mayor de todos los existentes por el número de adeptos que tiene, que es el partido abstencionista, causa de todos los males que padecemos. A este partido no debe permanecer ningún ciudadano. No votar es dejar la cosa pública en manos corruptas y mentes ineptas.

No sigamos haciendo tanto mal a México dejando de votar por pertenecer al partido abstencionista. No hay que dejar de votar. Votar es un derecho que se debe ejercer y una obligación que se debe cumplir. ¿Usted qué opina?

EL OBSERVADOR 323-8

[SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]


DILEMAS ÉTICOS

¡Cuidado con las intenciones!
Por Sergio Ibarra

¡Cuidado con las intenciones!
Por Sergio Ibarra



Nos encontramos a Juanito en otra de sus andanzas. Esta vez trabaja en la tesorería de una institución gubernamental.

Juanito se inicia como auxiliar administrativo de la oficina del tesorero. Como suele suceder en estos grupos de trabajo, hay intereses en ocasiones extracurriculares, extra oficina, extra maritales, extra etc. Juanito se distingue rápidamente por el buen manejo de los asuntos delicados de la tesorería. Por ejemplo, se le encomienda realizar cobros a ciudadanos que, siendo distinguidos con capitales acumulados reconocidos, son mala paga. Así Juanito se dirige a una reunión privada para “arreglar” deudas pendientes. Se presenta y habla con el personaje, quien ofrece a Juanito la pronta reintegración de los fondos que adeuda al gobierno, previo descuento del 60% de su adeudo; y, para compensar las buenas intenciones, le ofrece para su jefe un terrenito en uno de sus fraccionamientos. Juanito presenta por adelantadas las gracias de su jefe por las atenciones y tal detalle, que con beneplácito será recibido.

Las cosas siguen hasta que el tesorero, haciendo uso de las pólizas cheque, un buen día le indica a Juanito que averigüe las cuentas de gastos de funcionarios. Es decir, notas de restaurante, para verificar si existen coincidencias con asuntos personales. En su búsqueda descubre por ahí alguna que coincide con el aniversario matrimonial de uno de los funcionarios. El tesorero raudo informa del asunto a su jefe quién manda llamar al funcionario para aclarar las cosas.

Para sorpresa del equipo auscultador, ese día se había tenido la visita de un distinguido diplomático. Entonces el tesorero le echa la culpa a Juanito. Y corren a Juanito. Pero, para que guarde silencio, le dan una compensación especial de salida.

¿Cuál es dilema ético? El primero, que quién ejerce puestos públicos debe servir a los ciudadanos y, sobre todo, hacer cumplir la ley. Una y otra vez observamos cómo las tesorerías recurren a descuentos de multas con tal de recuperar algo de una cuenta incobrable. Claro, la misma ley permite discrecionalidades a este tipo de funcionarios que entran a los puestos como sujetos de dudosa reputación.

El segundo, ¿qué hubiese pasado con Juanito si se niega a ejecutar estas órdenes? Lo mas probable es que no habría sido nombrado auxiliar administrativo. Y al aceptar ejecutar tales acciones, Juanito tácitamente se vuelve cómplice.

El tercero, el jefe del tesorero, para no crear un rompimiento con su equipo y deteriorar su imagen hacia el exterior, opta por lo más simple: como dice el dicho, “el hilo se rompe por lo más delgado”. Y, para agravante de Juanito, él no era militante.

Sin duda las intenciones de nuestros actos marcan nuestra vida diaria. Y aunque las leyes, reglamentos y códigos no lo especifiquen, las intenciones ahí quedan. Lástima que las leyes terrenales no puedan poner orden a esto...

EL OBSERVADOR 323-9

[SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]


PENSAMIENTO A FONDO

Juan el Evangelista
Por Javier Sicilia

Juan el Evangelista
Por Javier Sicilia


De los cuatro evangelistas san Juan es mi predilecto. La misma tradición cristiana le ha dado un lugar privilegiado a su Evangelio separándolo de los llamados sinópticos -el de Mateo, el de Marcos y el de Lucas. La razón es evidente. Juan no sólo fue el discípulo directo de Jesús, sino su amigo, el más íntimo, el discípulo amado, como dice el propio Juan de sí mismo.

Ese amor lo abrió al misterio fundamental de Jesús. San Juan es, en este sentido, el primer místico cristiano. Un místico sui generis, pues a diferencia de aquellos que la tradición nos ha heredado, tuvo el privilegio de conocer personalmente a Jesús y tocar por la fuerza de la Gracia -más que todos los otros discípulos, incluyendo a Pedro- la intimidad de su amigo. De ahí que Juan, al hablar de Jesús, no lo haga, como lo hacen los otros evangelistas, narrándonos sus factos y su prédica, sino mostrándonos su intimidad más recóndita, el misterio del amor que hay en su condición divina y humana. Por ello su lenguaje no es narrativo; tampoco teológico, sino poético, tan poético que a veces se vuelve críptico para la razón y luminoso para el espíritu.

Juan descubre que Jesús, a la vez que es su amigo, es también Dios, el Verbo encarnado; reconoce —como dice Urs von Balthasar— «al amigo en lo divino, y en lo divino la amistad. Y el Señor se sirve de esa amistad para abrir a Juan (...) y dispensarle la más alta visión sobre el amor de Dios jamás dada a ningún humano».

Es tal esa intimidad y ese conocimiento del amigo que Juan nunca duda. A diferencia de Pedro que, a veces, respondiendo a la Gracia, hace afirmaciones de orden místico insospechadas y, a veces, respondiendo a su pura humanidad, duda y traiciona, Juan se mantiene firme. Lo que ha visto del amigo ha permeado todo su ser. En el corazón de la humanidad de Jesús mira los signos distintivos de la misión de Cristo y, al mirarlos, reconoce en sí la misión del apóstol. Así, cuando ante la pregunta de Jesús: «¿Pueden ustedes beber este cáliz?», Juan responde: «Podemos», no hace una afirmación insostenible. Su respuesta es absoluta. Nacida del amor a su amigo, del conocimiento profundo que tiene de Él, de su acostumbrada adaptación a Jesús, su «podemos» es incuestionable. A partir de ahí Juan, sin una sola pregunta, sin una sola traición, acompañará a Jesús en la Cena, en la Cruz, en las misiones apostólicas, en el Evangelio y las Epístolas -sobre todo en las dolorosas dificultades que la tercera epístola deja entrever-, en el exilio en Patmos y en el Apocalipsis. No hay en él una sola duda, una sola vacilación, sino, vuelvo a Von Balthasar, «una progresión y una dilatación constantes en trabajos siempre nuevos». Bebió el cáliz y, al irlo bebiendo, no sólo fue develando el misterio de su amigo, sino dejando que ese misterio penetrara en él hasta el grado de poder soportar, en tanto creatura humana, la revelación celeste del Apocalipsis. Ahí vio, escuchó, tocó el sentido último de las cosas en Cristo, al igual que cuando Jesús estaba en la Tierra vio, escuchó, tocó al Verbo de vida. Es por ello revelador que en la visión apocalíptica no se le dé a Juan el libro a leer, sino a comer. El libro que no puede ser leído desde afuera, porque posee realidades celestes, debe ser, como la fue la intimidad del amigo, incorporado, asimilado por Juan para que pueda interpretarlo desde adentro «por el amor que -dice Von Balthasar-, pleno de respeto, discierne y reconoce».

EL OBSERVADOR 323-10

[SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]


ORIENTACIÓN FAMILIAR

Arranques de capricho a los cinco años
Por Yusi Cervantes Leyzaola


Acudo a usted muy preocupada, solicitando su consejo acerca de mi conducta como madre, que tal vez esté afectando la de mi hijo de 5 años y medio. Estoy separada hace cinco años y vivo con mis padres desde ese tiempo. El punto es que mi hijo tiene dos días voluntarioso o con arranques de capricho que me asustan pues, al ponerlo a hacer la tarea, se desespera muy rápido, patea lo que encuentra, rayonea el cuaderno, arranca la hoja y, si le pido que se lave las manos para que no ensucie el cuaderno, se limpia el jabón en mi ropa con mucho enojo. Yo trato de no desesperarme para no gritarle o pegarle, y permanecer firme aun a pesar de sus gritos; pero, finalmente, sí termino por darle dos manazos, sin lograr que se calme o entienda que su actuar no es lo mejor.

Mis papás no están de acuerdo con mi estilo de educación pues dicen que «ya me tomó la medida». Trato de ver si estos arranques tienen algún patrón de circunstancias, pero en sus cinco años han sido como tres veces y con períodos largos entre cada uno, por lo que no recuerdo que haya algún factor que lo pueda originar. Durante el verano lo llevé a un curso y la maestra me dijo que es un niño muy obediente y bueno; entonces yo me pregunto: ¿será el entorno de mi casa? ¿Soy yo? ¿Será que el tiempo que le dedico no es suficiente ? ¿Es el carácter violento hereditario? Yo trabajo de lunes a viernes y rara vez asisto a alguna comida o reunión a fin de dedicarle el mayor tiempo posible a mis papás y a mi hijo.


Si estos arranques han ocurrido sólo tres veces en la vida del niño, en realidad no es algo para preocuparse. Hay que atender, sí, lo que está ocurriendo. Parece ser que algo está alterando el equilibrio interno del niño y él no ha encontrado otra forma de manifestarlo que esos arranques. Se me ocurre que, en esta ocasión, el asunto puede tener relación con el inicio de clases. Platique con su hijo, que le cuente lo más posible acerca de cómo le va en la escuela. Hable con la maestra para indagar si ella ha detectado algo. Dedíquele un poco más de tiempo en estos días, apapáchelo más. Esto no significa tolerar la conducta inadecuada. Hay que mantener el límite y no dejarlo destruir las cosas ni maltratar a las personas. Pero sí es posible invitarlo a manifestar su enojo. Todo esto con calma. El niño necesita sentir que, pese a su berrinche, su mamá mantiene la serenidad y él no es capaz de arrastrarla a su caos interno.

Si el niño hasta hoy ha estado bien, si es alegre, si se relaciona bien con los demás, lo más probable es que esto no sea más que una pequeña crisis que se podrá superar pronto. A esta edad arranques de ese tipo todavía son comunes. A medida en que el niño va aprendiendo a comunicarse mejor y a expresar de otra manera lo que le ocurre, estos arranques pasan a la historia.

El carácter violento no es hereditario. Lo que se hereda es el temperamento. El carácter se va formando a lo largo de la vida, y una buena educación puede sacar muy buen provecho de un temperamento intenso. ¿Esta pregunta surge tal vez porque el papá del niño es violento? No se preocupe, si ustedes le dan al niño un ambiente seguro, de amor y respeto, donde los límites sean claros y donde el pequeño aprenda a expresar sus sentimientos, a manifestar sanamente sus necesidades y a manejar adecuadamente su agresividad, seguramente no tendrá eso que llamamos carácter violento.

Pero si más adelante detecta algún problema, o estos arranques no disminuyen, tal vez sea conveniente acudir a una psicóloga infantil.

No se sienta culpable por no poder dedicarle al niño todo el tiempo que quisiera. Si tiene necesidad de trabajar, hágalo tranquila. Pero, eso sí, el tiempo que tenga para su hijo que sea un buen tiempo, de mucho amor, de mucho gozo.

EL OBSERVADOR 323-11

[SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]


ORIENTACIÓN FAMILIAR

Ella es 20 años menor




Acudo a usted muy preocupada, solicitando su consejo acerca de mi conducta como madre, que tal vez esté afectando la de mi hijo de 5 años y medio. Estoy separada hace cinco años y vivo con mis padres desde ese tiempo. El punto es que mi hijo tiene dos días voluntarioso o con arranques de capricho que me asustan pues, al ponerlo a hacer la tarea, se desespera muy rápido, patea lo que encuentra, rayonea el cuaderno, arranca la hoja y, si le pido que se lave las manos para que no ensucie el cuaderno, se limpia el jabón en mi ropa con mucho enojo. Yo trato de no desesperarme para no gritarle o pegarle, y permanecer firme aun a pesar de sus gritos; pero, finalmente, sí termino por darle dos manazos, sin lograr que se calme o entienda que su actuar no es lo mejor.

Mis papás no están de acuerdo con mi estilo de educación pues dicen que «ya me tomó la medida». Trato de ver si estos arranques tienen algún patrón de circunstancias, pero en sus cinco años han sido como tres veces y con períodos largos entre cada uno, por lo que no recuerdo que haya algún factor que lo pueda originar. Durante el verano lo llevé a un curso y la maestra me dijo que es un niño muy obediente y bueno; entonces yo me pregunto: ¿será el entorno de mi casa? ¿Soy yo? ¿Será que el tiempo que le dedico no es suficiente ? ¿Es el carácter violento hereditario? Yo trabajo de lunes a viernes y rara vez asisto a alguna comida o reunión a fin de dedicarle el mayor tiempo posible a mis papás y a mi hijo.


Si estos arranques han ocurrido sólo tres veces en la vida del niño, en realidad no es algo para preocuparse. Hay que atender, sí, lo que está ocurriendo. Parece ser que algo está alterando el equilibrio interno del niño y él no ha encontrado otra forma de manifestarlo que esos arranques. Se me ocurre que, en esta ocasión, el asunto puede tener relación con el inicio de clases. Platique con su hijo, que le cuente lo más posible acerca de cómo le va en la escuela. Hable con la maestra para indagar si ella ha detectado algo. Dedíquele un poco más de tiempo en estos días, apapáchelo más. Esto no significa tolerar la conducta inadecuada. Hay que mantener el límite y no dejarlo destruir las cosas ni maltratar a las personas. Pero sí es posible invitarlo a manifestar su enojo. Todo esto con calma. El niño necesita sentir que, pese a su berrinche, su mamá mantiene la serenidad y él no es capaz de arrastrarla a su caos interno.

Si el niño hasta hoy ha estado bien, si es alegre, si se relaciona bien con los demás, lo más probable es que esto no sea más que una pequeña crisis que se podrá superar pronto. A esta edad arranques de ese tipo todavía son comunes. A medida en que el niño va aprendiendo a comunicarse mejor y a expresar de otra manera lo que le ocurre, estos arranques pasan a la historia.

El carácter violento no es hereditario. Lo que se hereda es el temperamento. El carácter se va formando a lo largo de la vida, y una buena educación puede sacar muy buen provecho de un temperamento intenso. ¿Esta pregunta surge tal vez porque el papá del niño es violento? No se preocupe, si ustedes le dan al niño un ambiente seguro, de amor y respeto, donde los límites sean claros y donde el pequeño aprenda a expresar sus sentimientos, a manifestar sanamente sus necesidades y a manejar adecuadamente su agresividad, seguramente no tendrá eso que llamamos carácter violento.

Pero si más adelante detecta algún problema, o estos arranques no disminuyen, tal vez sea conveniente acudir a una psicóloga infantil.

No se sienta culpable por no poder dedicarle al niño todo el tiempo que quisiera. Si tiene necesidad de trabajar, hágalo tranquila. Pero, eso sí, el tiempo que tenga para su hijo que sea un buen tiempo, de mucho amor, de mucho gozo.

EL OBSERVADOR 323-11

[SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]


ORIENTACIÓN FAMILIAR

Ella es 20 años menor



Soy viudo y estoy enamorado de una chica 20 años menor que yo. Pero me da miedo. ¿Es posible establecer una buena relación pese a esta diferencia de edades?


Pienso que la diferencia de edades, en general, plantea muchas dificultades que, sin embargo, es posible superar. Puede haber diferencias notables en los gustos, en la forma de relacionarse con los demás, en la forma de pasar el tiempo libre, en la forma de ver el mundo. Pero si hay tolerancia, flexibilidad y respeto, estas diferencias pueden enriquecer a la pareja en lugar de entorpecer a la relación.

Sin embargo, creo que para que una relación así pueda permanecer es necesario que al inicio de la relación el miembro menor de la pareja sea verdaderamente un adulto, en el amplio sentido del término. Esto es para evitar en lo posible una relación donde el mayor funcione como padre o madre; es decir, para que la relación pueda ser realmente de pareja, y para asegurar que la persona menor sepa realmente qué quiere en su vida, quién es, cuáles son sus valores. Que sea independiente, autosuficiente y comprometida. Todo esto cambia, claro, pero nunca tanto como en la adolescencia. La adolescencia termina ahora alrededor de los 21 años.  A los 22 o 23,  los chicos están terminando sus carreras y apenas iniciando su vida laboral.  Hay que esperar un poco más antes de intentar una relación así. Pero si ella ya es una mujer adulta, independiente, si tiene un proyecto de vida propio y ustedes se aman, pueden decidir enfrentar todas las dificultades que implica una relación así. Y pueden ser felices, por supuesto.

EL OBSERVADOR 323-12

[SUMARIO] [INICIO]


PINCELADAS

Los tres juanes
Justo López Melús *

El hombre es un ser muy complejo, más de lo que parece. Todo hombre encierra en sí tres hombres distintos. Juan, por ejemplo. En él se da el primer Juan, el hombre que él cree ser. También el segundo Juan, lo que de él piensan los demás. Y existe un tercer Juan, lo que él es en realidad.

El primero se cree con derecho a todo. Es exigente con los demás, comprensivo consigo mismo. Justicia para los demás, misericordia para él.

Está también el segundo Juan. Todo su empeño es que la gente le estime, y sufre si se le desprecia. «¡Ay de vosotros que ambicionáis los primeros puestos y ser saludados... que realizáis obras para ser vistos!».

Y está, además, el tercero, el verdadero, lo que es ante Dios. Éste es el único que interesa, el que cumple el plan de Dios. «He aquí mi madre y mis hermanos, el que cumple la voluntad de mi Padre, que está en los Cielos».

* El autor es Operario Diocesano en San José de Gracia de Querétaro.

(FIN)

EL OBSERVADOR 323-13

[SUMARIO] [INICIO]

 

 
De acuerdo con las normas internacionales de Propiedad Intelectual y Derechos de Autor, podrá reproducir parcial o totalmente la información, pero siempre citando nuestra fuente. La reproducción de los artículos y/o noticias firmados con Zenit.org-El Observador requieren permiso expreso de zenit.org
La publicación de algún artículo no implica compromiso. Los artículos firmados son responsabilidad del autor.
Los artículos publicados en esta Web son una selección de la edición impresa.
D.R. Clip Art de Querétaro, S. de R.L. de C.V. 1995-2006