El Observador de la Actualidad

EL OBSERVADOR DE LA ACTUALIDAD
-Periodismo católico-
2 de julio de 2005 No.573

SUMARIO

bulletPORTADA - Infórmate, piensa y vota este domingo 2 de julio
bulletCARTAS DEL DIRECTOR - Diez razones para ir a votar
bullet¿CÓOOMO DIJO? - Nunca más un México sin nosotros
bulletPINCELADAS - Fuertes deseos
bulletDOCUMENTOS - ¿Cómo pudo Dios tolerar el mal en Auschwitz? Nosotros no podemos escrutar el secreto de Dios
bulletRESUELVE TUS DUDAS - Acerca de los santos
bulletINTERNACIONAL - Un lisiado de 75 años, prisionero de conciencia en Inglaterra
bulletENTREVISTA - San Francisco de Asís en dibujos animados para niños
bulletDICCIONARIO DE AUTORES CATÓLICOS DE HABLA HISPANA - Horacio Bojorge Cervetti
bulletCOLUMNA ABIERTA - El futbol ilustra
bulletMIRADAS DESDE LA EUROPA DESENCANTADA - No me gusta una parroquia donde...

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule


PORTADA
Infórmate, piensa y vota este domingo 2 de julio
Extracto del mensaje de la Conferencia del Episcopado Mexicano con motivo de las elecciones presidenciales


Los obispos, como pastores de la Iglesia en México, queremos impulsar a los creyentes a que manifiesten su presencia en la vida pública del país —dentro del saludable pluralismo que constituye el sustento de una auténtica democracia-— y promover la participación de todos los ciudadanos.

Democracia y verdad

La doctrina social de la Iglesia advierte que el relativismo moral es uno de los mayores riesgos para las democracias actuales, pues induce a considerar inexistente un criterio objetivo y universal para establecer el fundamento y la correcta jerarquía de valores. «La democracia es, fundamentalmente, un 'ordenamiento', y como tal, un instrumento y no un fin».

Hacia la consolidación de la democracia

Durante la visita que hicimos los obispos al Papa en septiembre, Benedicto XVI nos decía que las elecciones de este año «representan una oportunidad y un desafío para consolidar los significativos avances en la democratización del país». De todos los ciudadanos depende que este reto se convierta en un mañana gozoso para nuestra patria.

Nuestro país está en condiciones de consolidar la democracia, fortalecer sus instituciones y dar un paso adelante en el logro de las reformas estructurales. Las instituciones electorales ciudadanas han entrado en una etapa de madurez que ha hecho posible el respeto al voto y, por tanto, el respeto a la dignidad de los votantes.

Participación ciudadana

Todo creyente tiene el deber inmediato e inexcusable de colaborar en favor de un orden justo en la sociedad, configurar rectamente la vida social y animar todas y cada una de las actividades políticas que le corresponda viviéndolas «como caridad social».

Apelamos a la conciencia de los jóvenes que ejercerán su voto, muchos de ellos por primera vez, y los impulsamos a que formen parte de agrupaciones políticas, educativas, sociales y humanitarias para que inyecten a estas instancias una actitud de servicio a todos, especialmente a los más necesitados.

Voto consciente

Hacemos un llamado a los fieles laicos y a toda la ciudadanía para tomar conciencia de la importancia de votar con sensatez, de participar en la vida pública y de acompañar, con responsabilidad y vigilancia, a quienes elegiremos para gobernarnos.

Se vota para elegir una autoridad cuya acción «esté siempre al servicio de la promoción integral de la persona y del bien común». Por ello debemos clarificar en el momento de decidir a quién o a quiénes otorgamos el voto, buscando el bien común y condiciones básicas de justicia y libertad.

Conclusión

Invitamos a la oración por México y sus gobernantes para que la fe y la confianza en la Providencia divina nos conduzcan a la serenidad, la reflexión y al voto razonado y crítico.

Exhortamos a toda la ciudadanía a superar los sentimientos y pasiones partidistas, propios de la contienda electoral, y ubicar las elecciones como un proceso de competencia y selección donde al final aceptemos los resultados oficiales, reconozcamos al ganador, y nos dispongamos todos a colaborar con el nuevo gobierno.

Encomendamos estas elecciones y a todos nuestros gobernantes a nuestra Madre de Guadalupe.

EL OBSERVADOR 573-1

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule


CARTAS DEL DIRECTOR
Diez razones para ir a votar
Por Jaime Septién

Muchos andan diciendo que triunfará la abstención este domingo decisivo para México. Yo no lo creo, o, al menos, no lo creo de los católicos mexicanos, que somos mayoría y que estamos preparados –con las armas de un entrañable cariño por la Patria— para darle un rostro luminoso a la jornada electoral.

Gane quien gane, de hoy sale un país renovado, en el que tú y yo tenemos que participar. A mí se me ocurren estas diez razones para pedirte que no te quedes en casa, mirando cómo pasa frente a ti el tren de la historia. Tenemos un compromiso. Y tenemos, cristianamente, que cumplirlo:

1. Por tus hijos. Si no los tienes, pues por ti mismo y por todas las cosas que amas de este país.

2. Por los pobres, por los más necesitados, por los excluidos, los indígenas y los inmigrantes.

3. Por los desempleados, las víctimas de un desarrollo económico que no ha ido emparejado a la justicia.

4. Por una mejor educación, que se fije en las virtudes y en los valores, para tener mejores ciudadanos.

5. Por la seguridad y en contra de la impunidad, que han asolado las calles y las plazas de nuestro país.

6. Por un país en el que no haya discriminación ni violencia en contra de las mujeres, portadoras de la vida.

7. Por un entorno más limpio, un medio ambiente sano, donde las familias puedan respirar y vivir con calidad.

8. Por la plena promoción del empleo, sobre todo para que los jóvenes no ingresen a la droga o el alcohol.

9. Por amor a nuestros abuelos, a nuestros padres, a todos los que nos heredaron este tesoro que es México.

10. Por la unidad y la reconciliación nacional, porque ésta sea la nación que surgió del amor en el Tepeyac.

Hoy como nunca tu participación es importante. Importantísima. Hay un país de por medio. Y muchas esperanzas de que podamos estar mejor, más unidos, más fuertes. Depende de nosotros. Y de Dios.

EL OBSERVADOR 573-2

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule


¿CÓOOMO DIJO?
Nunca más un México sin nosotros

La contienda política llega a su fin en una jornada histórica. México se apresta a elegir a su nuevo presidente, a senadores y diputados. Sin embargo, las cosas tienen que cambiar. No hay país que resista campañas políticas tan costosas y partidos políticos tan terriblemente pesados como los nuestros. A la tarea de reconciliación y unidad nacional, el nuevo presidente de la república tendrá que acometer la tarea, no menos importante, de un nuevo marco de regulación de los procesos electorales. Necesitamos un poder acotado, no estar peleando todo el santo día, empatar los procesos de todo el país y dejar de gastar tanto dinero en tonterías, como, por ejemplo, la publicidad en los medios electrónicos de comunicación.

Las estadísticas de participación en los últimos comicios hacen pensar que los de hoy tendrán como ganador a los que se abstienen de ir a las urnas. Pero no creemos que sea así. El verdadero cambio, el que quiere y se merece México, comienza hoy, si más de 60 por ciento de la población con derecho a votar se hace presente. La era de los pretextos ya pasó. Hoy los votos cuentan y se cuentan. Hoy los votos de cada uno pueden hacer la diferencia. Lo más importante es no hacer caso a quienes dicen que no vale la pena ir a votar, que las cosas no pueden cambiar en este país. A esos mejor mandarlos a volar. Que se laman las heridas de su amargura con su propia lengua. La verdad es que México no los necesita. Al contrario, lo que necesita México es una muy buena dosis de optimismo. La esperanza no la da un partido o unos candidatos. La damos todos, con nuestra participación. Y la esperanza es el tónico vital que mueve a una nación hacia el desarrollo integral, hacia la calidad de vida de sus habitantes.

El clima de violencia que se generó durante esta campaña no debe volver a ocupar los titulares de los periódicos de México. Ante él hemos corrido el peligro de perdernos en el árbol sin ver el bosque. De hecho muchos se han quedado colgados de las ramas de un árbol yerto y deshojado. Han sabido confundir a los ingenuos y han podido llevar agua a su molino opciones políticas que, francamente, tendrían que ser diferentes para contar con la confianza de la gente. El problema no está en caer en el engaño sino permanecer dentro de él, como si el engaño fuera la medida normal de la acción política. La caridad es la esencia de la política, según nos han enseñado los papas del último siglo. Y la caridad no es otra cosa que el ejercicio cotidiano de hacer el bien a los otros. Necesitamos concentrar nuestra atención en el bien y no en el mal que puedan procurar los dirigentes políticos. Necesitamos acompañarlos en su camino, exigirles exigiéndonos y hacer que cumplan cumpliendo nosotros con nuestro deber.

La moneda está en el aire, no sabemos el resultado de estas elecciones. Lo que sí sabemos es que nunca más deber haber un México sin nosotros.

EL OBSERVADOR 573-3

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule


PINCELADAS
Fuertes deseos
Por el P. Justo López Melús

Un discípulo fue a ver a su maestro y le dijo: «Maestro, quiero encontrar a Dios». El maestro le sonrió y le dijo que le acompañara a darse un baño en el río. Ambos se zambulleron a placer. Después el maestro lo agarró y lo tuvo sujeto con fuerza debajo del agua. El joven se debatía furioso, hasta que el maestro le dejó salir a la superficie. Después le preguntó qué es lo que más deseó bajo el agua. Y le contestó: «El aire».

Entonces le preguntó el maestro: «¿deseas a Dios de la misma manera? Si lo deseas así, lo encontrarás. Pero si no tienes una sed ardiente, de nada te servirán tus libros y mis enseñanzas. No encontrarás a Dios si no lo deseas como el aire para respirar».

«Conozco tus obras y que no eres ni frío ni caliente. Ojalá fueras frío o caliente, mas porque eres tibio y no eres caliente ni frío, estoy para vomitarte de mi boca» (Ap 3, 15-16). «El día que ustedes no ardan de amor, otros muchos morirán de frío».

EL OBSERVADOR 573-4

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule


DOCUMENTOS
¿Cómo pudo Dios tolerar el mal en Auschwitz? Nosotros no podemos escrutar el secreto de Dios
Publicamos un extracto del discurso que pronunció Benedicto XVI en el campo de concentración de Auschwitz, al concluir su reciente viaje apostólico a Polonia.

Tomar la palabra en este lugar de horror, de acumulación de crímenes contra Dios y contra el hombre, que no tiene parangón en la historia, es casi imposible; y es particularmente difícil y deprimente para un cristiano, para un Papa que proviene de Alemania.
El 7 de junio de 1979, se encontraba aquí el papa Juan Pablo II; y en esa ocasión dijo: «Vengo aquí hoy como peregrino. Se sabe que he estado aquí muchas veces... ¡Cuántas veces! Y muchas veces he bajado a la celda de la muerte de Maximiliano Kolbe y me he parado ante el muro del exterminio y he pasado entre las escorias de los hornos crematorios de Birkenau. No podía menos de venir aquí como Papa».

Estoy aquí como hijo del pueblo alemán

El papa Juan Pablo II estaba aquí como hijo del pueblo polaco. Yo estoy hoy aquí como hijo del pueblo alemán, y precisamente por esto debo y puedo decir como él: no podía por menos de venir aquí. Debía venir. Era y es un deber ante la verdad y ante el derecho de todos los que han sufrido, un deber ante Dios, estar aquí como sucesor de Juan Pablo II y como hijo del pueblo alemán, como hijo del pueblo sobre el cual un grupo de criminales alcanzó el poder mediante promesas mentirosas, y también con la fuerza del terror y de la intimidación; así, usaron y abusaron de nuestro pueblo como instrumento de su frenesí de destrucción y dominio.
¡Cuántas preguntas se nos imponen en este lugar! Siempre surge de nuevo la pregunta: ¿Dónde estaba Dios en esos días? ¿Por qué permaneció callado? ¿Cómo pudo tolerar este exceso de destrucción, este triunfo del mal?
Nos vienen a la mente las palabras del salmo 44, la lamentación del Israel doliente: «Tú nos arrojaste a un lugar de chacales y nos cubriste de tinieblas. (...) Por tu causa nos degüellan cada día, nos tratan como a ovejas de matanza. Despierta, Señor, ¿por qué duermes? Levántate, no nos rechaces más. ¿Por qué nos escondes tu rostro y olvidas nuestra desgracia y nuestra opresión? Nuestro aliento se hunde en el polvo, nuestro vientre está pegado al suelo. Levántate a socorrernos, redímenos por tu misericordia».
Este grito de angustia que el Israel doliente eleva a Dios en tiempos de suma angustia es, a la vez, el grito de ayuda de todos los que a lo largo de la historia —ayer, hoy y mañana— han sufrido por amor a Dios, por amor a la verdad y al bien; y hay muchos también hoy.
Nosotros no podemos escrutar el secreto de Dios. Sólo vemos fragmentos y nos equivocamos si queremos hacernos jueces de Dios y de la historia. En ese caso, no defenderíamos al hombre, sino que contribuiríamos sólo a su destrucción. No; en definitiva, debemos seguir elevando, con humildad pero con perseverancia, ese grito a Dios: «Levántate. No te olvides de tu criatura, el hombre».
Nosotros elevamos nuestro grito a Dios para que impulse a los hombres a arrepentirse, a fin de que reconozcan que la violencia no crea la paz, sino que sólo suscita otra violencia, una espiral de destrucciones en la que, en último término, todos sólo pueden ser perdedores.
El lugar en donde nos encontramos es un lugar de la memoria, el lugar de la Shoah. El pasado no es sólo pasado. Nos atañe también a nosotros y nos señala qué caminos no debemos tomar y qué caminos debemos tomar.

Lápidas en numerosos idiomas

Como hizo Juan Pablo II, he recorrido el camino de las lápidas que, en diversas lenguas, recuerdan a las víctimas de este lugar: son lápidas en bielorruso, checo, alemán, francés, griego, hebreo, croata, italiano, yiddish, húngaro, holandés, noruego, polaco, ruso, rom, rumano, eslovaco, serbio, ucraniano, judeo-hispánico e inglés. Todas estas lápidas conmemorativas hablan de dolor humano. Algunas lápidas invitan a una conmemoración particular.

Destruir a Dios, destruir el cristianismo

Está la lápida en lengua hebrea. Los potentados del Tercer Reich querían aplastar al pueblo judío en su totalidad, borrarlo de la lista de los pueblos de la tierra. En el fondo, con la aniquilación de este pueblo, esos criminales violentos querían matar a aquel Dios que llamó a Abraham. En realidad, con la destrucción de Israel, con la Shoah, querían en último término arrancar también la raíz en la que se basa la fe cristiana.
Luego está la lápida en lengua polaca: en una primera fase, y ante todo, se quería eliminar la élite cultural y borrar así al pueblo como sujeto histórico autónomo, para reducirlo, en la medida en que seguía existiendo, a un pueblo de esclavos.
Otra lápida que invita particularmente a reflexionar es la que está escrita en la lengua de los sinti y de los rom. También aquí se quería hacer desaparecer a un pueblo entero, que vive emigrando en medio de otros pueblos. Era considerado como un elemento inútil de la historia universal.
Después está la lápida en ruso, que evoca el inmenso número de vidas sacrificadas entre los soldados rusos en el enfrentamiento con el régimen del terror nacionalsocialista; sin embargo, al mismo tiempo, nos hace reflexionar sobre el trágico doble significado de su misión: libraron a los pueblos de una dictadura, pero sometiendo también a los mismos pueblos a una nueva dictadura, la de Stalin y la ideología comunista.
He sentido en mi interior el deber de detenerme en particular ante la lápida en lengua alemana. Allí emerge ante nosotros el rostro de Edith Stein, Teresa Benedicta de la Cruz, judía y alemana, que juntamente con su hermana murió en el horror de la noche del campo de concentración nazi alemán; como cristiana y judía, aceptó morir junto con su pueblo y por él.

El bien no desapareció entre los alemanes

Los alemanes que entonces fueron traídos a Auschwitz-Birkenau y que murieron aquí eran considerados la basura de la nación. Sin embargo, ahora nosotros los reconocemos con gratitud como testigos de la verdad y del bien, que en nuestro pueblo tampoco habían desaparecido.
Sí; detrás de estas lápidas se oculta el destino de innumerables seres humanos. Sacuden nuestra memoria, sacuden nuestro corazón. No quieren provocar en nosotros el odio; más bien, nos demuestran cuán terrible es la obra del odio. Quieren hacer que la razón reconozca el mal como mal y lo rechace; quieren suscitar en nosotros la valentía del bien, de la resistencia contra el mal.
Gracias a Dios, con la purificación de la memoria, a la que nos impulsa este lugar de horror, crecen en torno a él múltiples iniciativas que quieren poner un límite al mal y dar fuerza al bien.

Por un valle oscuro

En Auschwitz-Birkenau la humanidad atravesó por «un valle oscuro». Por eso, precisamente en este lugar, quisiera concluir con una oración de confianza, con un Salmo de Israel que, a la vez, es una plegaria de la cristiandad: «El Señor es mi pastor, nada me falta: en verdes praderas me hace recostar; me conduce hacia fuentes tranquilas y repara mis fuerzas; me guía por el sendero justo, por el honor de su nombre. Aunque camine por cañadas oscuras, nada temo, porque Tú vas conmigo: tu vara y tu cayado me sosiegan. (...) Habitaré en la casa del Señor por años sin término» (Sal 23, 1-4. 6).

Zenit-El Observador

EL OBSERVADOR 573-5

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule


RESUELVE TUS DUDAS
Acerca de los santos

Pregunta:
¿Por qué esas personas que tuvieron una vida ejemplar pueden intervenir por nosotros ante Dios? ¿Por qué no puedo llegar a Él sin esa ayuda? ¿Por qué tenemos que encomendarnos a ellos?
Ana

Respuesta: Tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo, encontramos casos de hombres que oraron por otros hombres para conseguir algo de Dios y obtuvieron buenos resultados. «El pueblo profería quejas amargas a los oídos de Yahveh, y Yahveh lo oyó. Se encendió su ira y ardió un fuego de Yahveh entre ellos y devoró un extremo del campamento. El pueblo clamó a Moisés y Moisés intercedió ante Yahveh, y el fuego se apagó» (Números 11, 1-2).

En el Nuevo Testmento también encontramos casos de oración escuchada: «Así pues, Pedro estaba custodiado en la cárcel, mientras la Iglesia oraba insistentemente por él a Dios. Cuando ya Herodes le iba a presentar, aquella misma noche estaba Pedro durmiendo entre dos soldados, atado con dos cadenas; también había ante la puerta unos centinelas custodiando la cárcel. De pronto se presentó el Angel del Señor y la celda se llenó de luz. Le dio el ángel a Pedro en el costado, le despertó y le dijo: 'Levántate aprisa'. Y cayeron las cadenas de sus manos» (Hechos 12, 5-7). En las cartas de san Pablo, en repetidas ocasiones aparece orando o pidiendo oración por diferentes necesidades (Efesios 6, 18-19; Filipenses 1, 3-4; Colosenses 4, 3; II Tesalonicenses 1, 11; 3, 1; I Timoteo 2, 1).

Según la fe de la Iglesia, los santos están vivos en presencia de Dios y están todavía más capacitados para interceder por nosotros con sus oraciones. El libro del Apocalipsis nos habla de las oraciones de los santos elevadas hasta la presencia de Dios (Apocalipsis 5, 8; 8, 3-4).

La palabra exacta no es intervenir, sino interceder. Sí podemos llegar a Dios sin esa ayuda y no tenemos ninguna obligación de encomendarnos a ellos, pero la experiencia de la Iglesia ha demostrado que su intercesión puede ser de gran utilidad. Incluso si no existiera un porqué, los resultados están a la vista. Cada uno de los cientos de santos que la Iglesia ha canonizado ha obtenido de Dios al menos dos milagros para el bien de la Iglesia. Si bien la intercesión de los santos no es estrictamente necesaria, es una valiosísima ayuda que los mayores santos (aquí en la Tierra) no han dudado en aprovechar.

Walter Turnbull

EL OBSERVADOR 573-6

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule


INTERNACIONAL
Un lisiado de 75 años, prisionero de conciencia en Inglaterra
En circunstancias como las actuales, para los cristianos la heroicidad es moralmente exigible. El ejemplo de Ted Atkinson, un católico inglés.
Por Por Juan C. Sanahuja / Noticias Globales

Edward Atkinson, de 75 años, envió fotos de un bebé abortado a Ruth May, directora del Hospital Queen Elizabeth de Kings Lynn en Norfolk, intentando llamar la atención de los directivos del hospital sobre el crimen abominable del aborto. A consecuencia de eso, Atkinson fue condenado este año por tres tribunales «por enviar literatura o material ofensivo».

Atkinson fue denunciado a la policía por los directivos del hospital. Como Atkinson está casi lisiado, cuando lo arrestaron lo sacaron arrastrando de su casa. El hospital de Norfolk lo borró de la lista de espera para un posible transplante de cadera.

En la corte, la secretaria de Ruth May, Christine Rogers, dijo que ella se «trastornó» cuando abrió la carta de Atkinson que contenía el folleto en el cual se mostraba un bebé abortado. El director de quejas y reclamos del Hospital, Karl Perryman, declaró que, «como padre de dos hijas», se había sentido «totalmente perturbado» por las imágenes que le habían mostrado. «Está trastornando a todos», dijo la directora del hospital refiriéndose al anciano.

El último proceso a Atkinson fue en Swaffham por «enviar comunicaciones maliciosas». La audiencia se atrasó una hora porque el acusado se negó a prestar juramento sobre la versión protestante de la Biblia y tuvieron que conseguir especialmente una versión católica del texto sagrado. Atkinson dijo: «Acepto que la documentación es altamente perturbadora. Es horrendo, monstruoso y enfermante pero representa la verdad. Todos y cada uno de los que está en esta sala sabe que el aborto es un asesinato y nadie tiene el valor suficente para decirlo».

Al dictarle sentencia el juez dijo: «Está claro que usted intentó golpear y tengo la certeza que su propósito fue causar ansiedad y angustia». Atkinson fue encarcelado por 28 días. Más un extra de 14 días en prisión por no pagar la multa de 650 libras impuesta en el 2002 por un «delito» similar. Del monto de su jubilación se le restaron automáticamente 500 libras de las 700 que fue condenado a pagar por los costos del juicio. Además, se le condenó a cinco años de prisión en suspenso por «conducta antisocial y alterar el orden». El juez le dijo que si desobedecía de nuevo enfrentaría cinco años de cárcel, a lo que el anciano católico replicó: «entonces usted puede encerrarme ya, y tirar lejos la llave».

Para comunicarse con Edward Atkinson escríbale a la dirección: c/o HMP Norwich, Knox Road, Norwich, NR1 4LU, England.

EL OBSERVADOR 573-7

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule


ENTREVISTA

San Francisco de Asís en dibujos animados para niños
Habla Fernando Pérez Valdés sobre esta producción mexicana en video

¿Cómo surge el proyecto de un video que habla de la vida de San Francisco de Asís?
La idea de hacer una película sobre la vida de san Francisco de Asís surge, aproximadamente, hace 15 meses, con la finalidad de difundir la vida y la obra del santo; para ello se inicia un proceso de investigación muy arduo, con el objetivo de hacer un guión más preciso. Dentro de la cuna de este proyecto, el padre Eulalio Gómez O.F.M., Ministro Provincial de la Orden de los Frailes Menores (Franciscanos) de la Provincia de San Pedro y San Pablo de Michoacán, realizó amablemente la revisión del material, haciendo las observaciones y cambios pertinentes para que el video fuera lo más fiel posible a la vida y a la obra de San Francisco de Asís. Se iniciauna primera versión, se revisa y se envía a Polonia, con traducción en inglés, y concursa.

¿Cuál es el objetivo de presentar un proyecto para niños en dibujos animados?
La idea era trabajar una precisión histórica que permitiera comprender cómo fue la vida del santo de Asís. Los colaboradores entonces de Producciones la Sagrada Familia inician todo el proceso para trabajar en la versión infantil que, como dice el padre Eulalio Gómez, es un campo fértil donde ir sembrando para las nuevas generaciones.

¿Quiénes intervienen en el proyecto?
Participa un destacado equipo de profesionales, entre los que sobresale el narrador Paul Voudouris, compositor, arreglista, artista de grabación y autor de numerosos discos de gran éxito a nivel internacional. La narración del video es totalmente en inglés y, gracias a su versatilidad, el narrador interpretó las diversas voces del video logrando un resultado impactante. El maestro Migachoff, de origen ruso, ha participado en diversas agrupaciones musicales, entre ellas la Filarmónica de Querétaro. Hizo el favor de prestar su material discográfico y Coro Guido d'Arezzo bajo la conducción del maestro Arnulfo Benítez Alvarez, quien amablemente prestó diversas interpretaciones inéditas que dan un relieve magistral al video.

¿Qué implicaciones tuvo en Polonia la presentación de este proyecto?
A Polonia le interesa mucho lo que se produce en México. Para ellos México es un país muy lejano, y a través de este tipo de videos ellos pueden conocer cómo se ve y se vive la religión; es un país exótico, que tiene mucho interés en saber que hace México, y hubo una satisfacción muy grande para ellos cuando vieron este material.

¿Qué planes se tienen después de ver esta primera versión?
Existe una segunda etapa, que es la versión para jóvenes y adultos. Esto es un proyecto muy profundo y completo, donde el padre Eulalio Gómez se encuentra revisando el segundo guión a fin de precisar mejor la historia.

Por María Velázquez Dorantes

*****************

La vida de Francisco de Asís: una producción mexicana con tenacidad y perseverancia

El XXI Festival de Cine Católico de Polonia «Niepokalanow 2006», llevado a cabo a finales del mes de mayo en Varsovia, tuvo como precedente la perseverancia y tenacidad de una producción mexicana titulada: La vida de Francisco de Asís en dibujos animados.

Producciones La Sagrada Familia, se hizo presente por segunda vez, en el concurso de cine amateur católico; recordando que hace un año consiguió el primer lugar dentro de esta categoría con el video La Virgen del Pueblito, un milagro de fe. Este año, en prosecución de su constancia y fervor por la familia de los franciscanos, llevó a Varsovia la historia de san Francisco de Asís, con una narrativa dirigida a un público fértil, los niños. Y con ello regresa a México con el premio de segundo lugar dentro del festival y la selección oficial para el Festival Internacional de Cine Católico en Bielorrusia «Magnificat 2006».

La elaboración de un video en dibujos animados significó y unificó el esfuerzo de todos aquellos que trabajan en Producciones La Sagrada Familia; y fue un producto que le hizo la competencia a 114 películas más, de 17 países, entre los que se encontraban Polonia, Checoslovaquia, la India, Rusia, Estados Unidos, Indonesia, Australia y México, entre otros.

El productor Fernando Pérez Valdés, en conjunto con fray Eulalio Gómez Martínez, trabajaron en la preproducción, producción y postproducción de la vida de uno de los santos más abrazados por los fieles mexicanos: san Francisco de Asís. Una vez realizado el guión y traducido al inglés, el texto fue enviado al director de Formación de la Provincia Franciscana de Nuestra Señora de Guadalupe en San Antonio, Texas, fraile Charlie Martínez, quien lo revisó a fin de que la traducción reflejara fielmente los términos franciscanos en idioma anglosajón y se respetara así el sentido original del guión.

La narrativa audiovisual logró conquistar nuevamente a los espectadores del Festival Niepokalanow, donde se trabajó con el equipo musical del Coro Guido d'Arezzo, bajo la conducción del maestro Arnulfo Benítez Álvarez; asimismo, en la parte musical se contó con la destacada participación de «La pequeña CAMERATA de L.M.», bajo la conducción del maestro Lev Migachoff, quien amablemente prestó su material discográfico El barroco en Querétaro.

Así la creación y producción de cine religioso católico ha conquistado el continente europeo, y todo ello gracias a los esfuerzos de un grupo de laicos católicos que se mantienen firmes en su fe y que producen para que el mundo conozca cuántos temas existen dentro de la Iglesia católica para generar un cine con calidad y bajo los fundamentos de la religión católica.
MVD

EL OBSERVADOR 573-8

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule


DICCIONARIO DE AUTORES CATÓLICOS DE HABLA HISPANA
Horacio Bojorge Cervetti (1934)
Por Sebastián Sánchez / Argentina

Sacerdote de la Compañía de Jesús. Uruguayo. El P. Bojorge, que fue ordenado en 1953, es licenciado en Filosofía, en Teología y en Sagrada Escritura. Es autor de numerosos libros dedicados especialmente a la teología espiritual y la exégesis bíblica. Como predicador de Ejercicios Espirituales ha recorrido incansablemente su país y la Argentina, brindando, además, charlas y conferencias a familias y matrimonios. Es también autor de poemas, villancicos y oraciones.

El padre Bojorge posee una vastísima obra, de la que sólo mencionamos los principales títulos: La figura de María a través de los Evangelios (1975), Signos de Su victoria (1983), Siguiendo a Cristo por el camino de San José (1985). Teologías deicidas: el pensamiento de Juan Luis Segundo en su contexto (2000), El lazo se rompió y volamos. Vicios capitales y virtudes (2001), la trilogía Vivir como hijos (2003-2004) y La casa sobre roca (2005). Asimismo, es de destacarse su obra poética: Dichos de bichos: fábulas en verso (1979) y La parábola del perro (1986). Entre sus escritos se cuentan, además, numerosos trabajos sobre san Ignacio de Loyola y sus Ejercicios espirituales.

Entre los muchos aportes de nuestro jesuita se destaca su obra en torno al pecado capital de la acedia. En dos libros esenciales, En mi sed me dieron vinagre: la civilización de la acedia (1996) y Mujer, ¿por qué lloras?: gozos y tristezas del creyente en la civilización de la acedia (1999), el P. Bojorge devela la fisonomía de lo que él denomina Civilización Acédica, sus consecuencias en la vida del cristiano y su configuración como obstáculo central para la restauración de la Cristiandad, encarnada en la Civilización de la Caridad. La acedia es un pecado contra el Amor de Dios, es un mal espiritual que rechaza el gozo que viene de Dios y siente horror por el bien divino. Es un pecado mortal, pues entraña tristeza por el bien divino del que goza la Caridad. La originalidad del planteo del P. Bojorge estriba en el descubrimiento de la extensión «epidémica» de la acedia y su configuración bajo una forma cultural y social. Al efecto de transmitir su pensamiento, compartimos un breve fragmento de uno de sus libros:

«la reducción de las virtudes teologales a su versión secularizada, operada por la Ilustración racionalista, apuntaba a 'aplastar a la infame', o sea, a la Iglesia católica. La acedia alcanzaba así —en ese movimiento histórico, primero religioso (la Reforma), luego cultural (la Ilustración racionalista) y por fin político (la Revolución Francesa y el Terror)— su culminación lógica en el odio. Por odio se pretendió la substitución de todo lo católico, la ruptura con el pasado y la Tradición, la aniquilación de la Iglesia (...) se substituyeron el almanaque y el culto, la fe por la razón, la caridad por la fraternidad, la esperanza por las utopías sociales, y se intentó terminar con la era cristiana (...) La substitución de la trilogía de las virtudes teologales por una trilogía de virtudes humanas sustituía al Dios Trino y Uno de la Revelación, primero por el Dios de la Razón deísta y, luego, desembozadamente, por los naturalismos crasos, los panteísmos, los materialismos (...) Siglo tras siglo, desde el XVIII hasta el nuestro, la acedia no cejó de corroer los bienes de que se goza la caridad, con una constancia sobrehumana y, por lo tanto, inexplicable por factores puramente históricos». (En mi sed me dieron vinagre, pp. 76 y 77).

EL OBSERVADOR 573-9

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule


COLUMNA ABIERTA
El futbol ilustra
Por Walter Turnbull


La historia se repite. Cada 4 años es lo mismo. La vida se suspende, «la escena se congela» y por unas semanas toda nuestra atención se centra sólo en el Mundial.

El problema es que algunos mexicanos toman el futbol como si fuera la vida: su felicidad y su bienestar dependen del éxito de la selección de futbol. El triunfo de la selección nos devolverá la autoestima, la confianza en México, el orgullo de ser mexicanos. Si la selección puede, también nosotros podemos. Hay que apoyarlos. Dicen que hay quien vendió su casa para ir a Alemania a apoyar a la selección. Como en tiempos de Salinas, cuando lo único bueno que le podía ocurrir a un mexicano cualquiera era el triunfo de Julio César Chávez; y el presidente trataba sin disimulo de capitalizar esos triunfos. Hoy lo único bueno que nos puede pasar es que gane la selección. Y esta vez seguro que sí va a ganar. Tenemos nuevo entrenador, una nueva actitud, un equipo nuevo, no como los del pasado que nos hicieron pasar puras vergüenzas. Esta vez hasta hemos tenido una sonada victoria con la sub-17... Y otra vez lo mismo: tarde o temprano el equipo vuelve a perder. Y el que ayer era el héroe hoy es el perdedor, el traidor, la decepción. ¡Cómo que fallaste!, si mi felicidad dependía de ti.

Infantil actitud del respetable público. Ni podemos poner nuestra felicidad en el triunfo de la selección, ni podemos esperar que, de la noche a la mañana, salga un equipo campeón de donde siempre han salido equipos si acaso aceptables, ni podemos repudiar asqueados al que ha hecho lo que ha podido contra rivales formidables porque no ha colmado nuestras expectativas. Los responsables de nuestra felicidad somos todos y cada uno.

El problema es que muchos mexicanos toman la política como si fuera futbol. Ésta es mi selección y yo la apoyo porque sí. Y el que me hable mal de ella es un ignorante y un fundamentalista. No me importa el pasado. No me importan los datos duros, los hechos insoslayables. El capitán es guapo y es de mi equipo. Y tiene que ganar porque eso me va a traer la felicidad, me va a devolver la dignidad, va a aplastar a los rivales. Argentina, Brasil, Alemania, Portugal, corrupción, inseguridad, pobreza, ignorancia, atraso, Estados Unidos... no importa. La historia se repite. Cada 6 años es lo mismo. Las anteriores fueron malas, las anteriores cometieron errores; ésta sí es la buena.

Infantil actitud del electorado mexicano. No podemos esperar que un gobernante resuelva de un día para otro todos los problemas que los anteriores no pudieron resolver, y menos si son los mismos jugadores y piensan aplicar la misma estrategia. Hay que recordar que nuestra felicidad no puede depender de que gane mi selección, sino de la participación responsable de todos y cada uno.

EL OBSERVADOR 573-10

horizontal rule

  [SUMARIO] [INICIO]

horizontal rule

 

MIRADAS DESDE LA EUROPA DESENCANTADA
No me gusta una parroquia donde...
Por el P. Miguel Rivilla San Martín
Lo que toda parroquia no debe ser o hacer
 

bullet

No se busque la presencia del Resucitado, sino mera estación de servicios.

bullet

Sólo abran el templo para el momento de la Misa.

bullet

La Custodia sea un relicario de museo y el confesionario un mueble de anticuario.

bullet

Los laicos asuman funciones clericales, y los curas, laicales.

bullet

Se den grupitos cerrados que sean meros amigos.

bullet

Se justifique todo a base de organigramas, programas y estadísticas.

bullet

No sea comunidad viva de comunidades vivas y operantes.

bullet

Se den celotipias entre los mismos sacerdotes.

bullet

La liturgia se acomode al capricho y gusto del celebrante o grupo parroquial.

bullet

No haya dimensión misionera.

bullet

No se visite a los pobres, enfermos e impedidos.

bullet

No se predique a diario en todas las celebraciones.

bullet

Las catequesis y charlas sean poco sobrenaturales, «humanoides».

bullet

No se defienda al obispo del lugar y al Papa.

bullet

No ocupe lugar preferente la devoción a la Santísima Virgen.

bullet

Los sacerdotes sean meros funcionarios de lo sagrado.

bullet

Sólo se piense en lo económico.

bullet

Se cierre a las demás parroquias del decanato.

bullet

Los Consejos presbiteral, pastoral y económico no cuenten para el párroco.

 

EL OBSERVADOR 573-11

horizontal rule

[SUMARIO] [INICIO]

horizontal rule


FIN

horizontal rule

 
De acuerdo con las normas internacionales de Propiedad Intelectual y Derechos de Autor, podrá reproducir parcial o totalmente la información, pero siempre citando nuestra fuente. La reproducción de los artículos y/o noticias firmados con Zenit.org-El Observador requieren permiso expreso de zenit.org
La publicación de algún artículo no implica compromiso. Los artículos firmados son responsabilidad del autor.
Los artículos publicados en esta Web son una selección de la edición impresa.
D.R. Clip Art de Querétaro, S. de R.L. de C.V. 1995-2006