El Observador de la Actualidad

EL OBSERVADOR DE LA ACTUALIDAD
Periodismo católico para la familia de hoy
3 de noviembre de 2002 No.382

SUMARIO

bulletEl catálogo de los santos mexicanos
bulletCARTAS DEL DIRECTOR - México, tierra de santidad
bulletEL RINCÓN EL PAPA - Oración del pobre ante los problemas
bulletOración para el «mes de la santidad»
bulletFAMILIA -Sexo: ¿Todos dicen sí?
bulletINTIMIDADES -LOS JÓVENES NOS CUENTAN- Tengo celos de mi novia
bulletPINCELADAS - El tesoro escondido
bulletREPORTAJE -Lo que usted debe saber sobre la homosexualidad
bulletLA VOZ DEL PADRE LORING - Las matemáticas de Dios
bulletNUESTRO PAÍS - El secuestro, un riesgo para todos
bulletPANTALLA CHICA - No se vale
bulletCRÍTICA DE MEDIOS DE COMUNICACIÓN - Una pesadilla

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]


El catálogo de los santos mexicanos

* Veintinueve han llegado a la meta.
* Más de 60 están en la carrera, con diverso grado de avance.
* Muchos más están por ser introducidos en el proceso.

Don Arturo A. Szymanski, arzobispo emérito de San Luis Potosí y presidente de la Comisión Episcopal para Promover la Santidad, ha señalado el mes de noviembre en curso para que en él se lleve a cabo la Jornada para la Santidad, en la que se interpela antes que a nadie a los presbíteros, pues si éstos se esfuerzan por ser santos será más fácil para todos los miembros de la Iglesia, incluidos los laicos, que igualmente pueden aspirar a la santidad, el trabajo de la extensión del Reino del Señor. El llamado es a que cada uno de los ministros se pregunte: ¿Estoy convencido? Pero ¿convencido de qué? Y el ideario circulante propone estos puntos de contestación:

1. De que debo ser fiel a la palabra dada, respuesta que dimos al llamado del Señor.

2. De que por el estudio he formado y seguiré madurando mis convicciones que me ayudarán a seguir fiel.

3. De que al interiorizarme en la vida del Señor por la oración, me voy cristificando imperceptiblemente.

4. De que por el trabajo pastoral sin engaños ni ambigüedades voy logrando que las personas sean fieles a Dios.

Se subraya el concepto de que la santidad, para todos en general, comienza con el sí libre del hombre ante el llamado, y la fidelidad en la realización de la misión que cada uno tiene. Una santidad que se busca únicamente a sí misma como fin será siempre una terrible contradicción.

Ante la iniciativa de monseñor Szymanski parece necesario actualizar el catálogo de los santos mexicanos, incluyendo no sólo a aquellos cuyas causas han quedado felizmente concluidas, sino a todos los que están en alguna fase del proceso. Además, hay un gran número de bienaventurados cuyas causas de canonización están por introducirse formalmente.

¿Acaso se puede programar la santidad?

¿Acaso se puede programar la santidad? ¿Qué puede significar esta palabra en la lógica de un plan pastoral? En realidad, poner la programación pastoral bajo el signo de la santidad es una opción llena de consecuencias. Significa expresar la convicción de que, si el Bautismo es una verdadera entrada en la santidad de Dios por medio de la inserción en Cristo y la inhabitación de su espíritu, sería un contrasentido contentarse con una vida mediocre, superficial. Preguntarle a un catecúmeno: «¿quieres recibir el Bautismo?» significa al mismo tiempo preguntarle: «¿quieres ser santo?» Significa ponerle en el camino del Sermón de la Montaña: «Sean perfectos como mi Padre celestial es perfecto» (Mt 5, 48) (N.M.I. 31)

EL OBSERVADOR 382-1

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]


CARTAS DEL DIRECTOR
México, tierra de santidad
Por Jaime Septién


Soy absolutamente consciente del peligroso título que he insertado en esta “carta”. Pero es algo en lo que creo con firmeza: México es tierra de santos, y de mártires; tierra fecunda, que no ha trascendido como tal en el mundo por una operación muy sutil de “los gobiernos de la revolución”, a saber, haber vuelto el cristianismo invisible, y a los santos y mártires, también.

Pongamos atención en lo siguiente: ¿existe en nuestro país un pueblo venerado por el santo o la santa del lugar? Me refiero a un pueblo visitado por la gente, como Asís, que esté en las guías turísticas como “el pueblo de san….” No, claro que no. ¿Por qué? Porque la promoción turística está en manos de los gobiernos locales, y en el momento en el que escribo estas líneas, al menos 22 de los 32 comulgan de manera directa con el anticatolicismo (disfrazado de separación de poderes) en el cual persiste la leyenda negra del juarismo y de la Constitución del 17. Los otros 10 restantes no les van a la zaga. Algunos de ellos, católicos confesos, tiemblan ante la posibilidad de ser señalados como hijos de la Cruz. No los culpo: nos han secuestrado no la fe, sino la manifestación pública de la fe, que es peor todavía.

Sería una locura para los padres de familia decirle hoy a sus hijos: ¿qué les parece si en vacaciones, vamos a visitar la cuna de san José María Yermo y Parres; o de San Cristóbal Magallanes? Nos mirarían como a dos marcianos. Los santos, en México, no tienen prestigio. Ni los beatos tampoco. Uno magnífico (de quien acabo de leer una obra de teatro inmensa sobre él de Rafael Bernal) es el Padre Pro. Y lo seguimos teniendo como el que le aventó la bomba a Obregón en Chapultepec. Víctima del odio callista, podría, por sí mismo, ser el campeón de la reconciliación nacional. ¿El problema? Que murió con la sonrisa en los labios, gritando la blasfemia oficial: ¡Viva Cristo Rey!

Un maestro mío, haciéndose eco de lo que ha escrito Jean Meyer, solía decirme que la Cristiada es como nuestra Iliada, sin Homero para cantarla. Pocos sabemos que “la lucha de los cristeros en defensa de la fe fue una de las más heroicas de la historia, y ha llegado, aunque en formas no tan cruentas, hasta nuestros días”, como escribió Vittorio Messori en su libro Leyendas negras de la Iglesia, una investigación periodística que todo católico debería tener asimilada, para cuando quieran espantarlo con “el petate del muerto” de Galileo, la Inquisición, “el opio del pueblo” o los crímenes del Padre Amaro.

Ahí mismo, Messori, al comentar que México es el pueblo que con mayor entusiasmo acoge al Papa y que la Basílica de Guadalupe es el centro de peregrinación más visitado del mundo, lanza una pregunta, con toda la jiribilla del mundo, con toda la mala leche, la ironía, con la que los católicos debemos vencer a quienes nos hacen invisibles en nuestro país: “¿Cómo explican esta fidelidad los que nos quieren convencer de que hubo una evangelización forzada, que se impuso la fe usando el crucifijo como un garrote?”

¿Cómo explican –pregunto yo—la alegría desbordante de los pueblos, las rancherías dispersas, organizadas no en municipios sino en parroquias, de San Luis Potosí, Guanajuato o Querétaro, cuando van a visitarlas los obispos Morales Reyes, Martín Rábago o De Gasperín Gasperín? ¿Es que los “acarrean” como cuando las votaciones? Que se desengañen todos los que leen al México profundo con los anteojos del pasado. Aquí hay semillas de santidad. Que brotan por todas partes; sobre todo entre los más pobres, en esos 40 millones de hermanos nuestros que se sienten –y lo son— privilegiados hermanos de Cristo e hijos predilectos de su Iglesia.

Nuestros santos
Total: 29
Nombres: mártir Felipe de Jesús, Pbro. Cristóbal Magallanes y 24 compañeros mártires, religiosa María de Jesús Sacramentado Venegas, Pbro. José María de Yermo y Parres, y el vidente laico Juan Diego.

Beatos
Total: 12
Nombres: religiosa Vicenta Chávez; obispo Rafael Guízar y Valencia; religioso Sebastián de Aparicio; mártir Elías del Socorro Nieves, O.S.A.; niños mártires Cristóbal, Antonio y Juan; mártir Bartolomé Laurel, O.F.M.; mártir Bartolomé Gutiérrez, O.S.A., mártires Juan Bautista, Jacinto de los Ángeles y Pbro. Miguel Agustín Pro, S.J.

Venerables
Total: 8
Nombres: religiosa Anastasia Guadalupe García Zavala, religiosa Librada Orozco Santa Cruz, religiosa María Perdolens Medina Zepeda, viuda y religiosa María Luisa Josefa del Santísimo Sacramento, laica Concepción Cabrera de Armida, Pbro. fray Antonio Margil de Jesús, Pbro. Félix de Jesús Rougier, y el obispo Ramón Ibarra González.

Siervos de Dios
Total: 42
Algunos nombres: obispo Vasco de Quiroga, obispo Francisco Orozco y Jiménez, obispo Luis Maria Martínez, religiosa María de Jesús Guízar E., laico Anacleto Gonzáles Flores, Pbro. Felipe Neri Alfaro, Pbro. José Antonio Plancarte y Labastida; Pbro. Juan Bautista Moya; Pbro. José Pérez Rojas, y religiosa María Angélica Álvarez.

EL OBSERVADOR 382-2

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]


EL RINCÓN EL PAPA
Oración del pobre ante los problemas

En reciente audiencia general Juan Pablo II habló del salmo 85 como de una «oración del pobre ante los problemas». Así se expresó:

«El salmo 85 nos ofrece una sugerente definición del orante. Se presenta ante Dios con estas palabras: soy 'tu siervo' e 'hijo de tu esclava'. La expresión puede pertenecer ciertamente al lenguaje ceremonial de la corte, pero se usaba también para indicar al siervo adoptado como hijo por el jefe de una familia o tribu. En este sentido, el salmista siente que está ligado a Dios no sólo por un vínculo de obediencia, sino también de familiaridad y de comunión.

«El salmo comienza con un llamamiento intenso que dirige el que ora al Señor confiando en su amor. Al final, expresa nuevamente la certeza de que el Señor es un 'Dios clemente y misericordioso, lento a la cólera, rico en piedad, leal'. Estas afirmaciones reiteradas y llenas de confianza revelan una fe intacta y pura.

«El salmista se presenta ante Dios con una petición intensa y pura: 'Enséñame, Señor, tu camino, para que siga tu verdad; mantén mi corazón entero en el temor de tu nombre'. Sale entonces de los labios del fiel la alabanza al Dios misericordioso, que no le deja caer en la desesperación y la muerte, en el mal y en el pecado.

«San Agustín ha dedicado a nuestro salmo un largo y apasionado comentario, transformándolo en un canto de Cristo y del cristiano. La traducción latina, en el versículo 2, conforme a la versión griega de los Setenta, en lugar de 'fiel', utiliza el término 'santo'. 'Custódiame porque soy santo'. En realidad, sólo Cristo es santo. Sin embargo, explica san Agustín, también el cristiano puede aplicarse estas palabras: 'Soy santo, porque tú me has santificado; porque lo he recibido [este título], y no porque lo tuviera por mí mismo; porque tú me lo has dado, y no porque me lo haya merecido'.

«Por tanto, 'que lo diga cada cristiano, o mejor, que todo el Cuerpo de Cristo lo grite por doquier, mientras soporta las tribulaciones, las diferentes tentaciones, los innumerables escándalos'».

EL OBSERVADOR 382-3

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]


Oración para el «mes de la santidad»

Gracias, Dios Padre, por habernos dado santos de nuestra patria que están en los altares, y también por las personas que han vivido santamente sin llegar a ser canonizadas o beatificadas.

Concédenos ser santos seguidores de Cristo y de Santa María de Guadalupe para lograr que en nuestra nación continúe la Iglesia católica poniendo signos personales de santidad en el tercer milenio y para siempre. Amén.

EL OBSERVADOR 382-4

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]


FAMILIA
Sexo: ¿Todos dicen sí?
Por Yusi Cervantes Leyzaola


La civilización contemporánea es una civilización resentida. “Una inclinación al resentimiento dormita en el fondo de cada hombre” escribió Karol Wojtila en Amor y responsabilidad. De resentimiento como lo entiende Max Scheler: una actitud contraría a la verdadera estima de la virtud.

Muchos hombres y mujeres contemporáneos son de altos vuelos al exterior; de cortos, muy cortos hacia el interior. Por eso se sienten incapaces del verdadero amor, y así, lo califican de utopía.

Y si el amor es una utopía inalcanzable, la castidad pierde sentido. Y la fidelidad, y el “para siempre”, y la más profunda intimidad…

La superación de la soledad es entonces imposible; por tanto, multitudes de hombres y mujeres se limitan a aceptar lo que llaman “vivir el momento”. “Esto es lo único que hoy tenemos –consideran- y hay que vivirlo intensamente”. Es la muerte de la esperanza. Se conforman así con retazos y ni siquiera se plantean la posibilidad de construir el amor.

El amor pasa a ser algo que se encuentra casi por azar, se da o no se da, surge o desaparece. Las relaciones se plantean por tanto no para toda la vida, sino para mientras el amor perdure.

En este contexto, la donación total de uno mismo, que es el acto de amor, resulta anacrónica. El cuerpo se convierte en mero instrumento para dar y recibir placer. Un hombre y una mujer se encuentran, se miran, se desean y tienen relaciones sexuales. Preguntan y no encuentran respuesta a un ¿por qué no? Pero tampoco la tiene el por qué sí.

La amante interroga al marido infiel sobre su matrimonio, y él cuenta que es afortunado.“Entonces por qué estás aquí”, pregunta ella. Él no responde. La escena revela una situación común. Muchas personas han separado la relación física de la emocional. Y el que podría ser un acto de amor ya no refleja entrega mutua ni intimidad profunda, sino que depende de las circunstancias, de la posibilidad de hacerlo, de “una noche de copas”, de “un accidente”, de un momento de soledad…

En una ideología muy difundida, la castidad antes e incluso después del matrimonio, no es un bien, sino que por el contrario, daña la libertad y la espontaneidad de la relación. Esa misma ideología limita el concepto de castidad a la abstinencia sexual pre y extra marital.

Quienes dicen no

Entre quienes dicen no al sexo fuera del matrimonio encontramos a quienes lo hacen porque así se les ha enseñado que debe ser, sin mayor cuestionamientos, simplemente porque eso es lo correcto. Pero también están ahí quienes dicen no como consecuencia de una castidad vivida y anhelada.

Estos últimos entienden la castidad como esa virtud que permite al amor ser transparente, ajeno a egoísmos o afanes de posesión. El encuentro entre el hombre y la mujer es entonces íntegro, poniendo en juego y aceptando la totalidad de las personas. El amor busca la felicidad del otro, y no cae en las trampas y confusiones que provocan el erotismo y la sensualidad vividos en forma disociada.

El amor físico, el erotismo más puro, la cálida sensualidad, se dan entonces en un contexto de plenitud, de entrega total de las vidas, de intimidad profunda, de seguridad personal, de madurez, de confianza… Si estas circunstancias no se encuentran, las personas, hombres y mujeres, esperan. Tienen al sexo en tan alta estima, encuentran en él tanta riqueza y significado, que no desean jugar con él separándolo de su sentido vital.

La castidad significa dominio y conocimiento de sí mismo, capacidad de sublimación y claridad en cuanto a la responsabilidad hacia uno mismo, hacia el otro y con respecto a lo que este tipo de relaciones puede provocar.

Lo contrario sería aceptar experiencias absurdas, que dejan un mal sabor, una sensación desconocida al despertar junto a quien es casi un extraño, el desencanto de una falsa intimidad que no enriquece, que no penetra las profundidades espirituales, ni siquiera las emocionales, y que deja desconocidos a los actores. Quienes dicen no al sexo no casto, saben que éste no trae más que el recrudecimiento de la nostalgia del auténtico amor, el maltrato de la intimidad, la pérdida de la propia estima y el ahondamiento de la soledad. El sexo casto, en cambio, es una expresión plena del amor.

EL OBSERVADOR 382-5

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]


INTIMIDADES -LOS JÓVENES NOS CUENTAN-
Tengo celos de mi novia
Por Yusi Cervantes Leyzaola


PREGUNTA:

No puedo de dejar tener muchos celos de mi novia. Llevo con ella 5 años. Sé que ella no me da ningún motivo para tenerlos, es una mujer hermosa y sincera, pero yo tengo muchos celos desde que empezó a trabajar en una estética. Ella cambió mucho desde que empezó a trabajar. Me ha dicho que se ha relacionado con mucha gente. Creo que tal vez sea por eso que me dan celos. Le cuento a ella que tal vez es por la presión de la escuela que no puedo realizar las fantasías e ilusiones que tengo en mi vida con ella. Sé que vas a pensar que no la amo, pero dentro de mi corazón tengo algo muy hermoso que se llama amor; recuerdo que leí algo sobre «cela lo que amas». No tengo amigos en la escuela, tal vez eso sea lo traumante, pero sé que no hay amigos, sólo Dios, y los demás son compañeros; eso creo yo.

RESPUESTA:

Recientemente hice algunos comentarios sobre el problema de los celos. Tal vez puedas conseguir el periódico núm. 367 (del 21 de julio de 2002) o entrar a la página en Internet de El Observador. http://www.elobservadorenlinea.com/archivo/2002/367.html#11

Por lo que veo, ustedes están pasando por un cambio en sus vidas, provocado por el hecho de que ella entrara a trabajar a la estética. Una buena relación, firme y a la vez flexible, debe ser capaz de aceptar los cambios que vienen en una vida normal. Asuntos como trabajos nuevos, más conocimientos, mayor madurez, la relación con personas distintas, acontecimientos como el matrimonio, el nacimiento de los hijos o la muerte de un ser querido, mudanzas, o el simple crecimiento personal, hacen que la vida sea distinta día con día

Ustedes se aman, se tienen confianza, se comunican... Todo eso es bueno para enfrentar los cambios. Lo que te atora es tu inseguridad personal, que te lleva a desear que todo permanezca del modo que ya conoces. Tienes que aprender a confiar en ti mismo y en que eres capaz de enfrentar cada diferente momento que la vida te ofrezca. También necesitas no depender de tu novia para ser feliz. Se trata de que sean felices juntos, no que la hagas responsable de tu felicidad.

Tu inseguridad también se manifiesta en esa dificultad para tener amigos que mencionas. Esos amigos no tienen que ser necesariamente los compañeros, aunque podrían serlo, pero sí sería muy bueno que los tuvieras.

Dios es el mejor amigo, claro, pero Él quiere que nos amemos unos a otros, y una forma de hacerlo es a través de la amistad. Un buen amigo es un verdadero tesoro, pues te ayuda a conocerte y a encontrar el gozo en la vida. Por cierto que la forma de encontrar amigos es siendo tú mismo un amigo.

No sé por qué ni cómo adquiriste esa inseguridad. Pero necesitas superarla. Te serviría mucho encontrar alguien con quien hablar de estos temas, de preferencia un orientador o un psicólogo.

En cuanto a celar lo que amas, entiendo que se refiere a cuidar con esmero, en tener un particular cuidado, un interés activo y ardiente hacia la persona a quien amamos, y esto sería un celo normal.

Los celos que padeces en estos momentos rebasan la línea de lo normal, de lo sano, puesto que te hacen daño a ti, a tu novia y a la relación que tienen. Así que qué bueno que seas consciente de esto: ese es el primer paso para vencer el problema.

EL OBSERVADOR 382-6

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]


PINCELADAS
El tesoro escondido
Por Justo López Melús


Un rico labrador reunió a sus hijos antes de morir para darles los últimos consejos. «Trabajen bien el campo —les dijo—. Un tesoro se oculta en su entraña, aunque ignoro su sitio. Pero, con un poco de esfuerzo, lo encontrarán. Después de la cosecha caven bien, sin dejar un palmo que no muevan sus arados y azadas».

Murió el padre y los hijos cavaron el campo de arriba a abajo con tanto ahínco que al año siguiente la cosecha fue espléndida. No encontraron dinero porque no lo había. Pero su padre fue un sabio, enseñándoles antes de morir la mejor receta: el tesoro había sido el trabajo bien hecho.

EL OBSERVADOR 382-7

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]


REPORTAJE
Lo que usted debe saber sobre la homosexualidad


Una de las mayores amenazas que se ciernen sobre la sociedad es el avance de la homosexualismo, es decir, de la promoción de las prácticas homosexuales y de su aceptación pública. El propósito de este artículo no es el de suscitar el odio contra las personas que sufren de inclinaciones homosexuales, sino de alertar al público sobre la la verdad que hay detrás de este fenónemo.

Los homosexuales: ¿Nacen o se hacen?- Uno de los argumentos que utilizan los activistas homosexuales es el de alegar que la inclinación homosexual es algo innato y que, por lo tanto, la actividad homosexual es un «derecho humano» .

Sin embargo, los estudios realizados no demuestran con suficiente claridad que la homosexualidad tenga un origen genético, hormonal, neurológico o cerebral. Por ejemplo, en 1991 el Dr. Simon Le Vay, que se declaró homosexual, publicó un estudio en la revista Science en el cual mostraba diferencias en los cerebros de hombres homosexuales y heterosexuales. Sin embargo, dicho estudio se hizo sólo con 41 cadáveres (una muestra muy pequeña para una investigación científica de esta índole), y todos los homosexuales del grupo habían muerto de SIDA, enfermedad que puede afectar el tejido cerebral, y, en cuanto a los heterosexuales investigados, Le Vay reconoció que no estaba seguro de que realmente lo fueran.

En otro estudio publicado en la revista Science se alegaba que el origen de la homosexualidad se encuentra en el cromosoma X. Pero los investigadores admiten que su «descubrimiento» no puede explicar otros tipos de homosexualidad masculina que existen, y que el material genético en cuestión puede simplemente estar asociado a la homosexualidad en vez de ser su causa directa.

Los bien conocidos terapeutas Masters y Johnson afirman que «la teoría genética de la homosexualidad ha sido en general descartada hoy en día».

En conclusión, lo más que se puede decir es que quizá exista alguna base genética, hormonal, neurológica o cerebral que predispone a la homosexualidad. Ésta pudiera inclinar a unas personas más que a otras al homosexualismo, pero no obligarlas a practicarlo.

Los homosexuales viven menos que los heterosexuales- Las consecuencias negativas del estilo de vida de los homosexuales han dado como resultado un promedio de longevidad bastante más bajo que el resto de la población. Comparados con los heterosexuales, los homosexuales tienen 8 veces más propensión a contraer hepatitis; 14 veces más la sífilis y 5 mil veces más el SIDA.

Un estudio reciente ha mostrado que menos del 2% de los homosexuales alcanzan los 65 años de edad. En cambio, en el resto de la población masculina casada, el 80% vive más de 65 años. Entre las lesbianas sólo el 26% murió de edad avanzada, mientras que en la población femenina heterosexual casada el 85% alcanza los 65 años.

El mito del 10%.- Los homosexuales proclaman la falsedad de que ellos constituyen el 10% de toda la población. Esta inflada cifra es del investigador Kinsey, cuyos estudios han sido ampliamente refutados por varios científicos serios. En efecto, más del 25% de las personas investigadas ejercían la prostitución o provenían de instituciones mentales o bares de homosexuales.

Por el contrario, la mayoría de los investigadores serios están de acuerdo en que sólo el 2.5% de la población podría ser homosexual.

La homosexualidad militante y su plan de acción .-
En Estados Unidos los grupos homosexuales han demandado, entre otras cosas: Que se legalice la sodomía y todo tipo de perversión sexual; que se use dinero de los impuestos para pagar operaciones de cambio de sexo e inseminación artificial de lesbianas y bisexuales, y que se permita la participación de homosexuales en programas de educación,de guarderías infantiles y de orientación para niños y adolescentes.

(Fuente: Vida Humana Internacional)

**********

La verdadera causa de la homosexualidad

Los medios de comunicación han popularizado la idea de queexiste un gen gay. Pero si la atracción homosexual fuera genética, entonces uno esperaría que los gemelos idénticos tuvieran la misma orientación sexual. Sin embargo, hay numerosos casos de gemelos idénticos que no son idénticos en su orientación sexual. La historia de casos con frecuencia revela factores del medio ambiente que explican el desarrollo de distintos modelos de atracción sexual en niños genéticamente idénticos, lo que apoya la teoría de que la atracción homosexual es el producto de la interacción de una variedad de factores ambientales.En las historias de personas que se sienten atraídas por otros del mismo sexo, uno encuentra frecuentemente una o más de las siguientes experiencias:

* Alienación del padre en la infancia, porque el padre fue percibido como hostil, distante, violento o alcohólico.
* La madre fue sobreprotectora (niños hombres).
* La madre era necesitada de afecto y exigente con los niños.
* Madre emocionalmente ausente (niñas).
* Los padres no fomentaron la identificación con el propio sexo.
* Ausencia de juegos más o menos violentos (niños).
* Falta de identificación con sus iguales del mismo sexo.
* Aversión a los juegos por equipo (niños).
* Falta de coordinación de la mano con la vista, que lleva a pullas de los iguales (niños).
* Fobia social o timidez extrema.
* Pérdida del padre o la madre, ya sea por muerte o por divorcio.
* Separación de un padre durante una etapa crítica del desarrollo.

Alteraciones psicológicas influyentes

La atracción sexual homoerótica ocurre a veces en un paciente con algún otro diagnóstico psicológico, tal como:

* Depresión grave.
* Ideas de suicidio.
* Neurosis de angustia generalizada.
* Abuso de drogas.
* Desórdenes de conducta de adolescentes.
* Personalidades psicopáticas marginales.
* Esquizofrenia.
* Narcisismo patológico.

(Fuente: Asociación Médica Católica de Estados Unidos)

********

Hollywood y la causa gay

Es fácil notar que en los medios de comunicación, en especial la televisión y el cine, últimamente abundan los personajes y argumentos homosexuales. No es necesario suponer una especie de conspiración. Simplemente, el movimiento gay está librando enérgicamente una batalla de opinión pública. El crítico de cine y televisión Michael Medved dice:

«Sería injusto, impropio y engañoso culpar a los gays de las películas repugnantes que produce Hollywood. Los que las hacen son, en su gran mayoría, heterosexuales acérrimos. El problema en Hollywood no es la presencia gay, sino la presión gay. Y esa presión es ejercida, en buena medida, por gente ajena a la industria cinematográfica.

La gente de Hollywood podría alegar: «Es una respuesta inteligente a lo que pide el mercado. Existe un público para este material, de modo que lo producimos». Pero no es así. La mayor parte de las películas de tema gay reciben un contundente rechazo por parte del público.

(Fuente: catholic.net)

EL OBSERVADOR 382-8

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]


LA VOZ DEL PADRE LORING
Las matemáticas de Dios


En el cielo hay millones y millones de astros muchísimo mayores que la Tierra. Alfa de Hércules, que está a mil 200 años-luz, y que es la mayor de todas las estrellas conocidas, es ocho mil billones de veces mayor que el Sol.

Estas bolas gigantescas van a enormes velocidades. La Tierra va a cien mil Km. por hora, es decir a 30 Km. por segundo. El Sol va a 300 Km. por segundo, hacia la constelación de Hércules.

El movimiento de las estrellas es tan exacto que se puede hacer el calendario con muchísima anticipación. La precisión del movimiento de los astros sería imposible conocerlo si el orden del movimiento de los astros no fuera calculable matemáticamente. Por eso James Jeans, ilustre matemático y presidente de la Real Sociedad Astronómica de Inglaterra y profesor de la Universidad de Oxford, uno de los más grandes astrónomos contemporáneos, en su libro Los misterios del universo afirma que «el Creador del universo tuvo que ser un gran matemático». Y Einstein : «La Naturaleza es la realización de las ideas matemáticas de Dios». Paul Dirac , catedrático de física teórica de la Universidad de Cambridge y uno de los científicos más sobresalientes de nuestra generación, dijo en la revista Scientific America: «Dios es un matemático de alto nivel».

Todo este orden maravilloso requiere una gran inteligencia que lo dirija. ¿Qué pasaría en una plaza de mucho tránsito si los conductores quedaran repentinamente paralizados y los vehículos, sin inteligencia, abandonados a su propio impulso? En un momento tendríamos una horrenda catástrofe.

Cuanto más complicado y perfecto sea el orden, mayor debe ser la inteligencia ordenadora. Construir un reloj supone más inteligencia que construir una carretilla. Si un día naufragas en alta mar y, agarrado a un madero, llegas a una isla desierta, aunque allí no encuentres rastro de hombre, ni un zapato del hombre, ni un trapo de hombre, ni una lata de sardinas vacía, nada; pero si, paseando por la isla desierta encuentras una cabaña, inmediatamente comprendes que en aquella isla antes que tú estuvo un hombre. Comprendes que aquella cabaña es fruto de la inteligencia de un hombre. Pues si unos palos en forma de cabaña requieren la inteligencia de un hombre, ¿no hará falta una inteligencia para ordenar los millones y millones de estrellas que se mueven en el cielo con precisión matemática? La inteligencia que ordena las estrellas en el cielo y dirige con tanta perfección la máquina del Universo es la inteligencia de Dios.

(Fuente: www.arconet.es/loring )

EL OBSERVADOR 382-9

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]


NUESTRO PAÍS
El secuestro, un riesgo para todos
Por Baudelio García


Tenían que privar de su libertad a un personaje público (en esta ocasión a una actriz y a su hermana) para que el tema del secuestro en nuestro país volviera a las primeras planas de los periódicos, a los primeros minutos en los espacios informativos en radio y televisión.

Fue la noche de un domingo a la salida del teatro San Rafael, en la ciudad de México, cuando se cometió este secuestro, sin que alguien pudiera aportar las pruebas suficientes para dar con el paradero de estas dos personas.

El delito fue perfectamente estudiado y el secuestro de la actriz duró 18 días, sin que hasta el momento en que se escriben estas líneas su hermana aparezca. El resultado al parecer fue “exitoso” para los delincuentes y un “fracaso” para las autoridades encargadas de “velar” por nuestra seguridad.

El Distrito Federal, con un secuestro cada dos días y 150 de los llamados “express” al mes, ocupa el nada “honroso” tercer sitio dentro de las ciudades en Iberoamérica donde se comete más este delito, solamente superado por Brasilia, en Brasil, y Bogotá, en Colombia.

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en la ciudad de México, Carlos Cendejas Contreras, aseguró que en esta metrópoli es secuestrado diariamente un empresario. Señaló que, de acuerdo con las cifras oficiales, hasta septiembre pasado se habían denunciado 115 secuestros, de los cuales 90 de ellos se perpetraron en contra de empresarios micro, pequeño y medianos que trabajan en la ciudad.

Sin embargo, explicó que, de acuerdo con diversos institutos de investigación, se calcula que la cifra negra, es decir, aquellos delitos que ocurren y no se denuncian, es dos tantos superior a la consignada, por lo que, en lugar de que ocurra un secuestro cada tres días, como establecen los datos oficiales, se perpetra uno diario.

En lo que va del año las autoridades del Distrito Federal han recibido 115 denuncias de secuestro (70% de estos casos han sido resueltos), y se confirma que los empresarios son el sector más “castigado” por los grupos delictivos. El titular de Seguridad Pública, Marcelo Ebrad, ante este panorama, comentó que el objetivo de las autoridades es resolver más del 90% de estos plagios, pero, al mismo tiempo, inhibir este delito. Por su parte, el director general de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), Genaro García Luna, destacó la necesidad de impulsar la participación de la ciudadanía en un frente común que coadyuve a abatir el delito de secuestro en el país. El funcionario apuntó que, cuando se produce un secuestro, la prioridad tanto para las autoridades policíacas como para los familiares de la víctima es la vida misma de la persona que fue privada de su libertad. El director de la AFI insistió en que prevalece cierta desconfianza hacia la labor policíaca, sobre todo cuando se descubrió que algunos servidores públicos o ex agentes participaban de manera directa o indirecta con las bandas organizadas de secuestradores.

Las autoridades se han tardado demasiado para combatir este grave delito que no solamente priva de la libertad a una persona, sino que queda “marcada” de por vida con diversos trastornos emocionales y psicológicos.

Recientemente los 33 procuradores de justicia del país acordaron presentar en todos los congresos de la república mexicana una iniciativa de ley para establecer un tipo penal único que contenga castigos ejemplares, con penas que podrían rebasar los 70 años de prisión para los delincuentes que cometan cualquier forma de secuestro, incluido el que se conoce como secuestro “express”, que actualmente se sanciona como un robo.

El procurador general de la República, Rafael Macedo de la Concha, adelantó que gestionará para que el presidente Fox presente la iniciativa ante el Congreso de la Unión, y explicó que los demás procuradores harán una labor similar en sus estados. Macedo de la Concha reconoció que diversos sectores de la sociedad le han solicitado que promueva la aplicación de la pena de muerte para los secuestradores, pero descartó esta propuesta pues consideró que esta medida no ayudaría a solucionar el problema de fondo.

¿A qué otro personaje público deberán secuestrar en México para que se pongan a trabajar nuestros senadores y se castigue con penas más severas a estos delincuentes que han encontrado en el secuestro una gran industria y además muy “productiva”?

EL OBSERVADOR 382-10

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]


PANTALLA CHICA
No se vale
Por el grupo Inter Mirifica


Cuando se tienen niños en casa y hay situaciones críticas como éstas: la mamá está enferma, los niños están muy inquietos, el bebé tiene bronquitis, comienza a llover, la casa es pequeña, se tendrán visitas para cenar, las ollas están calientes y los niños entran y salen de la cocina y hay que redactar un reporte para mañana temprano... ¿quién puede negar que la televisión es muy útil? Puede ser la solución en casos difíciles de manejo y entretenimiento de los niños, pero esto no justifica que ellos tengan que ver cualquier programa chatarra de Televisa y Televisión Azteca, con lenguaje vulgar (que está muy de moda), doble sentido, escenas violentas u obscenas. Utilizar eventualmente la tele puede ser una buena alternativa, pero los padres deben asegurarse de que el material televisivo no sea el «menos malo», sino que, por el contrario, deben buscar lo mejor para ellos respecto a su formación y educación en ese lapso de tiempo.

En caso de tener televisión por cable, la barra infantil del Canal Once tiene programas excelentes —como Tich y Pingu—, que tienen un respeto abierto a la infancia y que, además, exhiben una belleza plástica. Esta barra tienen la ventaja de que no se transmiten anuncios comerciales ni avances de las películas para adultos. Este material y algunos programas de Discovery Kids y Nikelodeon pueden grabarse para que los niños los vean a la hora que se requiera.

Si esta opción no es posible, los niños pueden ver videos comerciales para niños (seleccionados) o videos de festivales escolares y fiestas. A ellos les gusta mirarse en la tele, favorece su sentido de identificación.

Si no se tiene videocasetera en casa, los padres pueden recurrir a los cuentos infantiles en discos, cassettes o discos compactos. Este medio de entretenimiento es muy aceptado por los niños, principalmente los más pequeños, los cuales prestan atención, utilizando el sentido del oído y la imaginación. Algunos cuentos tienen libros, lo cual puede estimular el interés por la lectura. Colores, rompecabezas y juegos de mesa son siempre una ayuda.

Podemos ver que no hay pretexto para dejar a los niños en manos de Televisa o Televisión Azteca, donde aun las caricaturas que presentan para niños son nocivas.

Mamá y papá: si quieres utilizar la tele como herramienta para entretener a tus hijos, no se vale que, al hacerlo, dañes a tus hijos. Busca y dales siempre lo mejor.

Consejos para ver la TV en familia

Consejo número 1: Los hijos deben ser enseñados por sus padres, tanto a ver espacios televisivos gratificantes y enriquecedores, como a no ver aquellos que les puedan degradar en su dignidad humana. Si los padres no enseñamos a ver televisión a nuestros hijos, ¿quien lo hará?

(Fuente: Encuentra.com)

EL OBSERVADOR 382-11

  [SUMARIO] [INICIO]


CRÍTICA DE MEDIOS DE COMUNICACIÓN
Una pesadilla
Por Santiago Norte


Suena un poquito exagerado. Pero no lo es. Lo cierto es que mientras más minutos dedica la televisión a dar recetas de cocina, menos tiempo ocupan las personas en cocinar. Lo comentaba Vicente Verdú el otro día. Y, a fe mía, lleva razón. Como en la cocina, en todo. Hemos logrado instaurar en nuestra existencia la verdadera experiencia de la vida vicaria: para qué cocino, si ya cociné en la tele (o: para qué me voy a jugar el pellejo con una relación amorosa estable, si ya tengo una ingente cantidad de relaciones en la tele).

La tesis que muchos especialistas se están planteando es que antes la televisión nos cambiaba la visión del mundo y de los acontecimientos que en él pasaban; ahora, sin embargo, lo que nos roba es nuestra visión misma. Ya no tenemos un punto de vista sobre las cosas: son las cosas las que tienen un punto de vista sobre nosotros. Lo que equivale a decir que ya no vemos televisión, sino es la televisión la que nos ve a nosotros.

Hay gente que se vuelve sedentaria (y obesa) de tanto mirar programas de salud que aconsejan vivir y alimentarse sanamente. Hoy mismo asistimos a una lucha enorme que tendrán que llevar a cabo países como el nuestro contra la obesidad y sus evidentes secuelas cardiovasculares y diabéticas.

Lo mismo sucede con el deporte. Gente que considera haber hecho ejercicio por mirar una fatigosa maratón en directo. Su sudor es el sudor que la imagen refleja del atleta; su esfuerzo es, sencillamente, el esfuerzo del otro. Y al terminar la prueba siente sed, hambre, cansancio físico…, sin haber quemado una caloría en tres horas sentado frente al televisor. En la televisión hay un efecto de otredad cada día más notorio. Efecto que podríamos definir como el famoso poema atribuido a santa Teresa: «Vivo sin vivir en mí». Vivo viviendo en el otro: el que se esfuerza, el que ama, el que triunfa, el ligero, el rápido, el exitoso.

La pesadilla es alucinante. Un mundo en el cual sea la televisión la que permanezca encendida y los hombres apagados todo el tiempo. En donde la televisión mande y el hombre ejecute, donde todo el mundo hable como presentador de shows, reaccione como presentadora de shows, piense como conductor de noticiarios y sueñe como locutor de partidos de fútbol.

EL OBSERVADOR 382-12

[SUMARIO] [INICIO]

FIN

 
De acuerdo con las normas internacionales de Propiedad Intelectual y Derechos de Autor, podrá reproducir parcial o totalmente la información, pero siempre citando nuestra fuente. La reproducción de los artículos y/o noticias firmados con Zenit.org-El Observador requieren permiso expreso de zenit.org
La publicación de algún artículo no implica compromiso. Los artículos firmados son responsabilidad del autor.
Los artículos publicados en esta Web son una selección de la edición impresa.
D.R. Clip Art de Querétaro, S. de R.L. de C.V. 1995-2006