El Observador de la Actualidad

EL OBSERVADOR DE LA ACTUALIDAD
Periodismo católico para la familia de hoy
30 de abril de 2006 No.564

SUMARIO

bulletPORTADA -"La Iglesia está llamada a participar, no a ser usada"
bulletCARTAS DEL DIRECTOR - Tiempo de elecciones
bulletELECCIONES 2006: EL PUNTO DE VISTA CATÓLICO - El compromiso político del cristiano
bulletSorprende el cardenal Martini
bulletLA VOZ DEL VICARIO DE CRISTO - Ser «piedras vivas» en la construcción de la Iglesia
bulletPINCELADAS - Tareas intransferibles
bulletMIRADA JOVEN -¿Chicos santurrones?
bulletRESUELVE TUS DUDAS - Los Simpsons, ¿son malos?
bulletELECCIONES 2006 - Las propuestas de lo candidatos
bulletCOLUMNA HUÉSPED - ¿A dónde va América?

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule


PORTADA
"La Iglesia está llamada a participar, no a ser usada"
Habla el obispo Martín Rábago, presidente de la CEM
El Observador / Redacción

«La cercanía del proceso electoral del 2 de julio es un acontecimiento que nos concierne e interpela a todos como ciudadanos. Los obispos no podemos permanecer indiferentes o asumir una pasiva neutralidad que nos haría responsables de no haber actuado proféticamente en el campo que nos corresponde, como pastores de la comunidad», dijo el obispo de León y presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), José Guadalupe Martín Rábago, al iniciar los trabajos de la LXXXI Asamblea del organismo que agrupa a los obispos mexicanos. A continuación, un extracto de sus palabras.

Impulsar el ánimo de participación

La voz de la Iglesia en este momento del acontecer político es tanto más necesaria cuanto más se necesitan palabras que impulsen a consolidar la convicción de que podemos y debemos fortalecer la participación ciudadana, y de que es necesario confiar en las instituciones que nos hemos dado para construir procesos democráticos transparentes.

Entre nosotros es patente la falta de interés por participar en el proceso electoral que se avecina. Son muchas las causas que han producido este fenómeno: desde la desilusión por la falta de concretización de las reformas estructurales, hasta la sensación de que poco importa la transición democrática si no se traduce en una mejora en la distribución de la riqueza.

El estilo que han llevado algunas campañas ha acrecentado la indiferencia, porque hay quienes las perciben más hechas para la confrontación violenta que para las propuestas reflexivas. Hay quienes dicen que no se escuchan ofrecimientos claros, distintos, entusiasmantes y de ahí nace la afirmación: «¿por qué votar si todos son iguales?» Ante este panorama es preciso que los profesionales de la política sean conscientes del gran riesgo que corren si la sociedad les vuelve las espaldas.

Junto a otros actores sociales, a nosotros, pastores, nos corresponde aportar nuestra capacidad educativa y nuestro nivel de credibilidad para que apoyemos el fortalecimiento de nuestras instituciones y del estado de derecho. Con el papa Juan Pablo II tenemos que decir que «los fieles laicos de ningún modo pueden abdicar de la participación política […] destinada a promover orgánica e institucionalmente el bien común».

Tenemos que hacer oír nuestra voz para que pasemos de una sociedad peticionaria a una sociedad participativa. Lo lograremos si nos involucramos, si educamos al pueblo para que exija el cumplimiento de las promesas y la rendición de cuentas claras que ayude a superar el mal endémico de la corrupción. Hay que inculcar en la conciencia social, y especialmente en el corazón de los actores políticos, que la meta de la política debe tener un fin más noble que el aniquilamiento de los unos por los otros. Se debe rescatar el criterio de que el ejercicio político encuentra su justificación y su nobleza en el empeño por servir, comprometiéndose en la consecución del bien común.

Política y responsabilidad ética

Estamos conscientes que es posible superar la falsa idea difundida en algunos sectores sociales, convencidos de que no se debe meter la dimensión ética en la política porque esto no es redituable. Sin embargo, «una democracia sin valores se convierte con facilidad en un totalitarismo visible o encubierto, como demuestra la historia» (Juan Pablo II).

La moral es indispensable en el actuar político, sin confundirla con el moralismo. Sólo quien cree en valores que definen la dignidad de la persona puede responder con verdad a preguntas fundamentales: ¿Qué clase de hombre se pretende construir con el proyecto político que se propone?

Confiamos que los esfuerzos que hemos realizado y los que habremos de realizar, sean apreciados como contribuciones que sólo pretenden fortalecer la madurez democrática de nuestra nación. Nuestra acción no es partidista y hemos manifestado que estamos abiertos al diálogo con los candidatos y líderes políticos, buscando conocer sus proyectos, expresando también nuestras expectativas e inquietudes. Queremos establecer intercambios en un ambiente de claridad y cortesía. Estamos convencidos de que la Iglesia está llamada a participar, pero no a ser usada.

EL OBSERVADOR 564-1

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule


CARTAS DEL DIRECTOR
Tiempo de elecciones
Por Jaime Septién

El escritor británico Robert Louis Stevenson decía que la política era «la única profesión para la que no es necesaria la preparación». Mientras, el novelista Rudyard Kipling, nacido en India y autor de El Libro de la Selva, afirmó que el político llevaba «una vida de perro pero sin caricias». Por otro lado, el economista canadiense John Kenneth Galbraith calificó las elecciones como «la capacidad que tiene el pueblo de elegir lo menos malo de lo malo».

Las tres opiniones demuestran que en todos lados la política, el político y el método mediante el cual se elige a este personaje para que ocupe una función administrativa o legislativa son vistos con recelo. Con duda. En ocasiones, con coraje. La improvisación y la codicia de algunos políticos nos han metido en la cabeza que no son gente buena.

¿Es ésta la visión de la política, los candidatos y las elecciones que nos puede conducir a un país mejor? Obviamente, no. La desesperanza y la indiferencia echan leña al fuego. Entiendo muy bien que en México puede haber una sociedad agraviada; una comunidad que ha ido perdiendo ilusiones, imaginación y libertad. Pero lo que no puedo (ni quiero) entender es que este país, al que le costó la democracia tanta sangre, tanto esfuerzo, tanto dinero, la cambie por baratijas, por aventuras irracionales de quienes han demostrado su falta de cariño por la patria al ponerla, a cada rato, al borde de la violencia.

La Iglesia católica, a la que muchos dicen pertenecer pero que viven como si no existiera, tiene una voz fresca y muy poco escuchada o entendida sobre la política. Una voz que procede del amor de Cristo, la única capaz de transformar la conducta en este campo tan lleno de trampas. Es la voz de la verdad. El católico no pertenece a un planeta diferente. Es alguien que está sumergido en la realidad y es solidario con sus hermanos. Predica el amor y, por tanto, esta disponible para jugarse el pellejo por ellos.

La política es una actividad noble si está regida por los principios de la Doctrina Social de la Iglesia: dignidad de la persona, respeto a la vida y a la familia, libertad de educación de los padres y observancia de los derechos humanos fundamentales. Debe ser nuestra misión inundar con estos principios a la nación mexicana ahora que nos acercamos a las elecciones. Nuestro voto también ha de ser como católicos.

* Director de El Observador

EL OBSERVADOR 564-2

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule


ELECCIONES 2006: EL PUNTO DE VISTA CATÓLICO
(8 de 9)
El compromiso político del cristiano
Por el P. Humberto Marsich s.x.

Superada la contraposición fe y política, los cristianos comprometidos advierten la necesidad de una nueva legitimación de su quehacer político que retorne a las mismas raíces del mensaje cristiano para reasignar a la política un espacio propio que reconquiste su confianza. La política debe ser el complemento y, en cierto sentido, la anticipación del deber cristiano de la caridad. Construir la sociedad resulta también un deber que nace de la profesión de la fe y es un medio para testimoniarla. La fe está llamada a hacerse historia en un sentido concreto y específico y, de este hacerse historia, la acción política será su dimensión insustituible. La específica contribución de los cristianos en la política debemos encontrarla, más que en criterios inexistentes de fe, en su competencia, en su preparación, en su entrega generosa, en su fuerte espiritualidad evangélica, en su honestidad y coherencia. Serán éstas las características que otorgarán dignidad y nobleza al quehacer político de nuestros laicos comprometidos. No es casualidad que la Iglesia venere, entre sus santos, a numerosos hombres y mujeres que han servido a Dios a través de su generoso compromiso en las actividades políticas y de gobierno. Entre ellos recordamos a santo Tomás Moro, proclamado patrono de los gobernantes y políticos, que supo testimoniar hasta el martirio la «inalienable dignidad de la conciencia» (Juan Pablo II).

Los obispos de Chihuahua, en marzo de 1986, proclamaban el derecho que tiene la Iglesia de iluminar, con la luz de la fe, el campo de la realidad política en contra de ciertas corrientes ideológicas que tienden a reducir la vivencia de la fe al ámbito privado de la vida individual y familiar. Si la politicidad pertenece a todo ser humano, el empeño partidista, para la Iglesia, debe ser propio de cada laico católico, el cual deberá ejercer su legítima libertad de elegir, entre las opiniones políticas compatibles con la fe y la ley moral natural, aquella que, según el propio criterio, se conforma mejor a las exigencias del bien común. También deberá evitar cualquier forma de idolatría del partido y deberá resistirse a la tentación de la corrupción.

El laico, por vocación, está llamado a ser testigo de Cristo en un mundo que hay que transformar e humanizar como Él hizo. Corresponde a los laicos tratar de implantar el Reino de Dios, gestionando los asuntos temporales y ordenándolos según Dios. «Los laicos —continúan los obispos— son llamados por Dios a la construcción del mundo desde dentro, a modo de fermento... Tienen la tarea de sanear las estructuras y los ambientes del mundo».

El laico debe entender la política como complemento del deber cristiano colectivo de la caridad. En su actividad deberá evitar toda idolatría de partido y toda clase de corrupción. Entre las opciones políticas que se le ofrecen debe elegir aquella que mejor garantice el bien común.

EL OBSERVADOR 564-3

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule


Sorprende el cardenal Martini
«La vida no comienza en la concepción sino después». El Vaticano responde

El vaticanista italiano Sandro Magister acaba de publicar un diálogo entre el arzobispo emérito de Milán, cardenal Carlo Maria Martini, y el bioeticista italiano Ignazio Marino, director del Centro de transplantes del Jefferson Medical College, de Filadelphia (EU), en el que el purpurado afirma que la vida comienza «no inmediatamente en la concepción sino después».

En el diálogo con Marino, el purpurado expresa, entre otras cosas, su oposición a la doctrina de la Iglesia de defender la vida desde su concepción hasta la muerte natural.

Manipular seres humanos en gestación

Precisamente, el arzobispo aprueba la manipulación de «ovocitos en el estado de dos pronúcleos». Según él, en este estado posterior a la fecundación «no existe un signo definido que muestre la existencia de vida humana», por lo que «no es un embrión».

Al respecto contestó el Vaticano a través del presidente de la Pontificia Academia para la Vida, monseñor Elio Sgreccia: «El ovocito, es decir, la unión del cromosoma femenino y el cromosoma masculino (...) es un óvulo fecundado, en el cual el proceso de fecundación ya se ha iniciado y está orientado. Los dos pro núcleos (...) activan dinámicamente un conjunto coordinado y finalizado de procesos que dan lugar a un individuo o dos individuos gemelos. Este inicio que se realiza dentro del óvulo fecundado es precisamente un inicio de vida individual».

Qué hacer con los embriones congelados

Martini, en su diálogo con Marino, se dijo «prudente» al expresarse sobre la fecundación a través de donante, al igual que cuando se trata de decidir «sobre la suerte de embriones, de otra manera destinados a morir, y cuya implantación en el seno de una mujer, aunque sea soltera, parecería preferible a la pura y simple destrucción».

Eutanasia, no tan mala

En cuanto a la eutanasia, el purpurado afirma que «no podemos aprobarla nunca», pero tampoco debemos «condenar a las personas que realizan este acto cuando otra persona disminuida se lo pide por razones puramente altruistas» y exige el mismo respeto para las «personas que siguen a su conciencia en estos casos extremos».

Condón, ¿mal menor?

Para cerrar con broche de oro, Martini afirmó que, en algunas circunstancias, el uso del preservativo podría no ser tan malo: «Sin duda, el uso del profiláctico puede constituir, en ciertas situaciones, un 'mal menor', por ejemplo, en el caso de que 'uno de los esposos padezca SIDA. Aquel está obligado a proteger al otro y éste debe poder protegerse», dijo.

Documento vaticano en preparación

Sobre el tema, el Vaticano prepara un documento. El cardenal mexicano Javier Lozano Barragán, presidente el Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud, ha confirmado que recibió este encargo del papa Benedicto XVI poco después de su elección como sucesor de san Pedro. Dicho documento está encaminado a aclarar las cuestiones «sobre el uso del preservativo por parte de las personas afectadas por enfermedades graves».

No aclaró si la postura del escrito será favorable a los deseos de Martini y de algunos otros ministros ordenados de la llamada corriente «progresista», o si buscará respaldar la doctrina que la Iglesia siempre ha sostenido obedeciendo fielmente las enseñanzas de Cristo y los Apóstoles. Lo que sí aclaró es que, una vez listo y entregado al Papa, éste lo mismo podrá ratificarlo o rechazarlo.

Con información de ACI y La Razón

EL OBSERVADOR 564-4

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule


LA VOZ DEL VICARIO DE CRISTO
Ser «piedras vivas» en la construcción de la Iglesia

El Papa afirmó recientemente, tras el rezo del Regina Coeli, la oración que sustituye en el período pascual al rezo del Angelus, que «María custodió en su corazón la Buena Noticia de la Resurrección, fuente y secreto de la verdadera alegría y de la auténtica paz, que Cristo muerto y resucitado nos ha conquistado con el sacrificio de la Cruz».

«Pidamos a María —continuó— para que, como nos ha acompañado en los días de la Pasión, siga guiando nuestros pasos en este tiempo de alegría espiritual, para que podamos crecer cada vez más en el conocimiento y en el amor del Señor y ser testigos y apóstoles de su paz».

Benedicto XVI recordó que el 18 de abril se conmemoraron 500 años de cuando el papa Julio II puso la primera piedra de la nueva basílica de San Pedro, «que el mundo entero admira en la armonía de sus formas».

El vicario de Jesucristo recordó «con gratitud a los Sumos Pontífices que quisieron esta obra extraordinaria en la tumba del Apóstol Pedro» y «a los artistas que con su genio contribuyeron a edificarla y a decorarla». Asimismo, agradeció al personal de la Fábrica de San Pedro, «que provee a la manutención y a la salvaguarda de una obra de arte y de fe tan singular».

Que este aniversario, concluyó, «despierte en todos los católicos el deseo de ser 'piedras vivas' para la construcción de la Iglesia santa, en la que resplandece la 'luz de Cristo', a través de la caridad vivida y testimoniada ante el mundo».

Fuente: VIS

EL OBSERVADOR 564-5

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule


PINCELADAS
Tareas intransferibles
Por el P. Justo López Melús

Hay tareas que no se pueden encomendar a nadie. Son personales e intransferibles. Al final de la persecución religiosa en España hubo un fuerte resurgir religioso. Se pusieron de moda las tandas de Ejercicios Espirituales. El Athletic de Bilbao los practicaba todos los años. Eran seis días de riguroso silencio. En una ciudad los convocaron para las autoridades. Y, como el gobernador civil no podía hacerlos, envió para que le «representara» su secretario particular,

Hay misiones que nadie puede proyectar por mí. Visitaba el rey Alfonso XIII el colegio de los padres jesuitas de Madrid. El padre rector le iba presentando a los padres: «Este padre es un sabio. Este otro es un santo. Éste es un filólogo de fama internacional. Éste es un místico...». Entonces apareció un hermano hortelano, y el rey comentó: «Y éste, ni santo ni sabio». «A éste, Majestad, lo tenemos destinado para mártir en las misiones de Japón».

EL OBSERVADOR 564-6

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule


MIRADA JOVEN
¿Chicos santurrones?
Por María Velázquez Dorantes
El término «santurrón» es tan ambiguo entre los jóvenes, que a veces sorprende y otras espanta.

Los buenos modales, la atención por la persona y la sensibilidad se encuentran en la pendiente de un trapecista. Muchos jóvenes consideran que quienes tienen estas características —que resumen en la espiritualidad— son los «sobreeducados» o «santurrones».

¿Qué buscan, entonces, los jóvenes en el otro? ¿Acaso la violencia, el maltrato psicológico, las relaciones irresponsables?

Cada vez es más sorprendente que los jóvenes no acepten tener interacción con otros jóvenes que se muestran amables con ellos. En cuanto a la situación de las mujeres en concreto, pareciera que los detalles de abrirles una puerta, de cederles el lugar o regalarles una rosa o un detalle les molesta, las irrita. En el caso de los varones, las chicas que son amables, conversadoras y, en algún momento, halagadoras, son calificadas de «melosas» o «santurronas».

El término «santurrón» es un problema tan ambiguo entre los jóvenes que a veces sorprende y otras espanta. Mientras que, por otro lado, revistas destinadas a los jóvenes han hecho toda una tipología de lo que es un santurrón y las medidas que se debe tomar para «alejarse de inmediato de ellos»; entre esas gansadas se encuentra: no salir con alguien que se acuerde del día en que te regalaron una mascota, alguien que piense que «lo que tú digas, dispongas o creas me es una complacencia», alguien que nunca se altere, o alguien que cierre los ojos, salga de la habitación o del probador mientras otra persona se está haciendo un cambio de ropa.

¿Hasta dónde va llegar la sociedad joven y bajo qué valores los medios van a colaborar en ello? Existen artículos dentro del campo de la psicología que llegan a definir el tema de la santurronería de este modo: «Lo primero que necesitamos es la moral, porque sin ésta no hay nada; todo lo demás que venga después, y así se escapan huyendo para refugiarse en esa inercia pesada y horrible de la falsa moral», porque los jóvenes con responsabilidad social y reflexivos son calificados como «santos de chocolate». Esto, más que una estratificación social, es un insulto a la persona, y, con mucho temor,puede decirse que estásucediendo porque los jóvenes se están acostumbrando a vivir en medio de la violencia, del maltrato, del olvido del yo interior.

¿Qué tanto espanto les causa que alguien los llame santurrones? ¿Acaso se trata de una personalidad peligrosa, que puede matar o herir? ¿No será que los jóvenes se están perdiendo la oportunidad de crecer con nobleza y humildad? ¿No será que se están escondiendo en el abismo de la ignorancia tanto social como cultural para no acercarse al sentimiento espiritual?

Es más peligroso aceptar los «nuevos roles sociales» que acercarse a las personas «santurronas», aunque muchos las consideren actualmente como gente peligrosa. Es más peligroso aquél que las critica y vive en el egoísmo, la falsedad y la hipocresía social.

EL OBSERVADOR 564-7

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule


RESUELVE TUS DUDAS
Los Simpsons, ¿son malos?

Pregunta:
¿Es malo ver Los Simpsons?
Jaime

Respuesta: Los Simpsons es un programa cómico con algo de humor negro y mucha crítica social, por cierto bastante aguda. Los dibujos son intencionalmente grotescos como para acentuar lo lamentable de la situación que presentan. Más que mala, esta serie puede ser deprimente, en un mundo en el que ya hay bastantes razones para deprimirse. Simplemente muestra la sociedad como es. Sus protagonistas son estereotipos de la mujer prudente, la joven idealista, el joven sociópata inadaptado y el hombre mediocre. A su favor podemos decir que presenta algunos valores como la fidelidad, el trabajo, la preocupación por la familia y el cariño entre familiares.

El mayor peligro de ver esta serie sería que el televidente viera como normales y tendiera a repetir precisamente las actitudes no recomendables de los personajes, como esa actitud antisocial de Bart o la mediocridad de Homero y de otros personajes, que a duras penas cumplen con sus deberes ciudadanos y familiares, y que no hacen absolutamente nada por su superación personal o espiritual. El caso de Flanders, el cristiano convencido, se ve como una manía extravagante. Sin embargo, en cuanto a moral, no podemos decir que esta serie sea peor que muchas otras series, telenovelas, películas, caricaturas o anuncios que sí fomentan la promiscuidad, la violencia, la rebeldía, la infidelidad, el machismo, la irreverencia, la desintegración familiar, etc... que vemos a todas horas y que nadie se pregunta si son malos.

Walter Turnbull

EL OBSERVADOR 564-8

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule


ELECCIONES 2006
Las propuestas de lo candidatos
Por Sergio Ibarra

Síntesis y comparativo de las propuestas de los principales candidatos a la presidencia.

*********

Roberto Madrazo Pintado
«Roberto sí puede»

El proyecto (5 secciones) incluye una Visión de México que resume la propuesta, luego de desglosarla en cuatro estrategias: economía, sociedad, política e internacional.

Progreso compartido que tenga como base la educación, la salud y el empleo de hombres y mujeres; una economía en la que quepamos todos; una economía articulada hacia dentro para que pueda funcionar hacia fuera, articulándose al motor exportador y que refleje esa economía en los bolsillos de la gente.

Una Patria Justa, Patria Libre, Patria Igualitaria y Patria Solidaria.… superando básicamente tres desafíos: gobernabilidad democrática, con eficacia jurídica de la ley; competitividad basada en el desarrollo humano integral con equidad distributiva; pago de la deuda social para romper el círculo pernicioso de la pobreza.

*********

Felipe Calderón Hinojosa
«Para que vivamos mejor»

El proyecto (10 páginas) parte del Reto de México.

· Modernización de todas las áreas de la vida nacional.
· Construir un país próspero, justo y plenamente democrático.
· Un país seguro para todos los mexicanos; un país limpio, libre y, sobre todo, liberado de sus complejos y sus prejuicios.
· Un país que genere empleos, que explote sus talentos…
· Construir un México ganador.
· Garantizar el derecho a un desarrollo humano sustentable…

El proyecto se plantea con cinco ejes:

1. Respeto al estado de derecho y seguridad pública.
2. Economía competitiva y generadora de empleos.
3. Igualdad de oportunidades.
4. Desarrollo sustentable.
5. Democracia efectiva y política exterior responsable.

*********

Andrés López Obrador
«Cumplir es mi fuerza»

50 Puntos
en 229 páginas.

12 se refieren a becas, pensiones, útiles, etc., y más subvenciones para el ciudadano; algunas ya existen.

17 específicas:
Salario mínimo crece más que la inflación. 200 prepas. 30 universidades públicas. Un millón de árboles. No privatizar PEMEX. No importar gas y gasolina en tres años. Frenar migración de maquiladoras. 400 mil empleos en construcción de vivienda. Dos puertos comerciales en Salina Cruz y Coatzacoal-cos. Tren bala DF-USA. Aeropuerto Tizayuca. Hacer de las Islas Marías la Isla del Níño. A la mitad el sueldo del Presidente nadie gana más. Los Pinos al Palacio Nacional. Fiscalización sobre ingresos. Revocación presidencial a los 3 años. Evitar aplicar el TLC para importar maíz.

21 tratan sobre temas que ya se atienden, es decir, se quiere dar continuidad al modelo político y económico.

EL OBSERVADOR 564-9

horizontal rule

  [SUMARIO] [INICIO]

horizontal rule


COLUMNA HUÉSPED
¿A dónde va América?
Por Bruno Ferrari

Es cada vez más alarmante el rumbo al que se dirige América; lo que antes se veía con temor ahora se ve como una realidad. Sin embargo, no deja de sorprender lo absurdo de las medidas que va tomando esta supuesta nueva izquierda que, definitivamente, tiene origen en Cuba. Es, por decirlo de alguna forma, el resurgimiento del socialismo tropical, como lo llamaba el mismo Fidel Castro.

El pueblo cubano ha sufrido la caída de la Unión Soviética, los problemas de estados independientes y, finalmente, en la miseria ha sobrevivido, y no sólo eso, ha proliferado a lo largo de América con sus nuevos hijos, entre los cuales Chávez se hace pasar como el primogénito y no pierde oportunidad para hablar de Castro como su propio padre.

Populistas, demagogos, socialistas o como se les pretenda llamar, estos nuevos hijos no muestran debilidad sino, al contrario, se nutren con el odio y la división de clases que ellos mismos engordan cuando llegan al poder.

En tanto, los principales exponentes de esta llamada nueva izquierda van de lo radical a lo moderado, pero siempre enarbolando la causa fantasiosa de defender a los pobres. En Bolivia, Evo Morales ni siquiera sabe si antes de acabar consigo mismo vaya a acabar con su país; en Venezuela, Chávez gobierna para los pobres dándoles limosnas. En Brasil, Lula coquetea con todo mundo, y ese gran país sigue viendo cómo hordas de niños sin padres y en la miseria toman las calles mientras las favelas se levantan contra el ejército, que no puede penetrar a ellas para acabar con el narcotráfico.

Y queda la gran incógnita: ¿cuál será el rumbo que tomará México en el futuro? ¿Se convertirá en una pata más de esta mesa en donde se sostiene el fantasma de la miseria? ¿Volveremos a caminar como los cangrejos, porque el hijismo que se vive en México sigue buscando padres que le den limosna en lugar de un futuro con educación de calidad que le dé progreso y lo haga dueño de sus propio destino?

El reloj sigue caminando, el abstencionismo quiere matar a la democracia cuando ésta aún se encuentra en pañales, y nosotros los mexicanos ni siquiera hemos podido reaccionar: seguimos como dormidos, acorralados, viendo el muro que se acerca y con el que se chocará irremediablemente, si antes no despertamos.

EL OBSERVADOR 564-10

horizontal rule

[SUMARIO] [INICIO]

horizontal rule


FIN

horizontal rule

 
De acuerdo con las normas internacionales de Propiedad Intelectual y Derechos de Autor, podrá reproducir parcial o totalmente la información, pero siempre citando nuestra fuente. La reproducción de los artículos y/o noticias firmados con Zenit.org-El Observador requieren permiso expreso de zenit.org
La publicación de algún artículo no implica compromiso. Los artículos firmados son responsabilidad del autor.
Los artículos publicados en esta Web son una selección de la edición impresa.
D.R. Clip Art de Querétaro, S. de R.L. de C.V. 1995-2006