El Observador de la Actualidad

EL OBSERVADOR DE LA ACTUALIDAD
29 de abril de 2007 No.616

SUMARIO

bulletAborto, eutanasia, manifestaciones de un nuevo «terrorismo de rostro humano»
bulletCARTAS DEL DIRECTOR - Los sinvergüenzas
bullet¿CÓOOMO DIJO? - La visión de los vencedores
bulletLA VOZ DE LOS PASTORES - Servidores del Evangelio y testigos de la esperanza
bulletREPORTAJE - De los métodos de asesinar inocentes
bulletHISTORIA PRESENTE - Ley hitleriana
bulletFLOR DE HARINA - Humanismo inhumano
bulletEN LA ÓPTICA DE LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA - Pío XI (1922-1939): «el Papa de las revoluciones sociales» (2 de 3)
bulletDICCIONARIO DE AUTORES CATÓLICOS DE HABLA HISPANA - José Miguel Ibáñez Langlois
bulletINTIMIDADES –LOS JÓVENES NOS CUENTAN- Sobre la exclusividad en el noviazgo

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule

Aborto, eutanasia, manifestaciones de un nuevo «terrorismo de rostro humano», denuncia el secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe
El Observador / Zenit
El aborto y la eutanasia se han convertido en manifestaciones del nuevo «terrorismo de rostro humano» que, junto al de los kamikazes, constituye el látigo de las sociedades contemporáneas, denuncia el secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe.


El arzobispo Angelo Amato presentó esta denuncia el pasado lunes al intervenir sobre «El problema del mal - Reflexiones filosóficas y teológicas» en el seminario mundial de los capellanes católicos y miembros de capellanías de aviación civil, que se celebró en Roma por iniciativa del Consejo Pontificio para los Emigrantes y los Itinerantes.

Escenas siempre nuevas y crueles

«Leyendo los diarios e Internet o escuchando la televisión y la radio, cada día asistimos a una película perversa sobre el mal que es grabada en todas las partes del mundo con escenas siempre nuevas y crueles, como constatamos en el caso de las mil provocaciones del terrorismo internacional», comenzó explicando el prelado salesiano.

Ahora bien, subrayó, «además del abominable terrorismo de los kamikazes, que ocupa diariamente nuestras pantallas, se da el «terrorismo de rostro humano», cotidiano y tan repugnante como el otro, que es promovido subrepticiamente por los medios de comunicación social, manipulando el lenguaje tradicional con expresiones que esconden la trágica realidad de los hechos».

Como ejemplos, mencionó el hecho de que el aborto sea llamado «interrupción voluntaria del embarazo en vez de asesinato de un ser humano indefenso» o que se haga referencia a la eutanasia como «muerte con dignidad».

La oscuridad del mal

Ejemplos de ese «terrorismo de rostro humano», explicó, son los laboratorios en los que se «fabrica» la píldora abortiva o en los que se manipulan los embriones humanos. Mencionó, además, las decisiones de los parlamentos de las naciones «civiles», en los que se «promulgan leyes contrarias al ser humano».

El mal hoy «no es sólo la acción de individuos o de grupos fáciles de señalar, sino que proviene de centrales oscuras, de laboratorios de opiniones falsas, de potencias anónimas que martillean sobre nuestras mentes con mensajes falsos, considerando ridículo y retrógrado un comportamiento según el Evangelio», siguió denunciando el arzobispo Amato.

«No podemos cerrar las bibliotecas del mal ni destruir sus videotecas que se reproducen como virus letales», reconoció el secretario de la Congregación de la Doctrina de la Fe, pero aclaró que los cristianos pueden fortalecerse «mediante la formación de una recta conciencia que busca y ama la verdad y el bien y que evita el mal».

EL OBSERVADOR 616-1

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule


CARTAS DEL DIRECTOR
Los sinvergüenzas
Por Jaime Septién

La vergüenza es —por decir lo menos— un valor a la baja. Aquella pena personal que le invadía a uno por estar cometiendo actos alejados de la moral; aquella sensación de buscar con ahínco la corrección (en el vestir, en el hablar, en el hacer) que embargaba, quizá, a nuestros abuelos, hoy ni se estila ni se reconoce.

En la política, mucho menos. Habiendo pasado de la educación como imposición de deberes a la anarquía como petición de derechos, ahora ser popular significa recitar, alto y con tono sapiencial, que, por ejemplo, nadie está a favor del aborto —como control de la natalidad—, sino de la «interrupción del embarazo», como liberalidad de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo.

Ser «políticamente correcto» (un sinvergüenza de marca mayor) es estar dispuesto a matar para que las mujeres tengan derecho a matar a sus hijos (primero en el vientre, después, quién sabe). Ser progresista (un sinvergüenza impresentable) es estar dispuesto a perseguir hasta la ignominia a aquel que se oponga a que los enfermos puedan ser gaseados y tengan una «muerte dulce» a manos de un carnicero con licencia.

Ni cuenta se dan de sus contradicciones. No tienen miedo de predicar el valor de la vida acometiendo una cruzada en su contra. No tienen pudor cuando hablan de que «algo» de pronto se hace «alguien», de la semana 12 a la semana 13 de gestación. Carecen de pena cuando avisan que van a hacer un debate sobre aquello que tienen amarrado porque son mayoría en la Asamblea...

Su capacidad moral, su sentido de la ética, del derecho, de la función del Estado anda sobre mínimos. Su virtud, en ceros. Prefieren pasar por listos y mandar descoyuntar a un inocente, que pasar por gazmoños y atenerse a la concisión humana de los no nacidos. Prefieren el aplauso de tres idiotas que el bien común. Prefieren dominar, aunque estén en el error, que ser «dominados» por el reconocimiento de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural.

Para que la democracia funcione necesita buenas leyes y buenas costumbres. Cuando los encargados de hacer las leyes caen en la venganza y en el manoseo político, las buenas costumbres se eclipsan, ceden el paso a la ley de la selva, al «sálvense quien pueda» y a la sociedad de derechos ampliados, en la que cada uno puede reclamar para sí lo que quiera, siempre y cuando vaya en contra de la ley natural.

A nosotros nos corresponde oponer resistencia a esta corriente de vulgaridad y socarronería que hoy cubre a la patria. Somos los católicos los que debemos echar la red y desahogar la agenda nacional, antes de que los sinvergüenzas se lleven el gato al agua. Si algo habrá de transformar a México será el amor de Cristo y su reflejo, a nuestro través, en el amor a los más pobres. No tengan duda (aunque dudar de todo esté de súper moda).

EL OBSERVADOR 616-2

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule


¿CÓOOMO DIJO?
La visión de los vencedores

La despenalización del aborto hasta las 12 semanas
de vida del ser humano en el vientre de su madre –perpetrada por el PRD y su aliado el PRI en el DF—, nos ha recordado a Platón que en su República advierte que la degeneración de la democracia tiene dos nombres: tiranía o demagogia.

El tirano no reconoce derecho del otro para opinar. El demagogo dice que lo reconoce, pero, en el fondo y en la forma, le da exactamente lo mismo que el otro exista o deje de existir. Para ambas perversiones de la democracia, el otro es un objeto, un residuo que o se asimila a la forma de pensar de la mayoría (legislativa en este caso), o se atiene a las consecuencias de estar en contra de la razón autoritaria (la razón que no da razones, que decía don Eduardo Nicol).

He aquí dos preciosas joyas de la tiranía y la demagogia con las que adobo este dizque debate sobre el aborto el PRD capitalino. La primera, se refiere a la «ingerencia» del papa Benedicto XVI, tras enviar una carta al Episcopado Mexicano recordando que la Iglesia alienta a los católicos y a las personas de buena voluntad a que en el DF se respete la vida. La segunda es sobre la «polémica» que el martes organizó la ALDF, con oradores a favor y en contra.

«(El Vaticano) ha llegado a un extremo que nos parece verdaderamente absurdo: que desde El Vaticano se quiera imponer en México una decisión. Éste es un país con su propia normatividad, tenemos nuestro propios órganos de decisión». Tales palabras las dijo (¿rebuznó?) Ricardo Ruiz, líder del PRD capitalino, sobre la postura de la Santa Sede sobre el tema del aborto.

«Tenemos la razón desde el punto de vista científico, social y cultural. Pretendemos que el debate sea exhaustivo y por eso me encargué de preparar los escenarios para que en cada momento se tenga la respuesta adecuada» Esto lo aseveró (¿maulló?) Isaías Villa González, legislador del DF y Consejero Nacional del PRD.

Es, por lo menos, encantador el respeto a la libertad de expresión y a la libertad de participación que reflejan estos funcionarios de partido y legisladores capitalinos. En el primer caso, el señor Ruiz le prohíbe al Papa que exprese la doctrina de la Iglesia católica. En el segundo (el pez por la boca muere), nos deja a las claras el señor Villa que el referéndum le hace lo que el viento a Juárez.

Lo curioso del caso, y lo estremecedor, es que ambos sujetos se olvidan de quién les paga. ¡Somos nosotros los que damos las millonadas que se lleva el «izquierdista» PRD y quienes sufragamos los gastos de los «izquierdistas» diputados de la ALDF! Si esto es la izquierda, por favor, qué podríamos haber esperado de un eventual gobierno nacional de estos charros disfrazados de leguleyos que no llegan a ser ni aprendices de políticos. Su vulgaridad es tan grande como su ignorancia. Lamentablemente, diría López Portillo, son estos «los riesgos de la democracia». Pero todo esto tiene que llevar un costo político. Y ojalá, dentro de 5 años y medio, la gente del DF lo cobre.

EL OBSERVADOR 616-3

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule


LA VOZ DE LOS PASTORES
Servidores del Evangelio y testigos de la esperanza
Mensaje de los obispos al Pueblo de Dios

1.
Los Obispos de México saludamos con gozo pascual al pueblo de Dios y queremos compartirles nuestras esperanzas con la celebración de la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, a efectuarse el próximo mes de mayo, en Aparecida, Brasil.

2. Es claro que vivimos un cambio de época donde los valores que sustentan el modelo cultural vigente son cuestionados con diferentes argumentos y aparecen antivalores como opciones que se presentan al ciudadano sin alternativas y muchas veces violentando su libertad. Este cambio de época trae consecuencias negativas como la ambigüedad y confusión al presentar los valores del modelo cultural vigente, el abuso de la libertad personal que conduce al libertinaje, y el debilitamiento de las instituciones por el embate de la opinión pública. La responsabilidad actual de los cristianos es lograr que los valores del reino de Dios sean levadura en el proceso de gestación del cambio de época o nuevo modelo cultural.

3. Sin duda que muchos de los cambios que se han dado en numerosos órdenes de la sociedad civil y política han sido positivos y algunos dignos de elogio, como son los signos mas expresivos en favor de la democracia. Sabemos que la democracia no se agota en el proceso electoral. La Iglesia ofrece su colaboración en la conformación de un verdadero estado democrático mediante la promoción y defensa de la dignidad de la persona humana y sus derechos inviolables; en la defensa de la libertad fundamentada en la verdad y en el respeto mutuo.

4. A los jóvenes se les debe ofrecer una educación rica en conocimientos y principios que ordenen los valores hacia el desarrollo integral de su persona. Las mujeres son merecedoras «del mayor reconocimiento de la comunidad y de sus pastores… ellas han preservado y consolidado la institución familiar apoyadas en su fe en Jesucristo y el amor a la Iglesia, que han sabido transmitir a sus hijos» (Carta, No. 411). Los hermanos pobres «no son una minoría que deba tratarse bajo condiciones de excepción, sino la gran porción de nuestro pueblo que anhela y requiere condiciones dignas para su pleno desarrollo» (o.c. No. 415).

5. En el campo intraeclesial, queremos señalar la necesidad de «hacer de la Iglesia la casa y la escuela de la comunión» (NMI, No. 43) donde fieles laicos, consagrados, presbíteros y obispos se unan en estrechos vínculos de caridad y de acción, mediante una nueva evangelización. Es, además, nuestro deber impulsar la toma de conciencia de los fieles laicos acerca de su vocación específica como «hombres y mujeres de Iglesia en el corazón del mundo y hombres y mujeres del mundo en el corazón de la Iglesia».

6. El anuncio del Evangelio es una invitación constante a la conversión, una exigencia de toda la Iglesia —pastores y fieles—, que tiene su centro en la santa Eucaristía. La «iniciación cristiana» es un proceso de encuentro personal con Cristo. La fe recibida por tradición que sostenía a los católicos de antaño no es ya suficiente. Los miembros de la Iglesia deben saber dar razón de lo que esperan, de lo que aman y de lo que creen.

7. Los obispos, como pastores del Pueblo de Dios, compartimos nuestra preocupación sobre el tema de la vida y recordamos que una obligación primaria del Estado consiste en velar y defender el derecho natural de todo ser humano a la vida y a la integridad física desde la concepción hasta la muerte. Ningún hombre o mujer, profese la religión católica o no, debe apoyar las propuestas sociales o políticas que favorezcan acciones contra la vida como el aborto o la eutanasia. «Ninguna circunstancia, ninguna finalidad, ninguna ley del mundo podrá jamás hacer lícito un acto que es intrínsecamente ilícito» (Juan Pablo II, Evangelio de la Vida, 62).

Por los Obispos de México,

+ Carlos Aguiar Retes,
Obispo de Texcoco
y presidente de la CEM

+ José Leopoldo González González,
obispo Auxiliar de Guadalajara
y secretario general de la CEM

EL OBSERVADOR 616-4

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule


REPORTAJE
De los métodos de asesinar inocentes
Lo que no se atreven a decir los que promueven la despenalización del aborto

Succión o aspiración
.- Se hace entre la 6ta. y la 12va. semana. Se lleva a cabo introduciendo un tubo a través de la cérvix (la entrada del útero), el cual está conectado a un potente aspirador que destroza el cuerpo del bebé mientras lo extrae. Después, con este tubo o con una cureta (cuchillo curvo de acero) el abortista corta en pedazos la placenta separándola de las paredes del útero y la extrae. Una fuerte succión despedaza al bebé y lo deposita en un recipiente. El 85% de los abortos en los Estados Unidos se llevan a cabo por este método en el primer trimestre del embarazo.

Dilatación y curetaje (D y C).- Se utiliza a finales del primer trimestre o principios del segundo, cuando el bebé ya es demasiado grande para ser extraído por succión. Es similar a este último método, pero en vez de despedazar al bebé por aspiración, se utiliza una cureta o cuchillo, provisto de una cucharilla, con una punta afilada con la cual se va cortando al bebé en pedazos, con el fin de facilitar su extracción por el cuello de la matriz. Luego se sacan éstos pedazos con la ayuda de fórceps. Este procedimiento tiene más riesgos para la mujer que el método de succión.

Dilatación y evacuación (D y E).- Procedimiento muy común en EU en el segundo trimestre del embarazo (entre las 12 y las 20 semanas). El doctor Tony Levatino, quien lo ejecutaba, lo describe así: «El primer paso es remover la laminaria que se había colocado en la cérvix para dilatarla. Después se introduce una cánula para remover, mediante la succión, el líquido amniótico que rodea al bebé. Se agarra lo que se pueda alcanzar del cuerpo de la criatura, con un instrumento que es capaz de aplastar los tejidos. A las veinte semanas de gestación, el tejido del útero materno es muy fino y suave; hay que tener cuidado de no perforarlo. Poco tiempo después uno siente como que algo se ha desprendido y ve salir una pequeñita pierna de alrededor de 4 o 5 pulgadas de largo. Al volver a agarrar con el instrumento, se saca un bracito y del mismo modo se remueven la espina dorsal, los intestinos, el corazón, los pulmones, etc. Lo más difícil es extraer la cabeza, que ahora flota libremente en el útero. Se sabe en qué momento uno la agarra y el instrumento la aplasta, cuando sale una sustancia blanca, gelatinosa. Se trata del cerebro del bebé. Ahora ya se pueden sacar los pedazos del cráneo. Si usted está teniendo un día difícil, como yo a menudo lo tuve, quizás vea salir una carita que parece como si le estuviera mirando. ¡Felicitaciones! Acaba usted de practicar un aborto por dilatación y extracción. Ha reafirmado el derecho de ella a decidir y se ha ganado 600 dólares en sólo 15 minutos».

Histerotomía u operación cesárea.- Se realiza durante los últimos tres meses del embarazo. Consiste en realizar una cesárea, no con el objeto de salvar al bebé por nacer, sino para dejarlo morir o para matarlo directamente. Como se trata de una intervención quirúrgica mayor, tiene frecuentes complicaciones.

Nacimiento parcial: 20% aborto, 80% infanticidio.- Este horrible procedimiento se realiza durante el segundo o tercer trimestre del embarazo. El abortista introduce unos fórceps en el útero y, guiado por la ecografía, agarra los pies del bebé y tira de ellos hasta que la parte inferior de la cabecita está expuesta. Luego utiliza unas tijeras para abrir un agujero en la cabeza del bebé, a través del cual introduce un catéter para succionarle el cerebro. Una vez hecho esto, el cuerpo inerte del bebé es «evacuado».

Aborto por las prostaglandinas.- Consiste en el uso de un potente fármaco que se administra para provocar violentas contracciones en el útero con objeto de expulsar al bebé prematuramente y causarle la muerte. Sin embargo, a veces el bebé nace vivo, lo que el abortista considera como una «complicación».

Inyección salina.- Se utiliza solamente después de las 16 semanas. El líquido amniótico que protege al bebé se extrae, inyectándose en su lugar una solución salina concentrada. El bebé ingiere esta solución que le producirá la muerte 12 horas más tarde por envenenamiento, deshidratación, hemorragia del cerebro y de otros órganos y convulsiones. Esta solución salina produce dolorosas quemaduras graves en la piel del bebé. Unas horas más tarde, la madre comienza «el parto» y da a luz un bebé muerto o casi muerto.

La «regulación menstrual».- Una estrategia proabortista es la eufemísticamente llamada «regulación menstrual», «aspiración ginecológica» o «extracción menstrual». Todos estos términos engañosos significan lo mismo: el uso de aparatos abortivos de succión sin confirmar el embarazo para así burlar las leyes que prohiben el aborto en los países iberoamericanos. En efecto, para poder penalizar un aborto procurado, tiene que haber una prueba del embarazo. Pero si se lleva a cabo este procedimiento sin confirmar el embarazo, entonces no hay prueba segura de que se llevó a cabo un aborto. El Manual de planificación de la familia para médicos de la IPPF (IPPF Family Planning Handbook for Doctors) describe así este procedimiento: «La regulación menstrual se define comúnmente como la evacuación del contenido del útero de una mujer a quien se le ha retrasado su período menstrual 14 días o menos, que antes tuvo siempre períodos regulares y que ha estado en riesgo de concebir. Puede llevarse a cabo antes de la prueba de embarazo (...). Puede usarse con distintos fines: (1) curetaje diagnóstico o terapéutico; (2) tratamiento del aborto incompleto; (3) evacuación uterina antes de ligar las trompas, cuando la ligadura se realiza en la segunda mitad del ciclo menstrual y se quiere asegurar que la mujer no quede embarazada; y (4) evacuación uterina en caso de sospecha de embarazo»

Aborto químico en las primeras etapas del embarazo. - Es provocado con el auxilio, principalmente de dos fármacos: 1) Mifepristone (Mifeprex, la píldora RU 486). Bloquea la hormona progesterona. La progesterona es necesaria para el funcionamiento del recubrimiento de las paredes del útero, el cual provee oxígeno y nutrientes para el embrión. Sin la progesterona, las paredes del útero dejan de proveer oxígeno y nutrientes y el embrión muere. Este fármaco es eficaz solamente durante los primeros 49 días después de la concepción. 2) Misoprostol (Cytotec). Se utiliza para tratar úlceras en el estómago y el duodeno. El uso principal de este fármaco, en cuanto a practicar un aborto, es causar el sangrado en el útero y la expulsión del bebé ya muerto mediante el uso de Mifeprex. Todos los fármacos referidos pueden tener efectos secundarios que van desde la gravedad simple hasta la muerte.

La anticoncepción de emergencia.- El término «contracepción o anticoncepción de emergencia», indica un conjunto de prácticas puestas en acto para impedir un embarazo eventual no deseado, cuyo mecanismo de acción es el de contrarrestar el desarrollo del embrión humano, una vez que se ha llevado a cabo la fecundación.

Dado que no puede excluirse que el acto sexual haya tenido lugar varios días antes de la ovulación, la «contracepción de emergencia» puede actuar, a veces, bloqueando la ovulación, pero se trata, sobre todo, de una acción directa sobre el embrión, y por consiguiente de una práctica «abortiva».

El término «de emergencia» indica que tales prácticas se deben emplear en un tiempo inmediatamente posterior al acto sexual que se presume fecundante.

Resumido de www.vidahumana.org

EL OBSERVADOR 616-5

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule


HISTORIA PRESENTE
Ley hitleriana
Por Omar Árcega E.

Al leer estas líneas seguramente ya estará aprobada la despenalización del aborto en el DF. Desde ahora la sangre de los seres humanos más inocentes será derramada con autorización del Estado. Esto nos provoca algunas reflexiones:

1. Una minoría desechó un referéndum e impidió a los habitantes de la ciudad de México expresarse al respecto. Es curioso, los más vociferantes sobre los ideales democráticos son los primeros en traicionarlos; los sofistas de la democracia se negaron a practicarla.

2. Las leyes se hacen para salvaguardar el bien común, no para menoscabarlo. Esta disposición contribuye a destruir el respeto a la dignidad de la persona. Con ello la sociedad da un paso más a la deshumanización.

3. Las leyes se hacen para proteger a los individuos. Ésta, en cambio, es un permiso para asesinar a las personas más indefensas: los no nacidos. Es un duro golpe para la construcción de una conciencia social sobre los derechos humanos.

4. Los promotores de la cultura de la muerte y del relativismo moral se han anotado una victoria. Los perdedores somos la sociedad en su conjunto. Ahora están las apuestas abiertas para la eugenesia (no permitir el nacimiento de personas «defectuosas») y para poner por encima del valor de la vida cuestiones como la estética, la irresponsabilidad y una libertad mal entendida.

5. Los católicos debemos recuperar nuestro papel de luz del mundo, pregonar a tiempo y destiempo que el valor de toda vida humana es sagrado. Para ello nos debe quedar claro que se es humano desde el momento mismo de la concepción, pues allí hay un individuo con material genético propio, único e irrepetible; un ser que no es propiedad ni de la madre ni del padre, tiene su propia dignidad y no puede ser reducido a cosa.

6. La libertad es un valor y, como tal, sus frutos deben ser positivos. Cuando la libertad genera aspectos negativos estamos ante un libertinaje. El asesinar inocentes no puede ser fruto de la libertad.

Los hechos ya se consumaron en el DF. Estamos a tiempo de evitar que un error de esta envergadura se repita en otras entidades. Informemos y formemos nuestra conciencia para defender a los mas indefensos: los no nacidos.

EL OBSERVADOR 616-6

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule


FLOR DE HARINA
Humanismo inhumano
Por el P. Justo López Melús

Para el que ama, dice Evely, mil objeciones no llegan a formar una duda. Para el que no ama, mil pruebas no llegan a constituir una certeza. Y es que sólo se ve bien con el corazón: lo esencial resulta invisible para los ojos.

Por otra parte, afirma Altisent, el ateísmo suscita por lo menos tantas objeciones como la fe, más una: que es triste. El creyente tiene, además de esta vida, un suplemento de esperanza en otra, más completa. Si el creyente entiende bien su fe, tiene las alegrías posibles de esta vida, más el gozo anticipado de las de la otra. En cuanto a obstáculos del presente, también los sufre el ateo. La postura del ateo es, pues, inferior, desde el simple sentido común. El creyente, en igualdad de condiciones, tiene más imaginación, más vida y más esperanza.

El ateo dice que no cree en Dios. «Pero no puede presentar esto como algo positivo, como una conquista, como un progreso. Porque la vida sigue igual, con sus gozos y penas y luchas, y para el creyente hay un plus: la esperanza de otra vida mejor; y para el ateo, no. Para el que tiene ojos en la cara el ateísmo es una amputación, una substracción, una estafa. Pero no abundan los ojos en la cara».

Por eso «el drama del humanismo ateo» (De Lubac) es que si el hombre puede organizar la tierra sin Dios, entonces no la organiza más que contra el hombre. Por tanto, concluye Dostoiewski, el humanismo que excluye a Dios cae en la contradicción: es un humanismo inhumano. Así las cosas, el incrédulo merece nuestro respeto, pero también nuestra pena. Si no sé explicarle mi fe, podré decirle: ¡Qué le vamos a hacer! Pero a mí mismo me digo: ¡Qué tesoro!

EL OBSERVADOR 616-7

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule


EN LA ÓPTICA DE LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA
Pío XI (1922-1939): «el Papa de las revoluciones sociales» (2 de 3)
Por el Padre Umberto Marsich, m. x.

En defensa de la Iglesia en España, escribe la Dilectissima Nobis (1937); en contra de la persecución en Rusia y de la ideología del comunismo ateo, que define como «intrínsecamente perverso», la Divini Redemptoris (1937). En este mismo año escribe y da a conocer, con mucha prudencia, la encíclica Mit brennender Sorge, donde emotivamente se opone al neo paganismo de la ideología nacional socialista de Hitler. «La verdadera fe —se afirma en la encíclica— es en Dios y no en una organización de Estado; es en Cristo y no en una criatura como Hitler, y la inmortalidad verdadera es personal y no de un pueblo». En la encíclica Non abbiamo bisogno (1931) ya había hecho oír su voz contra los regímenes totalitarios que se afianzaban en Europa durante su pontificado. En esa ocasión protestó contra los atropellos del régimen fascista de Mussolini en Italia, culpable, incluso, de no haber respetado los acuerdos lateranenses de 1929.

La doctrina social

La encíclica de mayor trascendencia, por la cual Pío XI pasó a la historia y que enriqueció la Doctrina Social de la Iglesia fue, sin lugar a dudas, la Quadragesimo Anno (15 de mayo de 1931). Nació como respuesta a la grave crisis económica mundial del año 1929 y con el fin de celebrar los cuarenta años de la encíclica Rerum Novarum. Desde este momento en adelante, cada 10 años, habrá siempre un documento que celebrará tal aniversario.

En esta encíclica Pío XI intenta esbozar un proyecto doctrinal sobre materia económico-social denunciando valientemente la dura dictadura económica imperante del capitalismo liberal. Mientras la Rerum Novarum trataba de la condición de los obreros, la Quadragesimo Anno trata de la urgencia de restauración del orden social. Así comenta el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia: «El Papa, en la Quadragesimo Anno, relee el pasado a la luz de una situación económico-social en la que a la industrialización se había unido la expansión del poder de los grupos financieros, en el ámbito nacional e internacional. Era el período posbélico, en el que estaban afirmándose en Europa los regímenes totalitarios, mientras se exasperaba la lucha de clases. La encíclica advierte la falta a la libertad de asociación y confirma los principios de solidaridad y de colaboración para superar las antinomias sociales» (91). Para Pío XI eran sólo los grandes valores del cristianismo los que podían humanizar la sociedad, moralizar la economía y restaurar el orden social.

Después de haber evocado largamente los beneficios sociales debidos a la Rerum Novarum, Pío XI critica los errores del capitalismo y del socialismo; indica, en la «caridad social», el principio ético director de un nuevo orden sin confundirlo con las prácticas caritativas. Se trataría de un espíritu inédito y de una espiritualidad fundada no sólo sobre el Evangelio, sino también sobre el humanismo.

Complementando la «carta magna» del orden social que fue la Rerum Novarum, como principios importantes de esta encíclica quedan los siguientes:

La autoridad de la Iglesia en materia social y económica, o sea, el derecho de la Iglesia a juzgar, en el respeto de la competencia propia de las ciencias, el orden económico y social. El derecho de iluminar a los economistas para que relacionen lo económico con lo moral: «la economía posee un carácter igualmente social que moral».

La antropología personal, trascendente y social. De aquí se deduce que el socialismo religioso es un término contradictorio y que capitalismo liberal y cristianismo son irreconciliables, por exaltar aquél la libre concurrencia como ordenadora de la vida económica, y el exclusivo interés individual como su motor.

EL OBSERVADOR 616-8

horizontal rule

  [SUMARIO] [SIGUIENTE] [INICIO]

horizontal rule


DICCIONARIO DE AUTORES CATÓLICOS DE HABLA HISPANA
José Miguel Ibáñez Langlois (1936)
Por Sebastián Sánchez / Argentina


«Santo es aquél que se sabe pecador».
G.K. Chesterton

Sacerdote, poeta y filósofo chileno. Se recibió de periodista en la Universidad de Navarra y se doctoró en Filosofía en la de San Juan de Letrán y en Filosofía y Letras en la Universidad Complutense de Madrid. Fue ordenado sacerdote en 1960 y desde entonces pertenece a la Prelatura del Opus Dei.

Poco después de recibir el sacramento del Orden comenzó una intensa vida académica que descolló en universidades europeas e hispanoamericanas. Durante años formó parte de la Comisión Teológica Internacional y es miembro de número de la Academia de Ciencias Sociales, Políticas y Morales del Instituto de Chile.

Su vocación poética, inescindible de su ministerio sacerdotal, ha sido acompañada por una extensa labor como crítico literario. De ahí que desde los primeros años '60, el diario El Mercurio publique sus comentarios literarios, que han merecido el encomio de sus pares, independientemente de la filiación ideológica que ostenten.

Entre sus muchas obras destacan: El marxismo como teoría y como práctica (1964), El mundo pecador de Graham Greene (1967), Teología de la liberación y lucha de clases, Claves de la poesía contemporánea (1978), Introducción a la antropología filosófica (1978), Sobre el estructuralismo (1983), Doctrina Social de la Iglesia (1993) y su catecismo breve Jesucristo, luz del mundo (1993). En lo que respecta a su obra poética, podemos mencionar Poemas dogmáticos (1971), Futurologías (1980), Libro de la pasión y Oficio. Antología poética (2006).

Transcribimos hoy un fragmento de su Introducción a la antropología filosófica, en el que con magnífico verbo señala una verdad irrefutable: los errores modernos y contemporáneos acerca del sentido del hombre no son más que «verdades cristianas que se han vuelto locas», como egregiamente dijera Chesterton.

«A partir del advenimiento del Cristianismo pareciera que la conciencia humana ya no es susceptible de una exaltación más alta y profunda que ésta (….) los desarrollos ulteriores de la antropología, desde la ruptura del orden medieval hasta hoy, por muy 'heréticos' o excéntricos que parezcan en relación al mundo de la fe, son ampliamente tributarios de su origen cristiano, y sólo se entienden en profundidad como formas secularizadas del Cristianismo (…) la antropología, pues, ha seguido girando en torno a su eje helénico - cristiano, que contiene la experiencia y la sistematización antropológica más alta y diferenciada de la historia».

EL OBSERVADOR 616-9

horizontal rule

  [SUMARIO] [INICIO]

horizontal rule


INTIMIDADES –LOS JÓVENES NOS CUENTAN-
Sobre la exclusividad en el noviazgo
Por Yusi Cervantes Leyzaola

PREGUNTA
Mi novio y yo llevamos ya ocho meses de noviazgo. Últimamente hemos estado teniendo problemas y peleando mucho por motivos de carácter de los dos. Uno de los motivos de pelea es la exclusividad del noviazgo. Me refiero a que él considera que yo no debo salir con ningún hombre que no sea él; esto yo lo entiendo perfectamente, el problema está en que yo tengo a mi mejor amigo, que siempre ha sido una persona muy respetuosa y de valores. Le he comentado a mi novio que no me gustaría dejar de tener contacto con mi mejor amigo, en el sentido de que me gustaría esporádicamente coincidir con él en Misa para después platicar cómo ha estado y cómo le ha ido. Mi novio me dice que no importa si es Misa o un café o el cine, que la intención es la misma: estoy saliendo con él.

Por otro lado, también me dice que no lo salude de beso ni de abrazo. Yo entiendo que hay de abrazos a abrazos, y en realidad mi mejor amigo y yo, de 11 años de amistad que llevamos, pocas veces hemos tenido contacto físico, incluso en el saludo. También sé y entiendo que la fisiología del hombre es muy distinta a la de la mujer y que mientras una como mujer puede estar pensando en rosas rojas, el hombre puede estar pensando en otras cosas no muy agradables y de tentación sexual. Que es por esto que él no quiere que lo salude ni siquiera de abrazo ni de beso en la mejilla.


Mi novio todavía no conoce a mi mejor amigo, aunque ya se lo he mencionado en varias ocasiones; y aunque no se ha prestado la situación para que se conozcan, tampoco es que mi novio esté muy interesado en conocerlo. Por otro lado, otros amigos en común que tenemos y que le caen bien y me han saludado de abrazo, dice que le da gusto que me abracen pues sabe que sus intenciones son buenas.

También sé que si llegamos a casarnos las vistas con mi mejor amigo terminarían, pues sé que una vez que seamos esposos la exclusividad es total. Esto que le comento lo sé, pero no lo entiendo.

Es precisamente el motivo de mi consulta. Yo amo a mi novio y lo veo seriamente para formar con él una familia; pero sé que si tengo ahora estas dudas, que han terminado en altercados, disgustos y peleas fuertes entre nosotros, con el matrimonio no se van a acabar sino que se harán más grandes. Por favor, ayúdeme; sólo quiero entender.


RESPUESTA

La exclusividad en el matrimonio —y en su preparación: el noviazgo— se refiere precisamente a la relación de pareja entre los esposos. Nada más, y nada menos. No significa no poder tener amigos del otro sexo. Cómo vive cada quién esas amistades es un asunto que debe resolver cada pareja. Hay personas, por ejemplo, que no tienen inconveniente en que su pareja salga a tomar un café con su amigo o amiga, pero no están de acuerdo con que vayan al cine o a un bar. Otras parejas procuran que las antiguas amistades personales se conviertan en amistades de los dos. Cuando esto se logra, es enriquecedor para todos.

Los novios, y más tarde los esposos, necesitan hablar estos asuntos y ponerse de acuerdo en cómo deberá ser la relación de cada uno con sus amigos del otro sexo. También deberán hablar de cómo se sienten al respecto. El amigo o amiga pasa, naturalmente, a un segundo plano cuando se asume un compromiso de pareja, y hay que estar atentos a que esto efectivamente así sea.

Cuando se ama a una persona, se le acepta cómo es, con su personalidad, su familia, su historia y sus afectos. Tú tienes el privilegio de contar con un amigo desde hace mucho tiempo, eso es un regalo de la vida. ¿Con qué derecho tu novio quiere que renuncies a esa amistad? Si tuviera argumentos válidos, como conductas inadecuadas entre tú y tu amigo, o si para ti contara más el amigo que el novio, entonces sí tendrías que revisar qué pasa con esa amistad y tomar las decisiones pertinentes. Pero no es el caso. A mí me parece que la actitud de tu novio denota falta de respeto hacia ti. Él pretende decidir sobre tus sentimientos, tu conducta y tu conciencia, al menos en este punto, pero probablemente lo haga también respecto a otros asuntos. Percibo en tu novio, por lo que cuentas, a una persona insegura, posesiva y controladora. Quizá por eso tienen tantos conflictos. Habría que saber qué hay tras esa cuestión del carácter de los dos. Ninguno debe dominar al otro ni imponer lo que considera correcto por encima de la opinión del otro.

Efectivamente, los disgustos y peleas no acaban cuando los novios se casan, sino al contrario. Y, con demasiada frecuencia, quien da signos de ser posesivo y celoso en el noviazgo, lo es mucho más en el matrimonio, hasta verdaderamente ahogar emocionalmente a la pareja. Así que habla seriamente con tu novio, busquen ayuda, resuelvan esta situación. Y no tomes la decisión de casarte si no resuelven no sólo el asunto de este amigo en particular, sino el de la actitud posesiva de tu novio y cualquier otra, tuya o de él, que sea poco sana para la relación.

EL OBSERVADOR 616-10

horizontal rule

[SUMARIO] [INICIO]

horizontal rule


FIN

horizontal rule

 
De acuerdo con las normas internacionales de Propiedad Intelectual y Derechos de Autor, podrá reproducir parcial o totalmente la información, pero siempre citando nuestra fuente. La reproducción de los artículos y/o noticias firmados con Zenit.org-El Observador requieren permiso expreso de zenit.org
La publicación de algún artículo no implica compromiso. Los artículos firmados son responsabilidad del autor.
Los artículos publicados en esta Web son una selección de la edición impresa.
D.R. Clip Art de Querétaro, S. de R.L. de C.V. 1995-2006